martes, 20 de mayo de 2008

Frank Miller, Spirit, y el deporte nacional.

Polémico como siempre los primeros avances de su adaptación de Spirit han levantado gran polvareda por la red, apenas unas fotografía y un trailer, han provocado una airada reacción por parte de muchos fans que sin haberse estrenado la película ya hablan de traición al espíritu de Eisner, ¿pero esta justificada tanta polémica?.

Frank Miller es y ha sido siempre un provocador, le gusta forzar los limites de todo aquello que toca, le gusta ir más allá de lo inicialmente previsto, eso a veces le permite crear grandes obras (DK) mientras que otras veces (DK2) lo que trae consigo es polémica e incluso desprecio, pero Miller siempre ha sido de la escuela de los de “que hablen de mi aunque sea mal”.

Con motivo de las primeras fotografías de su primera película como director en solitario, la polémica salto desde el principio, y se pudieron leer lindezas tales como que Miller estaba acabado, que esto era una vergüenza o que estaríamos solamente ante un Spirit en Sin City, lo más gracioso de todo es que la película ni siquiera se ha estrenado, lo que no ha impedido que la gente emita juicios de valor sobre la calidad de la misma, y de paso machaque a Miller al que muchos parecen tener ganas desde DK2, no negare yo aquí que de momento la película tiene mala pinta, pero creo que Miller se ha ganado un margen de confianza, por mínimo que sea, para juzgarlo tras ver lo que realmente termina haciendo, y no lo que parece que esta haciendo.

Me sirve todo esto para hacer una reflexión sobre los últimos trabajos de Miller, y es que para muchos desde 300 el autor americano solo ha hecho mierda siendo el culmen de todo esto DK2, siendo sincero he de decir que la primera vez que leí DK2, pensé lo mismo y como todos me dedique a hacer leña del árbol caído, lo más gracioso del tema es que en lo que parece que es el deporte nacional número uno (hacer leña del ídolo caído) parece que casi todo el mundo esperara que el genio hiciera algo mal para lanzarse al cuello, las reacciones ante DK2 fueron bastante demoledoras, que si tomadura de pelo, que si Miller se estaba riendo de la gente, que si (again) estaba acabado y así un largo etcétera, solo equiparable a la brutalidad de los palos que recibió Byrne(otro ídolo caído) tras Chapter One; sin embargo y pese a todo, una segunda lectura permite ver que en DK 2 (sobre todo es sus magistrales primeros dos números), hay mucho más de lo que se aprecia a simple vista.

Decía Celecanto hace un tiempo en lo comentarios
que tras leer el libro Eisner/Miller, le quedaba bastante claro que lo que a Miller le importa ahora de Batman es jugar con su faceta de icono cultural, que no entiende como hay gente que sigue jugando una y otra vez con los mismo códigos, y tenía toda la razón del mundo, Miller ni quiere ni puede entender a gente como Waid, Busiek o Jonhs, y esto es una clave fundamental para poder entender DK2 (y sin haberlo leído me atrevo a decir que lo mismo serviría para el All Star Batman and Robin), bajo este punto de vista Miller busca hacer cosas nuevas (no siempre mejores) y sobre todo busca (pese a que la esencia de su discurso permanece) no repetirse a si mismo, el ya estuvo en DD, el ya hizo DK, no quiere ir más por ese camino, quiere trazar nuevas rutas, y para bien o para mal me parece un esfuerzo encomiable por parte de un autor que no duda cada cierto tiempo en reinventarse a si mismo (Ronin, o Elektra Lives Again son claros ejemplos de obras de transición, de cambio en su forma de trabajar, ¿puede ser DK2 otra obra así?), lo cual al menos para mi demuestra la valía de un autor que se niega a estancarse en una determinada formula pese a saber que esta es exitosa, así que yo al menos hasta que no vea su Spirit y lea su All Star no pienso decir nada malo de ninguna de las dos.

6 comentarios:

Etrigan dijo...

Totalmente de acuerdo con tu reflexión. El único problema es que Miller parece ahora más obsesionado por hacer pelas con el cine y se está olvidando de su faceta de autor de cómics.

soy leyenda dijo...

