jueves, 24 de enero de 2008

En una sola frase: Daredevil y Batman por Frank Miller.

Daredevil sale cada noche para detener el crimen, Batman lo hace para detener a los criminales”

En Primera Persona: Frank Miller de David Hernando. Dolmen Editorial 2005, página 24.


PD: Hoy tengo poco tiempo, pero la frase merece la pena.

9 comentarios :

Anónimo dijo...

Pues me vas a perdonar pero a mí me parece muy tontita. Y no digo ni tonta.
Ismael, el Tití Ribiera.

fer1980 dijo...

No se, me parece una visión bastante curiosa por parte de un autor que ha marcado de forma indeleble a ambos personajes, pienso que el contexto en el que nacieron ambos los diferencia mucho (uno vio morir a sus padres de niño y ante sus ojos, el otro ya de adulto y no lo presencio) y hace que mientras que en la raiz Batman esta mucho más ligado a la venganza, DD busca más bien la justicia (o su propoa visión de la justicia)DD en gran medida ve su labor como DD como una prologación de su faceta de abogado en el sentido de que sirve a la justicia como sistema establecido, sistema en el que DD (pese a sus fallos) sigue creyendo, todo esto le lleva a caer en una clara ezquizofrenia que pone en peligro su estabilidad mental y hacen que DD sea un autentico mentiroso, engañandose ante todo a si mismo, no se me parece que es frase encierra muchas cosas.

fer1980 dijo...

PD: Se me olvidaba, bajo este punto de vista Batman es un personaje mucho más "honrado" para consigo mismo y para con los demás.

fer1980 dijo...

Añado una nueva frase de Miller que amplia la idea:

“Cuando Batman sale cada noche busca castigar al criminal, detener el crimen y erradicarlo de la sociedad, esa es su motivación, cuando Daredevil sale cada noche , busca socorrer a las victimas, trata de mitigar su dolor, no piensa tanto en el crimen en si como en las victimas de este”.

Anónimo dijo...

Puede ser, pero yo he visto más bien lo contrario. Pues creo que Daredevil, su mascarada, representa una prohibición y no una mentira. Una actividad violenta y criminal que pone en peligro las creencias y seguridades de Matt Murdock pero no su estabilidad mental. Porque quizás para mí sea, realmente, su actividad enmascarada lo que mantiene la cordura de Matt.
Recuerda Born Again, la locura que le invadió al ser desposeído de los límites que su padre le había enseñado a reconocer en los libros y el buen sentido de las cosas, la aparente rectitud del hombre honrado. Acuérdate de como, mientras todo se iba hundiendo, intentaba abstraerse con su mascarada ("El único alivio que puedo tener cuando todo va mal"). Y mira a Nelson, ese gordito relleno, que en una película jolyputiana no pasaría de ser un compañerito cómico, buenecito y algo rídiculo. Y, sin embargo, Nelson (creo yo) es justo la persona que Matt Murdock debería haber sido de no haber aceptado ese pequeño espacio de libertad, de expansión individual. En resumen, de prohibición, de pecado, de desobediencia. Un demonio rojo, un acróbata.
¿Quién es el desequilibrado?
Cuando un padre falta siempre se acaba encontrando alguien que lo sustituya sin importar que la correspondencias de sus características físicas y psicológicas sean exactas o ni tan siquiera lejanamente parecidas. Lo importante es que ese nuevo padre goce de un status de superioridad. Y ahí está Kingpin, alto e inalcanzable, en cierta medida, un DD al revés: aposentado en un mundo real donde no tiene cabida la mala fe del hombre honrado.
Kingpin, pesada e inamovible mole que Matt Murdock enfrenta en los dos extremos de la realidad de su universo: el criminal, que aparece como el verdadero orden del mundo y al que solo muy de cuando en cuando se puede vencer desbaratando (desordenando) algún plan. Y el mundo de la apariencia y los límites, espacio bullicioso y desordenado en el que Matt Murdock solo consigue ajustar un elemento después de haberse auxiliado en Daredevil y el mundo criminal.
¿Quién vive en el alambre?
Matt, él es el loco, la personalidad escindida. El verdadero maniaco, el que atacó salvajemente al matón en un ring con una bolsa de monedas (¡bíblico Miller!) fue Matthew.
Matt es Matthew y Daredevil el hombre.
Ismael, el Niño culpable de la misa del enredo.

