martes, 17 de abril de 2007

X-Men: Génesis Mortal, mutantes en busca de rumbo.

Finalizado ya la esperadísima miniserie que sirve de prologo a la llegada de Ed Brubaker a Uncanny X-Men, es momento de hacer un pequeño balance no solo de la mini en si no de la franquicia mutante tras la “Dinastía de M”.

Que Ed Brubaker es uno de los guionistas de moda de la Marvel actual es indudable, que esa fama esta más que justificada también, su excepcional trabajo en series como “Catwoman”, “Gotham Central”, “Sleeper” o el “Capitán América” así lo acreditan, sin embargo por ese mismo currículo su nombre se antojaba como extraño para los mutantes, y es que estos, franquicia de franquicias, comic comercial por excelencia de la Marvel durante tantos años, parecían algo lejanos de los intereses del bueno de Bru, uno intereses más centrados en el género negro y en personajes mucho más urbanos y por ello algo alejados del género más culebronesco y cercano a la ciencia ficción de los mutantes.

Con todo ello, no es menos cierto que la franquicia mutante pese a su permanente éxito comercial llevaba años sumida en una crisis creativa que salvo destellos puntuales (la etapa Alan Davis por ejemplo) indicaba una peligrosa falta de rumbo y de definición; la etapa Morrison trató (pese a todas sus pegas) de encontrar ese rumbo dando la vuelta a la franquicia, los mutantes había dejado de ser una minoría oprimida, su número se contaba por millones y eran claramente el futuro de la humanidad, no debió gustar mucho este rumbo a la cabezas pensantes de la editorial ya que no tardaron mucho en darle la vuelta a la tortillas, y así poco después de la marcha del genial autor escocés, la editorial empezó a tirar para atrás todos los cambias que conllevo su etapa, primero poco a poco y después de manera radical con la “Dinastía de M” y su famoso, “no más mutantes”, frase que resume toda la saga de marras, y que en si solo esconde el deseo de involución en una franquicia que de nuevo volvía a situarse en la línea de salida, los mutantes son una minoría (más que nunca), oprimida y vigilada por un poder establecido receloso ante las repercusiones de tamaña diezma.

Este “back to basics” (tan común por otra parte en el comic mainstream) situó de nuevo a la franquicia en un callejón sin salida, al carecer una vez más de un rumbo, un horizonte al que dirigirse, horizonte que ni el enésimo retorno de Claremont, ni un decepcionante Peter Milligan, ni un poco más que entretenido Joss Whedon han sabido dibujar, la llegada de Ed Brubaker a la franquicia (una franquicia en la que ya se pueden encontrar claros síntomas de agotamiento, habiendo superada por la de los Vengadores, que por una razón u otra desde la inefable “Vengadores Desunidos” no ha hecho más que crecer) se puede enmarcar por lo tanto dentro de ese intento de búsqueda de un nuevo rumbo que aporte algo diferente a la franquicia, que la haga salir del estancamiento en el que (salvo las etapas puntuales ya mencionadas) lleva años metida.

Bajo este prisma “Génesis Mortal” solo puede ser calificada de monumental decepción, y es que aunque la historia en si engancha y se hace cuando menos entretenida, la verdad es que no aporta nada nuevo a la franquicia (más allá del enésimo envilecimiento de Xavier), contando con muchos de los defectos de Bru y pocas de sus virtudes, además esta sensación se ve incrementada por un dibujante (Trevor Hairsine) bastante discreto, y por un portadita (Marc Silvestri) lejos de sus mejores tiempos.

