jueves, 31 de diciembre de 2009

Feliz 2010

Como todos los años no cabe otra que el último post del año sea un gran ¡Feliz Año Nuevo!, para todos (y todas que diría aquel), la verdad es que la Navidad no me llama mucho y bueno en general me da un poco igual, sin embargo la Nochevieja si me gustan y las disfruto, supongo que será por aquello de que (en mi caso, vaya) aquí si nos juntamos todos.

En fin pues eso que el 2010 sea mejor en todos los aspectos que este 2009 que se nos va, y que a nivel “comiqueril” sigan podamos todos leer cosas tan interesantes como las que he habido este año, que creo, en general ha sido bastante bueno en ese aspecto.

Bueno nada más que me enrollo, feliz año a todos y muchas gracias por leerme.

miércoles, 30 de diciembre de 2009

Lo mejor de 2009 y II.

Segunda parte del top dedicado a mis lecturas más destacadas (siempre de novedades, claro, que este año me he releído Watchmen, DK o Born Again y no es plan) de este año 2009, un año bastante interesante en el que me ha costado bastante configurar la lista.



5.- Northlanders: Uno de los tebeos a los que más ganas le tenía este año y por una vez las expectativas no se han visto defraudadas; de nuevo bajo el sello Vertigo (y van…) y de la mano de Brian Wood creador de DMZ (otra gran serie que podría perfectamente estar aquí) y Davide Gianfelice tenemos un gran relato épico ambientado en plena era vikinga donde el destino y las raíces se muestran como un elemento configurador de la vida del protagonista por mucho que este, trate de huir de ellas.



4.- Scalped: Otra obra de Aaron en la lista, en este caso acompañado sobre todo por R.M Guéra que cada vez lo hace mejor; el genero negro siempre me ha gustado mucho y realmente esta obra (para mi, al menos de momento, la mejor de nueva hornada de series Vertigo), es un duro relato de genero negro sin concesiones, con personajes magníficamente construidos y una trama compleja que te deja con ganas de más; además pocos comics he visto que manejen tan bien los flashback y la dosificación de información, un tebeo cojonudo en suma.



3.- 100 Balas: El declive: Siempre he tenido una debilidad especial por este comic, desde la primera vez que lo leí supe que esta obra iba a encontrar en mi un lector entusiasta y la verdad es que pese a algún bajón temporal, la gran obra de Azzarello y Risso me ha apasionado de principio a fin. Poco puede decir en estas breves líneas que no se haya dicho ya sobre esta obra y es que 100 Balas es muchas cosas, pero ante todo un magnifico tebeo, con un final, que pese a ser un tanto precipitado en algunos aspecto, creo sinceramente que está a la altura de la obra.



2.- Los Muertos Vivientes: Creados para sufrir: En condiciones normales este tebeo estaría el primero pero claro los supers me gustan mucho y Morrison y Quitely son muy grandes, pero la verdad es que la sensación que me produjo este comic pocas veces la he tenido leyendo otras obras. Tras el relativo impase que habían supuesto los tres tomos anteriores tras los magníficos cuatro primeros, este octavo tomo recupera el pulso con fuerza ya que ha sido una sacudida tan brutal como cruel, una vuelta a la realidad en una serie negativista desde el principio, pero que aquí consigue hacer que se te salten las lagrimas, con un final tan desolador como lleno de potencial ante lo que está por venir.



1.-All Star Superman: Realmente el tebeo del año, por lo menos en dentro del tipo de comic que a mí más me gusta claro, una reivindicación del concepto clásico del superhéroe que va mucho más allá gracias a unos inspiradísimos Grant Morrison y (sobre todo) Frank Quitely que realizan un trabajo genial en todos los aspectos, probablemente estemos ante uno de los comics de superhéroes más poderosos e inteligentes de la década aunque por desgracia, su discurso parece haber ejercido poca influencia dentro del género, una autentica lastima por que sin duda este debería ser el camino.

Bueno pues esto es todo, me dejo fuera cosas la mar de interesantes (El Batman de Morrison, el de Gaiman, Magneto Testamento, DMZ, Big Guy o Puño de Hierro por poner algunos ejemplos), pero bueno había que elegir y esta ha sido mi elección.

lunes, 28 de diciembre de 2009

Lo mejor de 2009 y I

Como todos los años coincidiendo con la última semana de diciembre toca hacer una selección a lo mejor que yo he leído este año, siempre teniendo en cuenta que sea novedad del año y no algo editado antes que yo haya leído por primera vez este año, hoy toca el primero de los dos post dedicados al asunto con las posiciones 10 a 6.



10.- Y, The Last Man, cómos y porqués: Una de las series más importantes que ha dado Vertigo en la última década llego a su final en nuestro país a principios de este año con un tomo que viene a definir muy bien lo que fue una serie de tremendo potencial que sin embargo nunca termino de explotar, así y pese a todo, como a lo largo de toda la obra, el último tomo de Y, tiene algo que le hace destacar, además solo ya la belleza de su capítulo final hace que merezca estar aquí.



9.- Hellblazer de Ellis: Un guionista que parecía nacido para escribir el personaje (solo hay que repasar su obra para darse cuenta de la cantidad de versiones de Constantine que hay en ella) termino realizando un breve pero definitoria etapa en Hellbalzer debido a una polémica con DC por un número que esta no quiso publicar. O mucho me equivoco o creo que esta etapa es la primera vez que se publica en nuestro país, y la verdad es que pocas veces habremos leído un Constantine más quintaesencial que el que pergeño Ellis en poco más de diez números.



8.- El Otro Bando: Otra de Vertigo (y las que quedan) en el que por si alguien lo dudaba queda confirmado el inmenso talento de Jason Aaron (aquí contando con la brillante asistencia de Cameron Stewart) en un poderoso relato antibelicista plagado de influencias y de buen hacer, una obra que partiendo de algo tan clásico y a la vez tan interesantes como la contraposición de dos recién alistados en cada uno de los bandos de la Guerra del Vietnam termina obtenido resultados asombrosos.



7.- Incognito: La cosa daba para más, ya que la idea de partida es cojonuda, pero entre que suena a ya leído y que algunos de los aspectos más interesantes de los que se plantean en la obra apenas si son tocados, el comic no llega alcanzar el nivel de excelencia que roza en todo momento, aún así la solidez alcanzada por la pareja formado por Ed Brubaker a los guiones y Sean Philips a los lápices es digna de elogio. Un relato que mezcla con garra el más descarnado género negro con el mundo de los superpoderes para dar lugar a una serie a la que se le adivina un futuro esplendió, esperemos que no tarde demasiado en llegar.



6.-All Star Batman y Robin: Hay que ser muy valiente para ridiculizar la forma de hacer comics de los 90 teniendo como dibujante al icono de esa década, hay que ser valiente para atreverse a contar con ello una historia que no se resienta de tal lastre, hace falta ser valiente para integrar y dar coherencia a todo un universo batmaniaco propio iniciado Año Uno y de momento acabado en DK2; hace falta ser valiente y tener talento claro, y Miller de ambos anda muy sobrado; un comic lleno de garra, que convierte (como siempre) el exceso en virtud y que además esta dibujado de forma espectacular por Jim Lee que da lo que de él se espera, un comic en definitiva que demuestra que Miller sigue siendo grande, muy grande.

En fin, esto es todo por hoy, mañana (o pasado, vaya) la segunda parte con mis cinco favoritos del año.

domingo, 27 de diciembre de 2009

Revistando Superlòpez.

Uno de los símbolos más reconocibles del comic español, una obra que desde la inicial parodia de Superman fue adquiriendo personalidad propia hasta alcanzar cotas tales de calidad que le sitúan en el olimpo de los personajes inmortales, y a su creador, Jan, entre los más grandes artistas que ha dado el comic español.

Yo siempre fui de Superlòpez, tal vez por que empecé leyendo comics de superhéroes, tal vez por que simplemente me resultaban más atractivas sus historias, lo cierto es que el gran comic español de mi infancia no fue ni Zipi y Zape ni Mortadelo y Filemón, fue Superlòpez siempre fue Superlòpez, aún recuerdo el ansía con la que esperaba la llegada al quiosco de la segunda parte de “El supergrupo”, que parecía no llegar nunca o como la flipe en su momento con la “La Caja de Pandora” o como me reí con “La gran superproducción”, o como. . .

