miércoles, 12 de julio de 2006

Nosotros somos los muertos vivientes.

Hacia tiempo que tenia ganas de hablar de Los Muertos Vivientes, serie de la que hasta ahora en nuestro país se han publicado cuatro tomos de la manos de Planeta y que para mi ha sido una de las grandes sorpresas del año.

Lo cierto es que en un principio la serie en si no me llamo en absoluto, nunca he sido un fan de las historias de zombis (es más no he visto ni una de las pelis de Romero) y la verdad con la cantidad de pelas que me dejo en comics al mes, no esta uno para pillar un tomo de algo que no sabe ni de que va ni a priori le interesa, y así fue pasando el tiempo y de vez en cuando leía alguna critica que hablaba muy bien del comic pero siguió sin interesarme, hasta que salió el tercer tomo titulado “Seguridad tras los barrotes”, las criticas positivas se multiplicaron así como las recomendaciones personales, por lo que decidí animarme y me pille los tres primeros tomos de un tirón, y la ciertamente no puedo sino alegrarme por ello no solo las criticas positivas estaban justificadas sino que los tomos eran de lo mejor que había leído este año, realmente geniales.

La trama empieza de forma típica en este genero, el protagonista principal (más o menos ya que es una historia coral, aunque esta claro que hasta ahora es Rick quien lleva el peso de la trama) es este caso un policía se despierta de un largo como tras haber sido herido en “acto de servicio” y cuando se despierta descubre que el mundo ha cambiado por completo, algo pasado y todo lo que encuentra al despertar son zombis ansiosos por devorarle. A partir de ahí se desarrolla una trama digna de la mejor serie de televisión, en la que Rick encuentra otros supervivientes (entre los que esta su esposa) e inicia el camino de la supervivencia de la mejor forma que pueden.

Robert Kirkman demuestra ser un guionista excepcional (no solo aquí si no en obras como Invencible) y gran parte del éxito de la serie se debe a que se centra no en los zombis si no en las personas, su forma de enfrentarse a la tragedia y su forma de sobrevivir en algunos casos extrema, se ha dicho que Kirkman plantea una historia triste en la que la humanidad acorralada desvela su verdadera naturaleza, el hombre se convierte en el lobo del hombre, si bien esto es en parte cierto, yo tampoco lo veo exactamente así, ya que más bien creo que Kirkman lo que hace es plantear zonas grises, es decir ¿qué harías tu si amenazan a tu familia y amigos con echaros del lugar donde habéis encontrado algo de paz y trata de obligaros a enfrentaros de nuevo al horror?, ¿y si después de haber salvado la vida a una mujer y enamorarte de ella siendo en cierta medida correspondido regresa el marido y la mujer pasa totalmente de ti?. Es decir no justifico la actuación de los protagonistas pero en un mundo tan extremo, las cosas no son siempre fáciles, no todo es blanco o negro y se pueden llegar a hacer cosas que en otras circunstancias ni te plantearías, y es que lo que a mi entender Kirkman hace es mostrar que el instinto más básico del hombre, el que le hace seguir adelante en situaciones extremas es el de la supervivencia, ya sea la propia o la de la familia, y que por ese camino se pueden hacer cosas que son muy cuestionables a nivel moral, pero que te hacen pensar. ¿qué haría yo en esa situación?.

Una maravilla de comic que es altamente recomendable para todo tipo de lector y que sin duda ha sido hasta ahora uno de los mejores comics del año.

3 comentarios :

Ternin dijo...

Esta serie la compré por recomendación y la verdad es que está muy, muy bien: estoy deseando que saquen el 5º número. Espero que sea justo después del verano. Un saludo.

Kavalier dijo...

Me temo que tendreís que olvidaros de que salga el quinto tomo,...hasta el 2007.

MARBOT dijo...

La estoy leyendo, pero me faltan algunos episodios del tomo IV. Muy romeriana, muy muy buena. Saludos desde Argentina flaco, voy a seguir leyendo. Si querés pasarte por mi blog, compartimos gustos similares. Un abrazo.