miércoles, 24 de febrero de 2010

“Mis Comis” de la década II.

Segunda parte de la serie de tres post dedicados a desgranar mis comic preferidos de la década recién finalizada, hoy entramos ya en el top ten.



10.- New X-Men de Grant Morrison y otros: Otro de los símbolos de la “Marvel experimental” que tuvimos a principios de la década (esta en concreto duro desde el X-Men 114, con fecha de portada de Julio de 2001, hasta el 154 con fecha de portada de mayo de 2004) y la ultima gran etapa mutante vivida hasta ahora.

Uno de los autores más prestigiosos del medio era y es, Grant Morrison, sin embargo su nombre siempre había permanecido asociado a DC sobre todo al sello Vertigo, aunque en su espectacular y éxitoso relanzamiento de la JLA demostró no solo que sabía escribir superhéroes, si no que además sabía hacerlo muy bien, probablemente fuese su etapa en la JLA y el que su nombre apenas si se hubiera asociado nunca a Marvel (en esa época se buscaban gente e ideas nuevas) lo que llevo a la antigua Casa de la Ideas a plantearle al genio escocés al posibilidad de convertirse en la cabeza visible del enésimo relanzamiento mutante, probablemente ese aire de libertad, y la posibilidad de tocar el juguete más caro de al industria sin apenas limites fue lo que llevo a Morrison a aceptar.

Morrison llego dispuesto a dejar huella y a fe que lo consiguió, desde el principio, su primera saga (con lápices de su habitual colaborador Frank Quitely), supuso toda una declaración de intenciones, que empezaba ya con el titulo, el no hacia los X-Men, el hacía los New X-Men, a partir de ahora todo iba ser nuevo y distinto.

En sus poco más de cuarenta números, Morrison destruyo Genosha (y con ello mato a 17 millones de mutantes), convirtió la escuela de Jóvenes Talentos en una autentica escuela con multitud de alumnos en sus antaño desiertas aulas, cambio el paradigma mutante al acabar con el ya cansino “odiados y temidos por el mundo al que han jurado proteger” e hizo que los mutantes se tornaran en los verdaderos herederos de la Tierra, en al futura especie dominante, acabo con una relación, la de Scott y Jean, que pese a llevar años en el centro de la franquicia hacía demasiado tiempo que no iba a ningún lado, torno a Emma Frost, un personaje ya de por si tremendamente interesante, en la figura femenina central de la serie, dándole una nueva dimensión apenas si vista antes, etc, etc, etc.

Morrison no vino a hacer un mero trabajo alimenticio, vino a revolucionar las cosas, por el camino hubo excesos, incoherencias y comics tan mal dibujados que daba pena verlos, pero también convirtió de nuevo a los X-Men en el comic que había que leer, en la obra que por su calidad, su valentía y su inteligencia estaba en boca de todos.

El legado de Morrison fue inmenso, las posibilidades infinitas, su influencia en el devenir de al franquicia gigantesca, desde su marcha de Marvel (sobre todo a raíz de Dinastía de M) se ha empeñado por volver las aguas a su cauce, por que los mutantes dejen de estar de moda y lejos de ser herederos de la Tierra vuelvan a ser ahora más que nunca “odiados y temidos por el mundo al que han jurado proteger”, pero durante unos años vimos como alguien se atrevió a remover las cosas y cambio por completo las bases de una de las franquicias más importantes y por ello inmovilistas del mainstream, solo por eso, este comic ya merece estar aquí.



9.- Crisis Final de Grant Morrison, J.G. Jones y otros: Otro comic de Morrison, este mucho más reciente (julio de 2008, Marzo de 2009), y es curioso por que en cierta medida enlaza en planteamientos y ambición con New X-Men.

En una década en la que el mainstream superheroico ha conocido una nueva era de dominio del crossover masivo (sobre todo desde el éxito de Crisis de Identidad en 2005), en el que raro era el año en el que no llegaba un nuevo cruce en el que “nada volvería ser igual”, Crisis Final ha brillado con luz propia no solo como el mejor crossover de la década, si no como uno de los mejores de la historia.

Planteado desde el principio como un revisión del Cuarto Mundo del gran Jack Kirby, Crisis Final supone el enfrentamiento definitivo del bien y del mal (el maniqueísmo puro era una de las claves de la grandiosidad de la obra de Kirby), con un resultado final que de aplicarse hasta sus ultimas consecuencias puede suponer el fin del tal enfrentamiento.

Excesivo, complejo y denso, este crossover no ha terminado de convencer a un gran publico que pese a sus quejas, cada vez esta más claro que en este genero solo busca simple y mero entretenimiento, sin más, Crisis Final tiene mucho de eso, pero también va más allá, como en tantos de sus comics Morrison, juega con el lector, con al ruptura de la cuarta pared, con la influencia del lector sobre lo que lee, y lo hace para, al igual que en All Star (pero esta vez en el corazón del mainstream, no en una “realidad alternativa”) revindicar a los héroes como héroes, siendo de nuevo clave la figura de Superman para ello.

Un comic tan magnifico como excesivo que abre un camino lleno de posibilidades, personalmente tengo muchas ganas de explorarlo.



8.- Planetary de Warren Ellis y John Cassaday: Aunque seis de sus 27 números vieron la luz en 1999, estamos ante una colección tan pegada al nuevo milenio que es lógico que tenga cabida aquí.

