miércoles, 18 de febrero de 2009

Alan Moore, el cine, los comics y las adaptaciones.

La adaptación al cine de Watchmen está generando una agria pero interesante polémica sobre todo a raíz de la declaraciones de Alan Moore, contrario no solo a esta adaptación, si no al concepto mismo de adaptación.

Sin entrar en el caso particular de Watchmen (obra de muy compleja adaptación por lo que tiene de exploración del medio y su lenguaje), lo cierto es que de las palabras de Moore (recogidas por Bruce en su cada vez más interesantes blog), se desprende un cierto resentimiento hacía la industria del cine tras la mala experiencia de la ¿adaptación? de La liga de los hombres extraordinarios, algo por otra parte, completamente lógico visto lo visto; sin embargo su rechazo frontal a cualquier tipo de adaptación es cuando menos llamativo y choca con una realidad de décadas de historia, y es que, aunque ahora esté de moda, lo cierto es que el comic (al igual que la narrativa), ha sido desde siempre una fuente de inspiración para otros medios incluido por supuesto el cine.

Lo más llamativo de estas palabras es que siguiendo su lógica de nunca hubiéramos podido ver en la gran pantalla obras como Lo que el viento se llevo, Mistic River o El resplandor, todas ellas adaptaciones de novelas previas, y todas ellas en su contexto y a su manera películas claves para el cine, ¿o es que el comic ha de ser distintos a los libros?, ¿cual el problema de adaptar al cine un comic?, bueno bajo mi punto de vista la cosa es tan simple como lo que sigue: el comic como cualquier medio de expresión es perfectamente válido para inspirar o ser adaptado por otro medio de expresión, en este caso el cine, al igual que el comic ha adaptado o se ha inspirado en otros medios de expresión, como por ejemplo el cine; dicho esto creo que realmente el quid de la cuestión esta como en todo en la calidad, si de una adaptación de un comic obtenemos joyas como Camino a la Perdición, Ghot World o 300 pues bienvenidas sean las adaptaciones, independientemente de su fidelidad al original, o de su inferioridad con respecto a este (el libro siempre es mejor que al película, en este caso el comic siempre es mejor que la película) estamos ante buenas películas (siempre en mi opinión, claro), que es realmente lo que importa, si de una adaptación del comic al cine obtenemos películas de la calaña de La liga de los hombres extraordinarios, The Spirit o Catwoman, pues bueno, son malas películas y una pérdida de tiempo, pero no restan un ápice de calidad a las obras en las que están basadas, así que ¿qué más da?, una mala película más, ni que no las hubiera con guiones originales hombre.

En fin tal vez lo peor de una mala película basada en un comic sea que el gran público piense que ese comic sea así de malo y no se acerque a él, claro que ese argumento también tiene su reverso, de una buena película basada en un comic puede que el gran público piense que ese comic sea así de bueno y se acerque a él, en cualquier caso, si tenemos en cuenta que la inmensa mayoría de ese gran público no se acercaría al comic si no fuera por la película, sea esta buena o mala, seguro que alguien se pilla el comic, aunque solo sea por curiosidad, por lo que en principio no veo que tenga nada de negativo…a no ser claro que el mundo del cine condicione al del comic y le impida seguir su propio camino, algo que, por mucho que pueda pasar en Marvel o DC, no es algo que pueda pasar en el comic como medio, así que repito, bajo mi punto de vista las adaptaciones del comic al cine no tiene casi nada de malo, y si mucho de bueno, por lo que no termino de entender el rechazo frontal de Moore al concepto mismo de adaptación.

9 comentarios :

Etrigan dijo...

Pue si, Moore es quizá demasiado radical en sus opiniones, pero tiene razón cuando critica a Hollywood en sus planteamientos demasiado comerciales y poco respetuosos con la mayoría de adaptaciones de cómics al cine, ya que se busca descaradamente la explotación comercial con el merchandising de turno y hasta lo videojuegos basado en la película.

