miércoles, 15 de junio de 2011

La importancia de las portadas.

Uno de los elementos históricamente más importantes del comic-book, ha ido perdiendo fuerza y representatividad con el paso de los años, acompañado en su paulatino descenso al formato grapa, más como modo de concebir las historias que como formato en si, lo que también valdría para las propias portadas.

Con la sobreabundancia de tomos y la concepción de la portada más como pin-up que como un elemento de introducción a la historia, las portadas de los cómics-books han ido perdiendo toda su importancia, tanto que en recopilaciones como la de Los muertos vivientes ni siquiera se incluyen (vale, ahora las van a sacar, pero totalmente fuera de contexto, de nuevo como si fueran pin-ups), y en otras se incluyen en cualquier lugar, al final, al principio, en mitad de un episodio, en pequeñito etc.

Resulta un poco tonto a estas alturas decir que las portadas forman parte del cómic, y que como tal deberían ir al principio de cada cómic, y ya que no son pin-ups, deberían ir tal y como fueron concebidas, con sus títulos, créditos y textos explicativos.

En este aspecto resulta modélico el tochal de Panini de La Patrulla X de Claremont, Cokrum y Byrne: cada portada en su sitio y con todo lo que incluían estas en su momento, (algo que no pasa con la edición de Starman de Pda, supingo que siguiendo la americana, donde si, las portadas están en su sitio, pero a modo de ilustraciones y no tal y como salieron al mercado), por el contrario en esta misma editorial encontramos el ejemplo justamente contrario, la recopilación de las portadas de los X-Men de Thomas y Adams solo puede calificarse de desastrosa, combina portadas en pequeño con portadas en grande y están en cualquier lugar del cómic incluso en mitad de los episodios.

Es evidente que en un tomo las portadas pierde su función de reclamo, ya que estas están en el interior, pero también es evidente que si, como decía antes, la portada forma parte del cómic, lo más lógico es que esta se situara en su lugar correspondiente, sin embargo, si tenemos en cuenta que algunos editores han justificado estas decisiones con cosas como; “no queremos que el lector piense que esta ante capítulos recopilados, si no ante una obra global”, el tema adquiere matices realmente difíciles de entender, aunque claro visto así es normal que las portadas se usen como meros pin-ups.

Hablando de pin-ups, esto me permite enlazar con otro tema referido a las portadas, y es que estas, que en su momento pretendían anticipar lo que pasaba en el cómic llamando la atención del lector, ahora han pasado a ser en no pocos casos meros pin-ups del personaje/personajes posando en una postura más o menos icónica que intenta destacar más por su calidad (aunque por desgracia esto no es siempre así) que por tener algo que ver con el cómic que avanza.

En esto influyen sobre todo dos factores, primero que el portadista no sea el dibujante interior y segundo, que el portadista no tenga ni la más minima idea de que va el cómic, el primer elemento ha pasado siempre, y no tiene porque impedir que la portada sea más que una mera ilustración sin relación con la historia de dentro, el segundo elemento es la clave de todo, si el portadista no recibe información sobre lo que va a tratar el cómic malamente va a poder hacer nada más que una mera ilustración más o menos llamativa, lo que nos llevaría a recalcar la necesidad de que las editoriales cuiden más este tipo de aspectos, para al menos dar algo de entidad propia a la portada y que no sea intercambiable por cualquier otra.

En todo caso, aún hay portadas que no solo anticipan lo que va a ocurrir en el cómic (siempre lejos de caer en el spoiler y si dándote ganas de pillarlo), que además tiene una imagen icónica que ya como ilustración resulta brillante, son ese tipo de portadas que tiene algo especial que hace que trasciendan, ejemplos hay muchos y cada uno tendrá los suyos (un día tengo que hacer un top de portadas), pero hoy he elegido la que George Pérez realizo para JLA/Avengers 4, una portada que ilustra este post y que personalmente me encanta: anticipa la épica de lo que hay dentro, tiene una imagen icónica y poderosa y es todo un homenaje al primero de todos los superhéroes sosteniendo dos de los símbolos más representativos de dos de los héroes más relevantes de la competencia, todo un lujo y una de mis portadas favoritas de la década pasada.

4 comentarios :

Paco Hernández dijo...

Fuera no lo sé, pero en España, además, el problema es la portadas que utilizan en ciertos tomos, te preguntas ¿en serio, esa? ¿Con todas las que tienen y escogen esa?

lord_pengallan dijo...

Gran post ya era hora de que alguien dijese que el emperador esta densudo.

También gran portada, Superman con el martillo de Thor y el escudo del Capi es algo que ningún aficionado a los superhéroes se salta.

Int dijo...

Sin duda, una costumbre muy criticable pero que, como indica Lord, parece que se ha aceptado y a nadie le extraña. Yo sumaría también a la denuncia la muy fea costumbre de eliminar las cajas de texto con los créditos de cada número. Muchas veces, un recopilatorio aparece realizado por varios dibujantes y/o guionistas y aparecen todos los nombres en la primera página y muchas veces sin especificar de qué se encarga cada uno.

Fer1980 dijo...

Bueno Paco, ese es otro tema...aunque a veces si es verdad que canta demasiado.

Lord, el post se me ocurrio cuando vi el desatre absoluto de la colocacion de portadas en los X-Men de Thomas y Adams, peor no se puede hacer, la cosa viene de largo pero no parece que tenga demasido remedio.

Int, si eso es lo peor, incluso hay gente que lo justifica en plan de temas de paginación y demás, dan ganas de decir "no me cuentes historias y pon las portadas bien, hombre ya!", lo de los créditos también es un poco triste, si señor.