miércoles, 27 de mayo de 2009

Daredevil: Historia de un hombre sin miedo: Parte CVI: Daredevil Battlin´Jack Murdock.

Tras tantos post dedicados a autores y personajes retomo ahora las reseñas con este post sobre la última miniserie que sobre Daredevil ha visto la luz en España, Daredevil Battlin´Jack Murdock.

Encuadrada dentro del nuevo enfoque del sello Marvel Knights (compuesto ahora por miniseries, que tanto dentro como fuera de continuidad, exploran aspectos o puntos de vista nuevos sobre los personajes de la casa y que tiene como obra más emblemática hasta ahora el Silver Surfer: Requien de JMS y Essad Ribic), Daredevil Battlin´Jack Murdock se trata de una miniserie de cuatro números que explora uno de los personajes más importantes, y sin embargo menos usado de la mitología de Daredevil; su padre Jack Murdock.

Razón fundamental por la que Matt inicio su carrera como Daredevil (algo bastante matizado en las páginas de El Hombre sin Miedo de Miller y Romita Jr.), Jack Murdock sería también clave en su vocación profesional, ya que su pasión por la justicia se inicio en el momento en el que (siendo aún niño), Matt comprendió que incluso su padre se podía equivocar y cometer una injusticia, y que para corregir esas equivocaciones, esas injusticias, debía haber reglas (leyes) que alguien habría de defender.

La figura de Jack “Batallador” Murdock se agiganta a la hora de definir al personaje si tenemos en cuenta su misma esencia; Matt prometió en vida de su padre no recurrir a la violencia, como había hecho él toda su vida, sin embargo ¿qué es, Daredevil, si no una respuesta violenta a los conflictos que el abogado Matt Murdock no puede resolver?, así, bajo este prisma Daredevil puede ser tanto la máscara que Matt se pone para ocultar la vergüenza de haber “mentido” a su padre, como la máscara que le permite alcanzar la libertad, que si cumpliera esa promesa, nunca podría alcanzar.

Sea como sea tanto por su presencia como (sobre todo) por su ausencia, la figura de Jack “Batallador” Murdock apenas si ha sido esbozada, antes de la llegada de Miller, sabíamos que el padre de Matt era un boxeador de segunda fila viudo y semiacabado que vio como la vida le daba una segunda oportunidad relanzando su carrera y llegando al mismísimo Madison Square Garden, sin embargo, su representante, un mafioso de poca monta llamado “El Arreglador”, le amenaza de muerte para que pierda ese combate, cosa que Jack no hará ya que se niega a rendirse delante de su hijo, el asesinato de Jack, inicia la carrera de Matt como justiciero que no duda en vengarse, esto es lo básico; sin embargo como decíamos antes, Miller introduzca de una forma u otra muchos matices, primero descubrimos que Jack no era viudo, la madre de Matt, Maggie, incapaz de asumir la espiral de violencia en la que se había convertido la vida de Jack, decide dejarlo dejando a Jack y a Matt apenas si recién nacido, también descubrimos, que antes de retomar su carrera como boxeador, Jack se había visto obligado a trabajar de matón para “El Arreglador”, un trabajo que lo estaba destruyendo por dentro y del que escapo por pura fuerza de voluntad, por otra parte, Miller nos mostró como la venganza emprendida por Matt tras el asesinato de su padre no acabo del todo bien, y aún pasarían unos años antes de que este asumiese su destino.