Otro de los problemas que tienen la adaptacione cinematográficas es la excesiva expectación que generan en el fandom, de tal manera que vuelve a surgir ese complejo de inferioridad del cómic con respecto a otros medios. Parece que hay que ver el cómic favorito de turno en el celuloide para difrutar plenamente cuando lo mejor que podemos hacer es releerlo y volver a difrutar de él en su medio originario.

De todas maneras no estoy totalmente de acuerdo con Moore, porque a mí me parece que las adaptaciones a diferentes medios dan lugar a obras muy interesantes siempre que se respete el espíritu original de la obra o se reinterprete con los cánones de calidad que exige una buena obra artística.

Bruce dijo...

Yo propongo la que podríamos llamar "opción Mario Puzo". Que sea el propio autor del libro el que escriba la adaptación al cine, como en 'El padrino'.

Bruce dijo...

En 'Publico' matizaba mínimamente su opinión:

"¿Está en contra de cualquier adaptación?

Como regla general, sí. Pero, hace unas noches Melinda (Gebbie) y yo vimos The Innocents (1961), la película, con Deborah Kerr, que es una adaptación de Otra vuelta de tuerca, de Henry James. Es tan fiel a la historia y tan maravillosa, que te hace pensar que, a veces, puede funcionar. Hace tiempo, cuando la industria del cine era más reverencial con los trabajos que adaptaba, podía salir bien. Pero aún pienso que los mejores filmes son los que se han hecho sólo para cine."

yagoelmoreno dijo...

No se, yo creo que lo importante a la hora de hacer una adaptación es capturar el espiritu del original, más que proponer los mismos hechos/situaciones (de ahi que X-men 2 sea mi peli de superhéroes preferida y Sin City sólo me guste visualmente y a ratos).

Es por este lado por el que entiendo a Moore. Si cojen la Liga y la transforman del humor socarron y semiadulto del tebeo a un producto infantiloide pues no se respeta ese "espíritu" del cómic. Si con Watchmen, una obra rupturista en el comic, se pasa a un thriller de acción típico en el cine (como apunta todo hasta ahora aunque habrá que ver el resultado final) pues tampoco.

Yo creo que a lo que Allan Moore tiene miedo es a que "desmitifiquen" un poco u obra, es decir, a que si alguien no muy interesado en el mundo del comic lee por casualidad alguna critica o algo en una revista del WM comic, esta reseña siempre es buena, con lo que en su cabeza tendrá la sensación de que merece la pena. Si luego ve la película y no la novela gráfica pensara que el que escribió la reseña del cómic será un "friki" al que le han comido el cerebro. En definitva, se desprestigia indirectamente la obra del barbas.

Ahora, yo estoy con Fer, cuantas más adaptaciones de comic, más de hablara de los tebeos y más gente potencial se acercara a ellos, ahora que si aparte de merchandishing hay algo detrás, pues mejor.

P.D.: ¿alguien sabe si Allan Moore ha cobrado algo por ceder los derechos cinematográficos?

Gloria dijo...

Está claro que Moore no está en contra de que se hagan adaptaciones. Según sus declaraciones, si que le parece bién una adaptación respetuosa, o fiel en espíritu, a la obra original (en la forma es imposible, como diría Pero Grullo, un libro tiene páginas, una peli, fotogramas).

Como superviviente de la experiencia de haber visto en cine la penosa "adaptación" de "La liga de los caballeros extraordinarios", creo que Moore tiene más razón que un santo. No me extenderé en describir el pestiño fílmico pero diré que, a partir de un tebeo perfecto, los irresponsables de la "pinícula" empezaron a hacer cambios y requetecambios para hacer una historia infinitamente peor, sumamente chorras, absolutamente papatera y que es posible que haya "manchado" la reputación de Moore en la mente de aquellos que, no habiendo leido el cómic, sólo vieron la película y deben pensar que Moore es un gestador de subproductos palomiteros sin la más mínima ambición: me limitaré a como se trata al personaje de Quatermain (por lo visto, Chon Connery no puede hacer un personaje con dudas o debilidades) o convertir a Mina en vampira (por Diso, si la gracia de Mina en LOEG era, precisamente, que era simplemente humana)

De "V por Vendetta" no hablo porque esta vez ya me negué en redondo a verla, y creo que hice bien.

