viernes, 27 de febrero de 2009

Daredevil: Historia de un hombre sin miedo: Parte XCVIII: Guionistas sin miedo V.

Última parte de la serie de post dedicados a hablar de los guionistas más relevantes del hombre sin miedo, habiendo ya realizado un repaso por la serie regular del personaje y sus anuales, vamos ahora con los guionistas más destacados del personaje en las diversas series limitadas dedicadas al mismo.



David Lapham: Autor de la miniserie de seis números Daredevil vs Punisher de la que se encargaría del guion, los lápices y las tintas, el comic, bastante entretenido tuvo la mala suerte en España de ser lanzado a la vez que se iniciaba la etapa de Ed Brubaker en la colección regular del personaje, etapa que se iniciaba con una saga que relataba mejor en dos viñetas la relación entre DD y Punisher que Lapham en 6 números.

Lapham, es sin duda uno de los autores independientes más destacados del comic americano, su serie autoeditada, Balas Perdidas, es uno de los clásicos más relevantes del circuito independiente, un autentico homenaje al género negro y a uno de sus mayores influencias: Frank Miller; más allá del circuito impediente, Lapham, a veces como guionista, a veces como autor completo ha colaborado en las principales editoriales americanos, realizando trabajos para personajes como Batman, Lobezno, Daredevil o Spiderman, siendo actualmente el autor de la serie de Vertigo Young Lairs.

Su dibujo de marcada influencia milleriana y como tal caracterizado por una gran capacidad narrativa un buen dominio de los juegos de luces y sombras y un cierto tono feista, se adapta como un guante a su estilo como guionista, muy sombrío y reflexivo y por lo tanto muy dado a historias cotidianas a la par que sórdidas, donde se refleja lo peor y lo mejor de la humanidad.



David Hine: Sería el guionista de una de las miniseries de mayor calidad de la historia del hombre sin miedo, Marvel Knights: Daredevil Redemption, una miniserie de seis números con lápices de Michael Gaydos, que supuso un autentico desafío moral para el personaje y que fue uno de los mejores comics publicados por Marvel durante 2005.

Guionista británico y autor de alguno de los comics más interesantes producidos en el ámbito comercial americano de los últimos tiempos, Hine se ha ganado un merecido prestigio gracias a su trabajo en colecciones como Distrito-Mutopia X, El Vastago de M y su secuela Guerra Sileciosa, los 198 y sobre todo el ya mencionado Daredevil: Redención, todos ellos comics interesantes y de calidad que han hecho de Hine un autor a seguir, más allá de Marvel (donde también ha realizado trabajos menores como Civil War: X-Men o diversos What if?), cabria destacar su etapa en el Spawn de Todd MacFarlane, colaboraciones en DC como sus números para The Brave and the Bold, o sus primeros trabajos en el Reino Unido para la mítica revista 2000AD o el no menos mítico Juez Dredd.



Zeb Wells: Guionista de la interesante miniserie, Daredevil: Battlin`Jack Murdock, donde a lo largo de cuatro números y con la ayuda del dibujante italiano Carmine Di Giandomenico (que también colaboro en el argumento de la obra) se ocuparía de los últimos días de vida de una de las figuras más importantes en la vida de Matt Murdock: su padre, “Batallador” Jack Murdock.

Guionista de nuevo cuño y con una carrera apenas si iniciada, el trabajo de Wells en el mundo del comic ha quedado contenido casi de manera exclusiva en Marvel, donde ha además de ser uno de los guionistas enrolados en el “Nuevo Día” spidermaniano, ha realizado trabajos como las miniseries Civil War: Jóvenes Vengadores/Runaways, Doctor Octopus: Año Uno, o Veneno: Dark Origin, además de ser el guionista del tercer volumen de los Nuevos Guerreros, y colaborar en varios proyectos relacionados con Spiderman.



Paul Jenkins: Autor de los guiones de la mediocre Marvel Knights:Daredevil/Spiderman, miniserie de cuatro números que con portadas de Alex Ross y lápices de Phil Winslade, paso totalmente desapercibida en la trayectoria de ambos personajes.

Guionista de origen británico, Jenkins obtuvo cierto prestigio en el mercado americano tras su larga etapa en la serie de Vertigo Hellblazer, tras su paso por el sello para adultos de DC empezaría su larga colaboración con Marvel primero de forma modesta en series como Werewolfe By Night, que se enclavaba en el intento editorial de resucitar algunos conceptos presentados en los 70, y luego ya de manera mucho más relevante en la maxiserie de 12 números para el sello Marvel Knights, Inhumanos, donde con los lápices de Jae Lee, redefinió a la legendaria creación de Lee y Kirby; su labor, que le valdría diversos premios de la industria, lo situaron en primera fila para convertirse en un guionista hot, algo que sin embargo no confirmo en sus siguientes trabajos, primer en una miniserie del Vigía (de nuevo con Jae Lee), personaje que en un complejo ejercicio de retrocontinuidad trato de transformar en el primer superhéroe de la historia del Universo Marvel (y que de no ser por su amigo B.M. Bendis, hubiera caído en el olvido), y luego en el mega éxito Lobezno: Origen, un comic que con dibujos de Andy Kubert contaba por fin uno de los secretos mejor guardados del Universo Marvel: el origen de Lobezno, la miniserie aunque exitosa desde un punto de vista comercial, no dejo de ser un comic mediocre que quedo muy lejos del que para muchos es el verdadero origen de Lobezno, el Arma X de Barry Windsor Smith.