Con todos estos matices, Zeb Wells (coargumentista y guionista de la obra), y Carmine Di Giandomenico (coargumentista y dibujante) estructuran una miniserie en cuatro números, que nos relata el último combate de Jack “Batallador” Murdock, cada capítulo nos relata un asalto del combate a la par que a modo de flashback nos cuenta la historia de Jack; antes de entrar en esta y por hablar un poco de los autores; Zeb Wells es un guionista de la nueva hornada marvelita, corresponsable del Brad New Day arácnido y en teoría dotado para el humor y el enfoque menos superhéroico, de momento, tal vez a día de hoy, este Daredevil: Battlin´Jack Murdock, sea su mejor obra, en lo que sin duda influye el italiano Carmine Di Giandomenico que como decíamos también es coargumentista del comic; dotado de un estilo visualmente muy atractivo, cargado de fuerza y expresividad, Di Giandomenico está dotado un trazo simple pero efectivo que en ocasiones recuerda y mucho al del gran Tim Sale, y que le ha permitido iniciar un prometedora carrera en el comic comercial USA.

Entrando ya en el análisis de la obra en sí, lo cierto es que si por algo destaca esta miniserie es por el enorme respeto y cariño que transmite por la mitología del personaje, al leer el comic, y al contrario de lo que sucedía con la lamentable Father (que no hacía sino envilecer el origen del personaje), uno tiene la sensación de que Daredevil, su pasado su entorno y su misma esencia se ven enriquecidos, detalles como la presencia de una atractiva y entrañable Josie (personaje recurrente en la etapa Miller, como, una envejecida dueña de un bar que siempre acababa con la ventana rota por las peleas de DD), o de un infante Turk que ya apunta manera de rufián, son un claro ejemplo de cómo en ocasiones la “retrocontinuidad” puede ser una herramienta maravillosa, Daredevil: Battlin´Jack Murdock, es sin duda una de esas ocasiones, el gran trabajo de sus autores permite empatizar casi desde el principio con la trágica figura de Jack, un perdedor con muy malas cartas en la vida que sin embargo no está dispuesto a rendirse y más tras la llegada de Matt a su vida, un hombre lleno de defectos, pero fuerte y firme como una roca, que está dispuesto a dejarse vencer (contradiciendo a su misma esencia) solo para salvar la vida a un hijo al que cree débil e indefenso, y que finalmente al darse cuenta de que este es más que capaz de valerse por sí mismo (uno de las grandes sorpresas de la mini, por otra parte muy bien traída), se niega a rendirse, se niega a caer, no solo para dar ejemplo a su hijo, si no para conseguir algo de dignidad ante un mundo que solo le ha maltratado, un sacrificio final (un sacrificio muy distinto al que creyó tener que hacer en un principio) que no será en balde, ya que sentará las raíces de una de las figuras heroicas más importantes del mundo a la par que contribuye a matizar o incluso a alejar las reflexiones sobre motivos ocultos en la mascarada de Matt, antes de morir, Jack supo que su hijo podía valerse por sí mismo, que no era débil y que no iba a caer, que aunque al violencia no fuera su repuesta, si era necesario podría usarla, y no se sintió avergonzado, no se sintió engañado, se sintió feliz y listo para irse.

En fin un comic magnifico del que si acaso cabe mencionar la edición española, donde la mini se ha incluido en los números 27 al 30 de la colección regular del personaje (MK: Daredevil volumen II, VI del global, si contamos Forum y Panini), una decisión no exenta de polémica (por aquello de obligar a pagar un sobreprecio a aquellos que solo quieran la serie regular) que al menos permite que este gran comic no quedará inédito en nuestro país.

2 comentarios :

Mythos dijo...

Father es una historia que no entendí... No el argumento sino porque se hizo. Y más como pudo dedicarle eso Joe Quesada a su padre (lo mismo no se llevan del todo bien...).
Daredevil Battlin´Jack Murdock, aunque resulta siempre un poco cansino volver sobre los origenes del personaje para en realidad no contar nada nuevo, se leía bien y esta hecha, como dices, con respeto y cariño así que no me molesto mucho que la incluyesen en la serie regular.

fer1980 dijo...

Si la verdad es que Father es lamentable, innecesaria y además lo peor de todo no es que no aporta nada, es que lo aporta empobrece en lugar de enriquecer al personaje, sobre la mini de Jack, bueno a mi me gusto mucho, la verdad, todo lo contratrio que Father en todos los aspectos.