miércoles, 29 de junio de 2011

Holy Terror, Frank Miller jugando con fuego.

Diez años después de los atentados del 11-S (supongo que no es casualidad), se anuncia la llegada el próximo Septiembre a la librerías americanas de Holy Terror, el por el momento último trabajo de Frank Miller en el mundo del cómic, y tal vez el más polémico de un autor acostumbrado a vivir en la polémica.

El propio Frank Miller ha reconocido más de una vez que el 11-S le impacto enormemente tanto que le llevo a modificar lo que inicialmente tenía pensado para DK2, quedando de esa forma la obra un poco descompensada, tras dos primeros números magníficos y un tercero (que más allá de su excelente final) no parecía estar a la altura.

Fue en ese contexto cuando surgió la idea de Holy Terror, obra que en un principio iba a estar protagonizada por Batman y que iba a ser algo así como el cruzado de la capa contra Al Qaeda, Miller señalaba que su país estaba en guerra y consideraba que los cómics podían jugar un papel en todo esto, al igual que lo habían hecho en la II Guerra Mundial cuando los distintos superhéroes no dudaban en pelear contra Hitler o los japoneses, los cómics se convirtieron en medio de propaganda más y se unían en la medida de sus posibilidades, al esfuerzo bélico de su país, Miller consideraba que había llegado la hora de recuperar ese espíritu.

Pese a lo delirante y peligroso que puedan sonar todas estas cosas, lo cierto es que hubiera sido curioso ver a un Miller desbocado (y probablemente desquiciado) manejando a Batman en semejante berenjenal, claro que todo esto tenía sentido en su contexto, en su momento, a medida que el tiempo fue pasando y con los desastres de Afganistan e Irak de por medio la idea detrás de Holy Terror fue perdiendo todo su sentido.

Para sorpresa de propios y extraños, y pese a que Miller parecía más metido en otras cosas, el propio autor decía que seguía trabajando en la obra y que ni mucho menos había abandonado el proyecto, aunque este si se había transformado, Batman dejaba de ser el protagonista pasando a serlo un nuevo personaje The Fixer, aunque la idea tras todo parecía seguir siendo la misma, ahora el cómic esta terminado y para Septiembre se anuncia su salida en los USA.

¿Que podemos esperar de Holy Terror?, es difícil decirlo, Miller es un autor acostumbrado a los excesos, un autor que a estas alturas de la película puede hacer lo que quiere sin tener que rendir demasiadas cuentas, si Holy Terror hubiera salido en su contexto original, con Batman como protagonista, el mismo autor reconoce que estaríamos ante una obra muy airada, tal vez demasiado airada, ahora 10 años después y aunque Miller señala que la perspectiva que le da el tiempo le ha permitido crear una obra más “cohesionada”, no movida a base de ira e impulsos, es complejo adivinar que saldrá de todo esto, pero una cosa esta clara, Miller juega más que nunca con fuego y esta vez se puede quemar.

Salga lo que salga de Holy Terror, y aún reconociendo que la cosa tiene muy mala pinta (eso si la portada me ha gustado, me ha parecido la mar de llamativa...aunque parece anticipar demasiado por donde van a ir los tiros) yo no pienso poner a parir al autor de obras como Born Again o DK antes de haber leído su trabajo, cierto es, que los últimos antecedentes (el desastre de Spirit en el cine, y la extremadamente divertida pero claramente menor, además de inconclusa, All Star Batman y Robin en los cómics) no son los más halagüeños, cierto es también que la temática de la obra y los principios sobre los que se sustenta, suenan bastante mal, pero creo que si alguien se ha ganado un margen de confianza y cuando menos un poco de respeto ese es Frank Miller, sea como sea esperemos que Holy Terror llegue a España pronto y podamos juzgarlo por su méritos o desméritos y no por la pinta que tiene o deja de tener.

8 comentarios :

Int dijo...

