miércoles, 30 de agosto de 2006

Daredevil: Historia de un hombre sin miedo. Parte XI: El Daredevil de Frank Miller III.

Termino con este post, el ciclo dedicado analizar la etapa de Frank Miller al frente de Daredevil, un etapa todavía hoy no superada y que cambió para siempre al personaje.

Terminaba el anterior post, en el número 180 de Daredevil (Marzo de 1982), donde se sentaban las bases de todo lo que estaba por venir y es que el número 181 (Abril del 1982) supuso un autentico impacto en la línea de flotación de la colección. El número especial (tuvo el más paginas de lo habitual) se inicia con los pensamientos de un Bullseye, que estando entre rejas, no hace sino aumentar su odio hacía Daredevil , la revelación por parte de un Punisher que también esta entre rejas de que Fisk tiene un nuevo asesino (Elektra) en lugar de hundirle aun más (como pretendía Castle), le espolea para iniciar un plan de fuga que le permita vengarse tanto de DD como del nuevo asesino de Fisk del que todavía desconoce su identidad, y su oportunidad llegará pronto, ya que un programa de televisión acude a la cárcel de Riker con la intención de entrevistar al peligroso criminal, así y pese a estar esposado Bullseye aprovecha el circo mediático (algo que será bastante común en obras futuras de Miller, solo se debe recordar como se fuga el Joker en DK), y la inestimable colaboración de la policía (que trata de detenerle desde un helicóptero, instrumente que Bullseye utilizará para escapa de Riker) para llevar a cabo una espectacular y televisada fuga, que se cobra (como no podía ser de otra forma) un elevado número de victimas.

Tras esto Daredevil sintiéndose responsable de todo lo que Bullseye haga se pone en marcha para detenerle, a la par que este consigue averiguar que Elektra es el nuevo asesino de Kinping y se pone en marcha para detenerla y recuperar su puesto, antes de lo cual (en una pagina excepcionalmente narrada por Miller, que una vez más demuestra que concibe la pagina como un todo y no como un conjunto de viñetas aisladas), investiga a Nelson y Murdock (dado que sabe que el próximo encargo de Elektra en Nelson), llegando a lo que considera una absurda conclusión, Murdock es Daredevil, pero al descubrir que el abogado es ciego desecha la idea por considerarla estúpida.

A partir de este momento la acción se acelera, Bullseye sigue a un Foggy, que secuestrado por Elektra es llevado a un parking subterráneo para ser ejecutado, pero antes de que esto suceda, Nelson reconoce a Elektra (“espera te conozco eras la chica de Matt, Elektra”) y esta es incapaz de matarlo, su amor por Matt sigue presente y aunque se odie por ello es incapaz de hacerle tanto daño, y así deja marchar a Nelson, todo esto es observado por un Bullseye, que tras la marcha de Nelson ataca a Elektra, iniciándose un excepcional y épico combate, que Miller coreografía a lo largo de tres gloriosas paginas, un combate que termina con Elektra ensartada en su propio sai (en una escena con claras connotaciones sexuales, el propio Miller ha señalado más de una vez que esa escena es lo más próximo a una violación que se había visto hasta entonces en un comic comercial USA y que le extraño que en su momento se lo dejaran hacer), tras esto una agonizante Elektra se arrastra desangrándose hasta la casa de Matt, para morir en brazos de ese, todo ante los ojos de un Bullseye iluminado levemente por la luz del un cigarrillo (el cigarrillo de después), Bullseye acude más tarde, al deposito de cadáveres, en el que también esta Matt, y decide probar si su teoría era cierta lanzándole un cuchillo que este detiene con su bastón, convencido entonces de que DD es Matt, Bullseye va a ver a Fisk para recuperar su antiguo puesto y contarle su descubrimiento, Fisk no le cree y le dice que si quiere su antiguo trabaja se ocupe de DD.