En fin que Superlòpez fue junto a los héroes en pijama del otro lado de Atlántico, Tintín y Asterix (estos últimos gracias a la biblioteca publica, entonces eran demasiado caros para mi escasa paga y hoy, hoy la verdad es que tal vez debería comprarlos, aunque claro debería comprar tantas cosas. . .), los comics que marcaron a fuego mi infancia y adolescencia, hasta que pase por esa fase que hemos pasado tantos en la que dejamos los comics, y entonces todos aquellos que no estaban encuadernados subieron en cajas al desván y un día hubo limpieza de desván. . . y vaya, cada vez que pienso lo tonto que fui me pongo malo.

En fin todo este rollo carroza-nostálgico viene por que hará cosa de un par de meses o tres me hice con nueve tomos de un coleccionable que saco en su día el periódico “El Mundo”, algo así como “Las mejores historietas del comic español”, que en su momento no hice por que para mi cuanto más lejos las huestes de Pedro J., mejor que mejor, en fin el tema es que andaba yo buscando el tomo de “Clásicos del Humor” de RBA dedicado a Superlòpez, cuando di con estos tomitos que a 3€ cada uno me permitirán disfrutar de ni más ni menos que 27 de las 54 historias que de momento tiene Superlòpez (cada tomo en formato Biblioteca Marvel pero en color recopila tres álbumes del personaje), desde luego un vistazo muy amplio a su trayectoria, así que no dude en pillarme todos.

Entre unas cosas y otras, no he empezado a leerlos hasta hace un par de semanas, pero este miércoles acabe con su lectura, metiendome así entre pecho y espalda los 27 tomos, ahí es nada; la verdad es que la selección realizada para el coleccionable es una pasada de los diez primeros álbumes del personaje solo falta el primero (“Las Aventuras de Superlòpez”) y luego incluye también “Los petisos carambanales” e “Infierno” que son dos autenticas maravillas, así que a lo largo de la colección se pueden leer las mejores historias de Superlòpez, tanto las realizadas con Efepe a los guiones (“El supergrupo”, “Todos contra uno y uno contra todos”), hasta las primeras realizadas ya en solitario por Jan (“Los alienígenas”, “El señor de los chupetes”, “La semana más larga”, “Los cabecicubos”, “La Caja de Pandora”, “La Gran superproducción” y “Al centro de la Tierra”), estos nueve primigenios álbumes, junto a los ya mencionados de “Los petisos....” e “Infierno”, alcanzan cotas de calidad elevadísimas, y en el caso de los primeros se mantienen hoy tan frescos como siempre, no defraudando en absoluto el maravilloso recuerdo que tenía de ellos.

La verdad es que me resulta difícil elegir entre de esos álbumes, ya que cada uno tiene su magia, los de Efepe funcionan a la perfección como excelente parodia superhéroica y todavía hoy resultan una lectura fresca y divertida, los primeros de Jan en solitario, mucho más pegados a la critica social y política (excepcional en este aspecto “Los cabecicubos”) que desde entonces condicionaría por completo al personaje, son brillantes hasta decir basta, destaca el despliegue de medios y conocimientos de “La Caja de Pandora”, algo que solo lograría igualar años más tarde en el no menos genial “Infierno”, el excelente humor en estado puro que es “La gran superproducción”, la genial recreación llena de mala leche de la obra de Tolkien en “El señor de los chupetes” o la aventura pura y dura de “El centro de la Tierra”, sea como sea estamos ante comics excelentes que merecen figurar en cualquier tebeoteca.

Pero claro, en una selección de 27 álbumes también se puede apreciar a las claras el bajonazo que de repente pego la serie, algo que se nota ya en “Cachabolik Blues Rock y El fantasma del museo del Prado” una critica un tanto absurda del fenómeno fan en el que Superlòpez funda su propia banda de rock, donde se empieza a ver uno de los problemas que más adelante lastrara la serie: el mensaje, la critica social, parece volverse más importante que la historia en si, y es que la sutilidad de “Los cabecicubos” parece quedar definitivamente atrás en obras tan mediocre como “En el país de los juegos, el tuerto es el rey...” o en la trilogía de Lady Araña, donde de paso se vuelven a mostrar mundos alienígenas en un recurso que se volverá común en la serie sin llegar nunca a la calidad de la excelente “Los alienígenas”, a esto se unen la sobreabundancia de álbumes viajeros (“Los cerditos de Comprodón” o "Periplo búlgaro") que parecen más un desfile de diapositivas de los viajes de Jan que otra cosa, lo cierto es que pese a destellos puntuales como “Inferno” (de 1996 y donde Jan parece recuperar la magia de sus inicios) , la serie parece haber perdido el rumbo desde finales de los 80.

Pese a todo, lo cierto es que Superlòpez forma ya parte del imaginario colectivo de la ficción española y es raro que alguien no lo conozca o no haya leído algo de él alguna vez, y eso tiene su merito, yo particularmente he disfrutado mucho con esta revisión que he podido hacer, pese al bajonazo de calidad de los últimos tomos, sin más os dejos unos interesantes enlaces sobre el personaje:

-Articulo de la Wikipedia sobre el personaje, la mar de chulo.


-Cachislamar, gran web sobre el personaje, muy, muy completa.

-Articulo de UTCON sobre la decadencia del personaje.

-Un corto de animación de hace unos añitos ya, absolutamente brillante.

viernes, 25 de diciembre de 2009

Incógnito, de Ed Brubaker y Sean Philips.

Nueva colaboración de una de las parejas creativas más interesantes del comic comercial actual y de nuevo amparado bajo el sello Icon de Marvel (donde también han publicado la excelente Criminal), que permite a los autores conservar los derechos sobre sus obras, amen de una amplia libertad creativa.

A estas alturas cada vez parece más claro que de la pareja formada por Ed Brubaker y Sean Philips es imposible que salga un mal comic, tal vez ni siquiera un comic mediocre, y es que este Incógnito, tiene ritmo, buenos diálogos, excelente caracterización de personajes, excepcional manejo narrativo y brillante dominio de los claroscuros. . .en fin todo lo necesario para estar ante un comic sobresaliente, y sin embargo hay algo que no termina de funcionar del todo.

Las desventuras de Zack Aniquilante, un antiguo supervillano acogido a un programa de protección de testigos (jugoso concepto en si mismo) y que incapaz de integrase en una vida normal asume muy a su pesar un papel heroico, recuerdan y mucho a las desventuras de Holden Carver en esa maravilla del comic mainstrean que es Sleeper, y es que aunque Brubaker trata de jugar al despiste dando la vuelta a la situación, lo cierto es que básicamente, la historia es la misma: un hombre al limite, obligado ya sea por las circunstancias, ya sea por su trabajo, a luchar del lado de quien hasta entonces había sido su enemigo para terminar descubriendo que el que antes había creído aliado, no le había dicho ni mucho menos toda la verdad, todo ello (contado con ritmo y concepción de la historia claramente noir aunque en este caso, según palabras del propio autor, buscando referentes comunes a la literatura pulp) le sirve a Brubaker para reflexionar sobre la identidad secreta como arma aprisionadora, el poder catarquico de la violencia, o la dificultad para un hombre como Zack que ha visto lo que ha visto y ha hecho lo que ha hecho, para adaptarse a una vida normal de currante de oficina.

Pese a todo la historia termina difiriendo en un punto con respecto a Sleeper, un punto que lo hace lo suficientemente atractiva como para esperar con ganas lo que venga a continuación, y es que en Incógnito al contrario que en Sleeper ambos bandos conocen el pasado de Zack, lo que sin duda condiciona todo y hace que las cosas sean muy distintas, ¿cómo encajara Zack en su nuevo mundo?, ¿será perseguido y odiado por los dos bandos o podrá al fin encontrar algo de paz haciendo aquello para lo que nació?, la futuras entregas de Incógnito se antojan como poco, interesantes y es que este tomo que recopila los seis primeros números USA apenas si es una presentación de entornos y personajes, aunque lo cierto es que de momento es todo lo que ha salido al otro lado del Atlántico.