Anónimo dijo...

Batman es un tullido, un niño aberrante, un huido. Deberían convertirlo en un monstruo o ponerlo a que lo llorara todo en un rincón.
Bruce wayne no existe.
Ismael, el Anti-Batman.

Anónimo dijo...

Pero Mattew sí es real; de hecho, su culpa es tan física que acaba siendo rescatado por la mascarada y se disuelve en un Daredevil que no hace concesiones que puedan mutilar su libertad.
Un cambio absoluto, un Daredevil activo en todos los planos. (Por cierto, no hemos hablado del bastón. ¿Es menos importante que el martillo de Thor? No, es mucho más significativo todavía.)
Luego, que la historia tenga que continuar y lleguen otros que vuelven a sacar al niño demente ya es otro juego. Uno comercial.

[Yo he imaginado el final de Daredevil, este es un final sin detalles (siempre que puedo le añado algo):
Daredevil vive feliz, ha tenido varios hijos y, a veces, responde al nombre de Matt Murdock porque, aunque no se reconoce en él, le gusta tener un gesto de cortesía con los que aún le recuerdan como el culpable niño Matthew que no podía bajar a la calle. Tampoco le importa demasiado que le llamen así porque ahora vive bien, por fin ha comprendido a su padre. La manera en que lo ató a él, a pesar de que pareciera que era Matthew quien lo atara, y el razonamiento que le llevó a equivocarse. Daredevil ha perdonado al Batallador liberándose al tiempo de su pasado.
Tiene tres hijos pero todavía ha de llegar un cuarto a la familia.]
Ismael.

Anónimo dijo...

¡Ah!, el Batman... No se sabe demasiado, cuentan que un día encerraron en Arkham a un hombre que decía ser Bruce Wayne. Durante un tiempo se escucharon sus sollozos, o algunos pocos hombres aseguran haberlos escuchado. Que nada se sabe.
De todos modos, cuando años después abrieron su celda solo había un disfraz vacío. Lo demás... Todo es misterio.
Ben Urich.

fer1980 dijo...

Para mi DD es la mascara que usa Matt para tapar su culpabilidad y autoengaño, para esconder sus mentiras, prometio a su padre nunca a usar los puños,y como abogado prometio defender la justicia, Daredevil le permite bordear esas líneas o directamnete traspasarlas sin que se sienta un mentiroso, aunque en el fondo el sabe que lo sigue siendo y eso hace que en ocasiones sus inestabilidad mental este en juego, su propia autoengaño se observa también el disfraz elegido, es un catolico que se viste de diablo, trata de ser otra persona, pero al contrario que Batman no lo es, el sigue siendo Matt y eso es lo que en muchas ocasiones le desgarra por dentro, a veces pienso que su nombre probiene del deseo de que le descubran, llamarse "Daredevil" mismo nombre que los crios del barrio usaban para meterse con él de chaval, aparece casi como un grito para que destapen sus mentiras y pueda ser libre, el problema de Matt es que aunque es perfectamente consciente de quien es no termina por aceptarse por completo, no quiere defraudar a su padre y por eso se esconde tras una mascara, para mi en Born Again, lo que Miller hace es que Matt por fin consiga aceptarse a si mismo, que por fin este completo, tras Born Again, Matt y no necesita a DD la mascara es superflua, pero claro el espectaculo ha de continuar.

Sobre el tema del baston, por una lado pienso que al igual que el nombre es en cierta medida un grito a que lo descubran (de hecho su identidad ha sido vaias veces descubierta y cando por fin podía ser libre, volvia a refugiarse en la mentira)y por otro lado funciona también como una especie de muleta más emocional que fisica que le recuerda quien es en realidad.

Sobre el final que apuntas, la verdad es que ese parecía el camino que se debía iniciar tras Born Again, sin embargo hoy tiendo más a pensar en un final trágico y violento, parecido al de Elektra.

En cuanto a Batman, bueno a mi el personaje me parece fascinante, tiene tantas facetas que apenas si conocemos leves apuntes de su potencial, dices que Bruce Wayne no éxiste, estoy deacuerdo, murio en ese sucio y oscuro callejon junto a sus padres, pero lo dices como si fuera algo malo, yo creo que aporta un transfondo más mitologico, más grande que al vida al personaje, no se realmente creo que tal vez estemos ante el personaje de ficción más interesante creado en el siglo XX.