miércoles, 11 de abril de 2007

Batman: panorama tras una guerra.

Con la publicación el mes pasado del tomo Crímenes de Guerra termina el enésimo (y por ahora ultimo) crossover de la batfamilia, un crossover en el que pasan cosas bastante interesantes que merecen ser comentadas.

El planteamiento inicial del crossover sin ser en absoluto original si es cuando menos entretenido, Spoiler, novia de Robin y que ocupo su lugar durante el breve periodo en el que este dejó de ser tal, tras ser rechazada por Batman e “invitada amablemente” a dejar su carrera superheroica por el Señor de la Noche , trata de demostrar su valía robando y poniendo en marcha un plan de Batman, para que este a través de su agente Orfeo, se hiciese con el control de toda las bandas criminales de Gotham y así acabase con ellos desde dentro, el plan uno de los cientos que Batman elabora “por si acaso” consistía en conseguir reunir a todos lo jefes mafiosos en un mismo punto, y a partir de ahí y gracias a la figura de “Cerillas” Marlow (esto es del propio Batman disfrazado), hacerse con su control, cuando Spoiler pone en marcha el plan desconoce que “Cerillas” y Batman son la misma persona, y a partir de ese momento la reunión mafiosa se desborda y acaba a tiros, generándose entonces una brutal guerra de bandas que sume a Gotham (de nuevo) en el caos y en la destrucción.

Como decía al principio el planteamiento no es original, ya que estamos ante un plan de Batman que en malos manos se desboca (y van...solo hay que leer JLA: Torre de Babel o Proyecto Omac para verlo), y ante una de esas guerras de bandas que tanto juego dan entre los superhéroes urbanos, lo interesante de la saga titulada apropiadamente Juegos de Guerra, es observar los importantes cambios en el status quo del personaje.

Y es que al contrario del otro gran icono DC (Superman), en Batman, la editorial si parece permitir cambios relevantes y vuelcos importantes en su vida, así en Agente Herido asistíamos a como Gordon dejaba de ser comisario de Gotham tras muchos años, o hemos visto como el primer Robin se transformaba en Nitghwing, o como la primera Batgirl quedaba lisiada a manos del Joker, esto hace que por regla general las sagas de este personaje, de mayor o menor calidad, si tengan cierto interés ya que suelen aportar cambios interesantes que suelen ser más permanentes que en otros personajes.

Tal es el caso de Juegos de Guerra, saga que tiene como objetivo básico el devolver a la circulación un Batman más puro, un Batman casi primigenio, un Batman en definitiva solo, sin batfamilia a su alrededor enfrentado con la policía y con la opinión pública en contra, cosa que Juegos de Guerra consigue de sobra, a lo largo de la saga publicada en España en tres voluminosos tomos, Batman, va cometiendo error tras error, lo que le lleva en primer lugar a enfrentarse a la policía de Gotham que de nuevo y tras muchos años de colaboración le pone en busca y captura (cargándose todo un símbolo de esa colaboración como es la batseñal), en segundo lugar a perder con gran parte de sus aliados que poco a poco le van dejando de lado, al finalizar la saga Robin, Batgirl y Oráculo se van de su lado y solo Nitghwing permanece aunque más a su bola, por si esto fuera poco, y por último Baman se ve obligado a actuar a la luz del día siendo objetivo de las televisiones que se ensañan con el acusándole de lo que sucede y poniendo a la opinión pública en contra.

Supone también Juegos de Guerra, una interesante emulación de Una Muerte en la Familia (saga que significó en su momento la muerte del segundo Robin Jason Tood), y es que Spoiler (miembro, tal vez circunstancial, pero miembro al fin y al cabo de ese ente un tanto disfuncional conocido como batmfamilia), termina por pagar el precio definitivo a manos de un sádico Mascara Negra que la tortura para descubrir los entresijos del plan de Batman, haciéndose con sus secretos y tomando el mismo el control del crimen organizado de Gotham sin que Batman pueda hacer nada para impedirlo.

La saga resulta amena y trepidante llena de acción y con momentos bastante emotivos, aunque bien es cierto que como casi siempre sucede en este tipo de eventos resulta algo irregular, y su calidad aumenta o disminuye considerablemente en función del equipo creativo en cuestión, pese a esto y en contra de lo que viene siendo norma común en este tipo de croosovers, la historia no esta mal coordinada y tiene un hilo conductor lógico de principio a fin, los guionistas saben a donde quiere llegar y lo hacen sin más. Al final de la saga Batman sale mucho más debilitado, con un cadáver más sobre su conciencia, y casi aislado de todo el mundo (y más tras los sucesos de JLA: Crisis de Conciencia, y de la ruptura de la trinidad en Crisis Infinitas), se abre así una nueva etapa que es de esperar sea duradera, con un Batman más solo que nunca y con un enemigo fuerte como pocos (Mascara Negra) que además controla casi todo el crimen organizado de la ciudad.

Juegos de Guerra, tiene sin embargo una torpe e innecesaria secuela llamada Crímenes de Guerra, que pretendiendo profundizar más en las consecuencias de la primera lo único que consigue es destrozarla, y es que dejando aparte detalles como las lamentables apariciones de Mascara Negra o el Joker, Crímenes de Guerra sirve ante todo para destrozar por completo el personaje de Leslie Tompkins, personaje importante en el pasado y presente de Batman, figura cuasi materna durante su infancia y permanente referente moral para el personaje, es aquí usada como poco más que una asesina que poco o nada tiene que ver Leslie Tompkins, en una actuación tan fuera de personaje que solo puede ser equiparada a un Bush renunciando en pos del pacifismo a las armas nucleares para su país, una conclusión lamentable de una secuela totalmente innecesaria, ya que en Juegos de Guerra se contaba de sobra todo lo que se debía contar, sin necesidad de más exploración de consecuencias que las que derivaran de las distintas series regulares.

3 comentarios :

Ternin dijo...

Pues me temo que ese Batman oscuro y primigenio va a ser deglutido por otro de contrapuestas características tras la Crisis. Lo siento, amigo mio.

Conner Kent dijo...

A mi en cambio sí me gustó Crímenes de Guerra excepto el punto en el que (todos ya sabemos que pasa con la muerte de Spoiler) se destruye sin más, vamos que se lo sacan de la manga, un personaje (me refiero al asesino)que recientemente nos había acompañado (para bien) en el batuniverso. Jor, parece el comentario de los paréntesis XD.
De todas formas sigo pensando que de los tres, el segundo acto sobra.

fer1980 dijo...

Joder Ternin, pues vaya putada, a mi me gusta más Batman así en plan solitario y oscuro, bueno habrá que leerlo.

Hombre Conner, para gustos...yo la verdad encontre ridicula la forma de actuar de Mascara Negra, ¿ahora que es el "puto amo", se arriesga a disfrazarse el de Batman y a salir a hacer el chorra?, ¿no tiene nadie que pueda hacerlo?, y la aparición del Joker tampoco me gusto, por lo demás lo que han hecho con Leslie no tiene nombre...bueno si pero es muy feo.