Con estos mimbres y con el enorme oficio de dos autores que parecen haber nacido para contar este tipo de historias (ya sea genero negro “puro” ya sea genero negro mezclado con superpoderes), Incógnito se torna pese a todo en una de las lecturas más agradables y entretenidas de un año donde ha habido mucho y bueno que llevarse a la boca, y es que en el fondo, tanto en el cine como en los comics, a veces da igual que te cuenten una y otra vez la misma historia, lo importante es como se cuenta esa historia, y Brubaker y Philips la cuentan de maravilla, no saben hacerlo de otra manera.

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Avatar, el regreso de James Cameron.

Tras arrasar en todo el mundo con ese autentico fenómeno sociológico que fue Titanic, James Cameron regresa a la pantalla grande con un guión que ha esperado años para poder rodar, en busca de que la tecnología le permitirse hacer lo que quería hacer.

Hay muchas cosas que comentar de Avatar, muchas cosas que hacen de ella una película especial, y es que más allá de un ecologismo de baratillo, una crítica poco sutil al imperialismo, e incluso un cierto rechazo del multiculturalismo, que buscan dar a la película un cierto calado que haga de ella algo más que un mero entretenimiento revienta-taquillas, si Avatar destaca por algo es porque partiendo de una historia convencional, de un esquema que gusta incluso que funciona, pero que ya se ha visto mil veces en el cine (desde Un hombre llamado caballo, pasado por Bailando con lobos o El Ultimo Samurái llegando incluso a Pocahontas), Cameron consigue dar tal fuerza a la imágenes con que nos cuenta su historia, que Avatar se transforma de principio a fin en un glorioso espectáculo que solo puede ser disfrutado en toda su magnitud en el cine.

Y es que en Avatar la historia es casi lo de menos, si, es un guión solido, con todos los tópicos sobre el buen salvaje que enseña sus costumbres al malvado extranjero sin que por supuesto aprenda algo de las de este, es una historia clásica de buenos (en sincronía, aquí literalmente, con la naturaleza) y malos (movidos solo por su ambición), que sin embargo, y como decía antes, funciona en su epicidad y sencillez, sin embargo lo grande de Avatar lo encontramos en esos Na´vi tan prodigiosamente animados que parecen de carne y hueso, en esa naturaleza viva que te envuelve , que te rodea con su belleza, en esos vuelos espectaculares que te hacen sentir como si fueras tu el que estuviera volando, en esas batallas, crueles y épicas donde sientes como las cosas explotan, y todo además sin que (al menos en mi caso) el 3-D haya supuesto una diferencia real, y es que la película funciona con la misma fuerza con y sin 3-D aunque claro es más disfrutable con esta tecnología, reivindicando de paso el cine como un medio ante todo visual, algo tal vez más cercano a sus orígenes que no películas de guiones poderosos pero puestas en escena mediocres, y es que cada vez pienso más como mi colega Int que un buen guión nunca puede salvar una mala puesta en escena, mientras que esta puede hacer maravillas con un guion bastante convencional.

En definitiva, ver Avatar es algo especial, difícil de describir, la sensación de maravilla que envuelve en todo momento la película hace que sientas que estás viendo algo diferente, algo casi mágico y eso es muy difícil de lograr en un mundo tan cínico como el de hoy donde todos parecemos de vuelta de todo y donde la capacidad de maravilla parece haber quedado en el olvido, por suerte Cameron no la había olvidado, por suerte podemos ver Avatar para que nosotros tampoco la olvidemos.

domingo, 20 de diciembre de 2009

Actualización Comics Marvel Inéditos hasta 2004 XV

De nuevo el forero Chimov desde el foro de Universo Marvel proporciona interesantes datos para hacer la lista lo más completa posible, se han añadido bastantes cosas y se han quitado una cuantas, el tema quedaría así:

DEFENSORES

Doctor Strange Annual nº 1 (1976)

VARIOS

-Marvel Premiere 1 y 2 (Warlock)
-Marvel Premiere 37 (3-D Man)
-Marvel Premiere 38 (Weirdworld)
-Marvel Premiere 39 y 40 (Torpedo)
-Marvel Premiere 41 (Seeker 3000)
-Marvel Premiere 42 (Tigra)
-Marvel Premiere 43 (Paladin)
-Marvel Premiere 44 (Jack of Hearts)
-Marvel Premiere 45 y 46 (Man-Wolf)
-Marvel Premiere 49 (Halcón)
-Marvel Premiere 50 (Alice Cooper)
-Marvel Premiere 54 (Caleb Hammer)
-Marvel Premiere 55 (Hombre Maravilla)
-Marvel Premiere 56 (Dominic Fortune)
-Marvel Premiere 57 al 60 (Dr. Who)

-Howard the Duck 6 al 31 (1976, 31 números)
-Howard the Duck Annual 1 (1977)
-Howard the Duck 1 al 9 (1979, Magazine B/N, 9 números)
-Marvel Treasury Edition nº 12 (1976, Howard el pato)
-Devil Dinosaur nº 9 (1978, 9 números)
-2001: A space Odyssey 9 y 10 (1976, 10 números)
-Machine Man 13 al 19 (1978, 19 números)
-Super-Villain Team-Up nº 16 y 17 (Cráneo Rojo y Aborrecedor)
-Marvel Spotlight vol.2 5 (Dragon Lord)
-Marvel Spotlight vol.2 9 al 11 (Capitán Universo)

-Invaders Annual 1 (1977)
-Giant-Size Invaders 1 (6/75)
-Omega the Unknown 6 al 10 (1976, 10 números)
-Logan’s Run 1 al 7 (1977, 7 números. Adaptación película)
-Man from Atlantis 1 al 7 (1978, 7 números. Adaptación serie TV)

También se añaden los números 42 al 50 de Darkhawk que hasta ahora se habían dado por publicados, además de quitar comics dados por inéditos del Capi, los Defensores, Conan o Nick Furia, en fin la lista va quedando cada vez más completa y como siempre digo si alguien cree que se debe añadir o quitar algo hay están los cometarios a su disposición.

sábado, 19 de diciembre de 2009

Scalped, genero negro en estado puro.

Dos tomos se han publicado en nuestro país desde la ultima vez que hable por aquí de esta serie, dos tomos que recopilan los números 12 a 24 de la original USA y que terminan de confirmar a esta serie como la más destacada de la ultima hornada de series de Vertigo llegadas a nuestro país.

Si hay una serie que haya tomado el relevo a 100 Balas en Vertigo esta es sin duda Scalped, y es que al igual que aquella, Scalped en ante todo un duro relato de genero negro, con personajes extremos, traumatizados por su pasado y atrapados en situaciones limite sin apenas salida, al igual que en aquella los personajes construyen la historia y el desarrollo de la misma a veces queda en un segundo plano ante el desarrollo de los personajes y al igual que aquella cuenta con un dibujante regular que aleja los tópicos de un sello con obras bien escritas pero mal dibujadas; sin embargo aquí acaban las semejanzas, y es que Scalped no es una revisión posmoderna del género negro, no es revisión desde fuera y con una mirada un tanto cínica de sus claves, no, Scalped es un relato de genero negro puro mucho más cercano en ese aspecto al Criminal de Brubaker y Philips, obra de la que también se aleja por el contrario al no pretender ser un especie de manual de estilo del género, Aaron, parte de ahí para contar su propia historia, pero no le tiembla el pulso a romper convenciones y a jugar según sus propias reglas.

Los dos tomos objeto de este post, Madres muertas y La graba en tus tripas, sirven para profundizar aún más en los personajes principales , quedando la historia en un segundo plano y brillando con luz propia tanto Lincoln Cuervo Rojo, el gran jefe mafioso de la reserva de Prairie Rose, que a lo largo de estos dos tomos adquiere muchos más matices que al principio, al ser presentado como un tipo honorable que intenta hacer las cosas bien y que se ve forzado por los acontecimientos a recurrir a la violencia que siempre ha configurado su vida, un tipo que sabe mucho de perdidas y que en el fondo no puede perdonarse no haber estado ahí para el amor de su vida; como Dashiell Caballo Terco y Carol la hija de Lincoln, ambos envueltos en una relación autodestructiva en la que el sexo, el alcohol y las drogas sustituyen a la comunicación que los podría llevar a conseguir algo de paz, paz que se antoja imposible para dos personajes cuyas vidas han estado marcadas por el odio, las tragedias y las traiciones de los seres más queridos.