No se trata de juzgar antes de leer y creo que a todos nos interesa que salga un buen cómic. Pero yo tengo bastante claro (y creo, incluso, que es evidente) que desde hace un tiempo Miller está más interesado en crear controversia y llamar la atención que en contar historias (otra cosa es que los resultados nos puedan convencer más o menos). Claro, si a ese punto de partida le sumamos un argumento tan espinoso como éste me parecen lógicas las dudas (y el dibujo que se ha enseñado no ayuda, precisamente).

Eso sí, lo que está claro es que cuando salga se va a hablar mucho de él, va a vender mucho y será para aplaudirlo o para destrozarlo va a ser al comidilla de los blogs. Sin duda, un triunfo de Frank Miller.

Lo que no estoy de acuerdo es que Miller se merezca un margen de confianza. Yo más bien diría lo contrario. No dudo que haya gente que le guste (incluso le entusiasme) DK2 o el All Star Batman & Robin (no a mí) pero no me negarás que, el sentir general, es de desconcierto primero, enfado después y cachondeo para acabar (y sin contar el desastre de la peli de The Spirit). Normal que, de entrada, la gente no espere gran cosa e, incluso, se lo tome a risa.

Ahora bien, si finalmente el cómic es bueno, se le reconocerá. Yo al menos.

Fer1980 dijo...

A Miller siempre le ha gustado provocar y ser controvertido, a ver si va a resultar que en su momento obras como DK o Ronin no fueron controvertidas y generaron polémica.

Otra cosa es que no te guste el Miller actual, algo que como no comparto, DK2 me parece, no, tacha eso, ES un grandisimo cómic y All Star es tremendamente divertido además en todo caso se trata de una obra menor dentro de la carrera de Miller no el paradigma por el que hay que juzgarle y The Spirit es una pelicula, y por mucho que él mismo se empeñe, Miller no es un cineasta es un autor de cómics y Holy Terror es un cómic no una pelicula, no creo que Spirit sirva como precedente en absoluto.

Por lo demás reitero si el autor de DK, Born Again, Ruleta, 300 o Elektra Lives Again no se merece un voto de confianza no se quien se lo va a merecer.

Int dijo...

Pero si Ronin o DK creaban polémica (cosa que no lo sé porque no viví ese momento) era por los valores de los comics. Leyendo esas obras o Daredevil o Give Me Liberty no veo a un autor queriendo llamar la atención con sus extravagantes ideas, sino alguien preocupado por llevar al límite las herramientas expresivas y narrativas de los comics.

Y sí, a ti te gusta DK2 (y a más gente) pero lo que es evidente es que cuando salió, en general, no convenció (e, incluso, horrorizó). Si a eso le sumas que las siguientes obras de Miller (a lo que hay que sumar las últimas entregas de Sin City) no han gustado, pues me parece lógico la desconfianza general.

Y yo creo que sí es pertinente sacar a colación The Spirit porque, aunque es una película, sí prolonga el espíritu burlón y provocador de Miller en los comics.

El problema, según lo veo, es que Miller se niega a dejar de ser un enfant terrible. Quiere seguir llamando la atención a toda costa. Antes lo hacía a través de la ambigüedad moral de sus personajes y la utilización de técnicas cinematográficas, ahora parece que sólo le queda hacer reir a Batman como un lunático, obligar a Robin a comer ratas y tirarse a Canario Negro bajo la lluvia.

Fer1980 dijo...

A Miller siempre le ha acompañado la polemica, a su DD se le acuso de ser demasiado violento, a su Batman de fascista, a Ronin de ser caotica etc, etc, no es algo nuevo para Miller.

Sobre DK2, cada vez tengo más claro que se adelanto a su tiempo por eso en su momento no fue bien recibida y ahora cada vez más gente la revindica.

De lo demás, todos los ejemplos que pones de la "maldad" de Miller están en All Star, que reitero es una obra menor (pero divertidisima) en su dilatadisima carrera, repito, no creo que All star deba ser el patron por el que juzgar a Miller.