Bullseye se dirige a casa de Matt y allí DD que le está esperando, le tiende una trampa colocando un muñeco y una cinta para hacerse pasar por Matt y mantener así su identidad secreta, inicia un combate que termina, sobre el cable de un tendido eléctrico, allí Bullseye se precipita hacia el vació, directo a una muerta segura cuando es salvado por DD en el ultimo momento, de nuevo tiene la vida de su enemigo en sus manos, como la tuvo al principio de la etapa Miller, entonces le salvo la vida, y esta decisión ha costado decenas de muertes entre ellas la de Elektra, y....Daredevil deja caer al Bullseye al vació, con un “No volverás a matar a nadie...nunca más”. En la paginas finales vemos como Bullseye sobrevivió a la caída pero ha quedado parapléjico en la cama de un hospital, rumiando su odio hacia DD, y recordando su victoria sobre el ya que mato a Elektra.

Este número supone el climax de la etapa Miller, defina a la perfección la evolución del héroe en sus manos, si empezamos con héroe optimista y alegre, acabamos con un personaje sumido en la desesperanza, hundido moralmente y que al final ha recurrido a los métodos de sus más odiados enemigos para vencer, un héroe que nunca había matado, ahora lo hace (da igual que Bullseye no muriera, la intención de Matt es lo que cuenta) un héroe que ha perdido a su gran amor, y que al igual que los lectores todavía necesitara un número más (182 USA Mayo de 1982), para aceptar realmente la muerte de Elektra.

Si embargo no acaba aquí la etapa de Miller, ya que tras la aceptación que supuso el ya mencionado 182, se inicia la saga conocida como Child´s Play que ocupara los números 183-184 (de Junio y Julio de 1982. aunque sus primeras paginas ya las podemos encontrar en el 182 donde vemos como Punisher se fuga de la cárcel), la saga que en su momento no se pudo publicar por las presiones del Comic Code surge de una idea del anterior guionista de la serie Roger MacKenzie y del propio Miller y junta los destinos de Daredevil y Punisher, iniciando un enfrentamiento entre ambos que tendrá muchos capítulos en el futuro, la trama gira en torno a unos traficantes de drogas que se las suministran a niños (de ahí la prohibición del Code), y sin duda lo más interesante son los diferentes puntos de vista entre Murdock y Castle acerca del destino de los criminales, en un enfrentamiento moral muy bien llevado por Miller.

El principal problema de la saga es que tal vez el mejor momento para ubicarla no sea después del Daredevil 181, ya que el estado anímico de Matt , no fuera el más adecuado para un enfrentamiento de este tipo, aun así es el inicio de una rivalidad que ha llegado hasta nuestros días. Dos elementos son reseñable además en la saga por un lado Matt aprende que no siempre se puede fiar de sus sentidos, ya que su actuación como abogado deja libre a un culpable al que cree, ya que no detecta mentiras en sus latidos, solo que luego descubre la verdad y se entera de que un simple marcapasos puede alterar sus percepciones, y por otro lado Matt pide matrimonio a Heather en un desesperado intento por retomar las riendas de su vida.

El número 185 (Agosto de1982) supone un interludio humorístico con un Nelson que se tiene que hacer pasar por un peligroso matón (gracias a la inestimable ayuda de Turk) para proteger a un Heather al que su empresa se le ha ido de las manos, ya que sus rectores consienten la fabricación de explosivos sin su permiso, Daredevil también interviene y acaba el número hundido en el mar tras ser victima de una peligrosa explosión.

Esta explosión tendrá sus consecuencias en el número siguiente (186 Septiembre de 1982), en el que vemos como los sentidos de Matt se desbordan, y se ve incapaz de controlarlos, lo que no es óbice para que consiga derrotar a un Turk que había conseguido el traje del Zancudo (de nuevo Miller recurre a Turk como contrapunto humorístico), el número termina con Heather limpiando su nombre gracias a un Matt que no duda en humillarla, por su dejadez, a lo que ella sumisa y rendida solo puede contestar “esta bien Matt me casare contigo”.