Publicada bajo el sello Wildstorm, primero en Image pronto en DC, Planetary, es muchas cosas, desde un homenaje a la cultura popular del siglo XX (literatura pulp, comics de superhéroes, cine...), pasando por una reivindicación a la grapa (casi todos los números de la serie cuentan una historia completa en cada número) y terminando en un excelente comics de superhéroes con una visión muy particular de lo que la presencia de seres así podrían hacer en el mundo.

Un grupo de tres “arqueólogos de lo imposible”, se dedican a recorrer el mundo buscando dar explicación a hechos en apariencia inexplicables, y también en apariencia inconexos, todo ello mientras tratan de averiguar que ha sido de su cuarto miembro desaparecido y se enfrentan en una guerra fría a su némesis, Los Cuatro un grupo de científicos con un origen sospechosamente parecido al de Los Cuatro Fantásticos, y que lleva décadas negando a la humanidad una tecnología que aceleraría su progreso hasta el infinito.

Planetary no ha tenido la influencia de otra de la obras cumbre de Ellis en la década, Authority, y es una lastima, por que estamos ante un comic mucho más interesante que aquel, lleno de misterio, de alocadas conspiraciones, y sobre todo de amor por una forma de hacer contar historias cada vez más olvidada, una forma que consiste en respetar al lector que ha comprado tu obra y contarle algo dentro del formato que le das, una forma de hacer comics, donde la imaginación, los buenos personajes, las buenas historias no necesitan miles de páginas para llegar a algún lado, en una década caracterizada en el mainstream por el apogeo de los tomos recopilatorios, en el que la grapa individualmente no ofrecía apenas nada, Ellis y Cassaday demostraron en este comic de ciencia ficción desatada, que el tema no son los formatos, el tema es el talento, eso y el tener algo que contar claro, y en Planetary había mucho que contar.



7.- Sleeper de Ed Brubaker y Sean Philips: Publicada de nuevo por el sello Wildstorm en dos volúmenes de 12 números cada uno entre el 2002 y el 2005, Sleeper es la obra más representativa de uno de los guionistas mainstream más interesantes de la de década, Ed Brubaker, y sin duda el mejor trabajo realizado junto a su habitual pareja de baile, el dibujante Sean Philips.

Sleeper narra la historia de Holden Carver, infiltrado en una organización terrorista, que de repente se encuentra encerrado en tierra de nadie, cuando su jefe, único que conoce la realidad de su infiltración es atacado y dejado en un coma aparentemente irreversible; sin aliados, encerrado en un mundo que desprecia pero en el que tiene que vivir, Carver iniciara su particular descenso a los infiernos en busca de una salida en apariencia imposible.

Sleeper mezcla lo mejor del género negro, con lo más sórdido del superheroico para trazar una historia de verdades a medias, dobles lealtades, personajes ambiguos y callejones oscuros.

Unos personajes perfectamente construidos, una trama sólida, a prueba de bombas, un dibujante nacido para plasmar este tipo de ambientes, y un guionista en su salsa, hacen de Sleeper un comic realmente especial, una lectura absorbente e impactante que te mantiene agarrado de principio a fin, y en la que nunca sabes realmente que va a pasar; sencillamente genial.



6.- Los Muertos Vivientes de Robert Kirkman, Tony Moore y Charlie Adlard: Aunque el comic (iniciado en 2003), sigue viento en popa a día de hoy, y se acerca paulatinamente a las 70 entregas, lo cierto es que los 24 primeros números (publicados aquí en los 4 primeros tomos de Planeta), resumen a la perfección lo que es la serie y podían haber supuesto un final más que digo.

Ambientado en un mundo posapocaliptico en el que la inmensa mayoría de la humanidad ha sido transformada en zombis, Los Muertos Vivientes se centra en un grupo de supervivientes que tratan de seguir vivos en un entorno tan hostil, en el que sin embargo las principales amenazas no serán los zombis, si no sus propios semejantes, en un relato absolutamente negativo sobre la humanidad y su esencia.

Intensa, dramática, y sin ningún tipo de piedad, Los Muertos Vivientes es una de las lecturas más poderosas que uno puede encontrar en el comic comercial americano, nada es sagrado en una obra coral, en la que cualquier personaje puede hallar su fin cuando menos lo esperas; una obra negrísima, en la que la esperanza apenas si tiene cabida, pero que consigue atraparte desde el principio siendo uno de las lecturas más estimulantes que recuerdo.

33 comentarios:

Jero dijo...

Estoy más o menos de acuerdo en la inclusión de "Planetary", "Sleeper" y "Los muertos vivientes". Quizás no entrarían todos en mi lista personal, pero junto a "All-Star Superman" me parecen los mejores tebeos en lo que va de Top 15. "New X-Men" y "Crisis Final" me parecieron decepcionantes. Ambos tienen un planteamiento fantástico, pero finalmente no consiguen dar todo aquello que prometían. Además, tener "incoherencias y comics tan mal dibujados que daba pena verlos" debería ser un motivo más para largar a los mutantes de la lista. Al fin y al cabo, el cómo es tanto o más importante que el qué...

"...este crossover no ha terminado de convencer a un gran publico que pese a sus quejas, cada vez esta más claro que en este genero solo busca simple y mero entretenimiento, sin más..."

O igual simplemente no nos ha gustado, ¿no? (sin acritud, jejeje)

Mythos dijo...

