martes, 19 de mayo de 2009

Daredevil: Historia de un hombre sin miedo: Parte CV: Dibujantes sin miedo V.

Quinta y última parte de la serie de post dedicados a los principales dibujantes de Daredevil, en este caso con los artistas más destacados del volumen II del mismo, así como de alguna de sus más importantes series limitadas.



Phil Winslade: Dibujante de los MK: Daredevil vol II números 20-22 y 25 (en la saga de Bob Gale, que en su momento fue quincenal y donde se turnaría a los lápices con Dave Ross) y de la serie limitada de MK:Spiderman/Daredevil con guiones de Paul Jenkins y portadas de Alex Ross; su labor no es que sea clave en la historia del hombre sin miedo, pero si le hacen acreedor al menos a una mención.

Artista de origen británico, se trata de lo que podíamos denominar uno de los “hombres grises” más interesantes del comic comercial actual, dotado de un trazo solido y elegante, aunque carente de la fuerza necesaria para convertirle en una estrella, Winslade es un excelente profesional que ha trabado con personajes tan dispares como Juez Dredd, Wonder Woman, Howard el Pato o Aquaman.



Alex Maleev: Dibujante de origen búlgaro y responsable gráfico de gran parte de la etapa de Bendis al frente de la colección, es uno de los artistas que más comics ha dibujado en la historia del personaje, en concreto sería el responsable de los MK: Daredevil vol II números 26-37, 41-50, 56-81, y parte del 100, su excelente trabajo en esta colección le convertiría en uno de los artistas clave de al Marvel actual.

Con una carrera muy ligada a la de B.M. Bendis, con quien prácticamente se introduciría en el comic americano con Sam and Twich (la peculiar pareja de detectives del spawverso de Todd McFarlane), su salto al estrellato se produciría también de la mano del calvo de oro de la Marvel actual en las páginas de Daredevil, donde su estilo fotorealista, pero cargado de fuerza y elegancia, encajaría como un guante en un personaje de marcado tono realista y oscuro; desde el fin de su etapa en la colección del cuernecitos y en espera de la materialización (o no) de una posible serie regular dedicada a Spiderwoman, Maleev, se ha centrado en diversos especiales como Los Nuevos Vengadores: Illuminatti, la miniserie basada en el famoso videojuego Halo o algún número de Los Poderosos Vengadores, todo ello con guiones de Bendis.



Michael Lark: Lark, con su inseparable Stefano Gaudiano, ha sido el responsable de los Daredevil vol II 82-87, 89-93, 95-105, 107-110, 112-116 y 117-120 (donde se reenumerara la colección pasando a recuperar su numeración original con el Daredevil 500), lo que le convierte, (con 34 números en su haber), en uno de los artistas más longevos en la historia de la colección.

Excepcional artista dotado de una claridad narrativa y un excepcional dominio de los juegos de luces y sombras, en su sólida carrera encontramos desde la retrofuturista obra de ciencia-ficción para Vertigo, Terminal City a su crucial paso por Gotham Central, una de las mejores (si no la mejor) obras producidas por el mainstrein en lo que va de siglo, la ceguera y el pasotismo de DC permitieron su paso a Marvel, donde está firmando una magnifica etapa (que lastima que el guión no siempre acompañe) en Daredevil (personaje que parece nació para dibujar) que ha hecho olvidar el no menos impactante trabajo de Alex Maleev.



Michael Gaydos: Dibujante de la maravillosa Daredevil: Redemption (con guiones de David Hine), Gaydos colaboraría también en la interesante Powerlees, donde Matt Murdock, Peter Parker, y Logan, carecían de poderes en un mundo de marcado tono realista.

Dibujante con un estilo muy parecido al de Lark, fue una de las piezas claves para la creación del “bendisverso” dentro de los comics Marvel, con al que probablemente sea la mejor aportación de Bendis a la editorial, la magnífica serie Alias, donde en clave de género negro (donde Gaydos parece moverse como pez en el agua), se visitaban los bajos (y no tan bajos) fondos marvelitas a través de Jessica Jones un excepcional personaje que últimamente parece algo perdido, después de Alias, y tras un breve colaboración en The Pulse (una suerte de sucesora, a años luz de la original), Gaydos ha centrado sus esfuerzos en miniseries como las arriba mencionadas o en números sueltos tanto para Marvel como para DC.



Bill Sienkiewicz: Uno de los artistas más importantes del comic americano de los últimos años su nombre está fuertemente ligado al de Daredevil y su entorno por dos comics maravillosos donde aportaría su arte al magnífico trabajo de Frank Miller a los guiones: la novela gráfica Daredevil, Love and War, y sobre todo la serie limitada Elektra Asesina, una de las cumbres en la historia de la editorial.

Pocas veces se tiene la suerte de asistir a una evolución tan radical en un artista, y menos aún en unos pocos número de una misma colección, sin embargo tal es el caso de Sienki (parecido por otra parte al de B.W. Smith); de (interesante, en todo caso) imitador (a veces casi “calcador”), de Neal Adams, paso a convertirse en un artista único, dotado de magia, que con técnicas pictóricas y con un dibujo a veces cercano al surrealismo; convirtió al Caballero Luna en una de las series de vanguardia del comic americano, su polémico paso por Los Nuevos Mutantes (donde su peculiar estilo no fue bien recibido por todo el mundo, y es que mucha gente no estaba preparada para algo así en un comic de corte tan clásico como este) lo consolido como un artista diferente y digno de seguir, pero serían sus colaboraciones con Frank Miller lo que le terminarían de dar esa aureola de mito que le llevarían a colaborar con Alan Moore en las inconclusa Brought to Light y Big Numbers amen de a realizar innumerables portadas y colaboraciones tanto para Marvel como para DC, tal vez su faceta más polémica sea la de entintador, donde su peculiar estilo hace absolutamente irreconocibles los lápices de todo aquel con el que colabora.



Tim Sale: Profundo admirador de los comics más clásicos de la casa, Daredevil se beneficio de su espectacular y sólido trabajo en la miniserie del sello Marvel Knights Dardevil: Yellow, una revisitación de los primeros números del personaje cuando todavía vestía de amarillo que con insulsos guiones de Jeph Loeb, carecería totalmente de interés si no fuera por el magnífico trabajo de este gran artista.

Artista de gran prestigio y calidad se daría a conocer por su trabajo en Grendel de Matt Wagner y sobre todo en el Deathblow de Jim Lee donde su imitación del estilo del Miller de Sin City provocaría duros reproches por parte de este, sin embargo, no tardaría Sale en demostrar su enorme validez como artista al desarrollar su propio estilo dotado de una narrativa fluida, una gran limpieza en la composición, y una tendencia a personajes “masivos” y espectaculares, entre sus mejores trabajos, casi siempre junto al polémico Jeph Loeb encontramos, Los Investigadores de lo Desconocido, Superman: Todas las estaciones, Batman: Haunted Knight, Batman: The Long Hallowen, Batman: Dark Victory o Catwoman: Si vas a Roma para DC, y "las minseries de colores” para Marvel, como Spiderman: Blue, Hulk: Grey o la ya mencionada Daredevil: Yellow, además de la miniserie Lobezno/Gambito: Victimas, a día de hoy además de su trabajo en la serie Héroes donde colabora desde su primera temporada, destaca la preparación de nuevo junto a Loeb de Capitán América: White.