Aarón, apoyado sobre todo por R.M Guéra (que cada vez me recuerda más al primer Frank Miller), continua construyendo su historia manejado como poco los flashback que nos amplían el cada vez más oscuro panorama que configura Scalped como un crisol de personajes marcados por un destino que se adivina en el horizonte como cruel y sin escapatoria y es que como dice Ed Brubaker en la introducción de La grava en las tripas “el género negro es la entropía del orden social, nuestra inevitable decadencia, conoces de antemano el destino de los personajes por que es, eso. . . inevitable”.

Personajes torturados, decisiones equivocadas, madres y amores muertes, familias destrozadas, y una interesante trama que parte del tópico del policía infiltrado en una organización mafiosa para mostrarnos la imposibilidad de escapar a nuestra herencia, nuestras raíces y nuestro pasado que de una forma u otra condicionan nuestro futuro aunque queramos negarlo.

En fin, tal vez la mejor serie de Vertigo en el momento actual, y un comic que crece a medida que avanza hacía un final que se adivina trágico, sea como sea el viaje esta mereciendo muy mucho la pena.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

El Otro Bando de Jason Aaron y Cameron Stewart.

Miniserie que parecía maldita de tantas veces que se anuncio para luego no salir publicada, por fin Pda se decidió hace unos meses a recopilar los cinco números que la componen en uno de sus funcionales y prácticos tomos del sello Vertigo.

Ambientado en la guerra del Vietnam y muy influenciada por la literatura (no en vano Aaron es sobrino de Gus Hastford, autor de Un chaleco de acero, novela que inspiro La chaqueta metálica de Kubrick, en la que Hastford también participo en el guión), y el cine sobre este conflicto bélico; El otro bando, juega desde el principio a la contraposición entre dos reclutas (un norteamericano, un vietnamita) completamente opuestos en cuanto en mentalidad, motivación y forma de afrontar el conflicto, marcado muy claro el contraste entre invasor e invadido, y buscando las raíces de la derrota norteamericana en Vietnam.

A partir de este momento, el desarrollo de la guerra, el horror de la misma (el ambiente opresor de la selva, que como un ser vivo en sí mismo, es reflejado como un monstruo que lo devora todo), las muertes absurdas y los propios miedos y paranoias de ambos reclutas terminan acercándolos más de lo que en un principio cabría de esperar, hasta su encuentro definitivo en el campo de batalla.

Stewart, veterano ya en estas lides (lo hemos visto en otros comics de Vertigo como Seaguy o Blanco Humano) realiza aquí un magnífico trabajo, que remite tanto a los comics de horror de la EC (con esas visiones del recluta americano, donde los muertos se aparecen ante él y le acompañan durante toda sus experiencia vietnamita), como a películas como Apocalypse Now, consiguiendo recrear a la perfección ese ambiente represor y asfixiante al que me refería antes, y que tan necesario es para la historia que se está contando.

Por su parte Aaron construye los personajes a través de sus pensamientos, sus motivaciones, sus deseos y sus miedos, todos ellos opuestos entre sí, pero que al final, pese a todo, les termina llevando a un camino muy parecido, en un poderos relato antibelicista en el que los dos bandos no son tan distintos como pudiera parecer

Así, El otro bando, busca mostrar el horror de la guerra en su plenitud, además de profundizar en las razones psicológicas sobre el por qué de la derrota americana en Vietnam, para enfatizar finalmente que ahí abajo en la selva, en el campo de batalla, cuando llega la hora de matar o morir, los seres humanos, seamos de donde seamos, al final no somos tan distintos entre nosotros.

Un comic magnifico, una de la obras del año, que viene a confirmar a Jason Aaron como uno de los guionistas a seguir (al menos en sus trabajos personales, porque ni él puede hacer que me acerque al Punisher o al Motorista Fantasma), en el mainstrein americano actual.

lunes, 14 de diciembre de 2009

El Batman de Morrison.

Hace bien poquito que acaba de terminar en España la etapa de Grant Morrison en la serie regular de Batman, una etapa en 25 entregas (dos de las cuales se engloban en la saga “El Retorno de Ra´s Al Ghul”) que aprovechando el fin de semana he releído del tirón.

Viendo la etapa en su conjunto la verdad es que la labor de Morrison al frente del hombre murciélago adquiere otra dimensión, no porque Morrsion se haya dado también al decompressive y no maneje las grapas, ya que más bien es al contrario, si no porque la caótica edición de Pda (no sé hasta qué punto condicionada o no por retrasos en los USA, pero en todo caso la edición de R.I.P en tomo es de vergüenza ajena) impedía un mínimo de continuidad cuando pasaban meses y meses entre una entrega y otra.

En fin que leído en su conjunto la etapa de Morrison está a la altura de sus trabajos más mainstream en otras series regulares como puedan ser JLA o X-Men, ya que al igual que en estas, Morrison partiendo de las claves del personaje consigue hacer un trabajo personal, distinto, imaginativo, lleno de ideas arriesgadas que son afrontadas con valentía y resueltas con brillantez.

Ya desde la primera saga Morrison muestra a las claras el punto de vista que pretende dar a su etapa, punto de vista que pasa por una profundización en la continuidad del personaje, con un intento de integrar los 70 años de historia del mismo (con los continuos cambios de enfoque que además ha tenido) en la continuidad actual de un Batman que se supone lleva unos 15 años de carrera.

Para ello en su primero saga inserta en continuidad la excelente novela gráfica, Son of Demon de Mike W. Barr y Jerry Bingham, donde Batman y Talia tenían un hijo que el primero no llegaría a conocer, Morrison recupera a ese hijo en forma de un preadolescente, adicto a la violencia, irrespetuoso y con una particular obsesión con Robin, la saga que busca también recuperar el enfoque (no para el personaje, pero si para su entorno) más camp, nos presenta unos Manbats ninjas al servicio de Talia Al Ghul, delirante.

Aventura en estado puro y desbordante imaginación son las señas de identidad de estos primeros números dibujados por un magnifico Andy Kubert que pese a ser el teórico dibujante regular de la serie apenas si dibujará 7 de las 25 entregas, con todo esta saga ya tiene las primeras pistas que llevaran a R.I.P.

A partir de aquí, Morrison continua indagando en el pasado de Batman, retorciendo y dando una terrorífica significación a aventuras en principio inocentes, así recupera El Club de los Héroes, un club internacional de admiradores de Batman, que en manos de Morrison y en una magnifica saga dibujada por el gran John H. Willians III, adquieren un significado y una fuerza apenas imaginable en el concepto inicial y que contara además con su propia Club de Villanos; el guionista escoces recuperara también otra historia olvidada sobre tres policías que harían sido entrenados para sustituir a Batman si este moría y que aquí se mostraran como algo diferente, muy, muy diferente, crea conceptos tan geniales como el de Los Archivos Negros (casos que ni siquiera Batman ha sido capaz de explicar, relacionados con extraterrestres, vampiros etc), da su particular visión del Joker (que según Morrsion se reinventa a si mismo cada x tiempo cambiando de personalidad como una serpiente de piel), da carta de naturaleza al año que Batman paso “exiliado” tras las Crisis Infinitas, haciendo especial hincapié en el Thorgal, un ritual de meditación suprema, por el que durante 49 días Batman estuvo totalmente aislado del mundo con el fin de probar la experiencia más próxima a la muerte durante la vida en su afán por estar preparado contra toda contingencia, o teje una gran conspiración para acabar con Batman a todos los niveles liderada por una misteriosa y al parecer todopoderosa organización: El Guante Negro.

Todo esto conduce a Batman: R.I.P, el épico colofón a la etapa de Morrison al frente de la colección, dibujada por un mediocre pero efectivo Tony S. Daniel, R.I.P como culminación de todo proceso, resulta épica, espectacular, grandiosa; el mal más puro enfrentándose al bien más puro: Batman contra el Guante Negro, Morrison nos muestra un Batman sometido a una ordalía física y mental casi insuperable, una ordalía de la que solo alguien preparado para todo, para absolutamente todo podría salir victorioso; así el Batman de Morrison, como lo era el de Miller, solo que a otro nivel, aparece como una fuerza de la naturaleza incontenible, ingobernable, casi invencible, capaz de estar preparado para cosas que nadie salvo quizá el mismo, podrían hacer (con soluciones geniales, como una personalidad de emergencia a la que recurrir en caso de extrema necesidad), el final de R.I.P es magnífico a todos los niveles, solo oscurecido quizá por la presencia de Crisis Final, amenaza de tal calibre, y en la que Batman juega un papel tan importante, que quizá reste un poco de dramatismo a R.I.P.

