lunes, 17 de noviembre de 2008

BM: Un homenaje a la mejor línea editorial de la historia Marvel en España: Caballero Luna.

Segunda minibm interruptus de Panini, y el comic que puso fin de forma definitiva a la continuación de las BM (es el último comic lanzado en este formato), es curioso observar como dos lanzamientos que presuntamente iban a salvar las BM fueron los que acabaron poniendo el último clavo en su ataúd ante la falta de seriedad y compromiso de Panini.

Lanzada en Septiembre de 2007, la BM: Caballero Luna tenía por objetivo recopilar las primeras apariciones y orígenes del personaje en Werewof by Nitgh y Hulk Magazine , además de incluir los 8 primeros números de una colección que alcanzaría 38, tres tomos en total para una etapa que en unas 7 o 8 BM hubiera quedado completa, de nuevo al igual que en el caso del Motorista Fantasma se anuncio que si la BM tenía éxito se continuaría en un futuro (táctica repetida, por cierto, con La Batalla de los Superhéroes, eso sí es jeta y lo demás son tonterías), pero visto lo visto ya nadie podía creer en una editorial que había faltado a su palabra en tantas ocasiones, así que quien comprara esta BM ya sabía lo que había tres tomos con el origen y evolución del personaje en sus primeros tiempos, era lo que había lo tomabas o lo dejabas, ya que todo lo demás era ruido sin sentido.

En este caso y a diferencia del Motorista Fantasma, el Caballero Luna si era una colección plagada de interés, sobre todo gracias a la presencia de Bill Sienkiewicz, que de clon de Neal Adams paso a ser un artista totalmente diferente a medio camino entre el surrealismo y la pintura, un artista mágico que rompió moldes y que tuvo en el Caballero Luna su campo de pruebas para adquirir tan peculiar estilo, la posibilidad de ver la paulatina evolución de Sienki hubiera sido uno de los ganchos si la colección se hubiera publicado completa, así apenas si pudimos atisbar sus primeros y tímidos pasos, sin embargo aún y con esas el comic no dejaba de tener interés.

El Caballero Luna, tradicionalmente conocido como el Batman de Marvel, fue creado por Doug Moech (guionista destinado a ser clave en la trayectoria del murciélago), y Don Perlin en las páginas de Werewolf by Nitgh como enemigo del protagonista de la colección, sin embargo su aparición resulto lo suficientemente atrayente como para ganarse un serial propio, primero como complemento en Hulk Magazine y luego una colección propia que alcanzaría esos ya mencionados 38 números.

Mark Spector
, mercenario a punto de morir en el desierto tras ser traicionado por sus aliados es salvado por el Dios egipcio Khonshu, que le convierte en su representante en la Tierra, a partir de ahí dotado de singulares artilugios y diversas personalidades (playboy, taxista, mercenario etc) se dedicaría a combatir el crimen, con la ayuda de su fiel Frechie (un piloto francés cuyo aspecto recordaba mucho a Alfred) y su novia Marlene, en estos primeros números su parecido con Batman se encuentra (ante las motivaciones y orígenes tan dispares de ambos personajes), sobre todo en el uso de diversos cachivaches y sus múltiples personalidades entre las que destaca la de un playboy que supuestamente pasa de todo y vive en una mansión enorme.

Estos primeros comics entretenidos y bien escritos se tornan en una lectura muy agradable a lo que ayuda el dibujo de un Sienki, que aunque todavía es muy “convencional” (sigue imitando a Adams), empieza a dar las primeras muestras de lo que llegara a ser, lo mejor de todo es que la colección va mejorando número a número y se ve que cuando lo bueno de verdad está por llegar…esta es interrumpida de manera un tanto abrupta, en fin una lástima, ya que estamos ante un material que merece ser recopilado de una forma u otra, acabadas ya las BM, tal vez sea hora de recurrir a otros formato para rescatar una colección fundamental en la Marvel de los 70, en fin como siempre para acabar ¡A MI DADME BIBLIOTECA MARVEL! (¡ya solo queda una¡).

2 comentarios :

Jaime Sirvent dijo...

Impresentable Panini, nos deja con la miel en los labios.

fer1980 dijo...

Pues si, una lastima, por que además si se retoma la colección supongo que será en otro formato, quedando estos tres tomos en un una suerte de limbo.