El número 187 (Octubre de 1982) supone el regreso de varios personajes, en primer lugar la Viuda Negra (para la cual Miller diseña un nuevo traje gris que pronto sería desechado en futuras apariciones del personaje, recuperando el clásico diseñado por Jonh Romita.Sr), que como agente de SHIELD trata de impedir el robo del cuerpo de Kirigi por parte de la Mano (otros que regresan) solo para acabar envenenada por los ninjas sin poder detenerlos, por su parte DD con sus sentidos descontrolados por el accidente del número anterior recurre a Stick (y a la Casta) para que le ayude, el número finaliza con un misterioso ritual místico de la mano gracias al cual (y dando la vida de varios seguidores), resucitan a Kirigi.

En el 188 (Noviembre de 1982), Matt consigue recuperar el controla sus sentidos gracias a la ayuda de Stick (y de una cámara de aislamiento), entonces este pide ayuda a Matt para atacar a la Mano, que a su vez ordena a Kirigi la muerte de Stick fracasando en su intento gracias a la colaboración entre DD y la Casta (en especial Piedra su miembro más destacado tras Stick), mientras esto sucede una Tasha al borde de la muerte busca desesperada la ayuda de Matt. En el número también es relevante la aparición de Heather que literalmente dice “eres listo Matt sabes como conseguir una chica, destruyas la empresa de mi padre, haces pedazos mi vida, y no me dejas nada excepto...tu”, lo cual muestra el estado de la relación entre ella y Matt, y el daño que realmente este le esta causando.

En el número 189 (Diciembre de 1982) Tasha consigue superar el veneno que esta a punto de matarla gracias a la ayuda de Piedra, justo a tiempo para poder ayudar a DD, Stick y al resto de la Casta, a resistir un brutal ataque de la Mano, del que solo sale victoriosos gracias al sacrificio de Stick que muere derrotando a los ninjas, solo DD, la Viuda y Piedra sobreviven y se disponen a derrotar definitivamente a las Mano, antes de que esto suceda y ante el cariz que esta tomando la relación entre Heather y Matt, Tasha y Foggy deciden intervenir y provocan la ruptura de la pareja, mediante el intercambio de un par de cartas falsas, ya que son conscientes que de seguir así solo se harán daño el uno al otro, el número termina de forma espectacular cuando nuestros héroes descubren que ante el fallido intento de Kirigi de matar a DD y a la Casta al completo, la Mano se dispone a resucitar a Elektra.

Así llegamos al número 190 (Enero de 1983) que será el punto final de la saga de Elektra, y de los argumento hilvanados por Miller a lo largo de tres años, el número empieza contándonos la historia de Elektra , tras dejar a Matt, llena de rabia y dolor por el asesinato de su padre, decide perfeccionar al máximo su cuerpo y su mente, y para ello tras formarse con uno de los mejores senseis del mundo, va en busca de la legendaria Casta, donde sabe que podrá lograr sus objetivos si logra ser admitida para ello debe escalar una montaña (tan metafórica como real), casi inexcalable, solo aquellos puros de alma y corazón que lo consigan entraran en la Casta, Elektra falla (no podía triunfar, en su alma y en su corazón solo había sitio para la venganza y el dolor), aun así Stick ve algo en ella y pese a las protesta de Piedra, decide admitirla a prueba, sin embargo pese a rozar la perfección física derrotando a todos sus rivales y pasando todas la pruebas de la Casta, Stick se da cuenta que solo el odio anida en su corazón y decide expulsarla, (pese a la advertencias de Piedra que señala que puede caer en manos del enemigo, esto es la Mano), Elektra regresa entonces con su sensei, y le comunica su decisión de infiltrarse en la Mano para vencerles desde dentro y demostrar así su error a Stick, pero una vez allí la Mano para poder entrar, le exige que derrote a unos de sus mejores guerreros en un combate a muerte, así lo hace Elektra, solo para descubrir que acaba de matar a su sensei, que previamente había sido secuestrado por la Mano, de esta forma Elektra queda ya totalmente corrompida e iniciaría el camino que todos conocemos.

