martes, 16 de noviembre de 2010

The Blade Runner Experience.

“A veces en el diseño esta el mensaje”.

Ridley Scott director de Blade Runner.

Desde la primera vez que la vi (no hace tanto en realidad), Blade Runner se ha convertido en una especie de obsesión para mí, pocas veces una película me había impactado tanto y a tantos niveles como esta; su fuerza humanista, su oscuridad y pesimismo, la grandiosidad de un diseño que nos muestra todo un mundo con apenas unos detalles, su aureola de película de culto, sus múltiples versiones, todo esto y más hacen que Blade Runner sea una de mis películas favoritas.

Aunque como digo no hace tanto que la vi por primera vez (en torno al 2000 si no recuerdo mal) y aunque al principio no me impactó tanto, cada vez que la volvía a ver, cuanto más sabía de ella, más me fascinaba, hasta tal punto que para mí su director podrá hacer todas las películas mediocres que quiera, que siempre lo tendré en un altar aunque solo sea por esta película (que además no es el caso, no olvidemos que Scott esta detrás de Alien o Gladiator); en fin, el caso es que en la últimas semanas he llevado a cabo una suerte de “Blade Runner Experience” cuyas conclusiones, en la medida de lo posible me gustaría compartir.

Esta “Blade Runner Experience” básicamente ha consistido en la lectura de la novela original de Philip K. Dick “Sueñan los androides con ovejas eléctricas”, del libro de Paul M. Sammon “Futuro en Negro. Como se hizo Blade Runner” - un completo e interesantísimo estudio sobre la película - el visionado de las cinco versiones de la película que se pueden encontrar en su última (e imprescindible) edición en DVD, y de paso de todos los extras allí incluidos siendo especialmente relevante y clarificador el documental de más de 3 horas, Dangerous Days: Making Blade Runner, sin más vamos al lío.

- La novela contra la película: bajo mi punto Blade Runner es el paradigma de cómo hacer una adaptación. La novela es el punto de partida, el contexto del cual surge la película, luego cada cual sigue su propio camino, sacando sus propias conclusiones y teniendo su propio discurso, y es que, aunque la esencia de ambas obras es la misma, ni más ni menos que el cuestionamiento sobre lo que realmente nos hace humanos, sus conclusiones no pueden ser más distintas, casi antitéticas en realidad.

Teniéndolo todo en cuenta y aún siendo la novela un interesante relato moral, realmente pienso que Blade Runner llega mucho más lejos, construye un mundo mucho más complejo y opresivo y presenta un futuro incluso aún más aterrador y cercano que el de la novela.

- Película de culto: realmente pienso que este concepto se debió inventar para definir esta película, un rodaje infernal, un estreno ruinoso, una película machacada por la crítica....y sin embargo una película que nunca se olvido, que genero un grupo cada vez más numeroso de aficionados que no sólo la mantuvieron viva, si no que la hicieron crecer creando una aureola casi mágica entorno a ella, una película con múltiples versiones, (la Copia del Trabajo que fue la que se uso en el preestreno, la Versión estrenada en los USA, la Versión Internacional, la Versión del Director de 1992 y el Montaje Final del 2007) que es revistada cada poco; en fin todos los ingredientes que componen lo que debe ser una película de culto están en Blade Runner, una obra que guste más o menos es innegable que ha marcado su nombre a fuego en la historia del cine.

- A vueltas con el unicornio: cinco versiones tiene la película (bueno en realidad alguna más), cinco versiones con los suficientes matices y diferencias entre ellas como para hablar de cinco películas distintas, pero en el fondo la cuestión básica consiste en la pregunta: ¿es Deckard un replicante?, la respuesta probablemente se encuentre en la versión de la película que veas, ni la versión estrenada en cines (ya sea la americana ya sea la internacional) ni la copia de trabajo en la que se basa, parecen más allá de ligeras insinuaciones ahondar demasiado en el asunto, todo lo contrario que las dos versiones del director que si intentan dejar a la claras que Deckard es un replicante, mediante el famoso plano del unicornio.

