lunes, 6 de junio de 2011

DC: Reiniciando sobre la nada.

Si ha habido una noticia que ha causado revuelo en las últimos días es la renumeración de ¿todas? las series DC, un relanzamiento a lo bruto con hasta 52 (¿tantas series tiene DC?, quien lo diría) números 1.

Maniobra de marketing o muestra del permanente estado de crisis de una editorial que más allá de Geoff Johns y Grant Morrison no parece saber que hacer y que no duda en escribir y rescribir su continuidad tantas veces como sea necesario, lo cierto es que DC ha conseguido un protagonismo y un revuelo mediático que ha permitido centrar los focos en la editorial de Superman, aunque una vez más por la razones equivocadas.

Las continuas renumeraciones de las distintas series que tanto Marvel, como ahora DC llevan a cabo en sus principales cabeceras no tienen otro objetivo que llamar la atención y aumentar las ventas, siempre superiores en ese relanzado número 1, eso en si no tiene nada de malo, incluso autores como Peter David señalan que si por él fueran todos los años se renumerarían sus colecciones si con ello se conseguía atraer más lectores.

El problema claro estriba en que una renumeración implica meramente un cambio cosmético que no va al fondo del problema: la brutal y casi imparable perdida de lectores, la falta de un relevo generacional y el condicionamiento de los personajes y su evolución a un entramado audiovisual con demasiado dinero en juego.

¿Tiene algo de malo que DC pretenda sacar más pasta renumerando todas sus series?, en principio no, si acaso la perdida de cierto valor simbólico, las numeraciones altas implican la existencia de toda una historia detrás y da un peso “espiritual” por así a decirlo a comics con más de 70 años a sus espaldas, pero como decía antes, es ante todo un elemento cosmético que además tiene fácil arreglo recuperando las numeraciones antiguas en uno o dos años, aquí el problema es ¿qué pasará cuando ya en el número 2 la práctica totalidad de esas 52 nuevas series no llegue a los 100.000 ejemplares vendidos?, ¿cuándo muchas se cancelen?, ¿cuándo los equipos creativos cambien de un número a otro sin criterio fijo?, ¿volverán a renumerar todo otra vez?

Independiente de si estamos o no ante un reboot (la editorial dice que no, pero lo que se anuncio en un principio de personajes más jóvenes parece indicar que si), este movimiento por parte de DC (igual pasa con los múltiples relanzamientos marvelitas) no será más que una mera anécdota mientras no se vaya a la raíz del problema que esta haciendo que mientras que las películas de superhéroes recaudan cientos de millones sus comics venden menos que nunca en su historia, claro que el principal problema son las editoriales en si y su inmovilismo, y eso tiene difícil arreglo.

Otro tema destacable de todo esto, es el anuncio por parte de DC de sacar los comics digitales a la vez que su versión en papel, eso si al mismo precio, ya que aunque las editoriales se ahorran en los comics digitales a los intermediarios, no esta la cosa para molestar a los libreros único sostén de un modelo de negocio en franca decadencia .

El movimiento de DC tiene lógica y trata de ir en la dirección de no quedarse atrás cuando el salto tecnológico llegue definitivamente a los comics, en realidad no son pocas las voces que señalan que los comics digitales son el futuro destino de las grapas, mientras que los recopilatorios serían los que llegarían en papel a los distintos puntos de venta.

Es posible que termine siendo así, no lo se, pero lo cierto es que de momento y pese a que como decía el movimiento de DC tiene sentido, parece bastante complicado que si los comics en papel valen lo mismo que los digitales la cosa vaya realmente a tirar hacía delante, en fin habrá que verlo.

2 comentarios :

Yota dijo...

Como he dicho en mi blog. La de pasta que voy a ahorrarme. DC ya me ha perdido... me temo que para siempre.

Fer1980 dijo...

Bueno yo no llegare a tanto, pero si es cierto que esta renumeración me parece poco más que un brindis al sol.