martes, 26 de junio de 2007

JLA/JLE: Una forma distinta de hacer buenos comics de superhéroes.

Con el número 16 de Clásicos DC: JLA/JLE finaliza la mítica etapa de Giffen/DeMatties al frente de la Liga de la Justicia, aunque quedan todavía dos números con sagas realizadas muchos años después, tal vez sea el momento de hacer balance.

Uno que más allá de Batman y la JLA de Morrison es casi un recién llegado al Universo DC, siempre había odio hablar de etapas míticas de este universo, que si el Flash de Waid, que si el Superman de Byrne, que si la Wonder Woman de George Perez, que si la JLA de Giffen/DeMatties…, ¿un momento la JLA de Giffen/DeMatties?, ¿cómo puede ser buena una JLA en la que no estén ni Superman, ni Wonder Woman ni na de na?, la que “mola” es la JLA de Morrison lo demás son tonterías, pensaba yo, “que no, que no, que es muy graciosa” leía, ¿graciosa?, los superhéroes no son cosa de broma, son comics muy serios de gente con los calzoncillos por fuera, decía, y en estas pasa el tiempo y Pda decide recuperar tan mítica etapa, y claro la compro, y la leo, y la disfruto como hacía tiempo que no disfrutaba un comic de superhéroes.

CDC: JLA/JLE, se ha convertido en mi lectura más ansiada del mes, la que con más ganas espero y con más ansia devoro, y ahora que esta a punto de acabar ya empiezo a echar de menos la sensación de sorprenderme cada mes, de leer historias inteligentes, personajes bien caracterizados, situaciones cómicas que no se ríen de los personajes ni del género, si no que más bien se ríen con ellos y con nosotros.

JLA/JLE esta situada en plenos años 80, tal vez la mejor década en la historia del género, son los años de Watchmen, de DK, de Batman Año Uno, de Born Again, de Miracleman, los años de Moore y Miller en definitiva, son años en los que el género ha dado un paso adelante que parecía definitivo (que luego no fue tal) dejando definitivamente atrás su vertiente más infantil, el comic de superhéroes aparece como un género que ha alcanzado la madurez (o al menos entonces debió parecerlo) a través de ser llevado al limite, son los años donde la figura y función del héroe es cuestionada, es casi la época del reinado del superhombre en contraposición al superhéroe, los comics de superhéroes son mejores que nunca, pero por otro lado se encuentran en un callejón de difícil salida de cara a un futuro, en estas llegaron Giffen/DeMatties (y una pléyade de artistas entre los que destacaran sobre todo Kevin Maguire, Adam Huges y Bart Sears), y demostraron que se podía revolucionar el género si cuestionarlo, que el callejón tenía una salida más allá de la ultra violencia extrema (que desgraciadamente sería el camino elegido en los 90, con héroes con dientes apretados y armas hasta en las orejas, pero me desvió) que solo hacía falta amor por el, respeto, buenos personajes y cosas que contar.

JLA/JLE se convierte de esta forma en un ejemplo a seguir, su grandeza y su fuerza no se basa en cuestionar al héroe, ni siquiera en reírse de el (al final la colección no era tan graciosa), se basa casi en lo contrario, se basa en asumir y explotar al máximo la bases del género sin necesidad de llevarlo a un callejón sin salida, demostrando que se puede contar historias épicas, sacrificios heroicos y a la vez desarrollar y hacer evolucionar a los personajes sin caer en permanentes clichés.

Ahora que en DC andan cargándose (si no se han cargado ya) el legado de lo que esta liga supuso (lo que han hecho con Ted Kord o Maxwell Lord no tiene nombre, vale este siempre ha sido un poco manipulador, pero manipulador en plan “míralo que jodio” no en plan “soy un gran hijo de puta y os voy a reventar a todos”), tal vez y ante el cada vez más evidente fracaso creativo que ha supuesto OYL (de momento solo Green Arroz merece la pena), deberían recordar como Giffen/DeMatties supieron hacer una autentica maravilla de trabajo, con personajes secundarios por los que nadie daba un duro, y sobre todo deberían saber la herramientas que usaron para ello, ya que el miedo al cambio es un mal consejero.

Sea como sea lo que es innegable es que estas historias y esta etapa están ahí para el recuerdo, un recuerdo grato e imborrable que demuestra por que se debe mantener la fe en este género tan particular y proclive a producir más morralla (aunque solo sea por la inmensa cantidad de comics que se publican al mes) que calidad, un genero sin embargo que cuando suelta una obra maestra la suelta a lo grande y la JLA/JLE (JLI) es uno de los mejores ejemplos de todo esto.

10 comentarios :

lord_pengallan dijo...

cachisss, te me has adelantado, va a ser mi post de mañana.Creo que empezamos a leernos demasiado :)
Pues tienes razon y este tipo de cosas me ha hecho caer en un aspecto sobre el que se reflexiona poco.
Este es la idea que tiene de su trabajo el guionista, que es algo que influye en el resultado final.
Si lo toma como un simple divertimento (para el y/o los lecteres), si lo tomo como algo alimenticio, si lo toma como una cruz que llevar (como parece que es para Bendis y Ellis) o si es algo que se ama, hace diferente el resultado. En el ultimo estan a Giffen y DeMatteis (entre otros) y el que hoy en dia haya muy pocos de esa condicion explica en parte las diferencias entre los superheroes de hoy y los de ayer.
En fin, que Giffen y DeMatteis predicaron en el desierto que los superheroes no necesitaban muchas modernizaciones, porque la forma tradicional de hacerlos seguia funcionando. Pero bueno,es algo que, visto lo visto, no es facil.

fer1980 dijo...