Aún así una brillante y definitoria etapa de un icono que en manos de Morrison ha visto integrado 70 años de historias sin que la cosa no solo no moleste, si no que al contrario resulte fascínate.

sábado, 12 de diciembre de 2009

Frank Miller y Gotthad.

Bueno nuevo video musical “sincytinesco”, en este caso gracias a Hellpop, la canción esta bastante mejor que la de Melendi la verdad, aunque el video es algo peor, pero vaya, resulta curioso comprobar la influencia de Miller en diversos medidos.



Fuente: Youtube

Top Ángel: mis diez favoritos.

La verdad es que cuando inicie el blog tenía intención de escribir mucho más sobre Buffy y Angel, sin embargo entre unas cosas y otras la cosa ha quedado bastante floja, pero bueno dado que hace un tiempo hice un post sobre mis capítulos favoritos de Buffy creo que es de justicia hacer otro de Ángel.

No te desvanezcas 5x22: La última temporada hubo de cerrarse de forma un tanto precipitada por una cancelación no prevista, eso hace que pese a su indudable calidad (normal estando Spike de por medio), la cosa quede un poco deslavazada, pero el último capitulo. . ., el último capitulo es simplemente majestuoso, ya solo por la muerte de Wesley (emotiva y conmovedora como pocas) merecería estar aquí, pero es que además el episodio es épico, lleno de fuerza, emocionante de principio a fin, la enormidad de la amenaza a la que se enfrentan Angel y compañía, su aura de imbencibilidad, el destino que se adivina como trágico, ese final a lo Dos hombres y un destino, magnifico es poco.

Destino 5x08: Spike ha llegado a la ciudad y como siempre lo ha echo arrasando, no sabe hacerlo de otra manera, Angel era el elegido, el vampiro con alma que podía alcanzar la redención definitiva, ¿o no?, Spike también tiene alma, además el se la ha ganado, el fue a buscarla por amor, no se la dieron como maldición por sus pecados, la lucha era inevitable, ¡y que lucha!, un combate espectacular, largo igualado, violento. . . el resultado era inevitable, Spike es demasiado grande, una fuerza de la naturaleza casi incontenible, no en vano estamos ante el mejor personaje del buffyverso.

Ciudad de los Angeles 1x01: “Todo empezó con una chica. . .”, pocas veces en solo episodio se contaron tantas cosas, una presentación magnifica de la serie, su entorno, sus secundarios, su enfoque: La serie se reinventaría a si misma varias veces a lo largo de sus cinco temporadas, pero la presentación, el episodio que lo empezó todo solo pude calificarse de soberbio.

Santuario 1x19: Faith la cazadora oscura, aquella que cayo victima de su poder, la que no pudo hacer aquello que se supone que se debe hacer ¿esta Faith más allá de toda redención? Solo Angel tiene la respuesta, y es que el vampiro con alma sabe mucho de lados oscuros y de redención. El episodio que lo tiene todo, gran caracterización de personajes, impresionante transfondo, situaciones limite, combates épicos. . . sensación de maravilla en estado puro.

Reunión 2x10: Wolfram & Hart llevan jugando con fuego demasiado tiempo, han destrozado la vida de Angel, han acabado con la última oportunidad de Darla, han traído maldad sin fin, a la hora de la verdad sus propias maquinaciones se vuelven contra ellos, pero Angel les salvara, no puede consentir que Drusilla y Darla acaben con ellos, los héroes no hacen eso ¿no?, llevado al límite, al borde del colapso mental y físico, Angel cierra la puerta de la habitación donde los abogados se encantaban dejándolos encerrados con Darla y Drusilla, Angel demuestra que su lado oscuro no esta solo en Angelus, el descenso a los infiernos ha empezado.

En las profundidades 4x01: El camino al infierno esta sembrado de buenas intenciones, Wesley tan inteligente y capaz como inocente y manipulable creyó en una antigua profecía según la cual Angel iba a matar a su propio hijo, se equivoco, pero no puedo rectificar a tiempo, separo a padre e hijo y sembró el odio en el corazón de su antaño amigo; Wesley deberá huir, pero regresará y cuado lo haga será muy, muy distinto a como lo era antes, y solo él tendrá los recursos, la fuerza y el valor para salvar al vampiro que juro matarle si le volvía a ver, que grande es esta serie pos Diso, que grande.

La Prueba 2x09: Darla murió en los primeros episodios de Buffy, pero Wolfram & Hart tenía otros planes, planes que pasaban por volverla a la vida, planes que pasaban por que la creadora de Angel, regresase para corromperlo definitivamente, con lo que no contaban era con que volviese como humana, Angel tenía la posibilidad de salvarla, debía creer en ello. . .hasta que llego Drusilla y toda esperanza se acabo. Una de las más impactantes apariciones finales que he visto jamás.

De nada 5x12 (episodio 100): Cuando creía que el amor había quedado atrás con Buffy, Angel encontró a Cordelia, la relación primero de leve amistad, luego de sincero respeto pasaría a ser algo más, como no podía ser de otra forma las cosas se complicaron, y Cordelia quedo en coma, en la quinta temporada regreso, ¿pero fue ella de verdad?, un episodio lleno de tristeza, poético como pocos y una despedida a la altura de un personaje que se merecía algo así.

Héroe 1x09: En tan solo 8 episodios, Doyle se gano el corazón de todos, este medio demonio, simpático, socarrón, inteligente y lleno de recursos, era el contrapunto perfecto para el estoicismo de Angel, y junto a este y Cordelia formaban un grupo que parecía invencible, pero llego la hora en que Angel debía sacrificar su vida para salvar la de muchos, Doyle sabía quien era Angel, sabía que él era más importante para el mundo, sabía que podía marcar una diferencia como Doyle nunca podría. . . y decidió sacrificarse en su lugar. Brutal, simplemente brutal.

Orfeo 4x15: Que los villanos “molan” más que los héroes es moneda común en la ficción, pero es que lo de Angelus es increíble, malo hasta la medula, manipulador, vengativo y capaz de dar al vuelta a cualquier situación sus apariciones tanto aquí como en Buffy solo pueden calificarse de gloriosas., en esta ocasión será Fatith quien tendrá que salvar a Angel de si mismo, no será fácil, nunca lo es, no sería tan genial si lo fuera.

Bueno pues este es mi top (los he puesto sin orden concreto, ya que depende del día este variaría), la verdad es que lo he escrito un poco “desde el corazón” por así decirlo (en principio iba a poner cinco episodios, pero empecé a escribir y ....), hace ya un tiempo que no reviso la serie (tengo que solucionar eso), y es posible que se me haya quedado algo fuera, pero lo cierto es que estos episodios están llenos de magia, de fuerza. . .en definitiva; de lo mejor del buffyverso.

miércoles, 9 de diciembre de 2009

Olg Man Logan, de homenaje en homenaje.

Mark Millar, el amo de lo “cool” en esta Marvel tan oscura y violenta de hoy en día se une de nuevo con uno de sus compinches habituales (Steve McNiven coautor de la infame Civil War), para contarnos una historia crepuscular de un Lobezno envejecido, en un comic que es ante todo una amalgama de influencias.

Planteada casi desde el principio como una road movie al más puro estilo Easy Rider, desarrollada con una clara influencia de esa obra maestra del cine que es Sin Perdón, con un planteamiento y enfoque muy cercado al Dark Knight de Miller, y con una estética claramente deudora del Western más clásico, Mark Millar nos cuenta una historia de un Lobezno crepuscular, en mundo dominado por los villanos en el que Logan lleva décadas sin sacar las garras (y por lo tanto negándose a si mismo como Bruce Wayne en DK), en esos años ha formado una familia y trata de alejarse de sus oscuro y violento pasado (como Eastwood en Sin Perdón), todo se tuerce cuando es incapaz de pagar la renta del mes al tiránico Hulk y su familia, lo que supone una clara amenaza para su nueva vida, entonces Ojo de Halcón le hace una oferta que no puede rechazar, dinero fácil a cambio de acompañarle en su viaje a la otra punta del país para entregar un paquete cuyo contenido, Logan ni conoce, ni quiere conocer, se inicia entonces un peregrinaje a lo largo y ancho de los USA, peregrinaje en el que los personajes profundizaran en el conocimiento sobre su país y sobre si mismos, (aquí tenemos la road movie vaya).

