miércoles, 4 de noviembre de 2009

100 Balas: El Declive.

100 números, 10 años, se dice pronto, 100 Balas, una de la mejores colecciones que ha dado jamás el sello Vertigo (y más si tenemos en cuenta que cosas como Swamp Thing, Animal Man, 2009, Reseñas VertigoSandman o Transmetropolitan no nacieron en el sello), ha llegado a su final,¡ y qué final!

Más allá de las conspiraciones, de las luchas de poder, los magnates, el Trust y los milicianos; 100 Balas se ha movido sobre todo en torno a dos frentes, primero como magnifico retrato de la cara menos conocida de América, de sus bajos fondos, de sus barrios deprimidos, del lado oscuro del sueño, y después como un poderoso relato moral, ¿qué es lo impide a un hombre matar a otro?, ¿las consecuencias de tal acto, o el acto en sí de acabar con una vida?

Bajo estos dos pilares Azzarrello y Risso han trazado un relato en el que la trama no era tan importante como el desarrollo de los personajes, en el que la intrahistoria de la obra apenas si ha sido música de fondo para contarnos las pequeñas grandezas y miserias de unos personajes siempre al límite.

Partiendo de esta base, 100 Balas puede entenderse también como un relato de genero negro, pero de un genero negro “cool”, por llamarlo de alguna manera, lejos de la perfección técnica y formal de Criminal, lejos de la fuerza desgarradora de los mejores relatos de Sin City, 100 Balas ha funcionado mejor, modernizando, actualizando y retorciendo a su antojo las claves del género, claves que Azzarello conoce a la perfección, pero que no duda en adaptar (o trastocar) en función de los intereses de la historia que quiere contar, algo parecido a lo que vemos en el Pulp Fiction de Tarantino, por ejemplo.

Llegados a este punto, y cuando apenas si quedaban una decena de números para acabar la colección, Azzarello decide cerrar la gran historia que se ha venido cocinando a fuego lento (muy, muy lento) desde el principio de la colección, y es que el último tomo de la serie cierra, si no todos, si casi todos los cabos sueltos que se habían dejado a lo largo de los ochentaytantos números anteriores; tanto centrase en los personajes, en el entorno, en los dilemas morales hacen que la conclusión se antoje un tanto apresurada y hasta demasiado sencilla (al final la conspiración ni era tan compleja, ni tenía tanto alcance como parecía), pero resulta como poco, convincente, y por momentos devastadora, con una última página soberbia, evocadora y quintaesencial de lo que ha sido la serie.

100 Balas se confirma así (como si le hiciera falta) en un autentico clásico del sello, una obra que alcanza cotas de calidad insuperables a lo largo de sus 100 números (pese a sus lógicos bajones, 100 números son muchos números como para mantener el nivel de excelencia que la serie alcanza en más de una ocasión), una colección que al contrario de lo que solía ser común en el sello cuenta con un dibujo magnifico a todos los niveles, y que tiene además una conclusión coherente con lo narrado en su amplia trayectoria.

En fin un comic magnifico cuyo cierre, pese a ser esperado deja un poso de tristeza, no en vano los tomos de la colección han sido durante los últimos años algunas de mis lecturas más esperadas y disfrutadas, todo lo bueno se acaba, pero en fin, si lo hace así de bien, jode menos, grandes Azzarelo, Risso y 100 Balas, muy, muy grandes.

5 comentarios :

guevillos dijo...

Los muertos de planeta que entre ella y el dependiente de mi tienda me tienen esperando para poder leer el final de la serie...

mira que avisé en la tienda a finales de agosto de como habia que hacer el cambio, pos nada a dia de hoy aun no tengo el tomito de las narices.

charlie furilo dijo...

Totalmente de acuerdo en todo lo que dices. A falta de leer este último tomo, no me duelen prendas en afirmar que es de lo mejor que se haya hecho jamás en Vertigo. Azzarello en estado de gracia (nunca ha llegado a alcanzar ese nivel en el resto de sus obras) y con un Eduardo Risso sencillamente espectacular (sin él esta serie no sería lo mismo ni de lejos).

Coincido contigo en que aunque la trama subyacente importe (me alegra saber que como dices va atando cabos), lo importante de verás en esta serie son sus personajes, magníficos, carismáticos y con una fuerza increíble,y las diferentes historias paralelas que se nos han ido contando durante estos 10 años.

A mi también me da mucha pena que se acabe la colección. Pero ya lo dice el dicho, "todo lo bueno se acaba" (y por eso jode más).

Saludos.

fer1980 dijo...

Guevillos, vaya putada, a ver si se te arregla pronto.

Charlie Furio, lo mejor, lo mejor, no se, pero entre lo mejor sin duda.

Anónimo dijo...

sobre la edición... la mitad d la serie está en tomitos finos y la otra mitad en tomos tochos no...? hubiera sido perfecto que reeditaran en tomos gordos para dejar un formato "unitario" los nums. que hay "finos"... vnga saludos!!!

m an u .

fer1980 dijo...

Si, la edición de Pda esta parte en prestigios, parte en tomos, hombre no se, yo creo que lo importante es poder leerla.