El tema no es baladí, ya que esta en juego el discurso mismo de al película, si Deckard es un replicante todo su viaje moral, su humanidad recién reencontrada parecen quedar en nada, todo lo visto en la película parece perder fuerza en este escenario, sin embargo si Deckard es un replicante se ponen en juego ideas tan interesantes como peligrosas, ¿se puede programar la esencia del ser humano?.

Personalmente creo que pese a lo que diga Scott (soy de los que piensan que en el momento en que una obra se hace pública, las intenciones del autor, si no irrelevantes, si son cuando menos secundarias; a partir de ese momento la obra y su interpretación, pertenecen al público) la idea de que Deckard pueda ser un replicante es mucho más negativa que positiva, por un lado la gran aportación de esa idea, el dilema que puede plantear, resulta estéril, ya ha sido resuelto con la brillante escena final de Roy Batty, (uno de los momentos más grandes de la historia del cine) no queda mucho más que decir sobre ese tema; por otro lado que Deckard sea un replicante además de contradictorio con lo que la película parece querer contar hace que esta pierda gran parte de su fuerza.

- El “Happy End”: sucia, oscura, deprimente, Blade Runner pareció estrenarse fuera de su época; si hubiera llegado en los 70, con el cine del “Nuevo Hollywood” en pleno auge tal vez la cosa hubiera sido distinta, pero en plena época post Star Wars, con Reagan en el poder, con Indiana Jones estrenada hace nada y con E.T llegando ese mismo año, Blade Runner parecía fuera de sitio, lo que hizo que ante la frialdad con la que el público la recibió en los preestrenos, los productores decidirán maquillarla un poco e impusieran un “final feliz” que matizase un poco la oscuridad de la película.

El resultado fue un final que parecía contranatura, en un escenario que poco o nada tenía que ver con la película que acabamos de ver....sin embargo como sucede siempre con esta película, todo esto tiene muchos matices, porque ni el final es tan feliz como pueda parecer, ni el escenario donde se representa puede ser interpretado como tan “real” como cabría imaginar, pese a todo este “final feliz” fue de lo primero eliminado en las nuevas versiones de la película, y en mi opinión aunque el “nuevo final” (no tan nuevo, no en vano es que como acababa la copia de trabajo, la que se vio en los preestrenos) es un tanto brusco, queda mejor con el tono de la película y no es necesario buscarle tantas justificaciones como el otro.

- La voz en off: la tercera gran diferencia entre la versión estrenada y la del director esta en la voz en off; Blade Runner es muchas cosas, entre ellas un suerte de homenaje a las películas de cine negro de los 40; en ellas la voz en off, que nos introducía en la mente del torturado protagonista era una de sus claves, cuando se rodó Blade Runner la idea era que la voz en off de Deckard ayudase al espectador a comprender al personaje y el mundo en el que se movía, no sería una voz en off explicativa que tomaría por tonto al espectador y que le diría lo que estaba pasando por si no quedaba claro en las imágenes, la idea era dar más ambientación “noir” a la película, no cuestionar la inteligencia del espectador; sin embargo cuando se intentó integrar la voz en off, Scott se dio cuenta de que no terminaba de funcionar y decidió eliminarla de la película y sin ella, (salvo un breve momento poco después de la escena final de Batty) fue como la película se preestreno.

La reacción de parte del publico que acusó a la película de confusa y casi ininteligible llevó a los productores a la decisión de retomar la inclusión de la voz en off, pero no sería una voz en off ambiental, no, sería plenamente explicativa, tratando de aclarar en todo momento lo que pasaba en la pantalla. El resultado fue bastante cuestionado y es otro de los elementos eliminados en las versiones del director.

Bajo mi punto de vista esta eliminación es todo un acierto: la película se sostiene perfectamente sin una voz en off repetitiva y molesta que no aporta gran cosa a la película, aunque una vez más vuelva a haber matices, porque después de tantas vueltas y revueltas sobre la película esta claro que contamos con la ventaja de haberla visto en las dos versiones, pero ¿si nunca hubiera habido voz en off no diríamos que a la película le falta algo?, y es que no hay que olvidar que en un primer momento la película se concibió con voz en off, algo que luego se eliminó debido a que no parecía funcionar. Esto hace que en las versiones de la película sin voz en off parezca que falte algo, aunque claro, comparado con la voz en off por la que luego se optó, parece quedar mejor así, pero no es menos cierto que esa voz llena un hueco que estaba originalmente presente.

