viernes, 10 de junio de 2011

Treme: Historias de Nueva Orleans.

Septiembre del 2005 con más del 80% de Nueva Orleans hundida bajo el agua, con la tardía y lenta reacción de una administración pública perdida y desborda y con un éxodo masivo no visto en el país del dólar desde la Guerra Civil, todos podían imaginarse que reconstruir la ciudad iba a ser difícil, aunque nunca pensaron que tanto.

El desastre del Katrina tuvo proporciones casi bíblicas, los antiguos y deficientes diques se mostraron impotentes para contener la más despiadada fuerza de la naturaleza y los políticos del país más poderos del mundo se mostraron incapaces de gestionar una tragedia de tal magnitud.

Tal vez lo peor del caso tal vez no fue la tragedia en si, ni siquiera la pésima gestión de la misma, lo peor fue que ya en frío, con la ciudad despoblada y con miles de personas regresando (o deseando hacerlo) a sus hogares para encontrarlos destruidos, cuando más ayuda necesitaba la ciudad y su gente, una pregunta empezó a recorrer el país ¿por qué deberíamos reconstruir Nueva Orleans?

Esta escalofriante premisa, y las circunstancias que rodean el intento de vivir en una ciudad arrasada y casi olvidada son el punto de partida de Treme, la nueva serie de David Simon, creador de la insuperable The Wire, de donde por cierto salen un buen número de actores, a él se une Eric Overmyer, también guionista en The Wire y viejo amigo de Simon, que además vivió bastante tiempo en la ciudad.

Viniendo la serie de donde viene, la lucha por salvar el alma de Nueva Orleans se narra a pie de calle, personajes afanados en sobrevivir que tratan de recuperar su vida, mientras que se encuentran con la espalda de quienes deberían ayudarles y con la presencia de buitres que ven la oportunidad de forrarse a costa del dolor ajeno a la par que tratan de cambiar el perfil social y político de la ciudad, todo esto mientras la inseguridad reina en las calles y la policía parece más parte del problema que de la solución.

Treme, barrio popular y obrero de la ciudad centra el foco de una historia coral, de personajes que lejos de los grandes tejemanejes que se mueven alrededor de la reconstrucción de la urbe, tienen que decidir si seguir adelante e intentar sobrevivir en una ciudad donde hacerlo es muy difícil o rendirse y dejar atrás una forma de vida que ha sido tanto para ellos, como no podía ser de otra manera estamos ante personajes bien construidos e interpretados que conforman un mosaico de puntos de vista a la hora de encarar el futuro realmente estimulante.

Y luego esta la música, esencia misma de la serie y tal y como se nos muestra en ella, alma de Nueva Orleans, la música se convierte en un personaje más, tal vez en el más importante, con ella se consigue evadirse de la oscura realidad, pero también denunciarla, a la par que da una contundente respuesta (más allá de las obvias) a las crueles preguntas sobre la necesidad o no de reconstruir Nueva Orleans.

A pie de calle, como decía antes, Treme permite dibujar un completo panorama de los juegos de poder, de la corrupción y de la ineficiencia que rodearon la llegada de la “Nueva” Nueva Orleans, la serie se toma su tiempo, y como no puede ser de otra manera, unas historias, unos personajes, son más interesantes que otros, pero su honradez, su compromiso y sobre todo su música, hacen de Treme una serie muy especial, merece la pena comprobarlo.

2 comentarios :

sofia martínez dijo...

Desde su estreno causó controversia y cómo no, si se trataba de la serie que aborda lo que sucedió tras el paso del huracán Katrina por New Orleans, desde que la vi me pareció muy interesante. Hoy en pleno 2013 llega a su fina con Treme temporada 4 y resulta un gran reto pues debido al éxito de la serie el público exige un final estupendo, ojalá así sea.

Fer1980 dijo...

Éxito. éxito relativo. No la ve mucha gente la verdad, es una serie dificil no hay ningún ancla al que agarrarse. "Solo" va de gente normal viviendo sus vidas y claro o te dejas llevar por los personajes, la música, la ciudad o es realmente dificil engancharse.

Por eso también creo que sea cual sea su final va estar bien ya que realmente no es una serie que pùeda tener un final en si, no hay una trama que acabar, no hay una historia que cerrar.