miércoles, 14 de mayo de 2008

BM: Un homenaje a la mejor línea editorial de la historia de Marvel en España: La Patrulla X.

El inesperado éxito de las BM trajo consigo que la pregunta no fuera ¿cuánto va a durar esto?, si no ¿cuál va a ser la siguiente?, a medio camino entre la generación 1 (Vengadores, 4F y Capi) y la generación 2 (Daredevil y Thor) llego la BM: La Patrulla X, una BM corta pero intensa.

La Patrulla X es una de la colecciones más emblemáticas de los años 60, su trayectoria una clara parábola del patito feo, hacen que este grupo que tantos problemas tuvo originariamente se haya convertido en una referencia de culto para muchos autores que ven en la Patrulla X original la magia y la inocencia que la posteriormente todopoderosa franquicia terminaría por derribar.

Son 66 números y es una de las primeras victimas de la crisis que vivió Marvel a finales principios de los 70, y sin embargo aquí se sientan muchos de las bases de lo que posteriormente serían señas de identidad clave de la serie, Cíclope como sempiterno líder, Magneto como enemigo mortal, minoría oprimida y perseguida por el gobierno, Juggernaut, los Centinelas, la Tierra Salvaje, etc, etc, etc, la Patrulla X no triunfo en su momento y tuvo que esperar a su segunda génesis con toda nueva generación de mutantes para que llegara el éxito, sin embargo estos 66 números, esta época es clave en la historia de la franquicia y Marvel no duda en revistarla de vez en cuando (El Profesor X y los X-Men de un porrón de autores, X-Men Hijos del Átomo de Joe Casey y Steve Rude, La Patrulla X: Los años perdidos, de Byrne, o más recientemente X-Men: Primera Clase de Jeff Parker y Roger Cruz).

Lo cierto es que la colección en si es bastante irregular y uno puede entender que Neal Adams llegara tarde en su intento por salvarla, el planteamiento que hace Lee y Kirby (que permanecieron juntos los primeros 18 números, aunque desde el 12 Kirby apenas si haría los bocetos), es el de una muy exclusiva escuela de tan solo cinco miembros, con un profesor tiránico que no duda en vestir a sus alegres chavales (apenas adolescentes) con trajes uniformados y mandarles a combatir la amenaza mutante de turno, sería precisamente este concepto uno de los más novedosos que se presentarían en la colección, los mutantes tienen sus poderes desde su nacimiento (lo que ahorra tener que explicar un origen), son pocos y son temidos por la raza humana por su poder y por aquello de temer lo diferente, además a la hora de afrontar este temor los mutantes (a grades rasgos) se agrupan en dos frentes, los que dirigidos por Magneto pretenden conquistar a la humanidad y así garantizar la seguridad de los suyos, y los que dirigidos por Xavier pretender la convivencia pacífica con la humanidad, un conflicto, que matizado, incrementado o disminuido, ha permanecido latente en toda la historia de la franquicia siendo uno de los ejes centrales sobre las que esta ha pivotado.

Aún y así lo cierto es que pronto muy pronto, y a pesar de sus hallazgos, la serie se torno en una serie formula, Xavier localiza un nuevo mutante, manda a la Patrulla X a buscarlo se produce un combate y se arregla la situación, todo ello aderezado por angustia adolescente made in Stan Lee, donde destaca sobre todo Cíclope, un personaje staleeniano hasta la medula, torturado por su incapacidad para controlar sus poderes, y enamorado en secreto de Jean (sin saber que esta también le ama), la autocompasión y la filosofa de bolsillo serán algunas de sus señas de identidad, aún y con todo hay en esta época números apreciables destacando sobre todo la llegada de Juggernaut, una fuerza implacable de la naturaleza ante la que las defensas de la mansión y la misma Patrulla X caen sin poder hacer nada, al final solo Xavier y con gran esfuerzo podrá vencer, siendo esta además otra de la claves de la serie, la falta de poder del grupo se vera compensado por la casi omnipotencia xavieriana (el cual no duda en esta época en usar sus poderes como estime conveniente), y es que pese a buscar el contraste entre que la mente más poderosa del planeta tuviera su cuerpo inutilizado de cintura para abajo, lo cierto que Xavier se torno en demasiadas ocasiones en Deux ex Machina para todos los problemas.

La marcha de Lee y la llegada de Roy Thomas permitió mejorar algo las cosas, la angustia existencial se vio suavizada y el “problema” de Xavier encontró su solución con la aparentemente muerte de este (ya entonces se usaban las muertes como reclamo para aumentar las ventas), sin la pesada losa de Xavier la Patrulla X trato de encontrar su propio camino en aventuras entretenidas pero poca más, de esta época (antes d ela muerte de Xavier) destacarán sobre todo aventuras como la de Factor Tres (con la primera aparición de Banshee), la integración de Mímico en el grupo, o la llegada de Grotesco responsable de la presunta muerte de Xavier, sin embargo si por algo resulta interesante esta época es por la presencia de Werner Roth, uno de los grandes olvidados de la llamada “Era Marvel”, dibujante proveniente de los comics románticos, sus estilo muy semejante al de John Romita Sr, permitió disfrutar de una Patrulla X elegante y dinámica, que aunque carente de la fuerza de Kirby resultaba una autentica delicia para los ojos.