- La mejor versión: con todo esto, ¿cuál es mi versión favorita de Blade Runner?, pues ninguna o más bien todas, me explico: mi versión favorita de Blade Runner todavía no se ha hecho ya que sería una mezcla de todas las que hemos visto hasta ahora. Para empezar sería un versión sin voz en off y sin “final feliz”, lo que hace que las versiones del director en este aspecto sean más cercanas a mi visión ideal del film; sin embargo. en esta hipotética versión ideal, el plano del unicornio que sirve para afirmar que Deckard es un replicante, no estaría presente, lo que termina descartando las versiones de 1992 y del 2007.

Curiosamente lo más cercano a esto es la copia de trabajo, donde no hay voz en off, (salvo casi al final) no hay “final feliz”, ni tampoco plano del unicornio, claro que es una versión a medio hacer a la que además le falta parte de la fastuosa banda sonora de Vangelis, y claro esto es algo imprescindible para disfrutar la película de verdad.

En todo caso con Blade Runner estamos ante una película, fascinante, sorprendente, con uno de los diseños de producción más brillantes jamás concebidos, un auténtico espectáculo para los sentidos del que siempre me encanta hablar.

16 comentarios :

Int dijo...

Yo lo tengo claro: la mejor versión de BR es la original: con su voz en off, su "final feliz" (que para mí no lo es) y sus fallos que forman parte de su misma esencia.

De todas formas, lo que hace grande a BR es que por muchas perrerías que le haga su propio director ésta se mantiene como la obra maestra que es.

lord_pengallan dijo...

Yo he visto todas pero ni seguidas ni recientemente así que no sé con cual quedarme. Todas son versiones legístimas de una historia y ya en cada cual esta con cual quedarse.

Yo vi la última versión en cine y en vose y es espectacular. Impresionante. Ha perdido el tono nebiloso pero la belleza plástica que consiguió Scott y el trabajo de Hauer que fagocita la peli hasta resumirla en su pj alcanzan su máximo esplendor.

A mi me gusta más la novela pero la verdad es que tengo que releer y videar. Desde luego yo pasó de Scott a la hora de ver esta peli. Para mi Deckard es un humano. Esta clarísimo. Los humanos a veces podemos ser muy maquinales pero no dejamos de ser humanos. De hecho es una repuesta humana.

La voz en off yo creo que sobra porque la peli no es noir de los 40. Es un historia de CiFi y filosófica no es noir. La voz en off esta bien fuera. Lo que quizás habría que haber hecho es acudir más a los monólogos como el famoso, hermoso y sobrecogedor parlamento de los rayos Z.

fer1980 dijo...

Hombre Int, "las perrerias" no han venido de Scott, él ha dado su visto bueno, si, y ha colaborado más o menos en las versiones del 92 y del 07 (sobre todo en esta), pero la idea no ha sido suya.

Lord, algo de Noir si tiene, bastante diria yo (detective cinico y perdedor hasta los huevos de todo, mujer fatal...), también de cine de acción, y claro también de Ci-Fi, si algo es Blade Runner, es, precisamente una amalgama de influencias y referencias multiples.

lord_pengallan dijo...

Sí sí es noir, pero me refiero que el fondo, el subtexto, no lo es y por eso la voz en off esta de más. Porque esta tenía sentido con el subtexto del noir, como BR no lo tiene la voz en off no queda bien. Por otro lado, el espectador de los 40 no es el de los 80 ni es el de ahora.

fer1980 dijo...

Pues no se, yo creo que una voz en off más ambiental por así decirlo y no tan explicativa podría haber funcionado, la que desde luego no lo hace es la que pusieron.

guevillos dijo...