Demasiado Grant Morrison para mi gusto xD

"...cada vez esta más claro que en este genero solo busca simple y mero entretenimiento, sin más..."

Estoy con el comentario de Jero y yo creo que la gente, antes todo, quiere leer buenas historias. Lo cual no quiere decir que tienes que seguir ciertos tópicos y tipicos, se agradece la original, pero sino es una simple ida de olla que no conduce a ningún lado. Los cómics de este tipo capaz de soportar varias relecturas o de ofrecer diferentes interpretaciones son escasos. Prefiero mil veces Crisis de Identidad de Brad Metzler, que pese a algún tópico intenta contar algo diferente, o el Flash de Geoff Johns en su amor por lo clásico, que una Crisis Final de Grant Morrison que no lleva a ningún lado.

Mythos dijo...

Por cierto, a ver si leo Planetary, que sí es una obra que me llama la atención.

Jero dijo...

Mythos: yo no lo decía como apología de la (llamémosle) "sencillez efectiva".

Por un lado es cierto que prefiero el "Invencible" de Robert Kirkman (que sigue los dictados tradicionales del género sin pretender innovar en absoluto) antes que tebeos supuestamente transgresores que no lo son tanto ("New X-Men" o el "The Authority" de Warren Ellis encajan en esta categoría). "Invencible" al menos me da lo que promete. Los otros creen que son lo más cool del mundo pero se dedican a reciclar o importar conceptos que existían desde hace mucho tiempo.

Por otro lado yo sí le exijo a los comics, sean del género que sean, que cumplan con una serie de exigencias en cuanto a calidad. "Crisis Final" no me da eso que le exijo por problemas estructurales, narrativos y de malas decisiones argumentales (algo totalmente subjetivo, por otro lado), pero hay muchos comics de super-héroes complejos y profundos que sí lo hacen como "Born Again", "Miracleman", "Swamp Thing" o (por poner un par de ejemplos recientes del propio Morrison) "All-Star Superman" y "Los Siete Soldados de la Victoria" (pese a sus altibajos). Son comics narrativamente complejos que además saben contar una buena historia sin perderse por el camino, que están estupendamente dibujados y que crecen con cada relectura...

"Crisis de Identidad" me parece un comic entretenido pero formalmente mediocre, sin personalidad. Dentro de lo que se hace actualmente con los supers está por encima de la media, sí, pero es que la media es bajísima... Creo que el problema del género parte de su propia lógica de producción: por lo general, ni a los guionistas ni a los dibujantes les importa un comino hacer auténtico arte, sólo entretenimiento. Luego, claro, te viene un tipo que piensa "outside the box" (como dicen los yankis) como un Moore, un Morrison o un Miller inspirado, se cruza con un buen dibujante (Quitely, Ha, J.H.Williams III, McKean, Mazzuchelli) y cagamos todos patatillas...

"Planetary", por mi parte, recomendadísima ;)

Pufff, menudo ladrillazo acabo de soltar. Sorry.

Juls dijo...

Genial Planetary, aunque los Nuevos X-Men no me parecen muy interesantes, la verdad.

Mythos dijo...

No, si así lo había entendido Jero, lo que pasa es que quizá he mezclado conceptos en mi comentario. Y lo explicas muy bien cuando hablas de esos autores que se creen transgresore. Algo así estaba pensando yo el otro día después de leer el último de The Boys de Garth Ennis.

En cuanto a Crisis de Identidad lo cito porque es de lo último que he leído y me ha venido a la mente. No es desde luego lo mejor que se puede encontrar en el género, ni va renovar nada, pero a priori parte de una perspectiva interesante. Resultado: un cómic entretenido y bien contado que en estos tiempos se agradece bastante.

Conner Kent dijo...

ufff no me puedo creer que esté ahí crisis final, pero ga gustos colores, antes ponía Legión de 3 mundos vamos O_O

fer1980 dijo...

Bueno a mi Crisis Final, y New X-Men, me resultaron sorprendentes, valientes e incluso por momentos revolucionarias, si es cierto que algunos números de x-Men están muy mal dibujados, pero solo algunos, la mayoría no, y la fuerza del conjunto me hace obviar sus, por otra parte evidentes defectos.

En cuanto a mi comentario sobre lo que lo pienso que la gente espera al leer comics de superhéroes, la verdad es que me reafirmo, viendo como muchos han recibido a Crisis Final con un no “me entero de nada” o “un esto es una rallada de Morrison”, sin profundizar lo más mínimo, me parece claro que un importante porcentaje de los seguidores de este género, quieren hostias, dramatismo artificial, y pasar el rato, no tiene nada de malo, claro, pero luego no nos quejemos de que el genero no evoluciona, que siempre pasa lo mismo, etc., etc., etc., ya que para una vez que alguien da un paso al frente en el corazón del mainstream, la respuesta me ha parecido cuando menos decepcionante.

Sobre Crisis de Identidad, en su momento me gusto mucho, y su influencia en el mainstream de la década es innegable, pero el paso del tiempo le ha hecho mucho daño y cada vez me parece peor, y por supuesto creo que es mucho peor que Crisis Infinitas, ¿por qué?, pues porque pienso que Crisis de Identidad cuenta una historia clásica y mil veces vista (¿quién es el asesino?) y lo hace para envilecer y oscurecer a unos héroes a los que torna en todo lo contrario de lo que en realidad son, justo al revés de lo que hace Morrison en su obra, obra además mucho más compleja, valiente e interesante (todo esto para mi claro, ni se, ni pretendo sentar cátedra).

