sábado, 4 de julio de 2009

Daredevil: Historia de un hombre sin miedo: Parte CX: Spiderman y Daredevil: Parecidos razonables y deudas pendientes.

Al igual que el otro día con Batman, recupero y retoco ahora un post que hice en su día sobre Daredevil y Spiderman, sus parecidos y sus diferencias, y sobre todo sus intercambios artísticos y de personajes que tanta importancia han terminado teniendo para ambos.

Los dos héroes urbanos por excelencia del Universo Marvel, han tenido unas trayectorias y evolución muy distintas, sin embargo ha habido una serie de puntos clave en la historia de ambos personajes que han marcado una conexión muy profunda.

La concepción de Spiderman, su mismas bases, fueron en su origen revolucionarias, por primera vez el adolescente, el sidekick se convertía no en el acompañante del héroe si no en el héroe mismo, esto unido al ya conocido “superhéroes con superproblemas” (clave en los orígenes de Marvel, y aquí llevado a la máxima expresión) hacían de Spiderman una serie fresca y diferente en la que la angustia existencial adolescente (al menos tal y como la veían Lee y Ditko), cobraba tanto protagonismo como la lucha con el villano del mes.

La concepción de Daredevil en su origen, también tuvo algo de revolucionario, el concepto de “superhéroes con superproblemas” fue forzado creando un héroe en el que su debilidad (era ciego) parecía mayor que su fuerza, sin embargo muy pronto se vieron las deficiencias en la concepción del personaje, un origen simplista (y bastante alejado del concepto de responsabilidad y culpabilidad que desde el principio definieron a Spiderman) casi carente de la carga épico dramática de casi todos los demás personajes marvelitas, y una caracterización poco original, convirtieron a Daredevil en una burda copia del trepamuros, (héroe urbano, con enemigos entre la mafia y la “baja estofa”, gracioso y ocurrente) pero carente de su carisma y de su fuerza, y es que mientras con Spiderman, el lector adolescente (publico objetivo del comic) tenía fácil la identificación, tal cosa parecía difícil con un abogado exitoso y treintañero que eso si, imitaba la mordacidad y elocuencia del trepamuros cada el que se ponía el traje, poco que ver con el oscuro y taciturno personaje que legaría, años después la etapa de Frank Miller.

El primer encuentro entre ambos héroe no tardo en llegar y se produjo en Amazing Spiderman 16 de Septiembre de 1964, un encuentro en el que las similitudes en el comportamiento de ambos héroes quedaban claras en su lucha contra el Amo de la Pista y su Circo del Crimen, se trato de poco más que la presentación en “sociedad” del héroe sin miedo (aun con el traje amarillo), que no tendría sin embargo más trascendencia; mucha más importancia tendría sin embargo el siguiente encuentro, producido en Daredevil 16 (¿sería el destino?), de septiembre de 1966, y es que si bien desde el punto de vista de la historia esta no deja de ser un nueva pelea con el supervillano de turno, lo cierto es que desde el punto de vista artístico la importancia de la historia es seminal, y es que sería la primera vez que John Romita Sr. dibujase el trepamuros, Stan Lee, consciente de que la marcha de Ditko estaba más que próxima ante sus desavenencias creativas, opto por poner a prueba a Romita en las páginas del Daredevil serie que llevaba unos números dibujando, la prueba fue más que superada con rotundo éxito y Lee encargo a Romita el dibujo de Amazing, Spiderman y la historia del personaje cambio para siempre, cimentando las bases de su arrollador éxito.

De esta forma tenemos la primera "deuda" entre ambos personajes, Daredevil había pagado a Spiderman, el dibujante que estaría llamado a redefinirle, y a convertirle en un icono mundial, la deuda sin embargo sería abonado con creces por el arácnido.

A la altura de 1979, en los Spectacular Spiderman 25-28 (Diciembre de 1978, Marzo de 1979), la deuda quedaría saldada, en una entretenida historia escrita por el siempre eficaz Bill Mantlo, Spiderman, perdía temporalmente la vista y contaba con la ayuda de Daredevil para salir del paso, una idea interesante, para un comic que no hubiera pasado a la historia si no fuera por el dibujante...y este no era otro que Frank Miller, el hombre destinado a cambiar para siempre al cuernecitos, a darle base firmes sobre las que asentarse y a convertirlo en uno de los más interesantes de Marvel; Miller dibujó por primera vez al personaje en las páginas de Spiderman, y quedó encantado con el desde el punto de vista visual, muy pronto pasaría a dibujar su serie regular y después a guionizarlo....el resto es historia, o lo sería si no fuera por otro elemento que se debe tener en cuenta al respecto de lo que se esta tratando, y es que Miller, cogió uno de los villanos más destacados del trepamuros (aunque llevaba un tiempo olvidado), y lo redefinió por completo convirtiéndose en el máximo rival de Daredevil, el personaje fue por supuesto Kingpin, el cual y pese a sus orígenes quedaría completamente ligado a partir de entonces a Daredevil.