Entre tanto homenaje, Millar a veces se olvida que tiene que contar una historia en 8 entregas, que se hacen insoportablemente lentas (y pensar que este hombre llego a dominar a la grapa como pocos. . .), mientras que nos presentan un mundo al borde de la destrucción y en manos de los villanos que parece ser que por fin se pusieron de acuerdo y se cargaron a casi todos los héroes. además de repartirse los USA (del resto del mundo no se sabe nada) sin despellejarse entre ellos,.algo que por supuesto Millar no se molesta en explicar como se produjo realmente, no sea que la base sobre la que se asienta su historia se derrumbe cual castillo de naipes, pese a todo la historia tiene momentos impactantes (pero tramposo, claro) como la explicación al por que Logan no había sacado las garras en tanto tiempo o el combate con Cráneo Rojo, la conclusión tan escatológica como esperable y absurda (¿para este viaje hacían falta tantas alforjas?), permite una puerta abierta a una secuela que de momento se va a hacer esperar, tampoco pasa nada por ello, la verdad.

Por su parte McNiven, pues un poco como Millar, espectacular, aunque vació, se le nota a gusto en una historia hecha a su medida y en la que si no se profundiza demasiado, visualmente es llamativa y por momentos impactantes, sin embargo el continuo abuso de las splash-page y los primeros planos, muestra las limitaciones del un McNiven a años luz de los auténticos dominadores del “comic-espectáculo” como Jim Lee o Andy Kubert.

En fin, Old Man Logan viene a confirmar a Mark Millar como el Michael Bay de los comics, un autor de exitosos blockbusters con cierto aire de pretenciosidad aunque vacuos en fondo y forma, que sin embargo están llenos de espectacularidad y fuegos de artificio (y afán por romper cosas que ambos deberían hacerse mirar), además de contar un marcado estilo propio que lo hace claramente distinguible en el mar de mediocridad que a veces rodea este género; Old Man Logan esta lejos, muy, muy lejos de ser el Dark Knight de Lobezno (tanto como lo esta Wanted de ser el Watchmen de los villanos”, frases made in Millar, sin duda su principal y más entusiasta publicista), pero el comic es por lo menos divertido, poco más esperaba por otra parte.

martes, 8 de diciembre de 2009

Melendi y Frank Miller.

Me pasa Int un correo con un video de Melendi que desconocía, no es que me entusiasme el artista, pero vaya me parece curioso y muy bien conseguido el homenaje a Sin City.



Fuente del video: Los 40.com

lunes, 7 de diciembre de 2009

Magneto: Testamento, el origen de Magneto.

Enmarcado en la nueva Marvel Knights (miniseries o proyectos especiales de momentos claves de los personajes más icónicos de la casa que pueden entrar o no en continuidad) nos llega de la mano de Greg Pak (Hulk) y Carmine Di Giandomenico (Battlin`Jack Murdock) el relato de los años que marcaron para siempre la vida de uno de los personajes más carismáticos de Marvel: Magneto.

Que Magneto es uno de los mejores personajes que tiene Marvel no cabe duda, que solo Chris Claremont y en menor medida Alan Davis han sabido tratarlo con justicia se antoja también como indiscutible, concebido inicialmente como villano principal de los X-Men por Stan Lee y Jack Kirby, por mucho que hoy se hable del conflicto ideológico ya presente en esos comics, lo cierto es que hasta la llegada de Claremont, Magneto sería poco más que villano de opereta con un diseño magnifico.

Sin embargo cuando el patriarca mutante puso sus manos en el que había sido enemigo principal de los X-Men todo cambio, Magneto adquirió una fuerza y una profundidad raras veces vista, y su conflicto con Xavier adquirió verdaderos matices, mostrando por que Magneto podía ser seguido como un autentico Mesías mutante.

Superviviente del campo de exterminio nazi de Auschwitz, Magneto, había visto lo bajo que podía ver caer la humanidad, había visto el intento sistemático de eliminación de razas enteras, lo había sentido en sus carnes, no era algo que podía pasar, era algo que ya había pasado, y no estaba dispuesto a permitir que volviera a pasar, su carácter se había forjado en una de las mayores tragedias de la historia de la humanidad, una tragedia que la pasividad primero y el miedo después habían impedido combatir, Magneto no sería pasivo, Magneto no tendría miedo, los mutantes no iban a ser exterminados y si para ello habría de arrasar a la humanidad entera, lo haría muy a su pesar.

Enfocado desde este punto de vista, el eterno conflicto entre Magneto y Xavier adquiría nuevas dimensiones, Magneto quería creer en la convivencia pacifica, quería creer en Xavier, pero no podía, el pasado condicionaba su visón del presente y sus ideas para el futuro y los hechos, con una creciente paranoia antimutante no hacía más que confirmar sus perores sensaciones, por su parte Xavier sabía que Magnus era especial, sabía que era un líder nato, alguien que podría ser clave tanto para lograr su sueño como para hundirlo, con estos elementos en juego, su inicial amistad no podía durar, sus métodos, sus historias, sus pasados eran demasiado distintos, Magnus veía en Xavier otro Chamberlain cuya estrategia contemporizadora solo hacía que dar alas a sus enemigos, por su parte Xavier culpaba a Magneto de incrementar el odio, la histeria antimutante con sus acciones; el conflicto era pues, inevitable.

Hete que aquí que con semejante potencial detrás, y ante el éxito de la franquicia cinematográfica de los X-Men, uno de los rumores que en su momento sonó con más fuerza fue el de la posibilidad de que Magneto protagonizase una película donde entre otras cosas se narraría su estancia en Auschwitz y como consiguió sobrevivir, esto nunca se había contado directamente en el comic, y al igual que sucedió en su momento con Lobezno: Origin, Marvel decidió anticiparse y no dejar que fuera el cine quien primero contase la historia, y así nació la miniserie de cinco números, Magneto: Testamento.

Guionizada por Greg Pak un guionista más que competente que en su trabajo para la Casa de las Ideas apenas si ha metido la pata en X-Men: La Canción final de Fénix y su secuela, siendo su labor en Hulk o en Hércules trabajos ampliamente reconocidos dentro del género, y dibujado por Carmine Di Giandomenico artista detrás del argumento y los lápices de la excelente Battlin`Jack Murdock; Magneto: Testamento es probablemente el proyecto más cuidado y de mayor calidad que de Marvel hemos podido ver este año.

El comic, totalmente atípico dentro de lo que uno espera en la continuidad oficial de la casa, narra como un joven Max Eisenhardt (verdadero nombre de Magneto) consigue sobrevivir al horror nazi y salvar la vida de Magda, futura esposa y madre de sus hijos, relación cuyo trágico destino (descrito por Claremont y Bolton en uno de los mejores complementos de Classic X-Men), terminaría de configurar el carácter del personaje.

La historia, en la que los poderes de Magneto apenas si asoman levemente en una única pero impactante viñeta, es ante todo una historia de supervivencia (“tienes que sobrevivir, eso es lo único que importa”, le dice Max a Magda más de una vez) una historia de la imposibilidad de afrontar el más absoluto de los horrores y de cómo el hombre es capaz de hacer algo así a sus semejantes, además el comic permite comprender aún mejor la configuración del carácter de Magneto, su papel como sonderkommando (que es lo que realmente le permite sobrevivir tanto tiempo) en el campo del horror por excelencia del nazismo, la rabia, incontenible de no poder hacer nada que pueda marcar realmente una diferencia (“he visto al menos un cuarto de millón de seres humanos muertos con mis propios ojos. . . y no he podido salvar a ni uno solo”), le llevarán a ser tan proactivo cuando tenga el poder suficiente para ser el mismo esa diferencia.