En cuanto a Invencible, si es un buen comic, si está bien escrito y dibujado, pero de ese tipo de comics (que por desgracia no han abundado en la época), me quedo con Flash, aunque solo sea porque me parece más difícil hacer un comic así con un personaje con tanto peso a sus espaldas y encuadrado en un universo de ficción de décadas de antigüedad.

Por cierto “los cómics de este tipo capaz de soportar varias relecturas o de ofrecer diferentes interpretaciones son escasos”, creo que esa es la definición perfecta de Crisis Final, un comic capaz de soportar varias relecturas y ofrecer diferentes interpretaciones, y la prueba es que esta claro que vosotros y yo no hemos leído el mismo comic, xd.

fer1980 dijo...

Conner, te "más colao", xd, hombre La Legión de los Tres Mundos...eso para gustos los colores.

lord_pengallan dijo...

En el tema de Crisis Final hay que tener en cuenta que no ha terminado. No es una historia cerrada. Sus consecuencias, en teoría, se contarán ahora y eso, presumiblemente, borrará muchas críticas como la de que "no va ningún lado".
Sin querer faltar, despreciar o insultar a nadie, recomiendo a los que tildan CF ser un sinsentido o "una ida de olla" que se la relean.
El pecado de CF es ser demasiado excesiva, o estar mal hecha. Quizás esto os pueda ayudar:
http://elcritiquitas.blogspot.com/2010/01/el-fin-del-mal-crisis-final-el.html

Jero dijo...

Con ánimo de debatir, no de ensañarme (y con algunos spoilers sobra las obras mencionadas en estos comentarios, advierto):

Yo no acabo de ver esa supuesta revolución en "New X-Men" y "Crisis Final". Más bien diría que son más ambiciosos (tramas más complejas) que lo que se suele hacer en el género, pero desde luego no plantean nada que no estuviera ya ahí antes, ni temática ni narrativamente. Y no pretendo minimizar sus méritos, que los tienen, pero también un carro de defectos.

¿En qué es vanguardista la historia que narra "Crisis Final"? Es una lucha del bien (los super-héroes) contra el mal (ya sea Darkseid o el Monitor Vampiro) de las de toda la vida, con idas y venidas temporales, metalenguaje, multiversos y tropecientas referencias (detalladísimas, eso sí) al continuum de DC. Que mucha gente no se entere de nada no tiene por qué ser necesariamente bueno o malo, pero hay que reconocer que en este caso Morrison hace lo imposible por esconder un argumento caprichoso bajo un torrente de líneas argumentales que no desembocan en ningún lugar concreto. La aportación final de los Green Lantern, de Sonny Sumo, Mr. Milagro y los jóvenes héroes japoneses o de Canario Negro y los refugiados en el satélite es mínima: bien podrían habérselos cargado de la trama y todo sería más o menos igual.

A mí me pareció narrativamente confuso sin necesitarlo. Para presentar esos mismos conceptos no hacía falta pisarse los cordones de esa manera. Alan Moore y sus colaboradores hacen en "Watchmen", "Swamp Thing" o "Promethea" cosas mucho más complejas pero que uno puede asimilar a la primera y sin confusiones. Dave McKean en "Cages" busca la experimentación y la transgresión pero todo lo que enseña encaja a la perfección y uno no tiene que leerse tres veces la misma página para enterarse de qué carajo está pasando ("Superman Beyond 3-D" me parece un tebeo especialmente críptico, al nivel de los momentos más oscuros de "El Asco" o "Los Invisibles"). No entremos ya en territorio no-mainstream, porque ahí hay ejemplos a patadas de autores que rizan el rizo hasta el infinito y lo hacen fácil de leer (Chris Ware, Dash Shaw, Dave Mazzuchelli...)

Y, lo que es más, el final me parece una castaña pilonga. Porque subjetivamente no me gusta: no me gusta que el supuesto gran advenimiento de Darkseid y su reinado de terror se despachen en unas páginas de calderilla y de una forma un tanto chorra (con lo que molaba la muerte de Darkseid en "La roca de los tiempos", leñe) mientras Ultraman y el monitor vampiro se cuelan y monopolizan una trama que no los necesitaba en absoluto (porque esto iba del Quinto Mundo, ¿no?), no me gusta que Morrison vuelva sobre los derroteros del metalenguaje (¿cuántas veces tendremos aún que leer lo de los personajes que se saben personajes? eso molaba en "Animal Man" hace 20 años) o que utilice otra vez su clásica fractura del tiempo haciendo flashback y flashforward (ya lo vimos en el último número del volumen 2 de "Los Invisibles") sin ningún tipo de estructura visual que lo respalde (volviendo a lo anterior: ahí ya dio Moore una lección en el capítulo 4 de "Watchmen" o en el apocalipsis de "Promethea"). Simplemente me parecen malas decisiones que se cargan lo que podía haber sido un buen tebeo épico.

Jero dijo...

