miércoles, 28 de octubre de 2009

El Batman de Scott Beatty y Roger Robinson.

A lo largo de apenas 16 números Scott Beatty (autor de algunas de la de más prestigiosas e interesantes guías sobre personajes de DC, y colaborador y amigo de Chuk Dixon, guionista vital en la Batmfamilia durante muchos años) tuvo la ardua tarea de sustituir al frente de Gothan Knights a Devin Grayson que venía de elaborar una magnifica etapa en compañía de Ed (Batman) Brubaker y Greg (Detective Comics) Rucka, contaría para ello con los raíces de Roger Robison ya colaborador de Grayson. El resultado de la etapa se encuentra recopilado entre los números 17 a 19 del segundo coleccionable de Batman que acaba de concluir con su número 20 en fechas cercanas.

Analizando un poco los comics recopilados en el segundo coleccionable de Batman, lo cierto es que esta etapa Beatty/Robinson es algo así como el patito feo, no alcanza las cotas de calidad de Tierra de Nadie (probablemente el mejor crossover de la historia del personaje), ni por supuesto el del triunvirato, Rucka-Brubkar-Grasyson y sus sagas, Agente Herido, Asesino y Fugitivo, una de la mejores etapas del Batman postcrisis y que demuestra que los croosvers no siempre son malos, por otro lado esta claro que independiente de la su calidad ni Beatty ni Robinson son tan mediáticos, impactantes y espectaculares como el dúo Jeph Loeb-Jim Lee, autores del colofón del coleccionable con su mega éxito Batman: Silencio.

Así, la etapa de Beatty a medio camino entre unos y otros, queda (haciendo un juego de palabras con la saga que abrió la colección) un poco en tierra de nadie, y con más interés para coleccionistas que otra cosa, eso sí, al menos Beatty contó con la ventaja de poder narrar su propia historia sin crossovers a la vista, lo que le permitió contar lo que quería contar e irse cuando acabo de hacerlo.

Acompañado por el eficaz y sobrio (características muy comunes de casi todos los dibujantes de este coleccionable, en general poco dados a la espectacularidad...hasta que llego Jim Lee, pero eso es otro tema) trabajo de Roger Robinson a los lápices, Beatty centro su etapa en la redefinición de Bane, villano clave en los oscuros años 90 y cocreación de su amigo Chuk Dixon.

Para contextualizar un poco el asunto Bane se trata del villano que rompió la espalada a Batman propiciando al larga y tediosa Caída del Murciélago, encerrado desde su nacimiento en una prisión de Santa Prisca y obligado a cumplir cadena perpetua por crímenes cometidos por su padre, Bane es un villano bastante prototípico de los 90, una enorme masa de músculos, bestial y salvaje, pero no por ello carente de inteligencia que desde su papel en la Caída...ha sido presentado siempre como un rival a tener muy cuenta.

Desde sus orígenes, su desconocimiento sobre los crimines de su padre, que tan cruelmente había heredado, y sobre la propia identidad de este, habían sido siempre uno de los elementos motivadores de las acciones de Bane, tal será el caso de esta etapa, donde Beatty, busca transformar al personaje hacía una, tal vez imposible redención a través de la búsqueda de sus orígenes.

Beatty incorpora con inteligencia el que hasta ahora había sido uno de los leit-motiv de la serie (la relación de Batman con su peculiar “familia”) a su trama sobre Bane al sugerir la posibilidad de que Thomas Wayne, pueda ser su padre, lo que causa una tremenda conmoción en Batman y su entorno; con este punto de partida tan lleno de posibilidades, Beatty combina historias cortas, y sagas pequeñas con la subtrama subyacente de Bane y la búsqueda de sus orígenes, aspecto este en el que de manera definitiva se centraran los últimos números de esta etapa.

Por el camino, Beatty se mostrar con un buen conocedor de las relaciones internas de la batfamily, en especial de la existente entre Dick Grayson, Tin Drake y Bruce Wayne, relación esta que sustentara el interés de una etapa que por lo demás apenas si pasa de discreta, ya que ni Bane es un personaje interesante (más bien recuerdo dolorosamente a épocas mucho más oscuras), ni la resolución de sus orígenes, y su presunta redención están del todo bien llevados, con una conclusión bastante sencilla y hasta simplista, para un tema que se arrastraba a lo largo de 16 números.

El trabajo de Beatty pues esta lejos, muy lejos del de sus antecesores en la colección (era difícil imaginar lo contrario), pero resulta pese a todo bastante digno y se lee con un agilidad asombrosa, no estamos pues ante una etapa que haya trascendido en la historia del personaje (que por desgracia para Beatty, en este coleccionable era de dónde veníamos), pero si ante unos comics amenos y sin demasiadas pretensiones, que sin embargo cuentan con ideas que podrán haber dado mucho más juego.

7 comentarios :

Anónimo dijo...

¿La edición de Planeta qué tal? He oído que lleva extras del propio Beatty en exclusiva, ¿es cierto?

Mythos dijo...

Yo me compré los dos primeros tomos de este coleccionable en su momento y no los he leído hasta hace poco. Me dio un poco de vertigo porque eran 20 tomos y hay que cuidar el presupuesto. Así que estaba dispuesto a deshacerme de ellos sin leerlos. Pero... los leí hace poco como he dicho y me parecieron muy buenos sobre todo los primeros números. Así que ahora quiero continuarla, me la iré haciendo poco a poco.

fer1980 dijo...

Si la edición cuenta con comentarios de los números del propio Beatty, pero apenas si son resumenes de lo leído, no es que sean gran cosa.

Mythos, los primeros 16-17 números son muy buenos, Tierra de Nadie, Agente Herido, Asesino y Fugitivo son comics magnificos.

El gotico dijo...

He leido justo hasta el 16, es una etapa que me salté por el precio de norma en su dia. Y la verdad es que llega a unas cotas de intensidad, en determinados momentos, increiblemente altas, de mucha calidad.

Algo sorprendente para ser una etapa que, fundamentalmente en su gran mayoria de números, se construia a partir del reclamo editorial y del crossover sacacuartos.

fer1980 dijo...

Si la verdad es que si, pero bueno supongo que cuando los autores están implicados y tiene talento las cosas salen.

Ovidio dijo...

A mí el coleccionable me ha parecido resultón en cuanto a edición y maravilloso en cuanto a la calidad de las historias.

Que se tenga que decir que los números de Beatty son los más modestos de todo el coleccionable ya dice una barbaridad sobre su calidad. Porque vamos, pese a que son unos números correctos y bastante dignos que no pasan de ahí, resultan mejores que cualquier cosa del anterior coleccionable exceptuando Una Muerte en la Familia y Batman Año uno.

Con eso lo digo todo.

Me he quedado contentísimo con el coleccionable, vamos.

fer1980 dijo...

Bueno yo del anterior coleccionable añadiria la etapa de Barr y Davis, que al menos a mi si me gusto, y si me apuras tal vez la llegada del tercer Robín, el resgto, buff, este coleccionable es mucho, mucho mejor en conjunto.