El comic tiene además el valor de la intensa investigación histórica llevada a cabo por sus autores, muy preocupados por ser lo más fieles posibles en su relato a aquello que sucedió durante la época más oscura de la historia reciente de la humanidad. En definitiva pues, estamos ante una historia demoledora, triste, impactante, que consigue conmover e indignar, aunque bien es cierto que en su afán historicista, le falta en ocasiones algo de pasión para llegar realmente a tocar el alma del lector, algo que esta cerca de conseguir en varias ocasiones pero que nunca llega hacerlo, pese a todo un comic brillante, de entre lo mejor que se ha publicado en la antigua Casa de la Ideas no solo este año, si no casi en toda la década; un comic que merecía ser escrito, un comic que merece ser leído.

domingo, 6 de diciembre de 2009

The Wire a través de sus personajes II.

Ultimo post dedicado a esta magnifica serie en este caso centrado en otros cinco personajes de mi interés, como dije la última vez, estamos ante una serie coral llena de múltiples y muy interesantes personajes, pero estos diez que he elegido son por diferentes motivos los que más me interesan.



Marlo Stanfield: Interpretado por Jaime Hector, Marlo es un brutal y sangriento mafioso, apenas capaz de mostrar lealtad a sus seguidores y aliados, Marlo será el representante de las nuevas generaciones del crimen en la cuidad de Baltimore, unas generaciones que harán echar muy mucho de menos a los Barksdale, Bell y compañía, lejos del cierto “sentido del honor” que en alguna medida tenían aquellos, Marlo estará dispuesto a todo en su particular y meteórica escalada al poder, su salvajismo le hará pronto acreedor de la atención de McNulty que primero lo había despreciado como matón de poca monta, desencadenando así los acontecimientos que definen la quinta temporada, la última aparición de Marlo en esta, define a la perfección lo que este es en realidad: una bestia salvaje que no puede ser contenida.



Cedric Daniels: Líder y voz de la razón en el grupo de investigaciones especiales de McNulty, Daniels (interpretado por Lance Roddick, visto brevemente en Perdidos o de manera ya más habitual en Fringe), busca en cierta forma redimirse de un oscuro pasado en narcóticos tratando ahora si, de hacer las cosas bien. Enfrentado en no pocas ocasiones con McNulty quien muchas veces le ve más como enemigo que no como el único aliado con el poder suficiente como para impedir su empapelamiento, Daniels, es un policía de los pies a la cabeza que se debate entre sus legitimas ambiciones dentro del cuerpo y su sentido del deber y la lealtad para con sus hombres. Más allá de su pasado, Daniels es un policía integro y uno de los personajes más carismáticos de la serie.



Thomas “Tommy” Carcetti: El concejal blanco que quería ser alcalde en una ciudad negra, el hombre que vio los problemas reales de la ciudad y que quería ayudar de verdad, el hombre que quería que la policía, tal vez por primera vez en la historia, pudiera hacer trabajo policial de verdad. A Thomas Carcetti (gran actuación de Aidan Gillen) le importaba de verdad su ciudad, por desgracia había algo que le importara aún más: su propia carrera política, y es que Carcetti más allá de sus buenas intenciones o palabras es un político de pura cepa, un hombre que quería primero ser alcalde, luego gobernador y luego ¿quién sabe?, y para ello no iba a dejar que unas simples promesas se interpusieran en su camino.



D`Angelo Barksdale: La familia marca, y cuando eres el sobrino del principal jefe mafioso de Baltimore oeste y tu madre es una de sus lugartenientes claves, la familia marca más aún. D`Angelo (con un gran Larry Gilliard Jr. detrás), disfrutaba de la buena vida que implicaba tener tanto poder, pero pronto empezó a comprender lo que ese poder significaba: vidas destruidas, asesinatos de inocentes y la violencia como modo de vida, D`Angelo quiso salir, y como suele pasar en The Wire con aquellos que no aceptan su rol, termino pagando las consecuencias. Una de las historias más tristes de la serie y una muestra más de lo inevitable del destino que a veces otros eligen por nosotros.



Bubbles: The Wire concede poca margen para la esperanza, pero tal vez Bubbles (gran papel de Andre Royo) sea el símbolo más claro de la misma, y es que a veces, pocas, pero a veces, en The Wire los personajes consiguen salir del camino marcado, consiguen ir más allá de lo que se pensaba que se podían ir, y consiguen salir del circulo vicioso en el que están metidos. Drogadicto y confidente clave de la policía, Bubbles es plenamente consciente de su situación, sin embargo solo una brutal y desgarradora tragedia personal le hará buscar una salida que ya antes le pareció imposible. Como decía, Bubbles simboliza la esperanza en The Wire, algo tan escaso en la serie que merece la pena ser recordado.

viernes, 4 de diciembre de 2009

Madman, locura, maravillosa locura.

Entre la multitud de malas noticias salidas de la última entrevista a Hernando una de la peores fue la constatación del escaso éxito de Madman, serie de la que parece se van a sacar los tres tomos anunciados en principio sin más, una autentica lástima.

En otro contexto, con un mercado menos saturado, en el que la vorágine de novedades mensuales no amenace continuamente con engullirlo todo, tal vez una obra del calado y la calidad de Madman pudiera tener un recorrido mayor, hoy solo podemos lamentar que un comic así tenga tan poca acogida en España, aunque bien es cierto que ni Madman, ni Mike Allred son siempre fáciles de seguir, aunque desde luego lo que si son, es estimulantes.

Presentar una obra como Madman es cuando menos complejo, si, se podía decir que Madman es la historia de la vuelta a la vida del antiguo criminal Frank Einstein (toma nombrecito, sencillamente genial), traído a la vida por los científicos Egon Boiffard y Gillespie Flem, Frank regresara del más allá sin recuerdos de su vida anterior y con ciertos poderes especiales, pero claro Madman es más, mucho más.

Y es que a partir de ese momento Allred (dibujante de esa maravilla de lo pop que es X-Force/X-Statix) usa Madman como su campo de pruebas para reflexionar sobre la propia identidad, la existencia de Dios, la posibilidad de escapar del pasado y empezar de nuevo o el amor, todo ello aderezado por una sensibilidad pop que se muestra tanto en el tono de las desventuras que vivirá Madman, todas ellas plagadas de una imaginación desbordantes dentro de los estándares más clásicos del comic de superhéroes y de ciencia ficción, como en el tratamiento grafico de la obra.

Además de las múltiples lecturas que ofrece el comic, que van desde la posibilidad de disfrutar la obra como un mero divertimento plagado de ingenuidad, científicos locos, damiselas en apuros, misterios por desvelar, locos viajes en el tiempo o malvados sicarios, a reflexionar sobre hasta que punto somos solo aquello que recordamos por encima incluso de lo que hacemos, o lo que realmente significa volver a la “vida” y lo que implicaría algo así, Madman es una obra excepcionalmente dibujada, con un estilo a medio camino entre la laboriosidad de Steve Ditko y la fuerza de Jack Kirby, Allred domina a la perfección el lenguaje del comic y convierte la lectura de la obra en un hallazgo visual tras otro que hacen que el comic sea un autentico espectáculo en ese aspecto y una lección de cómo contar una historia en este medio.

En definitiva, un magnifico comic, una lectura disfrutable a múltiples niveles, un comic con regusto clásico a la vez que plenamente moderno por su estética plenamente pop, un comic que merecía triunfar y que por desgracia no lo ha hecho, una pena, yo, mientras tanto espero con ganas el segundo tomo, que no todos tenemos a mano los famosos saldos de Norma.

En cuanto a la edición de Planeta, pues en esta ocasión, la verdad es que magnifica, un sólido libro en rústica de casi 300 páginas por unos 20 €, con buena encuadernación sin errores apreciables (o que yo haya apreciado vaya) a un precio muy ajustado, y con múltiples ilustraciones, un ejemplo de cómo deberían sacarse este tipo de comics y el tipo de edición (y de precio) que me gustaría en cosas como Astro City o Nexus, lastima que este tipo de ediciones parece que cada vez se van a prodigar menos, salvo en las series regulares de Vertigo y poco más.

lunes, 30 de noviembre de 2009

The Boys, Ennis tiene una solución para la franquicia mutante.

Cuarta entrega de la serie con la que Garth Ennis y Darick “¿fondos, que son los fondos?” Robertson, se dedican a reírse y del mundo superheroico y sus miserias, en esta entrega The Boys contra los X-M. . . perdón los G-Men.