Con lo de "Invencible" no pretendía decir que me pareciese una obra digna de un top 15 de la década (aunque sí me parece superior a la etapa de Johns en "Flash", pero eso es de nuevo subjetivo), sino que en su clasicismo me resulta mucho más honesto y agradable de leer que obras supuestamente post-modernas que, en el fondo, son igual de convencionales. ¿En qué se diferencia el "quién-es-el-asesino" de "Crisis de Identidad" del de "New X-Men"? ¿Eso es todo lo que a Morrison se le ocurre para culminar su supuesta revolución mutante? ¿Descubrir a un villano clásico orquestando un maligno plan en las sombras? ¿Reescribir la realidad con un deus ex machina de última hora? ¿Es eso innovador? Porque desde luego a nivel formal (recursos gráficos) esos tebeos son de lo más ramplones (exceptuando los números de Quitely, que levantan la media cosa mala).

Yo he leído tanto "New X-Men" como "Crisis Final" primero mes a mes y luego del tirón (los mutantes incluso más de una vez porque Morrison me suele gustar y quería sacarles todo el supuesto jugo) y en todas las ocasiones me dejaron exactamente la misma sensación que en un primer momento: esto no funciona. Que luego cada uno extraiga interpretaciones diferentes no tiene por qué ser una característica tanto del tebeo como de quien lo lee. Hace un tiempo leí una opinión de la peli "Señales" de Shyamalan en la que se decía que los aliens verdes eran en realidad ángeles enviados por Dios y que todo estaba clarísimo (¿mande?). Vamos, que cada uno puede ver en cualquier obra lo que se salga del escroto, pero eso no implica que tales obras sean susceptibles de múltiples interpretaciones...

Conluyendo ya el tremendo ladrillo: no he leído "La legión de 3 mundos". ¿Está bien?

Int dijo...

Si me permites Fer voy a responder a Jero con un poco de Off Topic: en SEÑALES los alien no son literalmente ángeles, por supuesto, pero sí metafóricamente. Todo parece ser una prueba enviada por Dios para que el personaje de Mel Gibson recupere la fe. Y de hecho, a mucha gente no le gusta la peli por este mensaje.

Desgraciadamente no he leído ninguno de estos comics, pero con tanta polémica me están entrando unas ganas de leer CRISIS FINAL.

Jero dijo...

Siguiendo con el Off Topic (con SPOILERS sobre "Señales"): no acabo de verle sentido a esa explicación. Entiendo que la experiencia hace que el personaje de Mel recupere la fe: el hombre comprende que Dios no juega a los dados con el universo (citando a Morrison parefraseando a Einstein) al ver las conexiones que antes le pasaban desapercibidas, pero de ahí a asumir que los aliens están en nuestro planeta precisamente para que él recupere la fe... Un poco gibson-céntrico, ¿no? En mi opinión, por un lado están los aliens y por el otro el asunto de la fe, y la primera situación hace que el personaje se replantee la segunda, pero del mismo modo en que una persona que sobrevive a un cáncer decide aprovechar mejor el tiempo que le queda. Eso no implica que el cáncer, de forma generalizada, les sea "enviado" a quienes lo sufren para devolverles las ganas de vivir (perdona que me ponga morboso, pero es el primer símil que me ha venido a la mente).

Por cierto: a mí sí me gustó la peli (salvando el vergonzoso detalle de que una raza alienígena vulnerable al agua invada un planeta cuya superficie está compuesta por dicho líquido en un 70%) pero porque no creo que tenga una lectura exclusivamente cristiana: es el personaje de Gibson el que hace esa lectura porque ésa es su forma de interpretar las señales, pero del mismo modo en que un musulmán lo atribuiría a la mano de Alá. Y porque tiene un pulso narrativo brutal, claro.

Int dijo...

ATENCIÓN SPOILERS DE SEÑALES

Seguimos (Fer no nos mates): de entrada, a mí también me encanta SEÑALES y considero a Shyamalan el mejor director americano actual junto a Fincher y Paul Thomas Anderson.

En mi opinión los acontecimientos de SEÑALES son mostrados desde el punto de vista de Gibson. Empieza con él despertando en la cama y acaba con él despertando su fe. Incluso cuando vemos a su familia, son una extensión del punto de vista de Gibson. Me parece muy importante que la única vez que ven a un alien (antes del final) es a través de la TV. Recordemos también la escena en la que apuntan al cielo buscando un mensaje. Me parece muy significativa la mirada intimista de la invasión. Realmente parece que sólo les pasa a ellos.

Con todo, no es más que una lectura más, como puede haber tantas y todas compatibles. Me gusta decir que las películas son como arcilla con la que cada espectador moldea lo que quiere. Ahí está la gracia.

Un saludo!

Jero dijo...

(Sigo con lo de "Señales". Cuando quieras nos baneas, Fer xD)

Entiendo lo que quieres decir, Int, pero sigo sin ver por qué eso debería convertir (aunque sea metafóricamente) a los aliens en ángeles enviados por Dios. De hecho, todo el asunto de que sean enviados por Dios me parece querer ver más de lo que hay. Pero bueno, la mía es una opinión tan discutible como cualquier otra y no creo que nos pongamos de acuerdo, jejeje...

A mí Shyamalan me gusta mucho, pero de ahí a ponerlo en la misma categoría que Paul Thomas Anderson y David Fincher me parece que dista un cacho largo. El hindú no tiene nada del calibre de "El club de la lucha", "Zodiac", "...Benjamin Button", "Boogie nights", "Magnolia" o "There will be blood" (jodó, vaya dos filmografías...) De entre los actuales directores norteamericanos antes me quedo con Clint Eastwood, Spike Jonze, Martin Scorsese o incluso Spielberg y Tarantino (pese a la irregularidad de ambos).