Tal vez Watchmen sea algo más digno... pero, como trasladar la complejidad del cómic a la pantalla? En el mejor de los casos, se tratará de una película que se quedarà en los aspectos más básicos del argumento (p.e. Quien mató al comediante y el influjo de los rayos taquiónicos en la Antártida). y que todo quede bien aliñado con efectos especiales, cuando el mejor efecto especial del cómic era la humanidad de sus personajes (i.e. las lágrimas de Laurie en Marte)

Respecto a lo de recibir algo, hombre, supongo que como autor le habrá caido algo (Y a Dave Gibbons también), aunque el bocado gordo se lo habrá llevado DC

Bruce dijo...

Por V de Vendetta y Watchmen no ha recibido nada. Exigió que mandasen su parte al dibujante. Es decir, a Lloyd y Gibbons.

fer1980 dijo...

Etrigan a grandes rasgos pienso igual que tú, la verdad, me parece que al postura de Moore es demasiado extrema, aunque esta claro que el excesivo control industrial es un lastre a cualquier evento creativo.

Bruce, bueno la opción que propones esta bien, pero tampoco la veo como única, hay magnificas pelicual basadas en libros o en comics con guiones realizados por guionistas de cine, así que no veo que tenga nada de malo.

Yago, sobre lo de cobrar ya te ha respondido Bruce, la verdad es que en ese aspecto Moore, me parece un tio integro, además también renuncio a su parte en la peli de Constantine, personaje que no olvidemos cocreo él, es decir que cuando Moore dice que no quiere saber nada del cine (tras las negativas experiencias de From Hell y La liga), lo dice en serio, de lo demás, bueno una cosa es adaptar un comic concreto y otra adaptar un personaje del que coges su espiritu como bien dices pero no un tebeo concreto, sobre lo que "demitifiquen" su obra, no se, la inmensa mayoria de ese "gran público" no se acercaría a su obra nunca, al menos con las pelis puede que digan "esto no puede ser tan malo de verdad" o "pues si que mola, me voy a pillar el comic", sobre los que piensen mal de su obra por la pelis, bueno no se iban a comprar su obra igual asi que no creo que pase nada.

Lamento contradecirte Gloria pero Moore dice y cito:

"Creo firmemente que la mayoría de adaptaciones son una mala idea. Si algo funciona bien en el medio para el que fue creado, ¿qué razón hay para asumir que funcionará igual de bien, o mejor, en un medio totalmente diferente?"

"¿Está en contra de cualquier adaptación?

Como regla general, sí. Pero, hace unas noches Melinda (Gebbie) y yo vimos The Innocents (1961), la película, con Deborah Kerr, que es una adaptación de Otra vuelta de tuerca, de Henry James. Es tan fiel a la historia y tan maravillosa, que te hace pensar que, a veces, puede funcionar. Hace tiempo, cuando la industria del cine era más reverencial con los trabajos que adaptaba, podía salir bien. Pero aún pienso que los mejores filmes son los que se han hecho sólo para cine. "

Recalco "como regla general si", la verdad a mi me parece claro que SI esta en contra de las adapataciones, por lo demás bueno bajo mi punto de vista V de Vendetta es una mala adaptación pero una buena pelicula.

Ovidio dijo...

Pues hace poco había leído (creo que en Zona Negativa) a Moore responder a Snyder (que había comentado que, en el peor de los casos, el viejo Alan iba a pensar que no es tan malo el filme tras verlo en su DVD) que subestima cuál podría ser el peor de los casos y que él jamás de los jamases iba a ver esa jodida cosa.

Vamos, que se toma la adaptación de su obra de una manera muy personal y prefiere no saber nada de ella hasta el extremo de ni querer verla. Está en su derecho, vaya, pero opino que se excede en las maneras, que es otro guionista y todos criticamos esas declaraciones de desprecio.

Un poquito de tacto al menos, señor Moore.

fer1980 dijo...

No se con respecto a su obra, es su obra y bueno como dices esta en su derecho, lo que no comparto es su descalificación a las adaptaciones como concepto.