martes, 18 de marzo de 2008

El Arte de Sin City, 300: El libro de la película y Sin City: El libro de la película, tres librillos más de Frank Miller por aquello del completísimo

A punto ya de acabar el repaso que por la vida, obra y milagros de Frank Miller se ha venido haciendo en este blog durante los últimos meses, queda si acaso reseñar estos tres libros publicados por Norma a lo largo de los últimos años.

Frank Miller es un gran narrador, uno de los mejores (si no el mejor) que pululan en el actual mercado americano, y uno de los más grandes de la historia, sin embargo su dibujo...su dibujo es mucho más discutido, a mi personalmente me gusta, sobre todo por su evolución, Miller siempre esta cambiando, buscando nuevas soluciones para contar aquello que quiere contar, a veces acierta (Ronin) a veces falla (Silent Night), pero siempre innova siempre arriesga, siempre esta dispuesto a no estancarse.

Sin City en particular es una obra ante todo visual, tanto que podrías llegar a entender perfectamente muchas de las historias sin tan siquiera leer una sola palabra, Miller maneja el juego de luces y sombras como pocos lo han hecho, y convierto las escasas apariciones del color en una herramienta narrativa de primer orden, su dibujo, minimalista y en ocasiones feista, esta cargado de fuerza y de simbolismo, sus mujeres son curvas que se insinúan entre las sombras, sus “héroes” son poderosas figuras que se mueven entre claroscuros, su ciudad es poco más que un telón de fondo en el que apenas con cuatro rayas podemos ver como funciona.

Teniendo en cuenta todo esto ¿qué nos encontramos en El Arte de Sin City?, pues ante todo un tomo de lujo con lomo forrado, tapas duras, cubiertas en relieve, papel de alta calidad, y un tamaño superior al habitual, todo ello para mostrar, como bien indica su nombre el arte de Sin City en todo su esplendor, ¿el problema?, pues que salvo, algunos bocetos y un par de pin ups sacados de la colección de trading cards de Sin City, todo lo que incluye el tomo son páginas de Sin City ya vistas en los tebeos, eso si a mayor tamaño, por lo que en realidad es bastante cuestionable pagar los casi 30 euros que valen el libro por poco menos de 100 páginas de material no inédito, para fanáticos de Miller, o para quien (como en mi caso) acumule 30 euros en descuentos en su librería y se quiera dar un capricho.

El siguiente libro que nos ocupa también versa sobre Sin City, aunque en este caso sobre la película, de nuevo por 30 euros y en este caso con cerca de 300 páginas, nos encontramos en Sin City: El libro de la película, todo un análisis de lo que supuso la película, de cómo se hizo, declaraciones de los autores, el guión original de las misma, vestuarios, declaraciones de los actores, así como multitud de fotografías, material todo el interesante sin duda, pero que de nuevo hace cuestionarse si realmente merece la pena pagar tanto dinero por algo que al fin y al cabo ya puedes ver en la película, eso hay declaraciones interesantes, y el libro es de fácil y ágil lectura, a lo mejor un año de estos (cuando Pda afloje) termino comprándolo y todo.

El último libro que queda por reseñar presenta características muy similares por no decir idénticas al anterior, se trata en este caso de 300: El libro de la película, concebido en el mismo formato apaisado que 300 el comic, el libro cuenta con algo más de 120 páginas por poco menos de 20 euros, y en este caso al igual que en el anterior, nos encontramos con interesante análisis sobre el como se hizo la película, un libro plagado de declaraciones y de fotografías (al igual que el propio comic, y como no podía ser de otra manera, tanto el libro como la película son ante todo muy visuales), el mayor interés del libro radica en ver de primero mano como la poderosa imaginería de la película fue tomando forma...el problema claro esta, estriba es que esto no es nada que no puedas tener ya en los extras de la edición en DVD de la peli, por lo que de nuevo la comprar del libro se antoja cuando menos como cuestionable.

En definitiva tres libros que aunque tiene elementos de intereses, apenas si aportan nada salvo complementar un poco la trayectoria del Frank Miller, si tuviera que elegir comprar uno solo de los tres probablemente me quedaría con Sin City: El libro de la película, por aquello de las declaraciones y tal, pero la verdad es que ninguno es imprescindible ni siquiera para incondicionales del autor.



PD: Que mejor que para celebrar mi entrada 300 en el blog (jo, quien me lo iba a decir), que escribir aunque sea un poco, sobre 300 (xd).

3 comentarios :

yorkshire dijo...

Hola, fer1980, ¿sabes que Miller se inspiró para crear a Marv en el personaje de Conan el Bárbaro mezclado con los personajes perdedores de las novelas de McCain y Hammet?

Frank Miller dixit.

lord_pengallan dijo...

:)

fer1980 dijo...

Si, si ya lo había leido, no puedo decir mucho al respecto ya que apenas si conozco a Conan, pero si es cierto que Marv tiene un aire de barbaro rebelde que solo sigue sus propias reglas.