Cambiando de tercio y atendiendo al comentario de lord_pengallan: me ha gustado tu lectura de CF, creo que muchas de las ideas que apuntas son totalmente objetivables, pero a mí me sigue pareciendo que la forma en que Morrison y los distintos dibujantes dirigen la narración la hace naufragar. Los primeros números (más ominosos y a pie de calle, como bien apuntas) me hicieron disfrutar una barbaridad. Ojalá el resto de la serie hubiera seguido esos mismos derroteros en lugar de ponerse tan pseudocuántica y metalingüística... Que es todo lo loable y ambicioso que queráis, pero que no se resuelve adecuadamente (y yo siempre he sido del palo Yoda: "hazlo o no lo hagas, pero no lo intentes").

fer1980 dijo...

Bueno Jero, poco más te puedo decir de lo que ya he dicho, New X-Men me parecen revolucionarios porque estamos hablando de que en una franquicia inmovilista, Morrison llego y le dio la vuelta a todo, cambio el paradigma, del manido “perseguidos y odiados”, a estar de moda y ser de verdad el relevo de la humanidad, luego la cosa no acaba tan bien, pero me da igual, el viaje es fantástico, ah y los episodios de Jimenez me parecen cojonudos a nivel visual.

Sobre Crisis Final, primero no me parece confusa, desde luego está a años luz de El Asco y Los Invisibles en ese aspecto, después hacer algo así en el corazón del mainstrein me parece muy valiente, y por último es una reivindicación de la luz, de los héroes siendo héroes, estoy harto de los continuos intentos por envilecer a los héroes, por todo eso me encanta Crisis Final, ya te digo que poco más puedo añadir.

Sobre Señales no me gusta que me intenten vender la moto sobre la fe (no sobre el cristianismo, sobre la fe), soy capaz de tomar mis propias decisiones y no me gusta que me manipulen, por eso, pero a que me parece una gran película por su pulso narrativo, no me gusta.

Mythos dijo...

Yo creo que en Señales lo que hace Shyamalan es diseccionar el acto mismo de creer. Es una historia que funciona como una paradoja y una metáfora de lo divino. Paradoja porque encontramos un personaje que ha perdido su fé y una situación que le lleva a interpretar las señales como una prueba del dogma cristiano. Pero si se analiza la invasión lo curioso es que esos extraterrestres podrían asumir la función de ángeles en la mitología cristiana exceptuando el hecho de ser verdes. Vienen del cielo para castigarlos como se relata en el Apocalipsis y tal y tal. Es en ese aspecto donde está el interés de la película. En que las señales siempre se deben interpretar y siempre dependen del ojo que las mira.

Por otro lado Shyamalan me parece que tiene muchas virtudes como director. Suele manejar muy bien la tensión, la historia que tiene entre manos y suele sacar lo mejor de los actores con los que trabaja. Ahora se ha empeñado una y otra vez en hacer la misma película. En construir historias que son como pompas de jabón que quedan distorsionadas por su continuo uso de los finales sorpresa. Eso funciona en El Sexto Sentido o en El Protegido pero, por ejemplo, en El Bosque su final desmonta toda la película porque va totalmente contracorriente. Y su última película, El Incidente, no parece ni suya porque el planteamiento de partida interesante acaba demostrando que a los 20 minutos no da para más y resulta risible como poco las situaciones que se dan además del trabajo de Mark Walkberg y Zooey Deschanel es fracamente malo.

Sobre el resto. A mi Grant Morrison me suele decepcionar. Y esa es la palabra clave: decepcionar. Porque a priori debería ser un autor que estuviese entre mis preferidos pero no hay una sola obra suya que me haya convencido por completo. Me suelen gustar sus ideas pero no su forma de plasmarlas por lo que siempre considero que acaban desaprovechando historias que hubiesen dado mucho más juego de haber tenido un poco más de mesura. Por lo demás no creo justo decir que porque alguien haga algo fuera de lo común en el mainstream, algo arriesgado y diferente, y no tenga éxito los lectores busquen un determinado tipo de historia. Porque el que alguien haga algo arriesgado y diferente no quiere decir necesariamente que sea bueno.

yagoelmoreno dijo...

Pues a mi New X-Men sí me gustó mucho y me pareció algo distinto (y, no por ello pero también, bueno) exceptuando el final con (spoiler) Magneto. Me gustó el desarrollo de la historia, me gustó que no diera todo machacadito sino que el lector tuviera que pensar (me hace gracia comparar estos X-Men con los de Claremont por lo opuestos que son en este sentido, con miles de bocadillos de pensamiento y recuadros explicativos que el padre mutante ponía) y si hubieran tenido a Quietly durante casi toda la obra para mí rozarían el estatus de obra maestra (con sus defectos, que por supuesto que los tiene)

Por el contrario, a falta de releer de un tirón Final Crisis, la verdad es que no me ha gustado. Supongo que es que me falta conocer más el universo (multiverso) DC pero pese a las explicaciones que dan al final, me parece que la obra va de un sitio a otro casi sin sentido. Espero que como dice mucha gente las segundas (o terceras) relecturas me aporten más, pero a día de hoy...

Por lo demás y a falta de leer Planetary el resto de obras entrarían casi con total seguridad en mi top 10. Muy recomendables.

Jero dijo...

