sábado, 10 de mayo de 2008

Daredevil: Historia de un hombre sin miedo. Parte LXXII: Elektra la película.

Toca ya a su fin la serie de post dedicados a Elektra y al igual que en el caso de DD este fin viene marcado por productos audiovisuales ajenos al comic, en este caso por Elektra la película, flim de infausto recuerdo y que condiciono el futuro cinematográfico de DD.

Si bien Daredevil no fue un ni mucho menos un éxito avasallador a nivel recaudatorio (180 millones de dólares en todo el mundo por 78 de presupuesto) si tuvo el suficiente éxito como para generar este spin-off que condicionaría el futuro de lo que se pretendía que fuera franquicia cinematográfica.

Estrenada en enero de 2005, la película dirigida por Rob Bowman (uno de los creadores de Expediente X), y protagonizada por Jennifer Garner (quien ya había interpretado al personaje en Daredevil) contó con unos 43 millones de dólares de presupuesto recaudando 56 en todo el mundo, de los cuales solo 24 llegaron del mercado americano, un fracaso en toda regla que en mundo que se mueve por cifras condiciono negativamente el futuro de Daredevil o su entorno en el cine..

Tradicionalmente siempre he defendido la postura de que si bien es bueno que haya adaptaciones cinematográficas de los personajes Marvel (o de DC vaya) por el público (mayor o menor, pero en todo caso alguno) que estas pueden atraer, lo cierto es que su calidad siempre me ha parecido irrelevante para el comic en si, este seguirá siendo bueno o malo en función del propio comic y que la adaptación no funcione no tiene por que perjudicarle en nada, si la peli esta bien mejor que mejor, si no, no pasara absolutamente nada, tal vez uno de los ejemplo más claros es precisamente Elektra, ya que probablemente estamos ante al peor adaptación de un personaje Marvel de los últimos tiempos.

Elektra es un personaje muy difícil, tanto que en los comics, medio en el que nació, nadie más allá de su creador Frank Miller, han sabido interpretarla con el paso de los años, Elektra es una autentica fuerza de la naturaleza, ama, odia, desea, actúa con tal fuerza que todo lo que se encuentra a su alrededor se ve arrastrado como un torbellino, su condición de personaje casi de autor, hace que reinterpretarla sea complejo, muy complejo, en la película de Daredevil, se opto por mostrar una Elektra mucho más mundana, parecida a la que Miller mostró en su primera aparición, pero carente de su fuego interior, de esa oscuridad que en cada página del comic se podía percibir, la interpretación de Jennifer Garner no ayudo demasiado, y es que ser una buena atleta no implica ser una buena actriz, y pese a su enorme belleza, la inexpresividad de sus facciones y lo simple de su papel hicieron que Elektra se tornase en la película de DD en un personaje mediocre, casi carente de interés, pero al menos no muy lejano al personaje mostrado en los comics de la Marvel postMiller, así parecía que el camino optado por productores, guionistas, director y demás de cara al futuro spin-of, sería precisamente ese, obviar en gran parte el trabajo de Miller y centrarse en las revisiones posteriores del personaje, de este modo la cosa, ya pintaba mal desde el principio, aunque nadie podía esperarse lo que termino siendo.

Aún y con todo la película no empieza mal (dentro de lo que cabe), y es que los primeros 15 minutos son un calco casi viñeta a viñeta del MK: Elektra 23 de Robert Rodi y Sean Chean, una escena de acción bien rodada y que por lo menos parecía anunciar que estábamos ante una entretenida película de artes marciales; nada más lejos de al realidad el enfoque cambia enseguida y asistimos a un nuevo encargo mercenario de Elektra, encargo que no sabe quien se lo da y que desconoce exactamente cual es , pero que como pagan bien le lleva a un poblacho perdido del Canadá, donde y en espera de que le lleguen noticias sobre a quien ha de matar, Elektra (a su pesar en un principio), establece amistad con unos vecinos compuestos por un padre soltero y su repelente y pesada hija, los minutos avanzan, el aburrimiento se sucede, y pese a la lucha que hay que mantener para no dormirse, lo cierto es que no hace falta ser muy listo para darse cuenta de que serán precisamente estos vecinos los que debían tornarse en victimas de Elektra.

