viernes, 24 de junio de 2011

Friends, ¿la reina de las sitcom?

Zapeando el otro día a la hora de comer, por entre la maraña de canales TDT que hoy tenemos, me encontré con una más que agradable sorpresa, un episodio de Friends, y no pude evitarlo, la nostalgia me invadió.

Si el otro día decía, con el Superman vs Muhammad Ali, que hay comics con un aura especial, es conveniente señalar que tambén hay series así, series que por un motivo u otro conectan con el publico y se tornan en referentes para una generación, Friends es ese tipo de serie, un autentico gigante de las sitcom cuyo impronta aun se palpa hoy en día, 7 años después de su final y 17 desde que se iniciara.

En mi caso, mi experiencia personal con esta serie es un tanto curiosa, recuerdo que la primera vez que la vi fue en la sobremesa de Canal +, esperaba ver una serie que llevaba bastante tiempo siguiendo, Caroline in the city, una serie la mar de simpática sobre una dibujante de una tira cómica de éxito, que tenía un ayudante (Richard, creo) borde y resabido que era la monda, la serie me encantaba y solía verla casi todos los días, cuando en lugar de ella me encontré con una serie nueva llamada Friends, mi cabreo fue enorme, “¿pero que mierda es esta?”, “¿donde coño esta Caroline?”, son alguna de las lindezas que pasaron por mi cabeza, no me lo podía creer, me quitaban mi serie favorita cuando ni siquiera había acabado, el caso es que, pese a todo, empece a ver Friends de mala gana y con bastantes prejuicios.

El primer episodio no me gusto mucho, “esto son una panda de pijos que se creen muy guais por hablar de sexo y decir chorradas, yo quiero a Caroline pensaba, por una razón u otra la seguí viendo y...quede irremediablemente atrapado, la serie no era buena, no, era genial, no solo le daba mil patadas a Caroline si no que era adictiva como pocas, no podía perderme ni un solo episodio, si un día no lo podía ver lo grababa y lo veía al día siguiente, me convertí en un fan irredento.

En esa época (la serie se estreno en 1994, no me acuerdo cuando llego a España pero no creo que mucho más tarde) ser una fan de una serie era una putada, no solo estabas a expensas de que el canal que la emitía dejara de hacerlo por cualquier motivo, si no que incluso no tenías la garantía de que no dieran episodios repetidos o de que empezaran desde el principio sin saber porque, en el caso del Canal + la putada era que como la serie tuvo éxito, las nuevas temporadas las daban primero codificadas y más adelante en abierto, y claro con los continuaras brutales de algunas temporadas esto era un sin vivir, ¡ lo que hubiera dado por tener Internet esos años y poder acabar con la dictadura televisiva!

Vista con la perspectiva que da el tiempo, lo cierto es que diez años son muchos años, y en la serie hay altibajos y cosas como las eterna relación entre Rachel y Ross se llegaron a hacer pesadas, pese a todo la serie sigue siendo un referente entre las sitcom, y tiene en su haber uno de los finales más conmovedoramente nostálgicos que uno recuerda haber visto en una serie de televisión, la primera vez que lo vi una lagrimita se me escapo y todo oigan.

Muchas son las claves que explican el éxito de la serie, pero personalmente me quedo con dos: su coralidad, al contrario que series actuales como How i met your mother, Dos hombres y medio o Big Bang Theroy, Friends no baso su éxito en la existencia de un personaje principal que centrara los gags o se convirtiera en el alma de la serie, plenamente coral, Friends tenía un reparto equilibrado, donde todos los personajes tenían su peso y sus momentos de gloria, el otro aspecto fundamental es su sinceridad, Friends era una serie que narraba la vida seis amigos en su camino hacía la madurez plena, lo hacía sin edulcorantes, eran simplemente seis personas que se reunían en un café para compartir sus vidas mientras se enamoraban, se casaban, tenían hijos o cambiaban de trabajo, Friends iba de frente, no pretendía ser (ni lo era) políticamente correcta o blanda, solo, usando como principalmente herramienta el humor, contaba la vida de seis personas que podíamos ser perfectamente tu o yo.

Esa posibilidad de identificación, ese creerse a los personajes, son lo que tornaron a Friends en un éxito tan rotundo y hacen que hoy la serie no solo se aguante perfectamente, si no que la sitúa bastante por encima de la mayoría de sitcom, (y eso que muchas son muy buenas) que hoy se emiten, al menos de las que un servidor sigue, claro.

Decía al principio, que Friends tiene un aura especial, un algo que hace que se convierta en un referente generacional, que hace que los años no pasen por ella, ese algo tan difícil de conseguir y a la que muy pocas llegan, ese algo tiene un nombre, se llama magia, y Friends la posee a raudales.

6 comentarios :

Piru dijo...

Si hablamos de sitcoms no debemos olvidarnos nunca de Siete vidas, ya que lo poco que tenemos para presumir en este país solemos olvidarno entre matojos. Fue la primera serie en España que se grababa en directo y con público, con unos guiones maravillosos. Para mí Amparo Baró, Javier Cámara y Toni Cantó eran de lo mejor.

Un saludo

Ovidio dijo...

Solo puedo decir AMÉN.

Y eso que soy ateo practicante. XD

Goku_Junior dijo...

No hay ni habrá nunca nada como Friends. Algunas se le acercan, pero tienen los defectos que has comentado, siempre se centran en algún personaje estrafalario para atraer a la gente cuando en esta serie eran TODOS los personajes los que te incitaban a ver la serie.

Y sobretodo no tenían engaños como los de "Como conocí a vuestra madre". Ya llevo 3 temporadas de dejarla a mitad de ver por que sigo sin saber una mierda sobre la madre y mientras los personajes siguen girando y girando para acabar igual... ni que fuera esto Marvel!

Fer1980 dijo...

7 Vidas esta muy bien, si, sobre todo al principio, en su momento (no se si cuando hable de How i met) ya dije que era de las pocas, (casi la única) sitcom española que podía tratar de tú a tú a las grandes americanas, pero hoy me apetecía hablar de Friends, no de 7 Vidas.

Gracias Ovidio, je, je.

Goku, bueno el tema de la madre y demás solo es el planteamiento inicial, no le veo más relevancia, aunque si pienso que deberían dejar de hacer trampas con el, cuando quieran sacar a la madre que lo hagan y se dejen historias.

Paco Hernández dijo...

Totalmente de acuerdo! Es una serie para la que el tiempo no pasa! la podrían poner ahora y parecería del momento, al igual que las historias y las bromas, la puedes ver una y otra vez (y otra vez, y otra vez, y otra vez...) y no cansarte nunca!! :D

Fer1980 dijo...

Si, es un poco como con los buenos episodios de Los Simpson aunque los hayas visto cienes de veces siguen enganchando.