Así y a lo tonto ya van 30 entregas (este tomo recopilas los números USA 23-30) de una colección nacida con polémica (DC no quiso seguir publicándola) y que desde entonces ha seguido teniendo la provocación como bandera.

The Boys
no es el mejor trabajo de Ennis, ni de lejos, ni desde luego lo es de Robertson que cada vez hace menos, pero esta divertida, gamberra y con escasas pretensiones serie, si tiene el sello característico que ha marcado la obra del irlandés: los colegas fieles hasta el final, el duro descreimiento aquí con los superhéroes, en otras con la religión, el gusto por las armas, la violencia explicita y la provocación gamberra y deslenguada, al contrario que en obras como Predicador o Hitman donde debajo de todo eso había una profunda reflexión sobre el sentido de la amistad y los limites de la lealtad, The Boys apenas si es un mero divertimento escrito con oficio, y dibujado con desgana, que sin embargo cumple de sobra su objetivo.

Y es que The Boys se lee con ganas, entretiene, divierte y hasta en ocasiones sorprende, tiene personajes bien construidos, diálogos tan ágiles como lapidarios y solo le falta que Robertson dejara de abusar de los primeros planos y le diese por dibujar algún que otro fondo para ser una serie notable, pero aún y con eso, The Boys es sin duda una de las lecturas más frescas de lo que nos llega del otro lado del Atlántico.

Esta entrega en concreto, recopila la saga de siete partes “Nos damos el piro” que se centra en la presentación de los mutantes de este mundo, los G-Men, que como dice Hughie “no son los más poderosos, pero si duda si los más rentables y números”, una franquicia en permanente expansión que cuenta con varios grupos en su haber, su propia y siniestra versión de Xavier, además de las versiones de personajes como Cíclope (tal vez el mejor conseguido), el Hombre de Hielo o la Bestia.

La saga se inicia con la misteriosa muerte de una G-Woman, (sosias de Jean Grey) y con la infiltración de Hughie en uno de los grupos (en el que equivaldría a los Nuevos Mutantes), para descubrir que es lo que esta pasando, esta infiltración termina sacando a la luz secretos muy oscuros que la verdad sea dicha se ven venir casi desde el principio. Ennis sigue destilando mala baba a raudales contra los supertipos (se ceba en especial con Lobezno, al que presenta como un subnormal con martillos en vez de manos que solo sabe decir “¡voy a!”) y propone una solución un tanto radical, pero sin duda definitiva a la continua multiplicación de grupos mutantes.

En fin, un comic que da lo que promete, honesto con sus lectores de principio a fin y con el que se puede pasar un rato la mar de entretenido ante las burradas que en el se van perpetrando, si a esto unimos buenos personajes, buenos diálogos y la sensación de que detrás de todo hay una buena historia, la verdad es que The Boys se torna en un comic que merece la pena leer.

sábado, 28 de noviembre de 2009

“Juega en otra liga”

Devastadora la última entrevista a Hernando en Zona Negativa, simplemente devastadora, y es que al contrario que pasó cuando habló del tema Vertigo, no soy capaz de sacar nada positivo, triste muy triste el futuro del Universo DC en España.

Leyendo y releyendo al entrevista (por cierto, y al igual que en la anterior, gran trabajo del entrevistador, con preguntas comprometidas pero cordiales, lejos del “lameculismo” habitual de este tipo de entrevistas), se me cae el alma a los pies: la grapa se muere, el cartoné lo domina todo, planeta cambia de discurso como yo de camisa y si no sabes inglés seguir el UDC va a ser casi tan complicado y caro como cuando Norma, en lugar de avanzar parece que retrocedemos.

Yendo un poco por partes, sobre el tema de la grapa, se cierran las dos series de Titanes, la JSA, la JLA, Green Arrow y por motivos ajenos a la editorial Robin y Nitghwing, a cambio no llega nada (salvo parece que puntualmente los Green Lantern Corps), así que nos quedamos con Superman, Batman, Green Lantern (bimestral), Wonder Woman, Boster Gold y Outsiders (las tres trimestrales), 6 míseras colecciones en grapa, primero se abandona el quiosco, luego se cierran grapas a tutiplén, esta claro que el UDC no funciona en España, o que al menos no lo hace con el “modelo Marvel”, la verdad es que no parece culpa de Pda (aunque tampoco es que haya ayudado demasiado con sus caóticas periodicidades, sus continuas y confusas renumeraciones, sus fondos ilegibles y sus trigrapas que parecen tomos), pero en mi caso, que paso de seguir series regulares en tomo (ni de Pda, ni de Panini de la que dejado Hércules, Nova, Runaways y ni siquiera he empezado cosas como Guardianes de la Galaxia), me temo que seguir el UDC va estar complicado, en fin eso que ahorro.

Tema cartoné, esto tiene gracia, dice “por otro lado nacerán ediciones en tamaño comic-book, encuadernados en cartoné, una edición de Clásicos para guardar, vamos, no una “de batalla” como podrían ser los tomos reducidos” , jodete, ediciones para guardar, o sea que lo que han hecho hasta ahora es para tirar o algo, ediciones “de batalla”, claro, claro, y como son de batalla eso justifica los escaneos lamentables ¿no?, por que al verdad es que en las BM también había escaneos pero estos no se notaban, ¿por qué?, pues porque se hacían bien las cosas y la gente se preocupaba de hacer su trabajo no de quedarse con el personal, además esas ediciones de batalla supuestamente baratas ¿no serán las de los CDC: Nuevos Titanes a 7,50 por 96 páginas y a más de 10 ahora?, si baratísimas un chollo vaya, que falta de, de. . . de todo, joder, que falta de todo, bueno, pues conmigo que no cuenten.

Tema cambio de criterios, hace un tiempo desde Pda dijeron que sus precios estarían en función de las expectativas de venta del producto a sacar y no de otros factores como número de páginas y demás, así se justifico el precio de cosas como el UDC: Blue Bettle que valía sus 35 € en lugar de los 20-25 habituales en el formato: sus expectativas de venta eran flojas el precio debía ser mayor, eso justificaba también que los tomos en cartoné trimestrales de Batman tuvieran por norma general precios tan competitivos: expectativas de venta altas, menores precios; era un criterio, discutible, pero era un criterio, pero hete aquí que a alguien en Pda se le debió iluminar la bombilla y debió de decir algo así como “oye si vendemos mucho de esto, ¿por qué no lo cobramos más caro?, así ganaríamos más pasta”, por supuesto tal reflexión no vino acompañada de un “bajemos los precios de los comics con menos expectativas de ventas, para compensar un poco el tema”, claro que no, no olvidemos que, como dicen los palmeros habituales “las editoriales no son ONG” (como odio la frasecita, ni que los clientes si lo fuéramos); pero en fin a o lo que íbamos, el tema es que, en lo que sin duda es la pregunta y la respuesta estrella de la entrevista Hernando dice tal que así:

ZN: Volvemos a hablar de precios… Batgirl: Año uno es un libro en formato cartoné, con 224 páginas por 15,95€, y Batman R.I.P. tiene idéntico formato pero tiene 168 páginas por 16,95€. Dado que el tomo de Batman es el clímax de la historia que tiene lugar en la serie regular su expectativa de venta será mayor que la de Batgirl. ¿No es así? ¿No debería tener un precio más ajustado, o al menos más que Batgirl: Año uno?

DH: Con Batgirl Año Uno quisimos atraer el tirón de Robin Año Uno y tener los dos más o menos a un precio similar. Batman R.I.P. jugaba en otra liga, por así decirlo
.

¡En otra liga dice, en otra liga!, esta claro en que liga juega, en la misma que La Legión de los Tres Mundos (casi 16 € por 5 números), la liga de “vamos a reírnos de la peña y a sangrar a los frikis”, increíble, tuve que releerme varias veces la pregunta y la respuesta por que no me lo podía creer, me imagino a Hernando en plan Nelson tras la respuesta, terrible.

En fin, un futuro terrible el DC en España, parece que lo de los formatos populares han pasado a mejor vida, no si al final Norma iba a tener a razón y salvo cosas puntuales DC no vende una mierda en España y para sacarle jugo hay que ir a la yugular, triste, pero la realidad es bastante tozuda al respecto.