sábado, 8 de octubre de 2011

Desde la nostalgia, series para el recuerdo III.

Nueva tanda de series de los 80 y los 90 que por un motivo u otro tuvieron repercusión en mi infancia y adolescencia, hoy al contrario que otras veces vamos con cuatro series ¡y alguna incluso es buena!


El Trueno Azul: Tengo un recuerdo bastante difuso de esta serie: se que me gusto muchísimo cuando la dieron por La Primera y también que duró muy poco, en su momento me pareció como si se evaporara y de repente dejara de estar en antena. La recuerdo como una suerte de Coche Fantástico del aire llena de ritmo y realmente entretenida, investigando un poco descubro que se trato de una serie de tan solo 11 episodios y que se baso en una película (que no he visto) dirigida por John Badham director de otros mitos de los 80 como Juegos de Guerra o Cortocircuito y protagonizada por Roy Scheider el de Tiburon. La serie no la he vuelto a revisar desde que la dieron por la tele, de hecho durante mucho tiempo no supe el nombre de la misma, solo me acordaba de “aquella serie del helicóptero que molaba tanto”, no se como habrá envejecido, pero casi prefiero dejarla en el recuerdo como una gran serie que comprobarlo y llevarme otro chasco como el de Alf.




Los líos de Caroline: De esta ya he hablado por aquí a propósito de su sustitución por Friends en la sobremesa de Canal +. La serie narraba las desventuras de Caroline una dibujante de una tira cómica de éxito (lo que ya era un punto a su favor, claro) que cuenta con un estrafalario ayudante, una histérica y atractiva vecina y una serie de relaciones personales bastante desastrosas. Tampoco la he vuelto a revisar pero la recuerdo como una serie bastante divertida que al igual que tantas sitcom de reconocido éxito basaba su comicidad casi exclusivamente en un personaje: Richard, un cínico colorista (creo recordar) políticamente incorrecto y con la “mala” costumbre de decir siempre lo que pensaba sin medir las consecuencias. Pensándolo un poco la serie resultaba bastante convencional y creo recordar que su decadencia empezó cunado la relación profesional entre Richard y Caroline empezó a ser algo más, lo que también suele pasar en estos casos. En fin, con todo, en una época sin Internet y donde solo podías ver las series que te ponían; Caroline resultaba un agradable y divertido entretenimiento.




Los problemas crecen: Serie mítica donde las haya, repuesta mil y una veces en mil y un canales, Los problemas crecen (donde debutaría ni más ni menos que Leonardo DiCaprio), es el ejemplo más claro (o uno de los más claros vaya) de las sitcom familiares americanas en su vertiente más netamente conservadora. Recordada sobre todo por su magnifico y significativo opening no era raro ver multitud de carpetas femeninas en el colegio empapeladas con fotos de Kirk Cameron extraídas de la hoy extinta Superpop. Hace mucho tiempo que no veo episodios de esta serie, pero ya en su momento parecía rancia casi de otra época, apenas un entretenimiento a la hora de la merienda que con suerte conseguía sacarte una sonrisa, rara vez una carcajada. Aún así se trata de una serie de los 80 que casi todos los que crecimos en esa década hemos tenido por fuerza que ver alguna vez y eso es significativo.




Salvados por la campana: No muy distinta de la anterior aunque con algo más de mala leche, a día de hoy Salvados por la campana es casi más rememorada por el destino de alguno de sus actores que por la calidad de la serie ya bastante floja en su momento. Chicos y chicas de instituto guapas y guapos que buscando la identificación de un público muy concreto jugaban a ser rebeldes, terminado por hacer siempre “lo correcto”. Llena de los estereotipos más burdos, intentaba tener algo de reflejo generacional. El problema claro es que ya entonces resultaba demasiado superficial e incluso escasamente divertida. Con varios derivados en su haber, (y una clara heredera, la inefable California Dreams), lo cierto es que no la he vuelto a ver en muchos años, quizá ahora sea más interesante pero realmente lo dudo.



Fuente videos: Youtube.

3 comentarios :

Anónimo dijo...

Yo si era dos tres fan de Salvados por la campana, aunque pensandolo bien, era fan de Tiffani-Amber Thiessen, la hot teen por excelencia de inicios de los 90.

Diego

Paco Hernández dijo...

oh sí, el Trueno azul!! a mi al principio me hizo desconfiar ¿un helicóptero? pero no, estuvo muy bien, incluso hubo una tv movie bastante buena al respecto :)

Fer1980 dijo...

Tiffani-Amber Thiessen tenía (tiene aún) su punto, pero para mi ni ella rescataba esta serie.

Paco, a mi los helicopteros siempre me han gustado mucho, de pequeño flipaba con esta serie.