Fer: tienes razón, no se trata de alargar este debate hasta el infinito. A ti te gustan esos tebeos y a mí no tanto. Gustos y colores, ya se sabe. Ahora tengo curiosidad por conocer los 5 puestos que faltan de tu lista. Seguro que al leerlos se me ocurren un montón de argumentos para trollear un poco más, jajajaja... ¿Estarán "Los Siete Soldados..."? ¿Y "The Ultimates"?

Sobre "Shyamalan" (once more with a feeling): a mí "El bosque" directamente no me gustó, pero "El incidente", siendo una peli muy menor, me parece que mantiene una tensión muy lograda durante todo el metraje. Wahlberg está para que le peguen un tiro (la escena en que habla con la planta es bochornosa) pero Deschanel me gusta (o igual es porque después de "(500) days of Summer" le perdono cualquier cosa, jajaja). La que me parece infravaloradísima es "La joven del agua". En mi opinión es estupenda.

Sobre Morrison: a mí normalmente me gusta, aunque siempre tengo presente que en cualquier momento puede patinarle la neurona y ponerse raro, raro, raro, que diría Papuchi. Cuando consigue hacer coincidir rarunez y talento, da en el clavo a lo grande. Lo prefiero, con mucho, al 99% del resto de guionistas de mainstream USAmericano. Tengo muchas ganas de leer su "Joe the barbarian".

fer1980 dijo...

Mythos "Porque el que alguien haga algo arriesgado y diferente no quiere decir necesariamente que sea bueno", ya pero en este caso si lo es (para mi al menos, vaya), "Por lo demás no creo justo decir que porque alguien haga algo fuera de lo común en el mainstream, algo arriesgado y diferente, y no tenga éxito los lectores busquen un determinado tipo de historia", yo si lo creo, y más si leo cosas como las que he leido sobre esta obra, y las alabanzas vertidas a otro tipo de crossovers.

Yago, a mi tampoco me gusta lo que hace Morrison con Magneto, si me gusta sin embargo el conjunto de la obra y lo que busca conseguir, para mi eso empequeñece los errores aislados que puedan exisitir, sobre Crisis final, a ver, que te guste o no, es personal, claro, pero yo he leído cosas como "esto es ilegible", "nueva rayada de Morrison", y bueno que alguien no se entere de lo que lee, es su problema, no de la obra, por que yo (que no me considero especialmente inteligente), me he enterasdo de sobra, así que lo de rayada, como que no lo veo.

Jero, bueno creo que ya he tenido bastante de Morrison, xd, el tercer post esta semana creo que saldrá el sabado, por que ya para el viernes no me da tiempo, y no The Ultimates no estará ni de lejos.

lord_pengallan dijo...

Jero estoy de acuerdo contigo en algunas cosas de CF referentes al trabajo de Morrison. Moore lo hizo igual pero más accesible, pero el tema es que Morrison no le gusta hacer las cosas así. Es una cosa personal no de guionista.
Con todo no te has enterao de CF. No te ofendas. Si no sabes que pintan los LV o Sonny Sumo, si consideras que SB3D es críptico cuando es justo donde más información da. Y no has pillado que Mandrakk es imprescindible para la historia es que te falta alguna relectura más.
Por último algunos fallos de CF no son culpa de Morrison son culpa de la industria, de Didio, del plan editorial de DC y de unos dibujantes que no tienen el nivel necesario para enfrentarse a un guión del Morrison desatado.
CF es vanguardista en su forma dentro del mainstream y es revolucionaria porque intenta cambiar el UDC y la forma en que se hacen comics de superhéroes en DC.
Ahora, tiene demasiado fallos para ser la leche.

Jero dijo...

Tranqui, lord_pegallan, no me ofendo (aunque no vaya a darte la razón, jejeje). Mandrakk es indispensable para llevar CF a donde Morrison quería llevarla, pero en mi opinión no pinta nada en una historia que en principio trataba sobre el final del Cuarto Mundo. Sonny Sumo cumple su papel en el crossover, un poco como todo el mundo, pero me parece más una desaprovechada referencia al legado de Kirby que un elemento de peso en la trama (su presentación es demasiado larga y parece que vaya a ser un personaje fundamental de la trama, cuando se queda en un secundario anecdótico). A lo que iba: Mandrakk es importante para lo que Morrison quiere contarnos, pero resulta que eso que Morrison quiere contarnos a mí no me interesa. Yo quería lo que se me había prometido durante 6 números: la historia definitiva de los héroes DC contra los dioses oscuros de Apokolips. No quería una crisis multiversal ni el final de la era de los Monitores, porque salvo detalles puntuales, más de las tres cuartas partes de CF giran en torno a Darkseid y su caída a nuestro mundo.

¿A Morrison no le gusta hacer las cosas accesibles? Perfecto. Me encanta David Lynch. El problema es cuando se presenta algo como si fuera la madre de todas las complejidades sólo para disfrazar una idea bastante más sencilla de lo que pretende aparentar. Y eso Morrison lo hace a menudo, y es un defecto. Se llama pretenciosidad. A Azzarello le pasó otro tanto de lo mismo en "100 balas" y así de descafeinado le quedó el final...

Me parece lógico pensar que algunos fallos no sean culpa de Morrison. A mí, pese a todo lo dicho, Morrison me gusta mucho. Peca de pretencioso y excesivo pero, como decía más arriba, cuando acierta acierta de pleno. Pero estamos juzgando CF, y esos fallos, sean de quien sean, están ahí. Exculpar a Morrison no hace que CF sea mejor tebeo... Si acaso, nos permite elucubrar sobre qué habría pasado si no hubiesen tenido lugar ciertas interferencias, ya fueran por parte de los editores o de dibujantes poco capacitados.