Aún y con todo, pese al continuo aburrimiento, la película tiene un momento definitorio, un momento que puede rescatar la peli de la intensa mediocridad que estaba siendo y tornarla en algo al menos diferente, cuando Elektra conoce por fin sus objetivos, les apunta con un arco desde la distancia, es un momento cumbre si los mata, aparte de sorprendente e inesperado estaremos ante lo que se supone que una asesina profesional como ella habría de hacer, si los salva se iniciaría una larga travestía por el desierto hasta el final de la peli con Elektra protegiendo a los que debían ser sus victimas, por supuesto los salva, y la peli muere en ese mismo instante, lo que queda hasta el final, es tan estúpido que apenas si merece una líneas, la niña resulta ser alguien especial, la Mano (con un Kirigi muy chungo, e incluso una María Tifoidea de lo más lamentable) quiere matarla, la Casta (con un Stick, interpretado por Terence Stamp, que poco tiene que ver con el cínico cabrón de los comics), salvarla, y los espectadores que acabe la película.

Por suerte y tras algo más de hora y media de aburrimiento la película llega a su final y con ella las esperanzas de ver algún día un DD 2, bueno que quieren que les diga, visto lo visto casi mejor.

5 comentarios:

yagoelmoreno dijo...

Hombre, la película destroza al personaje, pero no más que los guionistas posteriores a Miller de los que el director coje su concepto de la ninja. Yo creo que los responsables en su afán de hacer un producto lo más comercial posible hicieron de Elektra un personaje plano y típico pero bueno, por lo menos el filme tiene una historia propia, mala, pero propia. Digo esto porque Daredevil y el Motorista Fantasma parecen una secuencia de escenas sin cohexion y por lo menos en Elektra, con un parecido equipo técnico, esto se ha solucionado.
También me gustó Stick, su caracterización y la interpretación de Terence.
En fin, una película muy floja del género, pero para mí no peor que X-men 3 y las propias Daredevil o el Motorista Fantasma.

Ovidio dijo...

Dios mío, yo sí que pongo al Motorista Fantasma y X-men 3 por encima de Elektra, no es decir mucho pero desde luego que las prefiero. Eso sí, Daredevil sí que me parece peor.

Qué mala suerte ha tenido el universo de Daredevil en el cine, joder, dan ganas de que hagan remake cuanto antes con un director competente. Ah, Daredevil Begins... Qué bien suena. XD

Bullet dijo...

Me vais a tildar de loco, pero Daredevil si se hubieran cambiado unas cosas (eso de matar, o la pelea de Murdock y Elektra con niños delante) pudo haber estado salvable, no digo una buena pelicula, pero si pasable.

El otro dia vi un comic anterior a la era Miller (en el numero 1 del coleccionable), en el que Matt preferia quedarse con Heather Glenn antes que acudir a la llamada de unas sirenas de policia (cambiamos las sirenas por gritos de ayuda y es lo mismo)

Eso si, la pelicula de Elektra es un sinsentido. Aburrida, villanos pateticos (con lo que molan Kirigi o Tifoidea, y no se que pinta Piedra en ese grupo), secundarios que nos traumatizan (esa niña tenia que morir nada mas salir XD)... vamos, la peor pelicula Marvel (Man Thing hasta le da mil vueltas)

BELDARIN dijo...

La verdad es que lo que gano jenifer garnner en la pelicula. Lo destrozaron en esta pelicula la verdad es que es una de las peores que se han hecho en el universo marvel.

fer1980 dijo...

Bueno no se a mi esta me parece bastante peor que Daredevil, más que nada por que dejando a parte la fidelidad o no al personaje, DD al menos entretine, esta es aburrioda de narices, no ya como adaptación si no como peli, me parece mala con avaricia.