Tras este pequeño flashback, Miller nos narra a lo largo del número la casi única entrada a la esperanza de toda su etapa, y es que aunque Matt no consigue evitar que la Mano secuestre el cuerpo de Elektra, su amor por ella permite purificar su alma, algo que Piedra percibe cuando se dispone a cortar el cuello del cadáver e impedir así la resurrección, ante esto, (Miller juega con la ambigüedad), Piedra señala “ella es pura y yo estoy tan cansado”, siendo los siguiente que vemos de Elektra las páginas finales en las que escala la montaña de la Casta, en la que antes había fracasado, cambiando su traje rojo por uno blanco símbolo de pureza, esto dejaba abiertas las puertas a la resurrección del personaje, algo que Miller en un principio negaría, diciendo que esa escena era simbólica, el amor de Matt, había purificado a Elektra, y ahora podía descansar en paz, sin embargo esto no sería óbice para que el propio Miller retomara al personaje en Elektra Lives Again (que tal vez debería llamarse Elektra Dies Again), en un comic donde Miller pretende dejar totalmente muero al personaje para evitar que otro autor escribiera sobre ella, sin embargo no conseguiría tal objetivo, pues Marvel sacaría Lives Again de continuidad, y Elektra, volvería en los 90 de manos de Chiester y McDaniel. (pese a la furibundas protestas de Miller que siempre que puede señala “ah y Elektra está muerta”).

Retomando los sucesos acaecidos en este número, decía antes que Miller dejaba atisbar algo de esperanza en su sombría etapa, pero sin embargo, también vuelve a poner una sombra sobre DD y es que este consigue salvar la vida solo gracias a Fisk, el cual le dice que le es útil, ya que gracias a el se mantienen unidas las bandas frente a un enemigo común, recordándole además que fue a el a quien recurrió para localizar el almacén de la mano y no a la policía (de nuevo DD se ve obligado a “pactar con el diablo” para salvar el día).

Se puede dar aquí por concluida la primera etapa de Miler en DD, ya que aquí es donde se cierran todas las tramas, sin embargo queda todavía un glorioso epilogo, un una de la mejores historia de Daredevil de todos los tiempos “Ruleta” (Daredevil 191 Febrero de 1983), donde un magistral Miller (acompañado por primera vez por Lynn Varley), nos muestra una cruda reflexión sobre la violencia, y el papel de los héroes en la misma.

DD visita a Bullseye hospitalizado, tras su ultimo enfrenamiento, y le cuenta una historia mientras juega a la ruleta rusa con el, la historia versa sobre un niño que admira e idolatra a DD, que le toma como ejemplo a seguir, y que ve como este ataca y detiene a su padre (al que también idolatra) por un crimen, ante lo cual llega a la conclusión de que si DD detiene a los malos, y ha detenido a su padre es por que su padre es malo, y si su padre es malo, el también lo es y así al día siguiente cuando en el colegio se meten con el, saca una pistola y no duda en usarla, Daredevil, reflexiona en voz alta sobre lo que le ha enseñado a ese niño, sobre si realmente marca una diferencia, y sobre si se puede combatir la violencia con violencia, solo para concluir ante Bullseye que “cuando por fin te tengo a tiro, cuando huelo tu miedo y me sabe a gloria, cuando tengo oportunidad de acabar contigo, mi pistola no tiene balas. Somos dos caras de una misma moneda”.

Con esto Miller deja al personaje literalmente acabado, le ha pegado un tiro simbólico, y DD como tal no debería poder seguir, pero...el marketing manda y Marvel sigue adelante con la serie, con resultados que veremos en el próximo post.