martes, 22 de enero de 2008

Big Guy and Rusty the Boy Robot, Frank Miller y Geof Darrow juntos de nuevo.

Siguiendo con el repaso de las distinas obras de Frank Miller le toca ahora el turno a la segunda colaboración entre dos genios del noveno arte: Frank Miller y Geof Darrow.

Publicada en 1996 bajo el extinto sello Legends de Dark Horse, Big Guy and Rusty the Boy Robot, se trata de una miniserie de dos números que llegaría a contar con una serie de animáción entre 1999 y 2001, el comic desgraciadamente inédito en España supuso la segunda colaboración entre Miller y Darrow tras la excepcional Hard Boiled.

La trama se inicia en Japón y gira en torno a un experimento genético que sale terriblemente mal provocando el resurgimiento de un horror de tiempos remotos, una especie de dinosaurio gigante, inteligente y con ansias homicidas surge en mitad de Tokio, aplastando y destruyendo a los más afortunados devorando a los demás para regurgitarlos como versiones más pequeñas de si mismo, todo ello con el fin de destruir la civilización humana y crear una nueva de reptiles, todo el poderío militar japonés es incapaz de frenar al monstruo y las esperanzas de supervivencia recaen entonces en el pequeño Rusty, un robot creado a imagen y semejanza de un niño que se muestra emocionado ante su primera misión, misión que termina en fracaso cuando el imponente monstruo apenas si nota la presencia de Rusty, es entonces y solo entonces cuando tragándose su orgullo Japón pide ayuda a los EEUU, que manda a Big Guy , un robot enorme que armado hasta las cejas (llega a usar un metro –vagones incluidos- como brazo tras perder uno de los suyos a manos del monstruo), consigue finalmente acabar con el remiendo de Godzilla, tras esto el agradecido gobierno japonés regala a Big Guy (pese a sus protestas) a Rusty, el cual pese a los recelos y pocas ganas del grandullón sueña con convertirse en su sidekick, la historia simple y sencilla enlaza con la vieja tradición japonesa de monstruos gigantes y robot enormes y armados hasta los dientes y supone para Miller un mero entretenimiento, cargado de ironía y mala leche.

Big Guy and Rusty the Boy Robot, se torna de esta forma en una obra claramente menor dentro de la trayectoria de Miller, y es que si ya en Hard Boiled, Miller se ponía a entera disposición del detallista trabajo de Darrow, pero al menos contaba una historia con muchas de sus constantes, en Big Guy, Miller diseña un guión para que Darrow haga lo que le venga en gana y se lo pase bien, y el dibujante parece agradecerlo ya que Big Guy es una vez más un autentico espectáculo visual que ya solo por el trabajo de Darrow merece la pena, su detallista (hasta casi lo enfermizo) trabajo, alcanza en Big Guy cotas comparables a la de Hard Boiled, de nuevo la violencia explicita, el cuerpo humano destrozado y desgarrado como si de un muñeco se tratase, los edificios destrozados en un paisaje urbano perfectamente recreado, etc, se convierten en señas de un identidad de un trabajo en el que sin embargo resulta curioso observar la simpleza y efectividad del diseño de los dos principales personajes, Rusty (con un diseño buscadamente parecido al de Astro Boy) y Big Guy (grande, enorme y ruidoso), diseños que contrastan claramente con lo recargado del dibujo del autor.

Señalar si acaso, ya como reflexión final que de nuevo y al igual que sucedía como Robocop vs Terminator, que resulta extraño observar como una obra con Frank Miller a los guiones y Geof Darrow a los lápices continué inédita a estas alturas en nuestro país, siendo en este caso especialmente sangrante en lo que al dibujante respecta habida cuenta de su inmensa calidad y de lo poco que se prodiga, en fin esperemos que con Miller más de moda que nunca gracias al cine, todas estas obras (a las que cabría unir las que todavía están pendientes de Martha Washington) terminen por ver la luz en nuestro país.

13 comentarios :

Anónimo dijo...

la serie de dibujos animados la emitieron en la 2 por la terde hace unos años.

experimento 626

Ricky dijo...

