miércoles, 18 de abril de 2007

JLA Crisis de Conciencia: El final de la cuenta atrás.

Con el octavo tomo de la JLA que incluye la saga Crisis de conciencia, se puede dar por finalizada la cuenta atrás hacia las Crisis Infinitas, han sido unos meses muy intensos e interesantes que nos han mostrado un Universo DC más cohesionado que nunca.

Que los sucesos revelados en Crisis de Identidad iban a tener onda repercusión más pronto que tarde a lo largo de todo el Universo DC estaba más que claro, los mayores héroes del Universo en realidad no lo eran tanto y no solo habían jugado con la mente de varios villanos, si no que incluso lo habían hecho con la de un compañero (Batman), las consecuencias de todo esto no se hicieron esperar y muy pronto series como los Titanes (con el ataque del Docto Luz), Flash (con nuevos secretos sobre Barry Allen) o Green Arrow (con el casi omnipresente Luz), reflejaron en u otra medida las secuelas de todo ello, sin embargo quedaba el punto de vista tal vez más interesante, el efecto más grave y la historia más importante, la reacción de Batman al descubrir la verdad, y sus repercusiones en la JLA el mayor grupo de superhéroes del Universo DC; precisamente sobre esto versa la saga JLA: Crisis de Conciencia.

Escrita por dos guionistas de la talla de Geoff Johns (JSA, Flash... y casi alma mater de la DC actual) y Allan Heinberg (Jóvenes Vengadores, Wonder Woman, amen de guiones de las televisivas O.C o Anatomia de Grey) y dibujada con el trazo elegante y sencillo de Chris Batista, JLA: Crisis de conciencia, prometía cuando menos ser un comic muy interesante, sin embargo y aunque el resultado final esta lejos de ser negativo, si es cierto que resulta algo decepcionante en función del equipo creativo de la historia, y es que su rápida lectura, su claro enfoque hacia las Crisis perdiendo así autonomía e identidad propia y el que aunque plantee cuestiones interesantes pase sobre ellas de puntillas, juegan mucho en su contra.

La saga presenta a grandes rasgos, dos vertientes, por un lado la reacción de Batman tras el descubrimiento de lo acontecido en Crisis de Identidad, y por otro la reacción de la Sociedad Secreta de Supervillanos, con respecto a estos últimos resulta curioso destacar como a lo largo de toda la Cuenta Atrás hacia las Crisis Infinitas, la reacción del Doctor Luz a lo narrado en Crisis de Identidad se podía leer a lo largo de diversas series, por el contrario las acciones de la JLA sobre la Sociedad habían pasado bastante desapercibidas, esta saga viene a poner solución a tal situación, y de nuevo la JLA se encuentra con el dilema de que hacer con unos villanos que han recuperado sus recuerdos y conocen sus identidades secretas, será de nuevo Zatanna, quien juegue un papel fundamental en la resolución del dilema (una resolución un tanto floja y desde luego no demasiado sorprendente), solo que en esta ocasión, mucha más fuerte y segura de si misma será ella la que decida lo que tiene que hacer sin que nadie de la JLA se lo ordene sin más; a todo esto es también destacable un punto de vista que en su momento yo personalmente no había tenido en cuenta, pero que resulta interesante, el villano detrás de que la Sociedad recupere sus recuerdos es Despero, (poderosa némesis de la JLA a lo largo de gran parte de su historia) el cual plantea en su combate con el Detective Marciano un hecho que no deja de ser interesante (y sobre el que el comic pasa bastante de puntillas), y es que durante la magnifica etapa de Keith Giffen y Jean Marc DeMatties al frente de la JLA, el Detective Marciano para vencer a Despero entro en su mente y le hizo creer que había derrotado a la liga y consiguiendo así todos sus sueños, pues bien en la historia Despero cuestiona al Detective sobre la diferencia entre esto y lo que la liga hizo con el Doctor Luz o con la Sociedad, interesante pregunta que puede generar un también interesante debate, y que hace pensar sobre si realmente es Meltzer es quien ha puesto la condición de los héroes como tal en un brete, o esto según como se mire viene de más atrás, yo creo en todo caso que si existen diferencias entre lo narrado por Giffen/DeMatties y Meltzer, el Detective no borro la mente ni altero la personalidad de Despero como si hizo la liga con Luz, pero aun así es una pregunta interesante. Sobre el tema de Batman, y aunque la cuestión se aborda con más profundidad en Proyecto Omac, lo cierto es que la saga si permite conocer el estado en el que se encuentra el Caballero Oscuro, un caballero Oscuro, que no solo no puede ya fiarse de los que consideraba sus amigos, si no que (lo que para el es más grave) no puede fiarse de sus propios recuerdos, de su propia mente, ya que no puede estar seguro de que todo ello no haya sido alterado de una forma u otra por el poder de Zatanna, a esto se le une el que no pueda esta seguro tampoco de la redención voluntaria Catwoman, miembro en sus inicios de la Sociedad, Batman duda ahora sobre si realmente se ha redimido por que ella lo ha deseado o por que han alterado su mente.