De esta forma Spiderman, pago con creces su “deuda” con el cuernecitos, y este encontró su propio camino distanciándose del trepamuros, la claridad de uno tenía su reflejo en la oscuridad de otro (algo así como Batman y Superman, pero a un nivel mucho menos simbólico, claro esta), ambos eran héroes ante todo urbanos y neoyorquinos, pero eran muy diferentes entre si, gracias a Miller (y por ello en parte gracias a Spiderman), Daredevil encontraría su propio camino del que muy raras veces se ha desviado desde entonces.

Ambos héroes volverían a encontrarse muchas veces (a destacar la excelente Saga del Comepecados de Peter David, donde ambos personajes además de ser tratados de forma magistral conocen sus identidades secretas o más recientemente en la saga Diablo Guardián de Kevin Smith, donde se puede ver a las claras las diferencias entre ambos personajes, cuando un Matt desbordado por los acontecimientos, le espeta a Peter “¡¡dime que ha habido de bueno en esta locura!!”, a lo que Peter responde “le salvaste la vida a la niña”, Matt solo puede sonreír y dar las gracias) pero cada uno tendrá muy claro su camino, sus fuerzas y sus debilidades.

13 comentarios :

Mythos dijo...

Curioso que un personaje como Daredevil que empezó siendo una evidente copia de Spider-man haya acabado, con el tiempo, teniendo más evolución y personalidad propia que Spider-man que ha permanecido mucho tiempo estancado. Aunque, la verdad, Daredevil en los últimos años también se ha quedado estancado aunque la diferencia es que con él se cuentan historias adultas y bien planteadas con equipos competentes que gozan de un minimo de libertad creativa. Sin ir más lejos en último número publicado por Panini donde se plantea un caso de adulterio por parte del protagonista es algo, no sé porque, impensable en una serie como Spider-man.

fer1980 dijo...

Bueno es que Spiderman es mucho más comercial, por ello esta mucho más "expuesto" y por ello es más dificil hacer cosas diferentes...y cuando se hacen (desenmascaramiento), mira como acaban.

Mythos dijo...

Es cierto que la comercialidad de Spider-man juega en su contra. Siempre he dicho que preferiría que no fuese un superventas para que los autores tuviesen más libertad sobre él. Aunque más allá de la comercialidad creo que lo que sustenta esta situación es el hecho de tener que ser el eterno héroe adolescente. Y además, hoy en día, sumemos la influencia de las películas.

Pablo dijo...

Estoy de acuerdo con lo que dicen, Spider - Man esta totalmente amarrado por claúsulas editoriales, es uno de los personajes más comerciales, por lo que se trata de mantener su "esencia" inalterable, que como bien decia Mythos, tiene que ver con ser el héroe adolescente eternamente. El GRAN problema es que esa frescura es nueva solo para los lectores que comienzan a acercase a él. Daredevil es el contra ejemplo absolutamente, a Daredevil le llega la madurez y la adultez con Frank Miller. Siempre he leído "Born Again" como una segunda génesis, un nuevo inicio para el personaje, nada vuelve a ser lo mismo tras esta saga y asi lo han entendido los equipos que han hecho un buen trabajo en la serie este último tiempo, ya que beben de las líneas tratadas por Miller, como la doble identidad y los símbolos cristianos (cabe recordar la saga: decalogo dónde el coro de personajes no puede creer que el diablo los proteja)Born Again es una suerte de Año uno sin serlo (ojalá las editoriales redefinieran a sus personajes de esa forma). Tanto para Bendis como para Brubaker, "Daredevil" es un veterano, sus antiguas historias las lleva encima, sus antiguos enemigos, que con Bendis y Brubaker reaparecen en otras versiones (lo interesante es que esto no es el universo Ultimate), Murdock es consciente del paso del tiempo (de hecho las etapas de ambos estan marcadas por muchos flashbacks, donde los dibujantes exponen el pasado bajo los códigos estéticos de las otras épocas). Lo contrario pasa con Spider - Man a tal punto que borrarón parte de su historia con esa verguenza que es "One more day". Además se exponen aspectos contradictorios en Daredevil, vale recordar la expresión de sicotico con que lo dibuja Maleev en cada intervención donda hay alguna lucha. El último ejemplo que propongo, viene del primer arco de Brubaker acabando con el cliffhanger que le deja Bendis, en las primeras dos páginas de "El diablo se da un paseo" Murdock sueña con su edad de oro: Foggy, Karen Page y una espaciosa oficina. Sin embargo Murdock despierta como si hubiese soñado una pesadilla, porque sabe que esa no es su realidad, que no puede volver atrás.
perdón por la extensión, que son muy buenos estas entradas sobre Daredevil.
saludos FER

Mythos dijo...