Yo vi la serie de TV en c+ (se emitió antes que en la 2, pero no era en abierto) y estaba entretenida... lo que no sabía entonces es que estaba basada en una obra de Miller. Por cierto, que sufre algunos cambios respecto al cómic (aquí, ambos robots son estadounidenses).
Por cierto, ¿el Big Guy también está pilotado en el cómic? Porque en la serie sí, y yo siempre entendí a Rusty (Robotín en castellano) como un amago de Astro Boy mientras que el Big Guy lo sería de Mazinger Z

Anónimo dijo...

en un cross over con madman, aparce como el tipico John Wayne habando maravillas de america y de la tecnología americana, y cre que salen en la viñeta de alucinaciones que tiene el personaje princiapl de "moriría por ella" en sin city.

experimento 626

fer1980 dijo...

No sabía lo de la serie de dibujos hasta que busque referencias para el post por internet, tampoco sabía que la habían hechado en España, en el comic a Big Guy no lo pilota nadie (el pilota una nave con forma de misil), sobre lo de Madman, creo que alli es la primera aparición del personaje, era algo así como una especie de "coña" entre todos los creadores del sello "Legends", también creo recordar haberle visto en alguna viñeta de Martha Wasinghton, por lo demás yo en el comic veo a Rusty como simbolo de la tecnoloía japonesa, pequeño pero efectivo, y a Big Guy como simbolo de la américana, grande, aparatosa, rimbombante, pero no menos efectiva.

Anónimo dijo...

El diseño de Big Guy es muy años cincuenta, como las puertas de las neveras.
El guión estaba cargadito de gruesa ironía con todos esos cartuchos de texto sobrecargados de adjetivos grandilocuentes o las coletillas mastodónticas que acompañaban las apariciones de Big Guy (tipo Stan Lee desencadenado).
Como fanático seguidor de Legend, en su día llegué a imaginar que acabarían con Marvel y DC, me parece una buena historia de ese clase de cómics que se pueden regalar a las tropas del ejército USAdo sin que sus mandos se den cuentan de que ahí se están riendo de ellos.
La segunda mano paga bien este tebeo, recuerdo que me cubrió el gasto de una boya, su funda y una mochila con un espacio especial para el fusil.
Sí, yo también creo que existe una conjura editorial en España contra Geof Darrow (quizás al editor le da asco ver tantas personitas destrozadas volando por los aires en la escena del metro) muy parecida a la que sufren Enrique Alcatena o Lalia.
Ismael, el Adefesio enmascarado.

Anónimo dijo...

Además el dibujante fue premiado, ¿no?
!!!Con lo que les gusta a los editores poner un añagazo de esos tan chulos "Obra premiada en el Festival de la col de Massachusets"!!!
Ismael, el Tití Ribiera.

fer1980 dijo...

Si, es verdad el guión esta cargado de ironía y se nota que Miller se lo paso muy bien escribiendolo y muchas veces va a saco.

Etigan dijo...

Yo este cómic me lo compré en Francia, y lo tengo en francés. Toda una gozada visual, la verdad es que aunque no domines el idioma te enteras de la historia.

fer1980 dijo...

Yo que no tengo ni idea de ingles, con un diccionario y tal lo lei sin problemas, es un comic muy visual y facil de seguir, Miller desde luego sabe con quien trabaja.

Jaime Sirvent dijo...

Es vergonzoso que obras de alguien tan famoso e importante como Miller sigan inéditas. Vaya, que no se pueden amparar en que no tendría muchas ventas, porque Miller se vende solo, y si encima va acompañado de alguien como Darrow o como Simonson, mucho más. En fin, estos editores, que no sé en que coño están pensando.

fer1980 dijo...

Pues si, y además es muy raro, este comic con Miller y Darrow debería venderse solo, en fin no se, así estan las cosas.

lord_pengallan dijo...

De acuerdo con vosotros. Editadlas ya!!

fer1980 dijo...

Pues si, a ver si se animan, yo creo que vendería fijo.