Pues a mí el DK2 me gustó mucho más que el Chapter One de Byrne, que no es que fuera malo, más bien no aportaba nada nuevo. Y en lo referente a su faceta cinematográfica, yo me inclino más hacia adaptaciones personales -el lenguaje es distinto- que hacia "traslaciones" del cómic a la pantalla estilo 300.

Bruce dijo...

-Sobre 'Spirit': margen de confianza total hasta que se estrene, si luego me parece una mierda,lo diré, pero nunca que Miller está acabado.Al igual que Moore, se merecen respeto eterno por lo que han hecho en el mundo del comic.
-Sobre DK2: A mí me gustó y me gusta desde la 1ª página, así que estoy fuera de la polémica...
-Sobre All Star..: Mmm, por ahí no paso, no me gusta lo que he visto y no tengo interés en leerlo.

Jonathan Baeza Sanchez dijo...

Pues yo pienso que Miller ya ha tocado techo,es mas estoy de acuerdo contigo que su ultima obra(aunque no original)con un poco de gracia fue 300.A partir de aqui 2 cosas.
1- Miller odia a Batman, eso esta claro, odia a ese personaje y a decidido matarlo de su catalogode personajes.Por que lo de All star.. no tiene nombre.

2- Frank Miller se ha vuelto repetitivo, cansino y por decirlo de alguna manera rancio.

Es triste que un tipo con su talento haya tirado su carrera dentro de un genero como el del comic para hacer con spirit la misma jugada que hizo con sin city y obtener un reconocimiento en otro mundillo donde siempre ha tenido la espinita clavada. " YA tengo un nombre en mundo del comic? Bien, pasemos a lo siguiente. ¿Gusto Sin city? pues repetimos jugada como en DK2 y a ver que sale". En fin siempre sera grande por lo que nos dio.

Fox dijo...

Lo siento, pero es que All Star Batman es lo peor que ha escrito Miller. No tiene nada que ver con el DK2, es un peñazo de tebeo más simple que una castaña, y de los que Jeph Loeb escribía en la época de Heroes Reborn, con unos dibujos cojonudos, eso sí. Fijate lo seguro que estoy, que me atrevo a decir que no te va a gustar ni a ti.

De "Spirit" pues no puedo evitar llegar a la conclusión de que su ego le ha vuelto a vencer, y en vez de utilizar su talento para hacer honor a su "mentor", lo que está haciendo es contar su propia visión del personaje. Cosa que me parece bien, pero entonces que no la llamen "Will Eisner´s Spirit".

FOXXXXXXXXX

fer1980 dijo...

Etrigan, eso que señalas si que me preocupa y mucho, espero que no perdamos un creador de comics para ganar un director de cine, sería una putada.

Soy Leyenda, hombre lejos de mi intención esta el comparar DK 2 con Chapter One, obras solo equiparables por la polémica que generaron en su momento nada más, sobre lo que comentas del cine, bueno en obras como 300 o Sin City, la verdad es que al ser autocontenidas y muy faciles de adaptar no me ha importado nada como lo han hecho.

Bruce, eso es, creo que Miller se ha ganado como minimo el que esperemos a ver su pelicula antes de ponerle a parir, por lo demás de acuerdo en lo que dices, nunca debemos olvidar lo que Miller ha hecho.

Jonathan, creo que te equivocas, Miller no odia a Batman, al reves le encanta, le encanta jugar con él, y eso es lo que ha hecho hasta ahora (digo esto sin haber leido, nada de nada de All Star), por lo demás ¿en que sentido se ha vuelto Miller repetitivo?, si lo dices por el tema de fondo de las historias que hace, Miller es repeitivo desde el inicio de su carrera, siempre ha contado la misma historia, de una forma u otra, pero sus grandes temas siempre han sido los mismos, así que no se exactamente a que te refieres, por que desde luego formalmente Miller ha cambiado muchisimo y se reinventa casi en cada obra, así que...

Nacho, bueno de All Star no he leído nada me he negado, solo he visto las portadas, pero en todo caso si no me gusta no sería la primera obra de Miller que no me gusta (en las reseñas están los ejemplos de las secuelas de Give Me Liberty, o casi todo Sin City, salvo El Duro Adios y Ese Cobarde Bastardo), en todo caso prefiero esperar, lo mismo para la peli, ¿tiene mala pinta?, si desde luego, pero hasta que no la vea no la juzgare.