En cuanto a The Spirit, como bien dices, Miller siempre se ha preocupado por expandir las limites y las herramientas narrativas del cómic, no del cine, no es cinesta, no sabe narrar como un cineasta, no creo que Spirit sea pertinente como ejemplo de nada (salvo de que no es un buen cineasta) en absoluto.

Dices que no quiere dejar de ser un enfant terrible que tiene ideas extravagantes y demás, Miller siempre ha sido un enfant terrible, siempre ha tenido ideas que en su momento se consideraron extravagantes, ¿por qué habría de dejar de serlo ahora?, si Miller es un grande es, entre otras cosas (además de su talento) por su actitud, yo no le pediria que cambiase.

Mythos dijo...

Pues a mí, tanto DK2 como All Star Batman & Robin me parecen infumables y, de hecho, aunque lo he intentado varias veces, no he conseguido terminar ninguna de ellas. Frank Miller, como Garth Ennis, y tantos otros autores, tuvieron un pasado esplendoroso y lo que hoy queda es una sombra repetitiva y deformada de lo que entonces fueron. Por mucho que un autor me haya dado buenos momentos no por ello voy a alabar cualquier cosa que haya y el Frank Miller actual ha perdido mucho el norte.

Fer1980 dijo...

No creo que Miller haya perdido el norte ni mucho menos, ni el sur ni el este ni el oeste ya puestos, Ennis por su parte esta haciendo un tabajo cojonudo en The Boys asi que...

Y no se trata de alabar cualquier cosa que haga Miller, se trata de lo contrario de no juzgar algo (Holy Terror) hasya haberlo leído.

Mythos dijo...

El trabajo de Garth Ennis en The Boys no es ni la sombra de lo que hizo en Hitman o Predicador. Como mucho se puede calificar de entretenida la serie, poco más, tiene algunos capítulos bastante logrados pero, en general, es el Garth Ennis desatado y gratuito que se pierde en sí mismo. Y lo mismo pasa con Frank Miller, dejando a un lado Holy terror, pienso como Quentin Tarantino en esto, que en una entrevista a propósito de Pulp Fiction hace ya unos años decía que si observamos la trayectoria de la mayoría de artistas (en este caso se refería a directores de cine pero creo que se puede aplicar a cualquier colectivo artístico) podemos observar como tienen un estilo bastante marcado que acaba desembocando en una obra cumbre, muchas veces incomprendida, y a partir de ahí su carrera ya deja de ser la misma. Eso mismo paso con Frank Miller en su DK2 y ya difícilmente creo que pueda aportar algo nuevo al cómic, como no creo que lo vaya a hacer Alan Moore a estas alturas, ni Garth Ennis que esta quemando sus últimos cartuchos porque al menos a él hay que reconocerle su etapa en Punisher y algún trabajo más.

Fer1980 dijo...

En general puedo estar de acuerdo con Tarantino, no creo que como dices Miller o Moore vayan a realizar a estas alturas una maestra revolucionaria, esto ya lo hicieron, pero en todo caso eso no impide que sigan haciendo grandes obras, para mi DK2 es un cómic cojonudo, aunque se que estoy en minoría, cada vez más gente lo ve así sobre todo dentro del gremio, por algo será, en cuanto a All Star, repito, es una gamberrada tremendamente divertida pero en todo caso una obra menor en la trayectoria de Miller, igual que no se juzga ni se empaña la trayectoria de (por ejemplo) Alan Moore por Violator vs Badrock o Spawn vs Wildcats, tampoco se debería hacer con Miller y All Star.

Sobre Ennis, bueno coincido que de momento, The Boys no esta a la altura de Hitman o Predicador, pero yo no la calificaría simplemente de entretenida (que no es poco en todo caso) es más quisiera recalcar el “de momento”, Ennis, o al menos a mi me pasa así con él, gana mucho cuando su obra esta terminada y se tiene una visión más global, así que veremos, por otro lado su Punisher Max si me parece a la altura de Hitman o Predicador, y es bien reciente.