Yo mantengo vivido el recuerdo de mi primera experiencia fué en casa de uno de mis tios, a mediados de los 80, ya que usó esta pelicula grabada de un video comunitario (hay cuantas joyas nos dieron estos videos) en su nuevo video vhs, desde entonces, aun siendo yo un enano me enganchó de mala manera esta pelicula, con los años creo que no he podido dejar ningun visionado en las televisiones publicas sin ver, sobre cual es la mejor version, lo cierto es que tampoco prodria dar prioridad a una en concreto, aunque siento debilidad por la primera en cuanto a que nunca me gustó la insinuacion de que Deckard fuese finalmente un replicante.


Ahora bien, os propogo un pequeño reto, considerarias a alguna pelicla la sucesora espiritual de blade runner? yo llevo desde que lei el post pensando, en que pelicula podria conseguir una mezcla como esta, freejack?, inteligencia artificial? minority report? johnny mnemonic? enn fin os parece que haya alguna pelicula capaz de llegarle cerca?

Int dijo...

Teniendo en cuenta que BR es una de mis películas de cabecera es lógico que diga que no hay ninguna película posterior que se le pueda comparar. Aún así, la sombra de BR es larga y aparece cuando menos te lo esperas (ahí está, por ejemplo, "Seven").

Pero si tuviera que elegir un título de ciencia-ficción realmente importante sería "A.I. Inteligencia Artificial" de Spielberg, donde no sólo se discute acerca de la relación del hombre y la máquina, sino que lo hace con un lirismo que no es de este mundo.

fer1980 dijo...

Buff complicado me parece, a nivel estetico, su influencia se puede ver en multitud de peliculas, a nivel "espiritual" por así decirlo tal vez si sea Inteligencia Artificial la más cercana.

Anónimo dijo...

Yo voy a decir una heregia quizas, pero a vosotros os parecen los replicantes androides? yo siempre pensé mas en ellos, como creaciones geneticas mas cercanos a los soldados clon de star wars por ejemplo que a los sinteticos de Aliens

guevillos dijo...

el anonimo de antes era yo, no se por qué me ha saltado antes

fer1980 dijo...

No me acuerdo ahora de cómo iba el tema en Star Wars, pero la naturaleza de los replicantes esta claro que es una de la claves de Blade Runner, en todo caso si parecen tener más que ver con la genética que con la mecánica, por así decirlo, aunque en la novela si se les llama directamente androides, un termino que Scott quiso desterrar para la película desde un primer momento.

Int dijo...

No creo que la palabra androide sea la más acertada para definir a los replicantes, al menos tal y como los muestran en la película. Yo les veo, directamente, como "seres artificiales" y sí los compararía con Ash de "Alien" en el sentidio de que era más orgánico que mecánico.

guevillos dijo...

yo casi los pondria cercanos a los cylon "organicos" de la nueva galactica

fer1980 dijo...

Tengo pendiente Galactica, a ver si me pongo con ella un día de estos.

Nacho MG dijo...

Para mi hay un par de secuencias en las que la voz en off es un añadido correcto que nos hace comprender un poquito mejor a Rick Deckard. Solo un par.

Por lo demás es un añadido cutre de cojones, fatal interpretado por Ford y redundante la mayor parte de las veces.
Lo que menos soporto es el hiper-subrayado climax, tras el monólogo y muerte de Baty con Harrison Ford diciendo con desgana "Lo único que podía hacer era quedarme y verle morir" es de juzgado de guardia, por no hablar de ese "De donde venimos, a donde vamos... CUANTO TIEMPO NOS QUEDA" de la escena final, que es básicamente llamar a los espectadores BORREGOS.

Fer1980 dijo...

No se si has visto el documental Dangerous Days: Making Blade Runner (es cojunudo) o leido el libro de Futuro en Negro (también muy bueno), pero por ahí se cuenta como Ford (ya no muy comodo en la pelicula) no se podía creer lo de la voz en off y lo hizó con total desgana, no creia que eso funcionase y no se podía creer que estuvieran escribiendo los textos casi al mismo tiempo que se los iban dando, lo del final queda fatal es verdad, pero los productores se asustaron tras el tivio (casi negativo) preestreno sin voz en off.