Por lo demás la historia plantea otra serie de cuestione interesantes como por ejemplo el papel clave del Detective Marciano en la liga, es su pegamento, la fuerza que la mantiene unida, su falta puede hacer tambalear los cimientos del grupo más poderos del Universo, falta, sin embargo que se produce en el último número cuando el Detective es secuestrado tras una gran explosión que destruye la Atalaya....y precisamente ahí es donde empieza Crisis Infinitas, con la trinidad (Superman, Batman y Wonder Woman) en los restos de la Atalaya preguntándose que ha sido del J´onn.

Es por esto que JLA: Crisis de Conciencia, sirve para marcar simbólicamente el fin de una cuenta atrás en la que el Universo DC, ha alcanzado cotas de calidad muy elevadas, con un horizonte al que dirigirse y con una coordinación casi perfecta, que de momento al menos se ha visto reflejada en un más que interesante primer número de Crisis Infinitas, atrás quedan varios meses de casi ahogo editorial, de comics de gran calidad, pese a algún que otro elemento discutible (todavía no me creo que el Detective Marciano tratara como trato a Blue Beetle en el especial Cuenta atrás hacía las Crisis Infinitas), queda ahora saber que saldrá de todo esto, pero al menos el viaje ha merecido la pena.

3 comentarios :

Ternin dijo...

Me gustó la saga, aunque coincido contigo en que podría haberse contado de forma más profunda y no esbozar sólo algunas ideas explotarlas, que era lo suyo.

lord_pengallan dijo...

Bueno, lo de Despero es parecido, pero no igual. Lo que le hicieron a Luz es inmoral se mire como se mire y lo de Despero tiene un pase.
Me explico, a Luz le ALTERARON por motivos egoistas, a Despero no le alteraron, le hicieron algo parecido a meterle en un carcel y ademas los motivos fueron altruistas. Lo que tienen de parecido es la pregunta de, quienes son los superheroes para tomas decisiones de ese calibre y sin rendir cuentas. Porque tienen patente de corso, si sus decisiones son totalmente individuales, no se basan en ningun codigo legal escrito, ni nadie les ha concedido ese poder?
Las 2 cosas pienso que son graves, pero no es lo mismo alterar a alguien que neutralizar una amenaza haciendole creer que ha conseguido su objetivo.

fer1980 dijo...

Eso es Ternin, el comic no es que sea malo ni muchisimo menos, es que se queda un poco a mitad de camino, aun así esta muy bien.

Lord, yo también pienso que son cosas distintas, pero lo que me ha gustado es que cuando yo lei el enfrentamiento de la JLA de Giffen/DeMatties contra Despero, la resolución del mismo no la vi bajo ese prisma, pero si lo analizas friamente, lo cierto es que han alterado la mente de Despero, no es lo mismo que lo de Luz, pero como tu mimo dices tampoco es demasiado etico.