Bueno oye lo mio es más un balance general, supongo que tu además del balance hablaras un poco más sobre el número la resolución de Rupturas y tal, de todos modos esta claro que coincidimos en la valoración de esta etapa, que distinta de la de Morrsion y que buenas las dos.

Gloria dijo...

Jo, lo que me he reido con Maxwell Lord!! Si hasta Batman hacia chistes! JLA era una de mis series favoritas: Puro genio, y si, con interacción superheroica clásica (como los Vengatas de Busiek). Nunca he sido gran servidora de Dc, pero en aquella época seguía bastantes colecciones de la extinta Zinco, y esta era la primera que caía cada mes en el saco.

DeMatteis! Giffen! Maguire!! Adam Hugues!!! Guy Gardner!!!! GNORT!!!! MANGA KHAN!!! Dioss, que delirio!

Es curioso que la reedición corra a cargo de Planeta: hay que ver las vueltas que da el mundo de la edición comiquera.

fer1980 dijo...

Si es curioso, en aquella época en los correos no paraban de meterse con DC y ahora ya ves, por lo demás esta claro que JLA/JLE es un clásico por meritos propios y el paso del tiempo no les ha perjudicado.

Gloria dijo...

A mí la "Guerra de los Correos" siempre me desagradó: me daba la impresión de ser un ajuste de cuentas entre frikis fanzineros recien ascendidos a Señores Coordinadores de Colección... realmente sonrojante. Yo procuraba disfrutar de las series interesantes que publicaban tanto Forum como Zinco, y creo que sus correeros tendrian que haberse centrado en promocionar su buen material, y no en enzarzarse en discusiones bastante prescindibles. Ahora la cosa ya es un poco más profesional.

Algo asó como la tonta polémica de "linea Clara" contra "linea chunga" (tintineros contra Viboreros), que ma hacía preguntarme si realmente había gente incapaz de disfrutar de un buen comic sólo en función del estilo.

fer1980 dijo...

La cosa es ahora más profesional ¡¡¡por que no hay correos!!!, por que yo cada vez que leo a Julían Clemente por los blogs, no para de poner a parir a DC y alabar a la Marvel actual, por lo demás yo en aquella época compraba poco Zinco ya que a Astorga apenas llegaba nada, y así muchas veces al leer los correos deForum no me enteraba bien de que iba la vaina y por que daban tanto la murga.

Gloria dijo...

Vaya, pues no estaba al tanto de que la "guerra" seguía... Que quieres que te diga, a mí me parece la tontería más grande del mundo, ya que tanto en Marvel como en DC se publica buen material.

Lo que tendrian que hacer es publicar bien cada uno su material (y publicar el mejor posible) y dejarse de criaturadas.

fer1980 dijo...

Bueno la verdad es que son comentarios en blogs, no en secciones de la editorial por lo que no es lo mismo, pero aun así algo de eso hay, sobre lo que dices de Marvel y DC, más que haber cosas buenas en los dos lados (que las hay)yo pienso lo que más abunda son las cosas malas(y es que siempre he sido del vaso medio vacio).

Gloria dijo...

Por una vez algo de bueno tiene ser pobretona: como me tengo que repartir el escaso presupuesto para cómics entre superheroes, independientes americanos, manga, y tebeos españoles y europeos de diferentes estilos, me miro bastante lo que me compro cada mes y me guio por comentarios de otros aficionados, vendedores y amigos antes de elegir... y aún así no llego a todo: así que mi percepción es de "botella llena" aunque sólo sea porque lo poco que me compro me gusta bastante.

De Marvel, por ejemplo, ahora mismo sólo me compro Daredevil (que me lo compraría aunque no fuera tan bueno como ahora, porque soy una completista del cuernecitos), el Capitan America (ejem, sí, me está gustando Brubaker) y los Astonishing X-Men, pero por que Whedon y Cassaday lo están poniendo interesante... Aparte de eso estoy tentada de volver a Factor-X (Peter David es Peter David), y quitando eso, ya me interesa poca cosa (y entre lo que me interesa hay mucha re-edición).

Con las excepciones citadas, hace años que me he borrado de seguir series mutantes, así como Spiderman, cuya sobre-explotación hace que la continuidad resulte a veces rebuscada y truculenta, y el hecho de que se vendan bien no garantiza que sean buenos comics.

fer1980 dijo...

En mi caso mi problema es que soy bastane completista, tengo Uncanny X-Men, X-Men, Daredevil, Hulk y Thor enteras o practcamente entereas, aasí que mucas de ellas las compro me gusten o no, y claro a veces se lee cada truño que....

Seleccionado y comprando "bien" esta claro que hay mucho y bueno donde elegir y más hoy con tantas editoriales y tanto material en el mercado.