Fer: ¿no te gustan "The Ultimates"? O igual simplemente no te gustan tanto... De esa serie he leído tantos argumentos a favor y en contra...

Mariano dijo...

Viva CRISIS FINAL!

fer1980 dijo...

De Ultimates escribí una reseña por aqui , luego también se genero un interesante debate por aqui y por aqui, no me gustaron nada de nada, sobre La Legión de los 3 Mundos, me parece un muy mal comic excelentemente dibujado, peor no me hagas caso, que a lo mejor lo que pasa es que estoy harto de que resuciten personajes y Johns me cuente la enésima batalla con Superboy Prime (como odio, odio, odio, lo que ha hecho con este personaje).

JurgenZ dijo...

Al hilo de Crisis Final, os pido consejo.
Estoy decidido a comprarme el cómic por Bookdepository (la 1ª vez que lo hago).
Y me encuentro esto Final Crisis Hardback (tapa dura ¿no?) 352 pages.
http://www.bookdepository.co.uk/book/9781401222819/Final-Crisis
cotejo con dccomics.com y veo que esa edición no existe ¿?¿?¿?¿?
Aparecen esta, tapa blanda y 352 pages, http://www.dccomics.com/dcu/graphic_novels/?gn=14770 y otra que saldrá en Junio, tapa dura y 240 pag ?¿?¿ http://www.dccomics.com/dcu/graphic_novels/?gn=11500
¿qué debo hacer?
Gracias por adelantado

fer1980 dijo...

Puff, no tengo ni idea, yo tengo la edición de Pda y la verdad es que no estoy nada al día de las ediciones USA salvo de cosas muy puntuales, lamento no poder ayudarte, solo recomendarte que si pillas un recopilatorio pilla uno que tenga en Superman Beyond, o pilla este aparte, por que es fundamental.

JurgenZ dijo...

OK, gracias Fer.
Ya leí por ahi que el Superman Beyond es fundamental, no así todo el resto de publicaciones bajo el epígrafe Crisis Final. Aunque digo yo que con 352 páginas irá incluido.

fer1980 dijo...

Si, supongo que si, por que entre Crisis Final y Superman Beyond (con portadas y tal) son cerca de 300 páginas.

lord_pengallan dijo...

Jero, alabo tu capacidad por mantener esto en una conversación sosegada. Poca gente hay por internet que no se tome a mal las diferencia de criterios.
En cuanto a lo de Mandrakk. Para mi es una cosa que tuvo que incluir por Didio aunque lo hizo a gusto porque quería acabar con, lo que el considera, un freno para el UDC. En esto pienso igual que tu, a mi ha decepcionado CF porque yo quería una historia mitológica sobre el 4M y no lo que es, pero creo que esta muy bien integrado.

El papel de SS es simplemente el de contarnos el destino de Batman. Esta ahí simplemente para explicar como funciona la sanción omega. Pero estoy de acuerdo que sale demasiado, esta claro que Morrison flipó con sus superjóvenes.

En cuanto a mi defensa a Morrison repartiendo mierda entre editores y dibujantes no era para exculparle, simplemente quería decir que no se puede centralizar todas las críticas en él ya que Morrison no tuvo libertad absoluta. Si bien es cierto que, sabiendo quien iba a dibujar sus guiones, debió de cortarse un pelo porque estaba claro que no tenía a los adecuados.

Jero dijo...

lord_pegallan: si servidor no fuera capaz de aceptar las opiniones contrarias no se pondría a comentar en blogs ajenos y ni mucho menos escribiría uno propio. Y es curioso, porque realmente hay mucho capullo suelto que tira la piedra y esconde la mano o que en cuanto alguien le dice "yo creo que no tienes razón" se pone como una furia. Por lo demás, veo que en el fondo estamos bastante de acuerdo sobre CF ;)

Fer: a mí lo de Superboy Prime me pareció interesante en un primer momento ("Crisis Infinita" = crossover con ideas interesantes pero infinitamente mal desarrollado), pero ahora mismo estoy hasta los webs de él (y, ya puestos, del antimonitor). Al menos en "La guerra de los Siniestro Corps" a este último le dieron una finalidad más o menos válida dentro del UDC...

Sobre "The Ultimates" y el debate "clásico-VS-cool": a mí me gustan estas revisiones sanguinarias y amorales siempre y cuando no sean el mismo personaje, sino versiones de universos paralelos y tal. En mi opinión tanto "The Ultimates" como "The Authority" (ambas en su etapa Millar) son series divertidísimas (sobre todo la segunda) que de todos modos no tendrán mayor trascendencia. Otra cosa es lo que diga Millar en sus declaraciones (que suelen estar plagadas de boutades epatantes). Creo que a este hombre se le está acabando el crédito como guionista y ya no sabe qué hacer o decir para seguir en el candelero...

Jero dijo...

Joder, me acabo de dar cuenta de que es peNgallan, no pegallan. Sorry :P

fer1980 dijo...

Jero, no se, sobre Crisis Infinitas, la verdad es que no me gusto mucho ver a un héroe convertido en eso, por lo demás, no tengo problemas con Authority, me gustan, peor por muy ultimate que sea ver al Capi asesinando a sangre fria a un enemigo vencido, buff, no puedo, la verdad.