Pese a todo esto las ventas de la colección no iban muy bien y ni la sustitución de Thomas por Arnold Drake, la llegada de artistas de la talla de Jim Steranko (que realizaría dios magníficos números) o B.W.Smith (en plena fase kirbiniana), o la incorporación de nuevos personajes como Lorna Dane/Polaris, o Alex Sumers/Kaos (son un magnifico y sencillo traje diseñado más tarde por Neal Adams) permitieron mejorar las cosas, en estas se produjo la llegada de Neal Adams a Marvel; autentica leyenda del medio, su labor en DC había vuelto a encumbrar a Batman y había convertido a Green Lantern/Green Arrow en un clásico instantáneo su llegada a Marvel se produjo entre en el bombo y el fanfarrio propio de la ocasión, y para sorpresa de todos acaeció en la colección menos vendida de la casa a petición del propio Adams, por supuesto hablamos de la Patrulla X, donde en compañía de Roy Thomas y en apenas 8 números crearía una serie de comics que se convirtieron en símbolo de una época e impactaron a creadores de la talla de John Byrne, en su etapa asistimos a la llegada de Saurón, vemos por primera vez la cara a Magneto y observamos el regreso de unos Centinelas más temibles que nunca, una etapa magnifica plena de aciertos que sin embargo llego tarde para salvar una colección ya muerta de antemano, sin embargo la Patrulla X, volvería y lo haría con tal fuerza que se convertiría en la principal franquicia de Marvel durante décadas, las bases de todo ello sin embargo se asentaron en estos 66 números.

Desde un punto de vista personal esta fue al primer BM que compre en concreto su número 11 (donde por fin pude conocer de primera mano el origen de la Bestia azulada, bueno primero gris, luego azulada), luego poco a poco me hice con el resto, por ello se trata de una BM a la que le tengo un cariño especial ya que me abrió las puertas aun mundo de comics maravillosos, bueno nada más por hoy, como siempre digo, ¡A MI DADME BIBLIOTECA MARVEL!.

6 comentarios:

Jaime Sirvent dijo...

Absolutamente genial la etapa de Neal Adams, aunque esta BM también tiene otros buenos momentos como los números de Steranko, y también los números de la Bestia.

fer1980 dijo...

Pues si, la etapa de Adamns es buenisisma, siempre me pregunto que hubiera pasado si hubiera llegado antes y hubiese salvado la colección, la historia hubiera sido muy distinta.

Ovidio dijo...

Pues qué queréis que os diga, mi cómic preferido ha sido siempre la Patrulla-X, por culpa de lo muy hondo que me caló la serie de animación de los 90 y después el maravilloso primer coleccionable que sacó Planeta cuando apareció la primera película de X-men de Synger.

Pero cuando me compré esta Biblioteca Marvel no estaba preparado para encontrarme el truño infumable que me encontré. Los números de Lee y Kirby tienen un pase, pero todos los que vinieron después no tenían nada de lo que hace grande al grupo y me parece de lo peor que me he encontrado nunca en una BM. Lo que me remató fue encontrarme con versiones patéticas de villanos supuestamente ingeniosos (ya nadie recuerda a ese horror andante llamado Lucifer que dejó a Xavier en silla de ruedas, y no me extraña) que alcanzaron el summum de la mediocridad en cuanto pudimos ver a Frankenstein entre las filas de amenazas para los mutantes. Realmente malo, y con avaricia.

Menos mal que luego Thomas y Adams realizaron una corta pero intensa etapa que por fin hizo que mereciera la pena el seguimiento de esta colección que poco recomiendo a nadie.

fer1980 dijo...

Bueno no se, Magneto, los dos "ideales" mutantes, el concepto mismo de mutante, todo viene de aqui, aunque bien es cierto que la calidad de las historias es baja, muy baja (hasta la llegada de Adams) pero una parte clave de los elementos que han constituido la franquicia estan aqui.

Ovidio dijo...

No voy a negar que todo viene de ahí, más bien de los relatos de Lee junto a Kirby (que son lo mejor de la BM junto a lo de Adams), pero eso no justifica la compra de la colección por la simple razón de que los elementos no están aprovechados en absoluto y realmente todo lo bueno de los X-men se encuentra en el coleccionable, concretamente en la etapa de Claremont (también en BM, podrías hablar de ella).

fer1980 dijo...

No, no, si tienes razón, salvo por la labor de Roth (que a mi si me gusta), todo lo que va despues de la salida de Kirby y hasta la llegada de Adams (con la excepción de los dos números de Steranko), es malo, malo, de hecho esta es de las peores BM, pero tiene su peso histórico, sobre la BM: X-Men, caera, caera, cuando le toque claro, que trato de seguir un orden cronólogico (teniendo en cuenta la fecha en al que se iniciaron las BM).