viernes, 8 de julio de 2011

Juego de Tronos, en la pequeña pantalla, la HBO en el Trono de Hierro.

Fan absoluto de la saga creada por George R.R. Martin, cuando se anuncio que la HBO iba a adaptar a la pequeña pantalla el primero de sus libros, la ilusión me desbordaba, pocas veces había tenido tantas ganas de ver una serie de televisión, tras el estimulante episodio piloto, toca ahora hacer un balance más global de la serie en su conjunto.

Ejemplos como El Resplandor muestran a las claras que la fidelidad no es ni mucho menos un camino seguro al éxito a la hora de adaptar una obra literaria a un medio audiovisual, muchas veces es de echo justo al contrario.

Personalmente las adaptaciones que más me suelen gustar son aquellas que saben tomar el material de partida como un punto de referencia para crear algo nuevo, distinto, dando una visión diferente, a veces complementaria a la que se daba en el material de base (El Resplandor o Blade Runner son ejemplos a bote pronto), sin embargo siempre hay excepciones (Sin City, me viene a la cabeza), y Juego de Tronos es una de ellas.

A la hora de adaptar el gigantesco y complejo mundo creado por George R.R. Martin en su aún inconclusa Canción de Hielo y Fuego la fidelidad a la fuente de partida ha sido una de las claves de su innegable éxito, una fidelidad primero casi reverencial, que no ha impedido que la serie haya añadido, más hacia el final sus propios (pero pequeños todavía) elementos propios.

La obra de Martin, ya muy visual en su origen literario, (o al menos para mi resultaba fácil y placentero imaginarme el mundo creado por el autor) encuentra en el virtuosismo técnico tan habitual en la HBO su cobijo natural, la serie no tiene la personalidad de las grandes obras de la casa, (The Wire o Los Soprano), tampoco lo pretende, ni me atrevería a decir lo necesita, Juego de Tronos se configura entorno al mundo creado por Martin y su fuerza, (y personalidad) radican en el creador literario de la obra.

Un adecuado casting, una prodigiosa ambientación, una cuidada y clásica puesta escena y el carisma de la historia y el mundo creado por Martin, hacen de Juego de Tronos una de las series más relevantes del panorama televisivo actual, y saldan con buena nota la prodigiosa y casi mastodontica tarea, de llevar a la pequeña pantalla la obra maestra del de New Jersey.

Pese a todo, Juego de Tronos también presenta sus sombras, relacionadas más que nada con el enfoque dado a algunas escenas o pasajes concretos (pienso por ejemplo en el “renacimiento” de Daenerys) que requerían de una espectacularidad que la serie no aborda, queda saber si es por falta de ambición o por el contrario nos encontramos ante limitaciones presupuestarias.

En el primer caso, algo perfectamente factible, habida cuenta de que el respeto total a la fuente de partida puede limitar un poco la independencia creativa de la serie, el problema tiene fácil solución, el éxito de la primera temporada (a la que previsiblemente acompañe el éxito de su comercialización en formato domestico) y el consiguiente crecimiento de la misma, traerá consigo soluciones más valientes para los retos que propongan la novelas, en el segundo caso, estaríamos por el contrario ante un grave problema, las novelas no hacen si no que crecer en espectacularidad a medida que las batallas se multiplican, y sin un presupuesto adecuando para resolver esto la serie podría perder gran parte de su encanto, en tanto que se convertiría en un reflejo demasiado descafeinado de la saga.

Sea como sea la respuesta estará en las siguientes temporadas (la segunda, al menos ya esta confirmada) que realmente espero con ansía, y es que con Juego de Tronos estamos ante un éxito mayúsculo que esperemos solo haga que crecer y crecer.

7 comentarios :

Jero dijo...

Estoy más o menos de acuerdo en todo lo que dices salvo en dos apuntes: por un lado, a mí "Sin City" me pareció un engendro, en parte precisamente porque el exceso de fidelidad le impide lograr ritmo cinematográfico. Por el otro, a mí el renacimiento de Daenerys me resultó perfecto, exactamente como me lo había imaginado cuando lo viví en el libro.

Yo creo que la serie irá siempre muy pareja a las novelas, pero veo con muy buenos ojos esos destellos de independencia (el diálogo entre Cersei y Robert sobre su matrimonio, el monólogo de Meñique mientras sus chicas "practican") que hacen que realmente merezca la pena ver la serie habiendo leído de antemano los libros. De hecho los primeros capítulos me dejaron un poco indiferente precisamente porque no eran sino un volcado a imágenes de las situaciones y diálogos casi exactos de la versión literaria... Por suerte los cuatro últimos episodios me parecieron magistrales.

Más vale que aumenten considerablemente el presupuesto de cara a "Choque de reyes". Sus 200 últimas páginas deberían lucir en pantalla al nivel pirotécnico de "The Pacific".

Fer1980 dijo...

Bueno yo la escena de Daenerys me la imaginaba mucho más poderosa, saliendo del fuego y demás parafernalia, no al día siguiente y todos esperando a ver si se había quemado o no (je, je), en todo caso esperemos que llegue el presupuesto para hacer lo que hay que hacer y que las batallas no se cuenten casi en off como me dicen pasaba en Roma.

Piru dijo...

Sin duda, limitaciones presupuestarias. Tampoco sacaron cierta escalera por la que "sólo cabría una oveja"

Un saludo!

Piru dijo...

Ah! y para mí Sin City es una magnífica adaptación del cómic-book, de hecho cuenta con la intervención del propio Frank Miller

Fer1980 dijo...

Pues si son limitaciones presupuestarias el problema para las siguientes temporadas sera gordo, a mi Sin City también me gusta, mucho.

Jero dijo...

Lo de las batallas en off, al menos en lo que respecta a "Juego de tronos", yo creo que es heredado directamente del libro. La del Bosque Susurrante está contada exactamente igual, desde la perspectiva de Catelyn. Algo que no podrán hacer en Aguasnegras...

Sobre "Sin City" (por muy off-topic que resulte): como adaptación me parece espectacularmente fiel. Como película, mala. Tampoco es que Frank Miller me parezca un tipo que merezca excesivo reconocimiento cinematográfico: "The Spirit" es una de las pelis más abominables de los útlimos años...

Fer1980 dijo...

Si, si, en Juego de Tronos esta justificado, lo que espero es que no hagan lo mismo en Choque de Reyes, porque entonces sería muy triste.

Sobre Sin City, ya digo que a mi me gusta mucho, coincido en que Miller no merece demasiado reconocimiento cinematografico, pero la peli es de Rodriguez que tal vez sea un Tarantino de segunda, pero no me parece malo.