Sin querer desvelar demasiado del argumento. la saga recurre una vez más a la retrocontinuidad ( peligrosa arma que se esta empleando con demasiada alegría en los últimos tiempos), y supone un punto de vista muy distinto a los sucesos acaecidos durante la batalla de Krakoa narrados en el ya mítico Giant Size X-Men de 1975, comic cuyo recuerdo y evocación es permanente en “Génesis Mortal” (haciendo de hecho referencia al mismo desde el propio titulo, no hay que olvidar que la Patrulla surgida del Giant Size X-Men se le conoció como la segunda génesis), a lo largo de la historia, Bru, además de introducir personajes nuevos muy interesantes (en especial el de Darwin, el hombre evolutivo, que debe ser algo así como el sueño húmedo de Apocalipsis, capaz de adaptarse a cualquier entorno o situación) y narrar una parte de la historia previa a esa segunda génesis que hasta ahora permanecía oculta, aprovecha tanto para desvelar misterios largo tiempo entroncados en la franquicia como es el caso del tercer hermano Summers, (que llevaba coleando desde principios de los 90) como para matar a uno de los personajes secundarios más queridos de la franquicia en una muestra más de la manía de Bru de cargarse personajes por secundarios cuando llega a una nueva serie (Nomada en el Capi o Foggy en DD), muerte que en este caso se antoja más gratuita e innecesaria que nunca, pero si algo supone “Génesis Mortal” ante todo es un paso más en el envilecimiento de Charles Xavier, fundador y hasta ahora mentor de la Patrulla X, un Xavier al que por si fuera poco con las insinuaciones de la etapa Lobdell (en torno a si había condicionado mentalmente o no a los miembros de la segunda génesis para aceptar su oferta), el asunto de Onslaught o lo contado por Whedon en su segunda saga patrullera, se añade ahora lo narrado por Bru en esta saga, que hace parecer al personaje más un villano que otra cosa, su destino final puede parecer un cambio relevante en el status quo de la franquicia, pero no lo es tanto si no sirve para establecer un nuevo horizonte para los X-Men, elemento en el que Bru falla estrepitosamente contando una historia que podía haberse integrado perfectamente en la serie regular, y que poco tiene de novedoso, limitándose a jugar con el grandioso pasado de unos personajes, con los que nadie parece saber muy bien que hacer.

Con estos mimbres, la nueva etapa Patrullosa de Bru, Carey y Whedon, no parece empezar con las mejores expectativas, habrá que esperar y ver, pero parece que se acerca el fin de una era marcada por el total dominio de las listas de ventas de unos mutantes que cada vez van a menos, tal vez sea lo mejor, y esta sea la única forma de reorientar la franquicia, y hacerle encontrar un rumbo que perdió en la ampulosa década de los 90.

7 comentarios :

quilloj dijo...

Estoy totalmente deacuerdo contigo. La serie me ha decepcionado y sobretodo me ha decepcionado Brubaker. En las series del capi y DD lo está haciendo bastante bien y tenía la esperanza que con esta miniserie ocurriese lo mismo, pero no ha sido así.
Estamos en un momento en el que se publican una gran catidad de comics en españa (marvel, dc, etc.)
y por lo menos a mí me pasa que sigo muchas más por inercia o completismo que porque sean buenas series...pero en fin, ese es otro tema.

AT dijo...

A mi no me ha decepcionado, quizás porque no había leido nada de Brubaker y no esperaba nada de esta miniserie, la serie me ha parecido correcta y superior a muchos otros comics sin ser ninguna maravilla

fer1980 dijo...

Quilloj, el tema de las series se siguen por inercia da para mucho, yo sigo bastantes...y la mayoría de mutantes, no creo que la franqucia este atravesando un buen momento, por lo demás esta claro que el nivel de Bru en "Génesis Mortal" siendo bueno no es el de otras series

At, hombre la mini en si esta bien y es entratanida, teniendo un nivel bastante más alto que el de las dos serie mutantes principales, pero la verdad es que yo esperaba otra cosa más rompedora, algo que supusise un nuevo rumbo para la franquicia, pero no he encontrado eso, solo he visto una mini entretenida sin destacar demasiado.

Ternin dijo...

Quizás a los que les haya gustado (yo) vemos esta miniserie como el arranque de algunas historias muy prometedoras.

fer1980 dijo...

Hombre, puede ser, yo la verdad es que no lo veo así, solo veo un viaje (uno más) al Imperio Shiar a hacer el candrol (que a lo mejor esta interesante, eso no lo discuto,pero que ya lo he leido mil veces), en lo que no estoy de acuerdo contigo es en lo de la muerte de Banshee, me parece gratuita e innecesaria.

Petro dijo...

Hace mucho tiempo que sigo a los x-men por inercia, la verdad es que tengo el listón muy bajo. Con que me entretenga un cómic protagonizado por la Patrulla X me conformo.

En general, Genesis Mortal me ha gustado, aunque si como dices era un proyecto para "reconducir" las colecciones mutantes... pues como que no...

Y la muerte de Banshee aparte de gratuita e innecesaria ni es épica ni dramática. A mi me dejó muy frío.

Saludos

fer1980 dijo...

Lo más probable es que yo tuviese las expectativas demasiado altas ya que me gusta mucho como escribe Bru, y por eso me ha decepsionado,en todo caso lo de Banshee como dices gratuita en innecesaria.