Ahora que mencionas el tema de la religión, Pablo, es una cosa de las que hecho en falta en la etapa de Brubaker y que enriquecía al personaje. La relación, como católico, que Matt Murdock tiene con la religión tanto Frank Miller como Bendis la trataron de una manera original y creíble, incluso Kevin Smith aunque su etapa sea más superheroica al modo tradicional, que servía como instrumento para contar cosas sobre el personaje y el porqué hace lo que hace. En cambio en la etapa de Brubaker este aspecto apenas se ha tocado pese a las oportunidades que ha tenido en los guiones.

fer1980 dijo...

Pablo, no te preocupes por tus "tochos", que son siempre muy interesantes, yo sobre lo que comentas, en Born Again, más un Año Uno, veo un capitulo final, ese podía haber sido perfectamenete el final de Daredevil, con Murdock totalmente completo, consciente de quien es y de lo que puede hacer, pero claro el espectaculo debe continuar...y por suerte por que etapas como las de Nocenti, Kesel o Bendis, merecen muy mucho la pena.

Mythos, es cierto el tema de la religion ha sido desde Miller muy importante en DD, Bru no lo ha tocado, pero el problema de su etapa es otro, creo que salvo breves destellos al principio, nunca le ha terminado de coger el tranquillo a un personaje que parecía destinado a escribir, una lastima la verdad.

Pablo dijo...

Gracias Fer por el comentario, que a veces pienso que doy la hora. Y estoy de acuerdo con lo que dices Mythos; Brubaker no toma ese aspecto, que es bastante interesante por no decir importante porque tiene que ver con cuestiones tan atractivas como la ética y la culpa, cosas que como tambipen dices ni Kevin Smith obvio, sino que partio de ahí en sus ocho números. Me ha gustado esto de comparar a Daredevil con Spider Man, y bueno que hay un elemento no menor que no se ha puesto sobre la meza; ¡las mujeres! Que la galeria de feminas con las que ha posado el señor Murdock en las viñetas es bastante notable. Mientras que al sufrido de Peter lo casarón bastante rápido, y para separarlo....ya saben. Y bueno es un aspecto no menor que para Murdock el amor esta estrechamente ligado con sentimientos como el odio, el sufrimiento, el dolor. Por otra parte las personalidades de las feminas presentes en las páginas de Daredevil son bastante notables; Elektra, Milla, Karen Page, Echo, etc....
saludos

Mythos dijo...

Tienes razón Fer. El problema que le veo a Brubaker es que abarca todas sus series de la misma manera y eso es un problema porque cada personaje tiene sus peculiarides... Brubaker es efectivo por decirlo así que no es bueno con los matices. Actualmente, por ejemplo, si coges la serie de El Capitán América y la de Daredevil, e incluso lo que hizo con El Inmortal Puño de Hierro, uno tiene la sensación que si intercambiase los personajes de lugar no se notaría la diferencia.

fer1980 dijo...

Hombre no se, a mi Brubaker si me parece un magnifico guionista, su Sleeper, su Catwoman, su Criminal, su Capitán América o su Escena del Crimen, me parecen comics magnificos, pero lo cierto es que en Daredevil por el motivo que sea no ha encontrado la "tecla".

Sobre la mujeres de DD, por aqui ya he escrito bastante sobre ellas, je, je:

Amores varios

Karen

Tifoidea

Viuda Negra

Elektra

pablo dijo...

gracias por el dato, me pongo al día inmediatamente.

fer1980 dijo...

Nada espero que encuentres algo interesante.

Mythos dijo...

No me entiendas mal Fer. Yo también creo que Brubaker es un buen guionista pero lo que digo es que, en su caso, prima la historia por encima del personaje. O al menos yo lo veo así. Tiene dos defectos que si puliese sería magnifico: en ocasiones es demasiado lento, aunque no importe mucho cunando lo lees, y recae a menudos en ciertos tópicos como lavados de cerebro (en Capitán América) y peleas de bar (en Daredevil).

fer1980 dijo...

Bueno no estoy del todo de acuerdo, el Capi de Bru, es el Capi de toda la vida, jodido por el tema de Bucky, pero el de toda la vida...o más bien el de Englehart, sus historias son relativamente cláscias (Hydra, IMA, Craneo Rojol la II GM etc), en Catwoman actualizo el personaje sin romper con lo anterior y de manera muy inteligente, en DD la verdad es que no le ha cogido el truco al personaje, y eso que empezo bien.