Tras estos trabajos sus sucesivos proyectos en Spiderman (se encargo de dos etapas en la serie The Spectacular Spider-man), el Vigia (con otra miniserie con lápices de Romita Jr.), Hulk (donde con todo, firmo una interesante etapa) o las diversas Front Line (que en teoría muestran el punto de vista de “la calle” ante los grandes acontecimientos del Universo Marvel), no han hecho sino mostrar un guionista más bien mediocre, con algunas buenas ideas, pero que no es ni la sombra de lo que de él se esperaba, aún así tiene sus joyitas, sobre todo cuando hace comics intimistas lejos de un tono marcadamente superhéroico como Generación M, donde crearía a la periodista Sally Floyd.

Más allá de Marvel su nombre ha estado ligado a Image siendo el responsable del relanzamiento de The Darkness o autor de miniseries como Sidekick.



Jeph Loeb: Junto a su habitual acompañante Tim Sale, Loeb sería el guionista de Marvel Knights: Daredevil Yellow, miniserie de seis números enclavada dentro de la revisión que ambos autores realizaron (y realizan, vaya) del pasado de alguno de los personajes claves del Universo Marvel, en el caso de Daredevil, Loeb ignora las aportaciones de Frank Miller, y retomando el primigenio traje amarillo del personaje, revisita las primeras historias del mismo, en un ejercicio cargado de nostalgia y bellamente dibujado, que no consigue evitar sin embargo, la falta de calidad de esas primeras historias.

Uno de los guionistas más importantes del comic book actual, su presencia, acompañado siempre de dibujantes estrella suele ser sinónimo de bombazo de ventas. Discutido por su trabajo, excesivamente espectacular y carente de cualquier tipo de profundidad, Loeb sabe venderse como pocos y es capaz de contentar a los dibujantes más espectaculares del medio guionizado para ellos justo lo que les apetece dibujar, en su trayectoria, que se inicio de manera modesta en series como Cable para Marvel, destacan largas etapas en Superman (colaborando sobre todo con Ed McGuinness) o Superman/Batman(con McGuinness, Michael Turner o Carlos Pacheco), el mega éxito junto a Jim Lee, Batman: Silencio, el también exitoso Fallen Son: Capitán América, su comercial etapa en Hulk (de nuevo con McGuinnes), o su labor en el universo ultímate de Marvel con miniseries como Ultimates 3 (con Joe Madureria) o Ultimatum (con David Finch).

Tal vez sus trabajos más destacados, sea sus colaboraciones con Tim Sale, donde al éxito comercial ha conseguido unir la calidad de los proyectos emprendidos en común, así de un primerizo pero interesante Investigadores de los Desconocido, pasamos a un mediocre Lobezno/Gambito: Victimas, y seguimos con los excelentes, Batman: El largo Halloween, Batman: Victoria Oscura, Catwoman: Si vas a Roma(bueno este no tan excelente), Superman Las cuatro estaciones, y de nuevo en Marvel, Spiderman: Blue, Daredevil: Yellow, Hulk: Gray o Capitán América: White.

Más allá de su trabajo como guionista de comics, habría que destacar su faceta como productor y guionista televisivo, donde colabora o ha colabora en series como Smallville, Lost o Héroes.



Joe Quesada: Aunque su labor como dibujante y editor es sin duda mucho más relevante ya que se ocuparía de los lápices de los Marvel Knights: Daredevil volumen II números 1-11 y 13-14, y sería primero junto a Jimmy Palmiotti, luego en solitario el editor del sello Marvel Knights para pasar luego a ser editor en jefe de la propia Marvel, puesto que sigue ocupando hoy en día, lo cierto es que Quesada también ha realizado sus pinitos como guionista, siendo su trabajo en Daredevil uno de los más destacado en este aspecto, así de nuevo junto a Palmiotti se ocuparía los guiones del interesante Marvel Knights: Daredevil volumen II 12, un fill in sin pretensiones, pero bien realizado, además de ser el guionista de la lamentable Marvel Knights: Daredevil Father (de la que también se ocuparía del dibujo, con un Daredevil excesivamente musculado), una historia que revisita el origen del personaje solo para envilecerlo sin necesidad.

Su larga trayectoria en el mundo del comic empezó en los 90 época en la que destaco por su vistoso estilo que aportaba algo diferente a la “jimleezacion” de la época, tras trabajar para editoriales independientes como Valiant (Ninjak o Manowar), enseguida llamo la atención de las grandes editoriales USA colaborando en Marvel con Peter David en Factor X, o cocreando para DC el polémico Azrael en la miniserie Sword of Azrael, tras estos trabajos y junto a su buen amigo Jimmy Palmiotti creó la editorial Event Comics que en sus apenas cuatro años de vida (1994-1998) “independiente”, crearía colecciones Ash o Painkiller Jane, tras esto llegaría el acuerdo con Marvel para convertirse en editor de la línea Marvel Knights y ya en el 2000 iniciar su larga, polémica y fructífera (al menos desde el punto de vista comercial), etapa como editor en jefe de la casa.