sábado, 1 de noviembre de 2008

BM: Un homenaje a la mejor línea editorial de la historia de Marvel en España: Namor.

Tras varios anuncios y cancelaciones, que hacían que esta BM pareciera que no iba a llegar nunca, finalmente Namor contó con su propia BM, y a falta de una dedicada a los Defensores como grupo al menos si tuvimos una dedicada a sus tres miembros fundadores.

Iniciada en Enero de 2006, y siguiendo la tradición de Panini de maltrato a la línea, la BM: Namor, tuvo un final incompleto e incompresible que hace que sus quince tomos configuren una BM innecesariamente coja.

Y es que, aunque esta BM recoja todas las apariciones del personaje en Strange Tales, su serie completa de los 70, y joyas como su primera aparición absoluta en los años 40 o números del Marvel Fanfare realizados por gente de la calidad de Mike Mignola, la no inclusión de Super Villain Team Up, que cierra tramas que quedaron pendientes de su serie regular solo puede ser calificada como ilógica.

Siendo justos habría que señalar que los números de Super Villain relacionados con Namor fueron incluidos por Panini en un formato conocido como Marvel Pocket, en lo que viene a ser una suerte de BM con solapas y con un 25 % más de precio; el tema esta en que Super Villain es una colección de 17 números de los cuales solo 13, están relacionados con Namor, el 14 es una historia solo protagonizada por el Doctor Muerte que continua en el número 16 de los Campeones, el 15 es una reimpresión de historias protagonizadas por Muerte en Astonising Tales (y publicadas por Forum en el tomo de Selecciones Marvel dedicado al personaje), y los números 16-17 son dos historias originales protagonizadas por Cráneo Rojo, el problema de incluir Super Villain en la BM: Namor era que de esta forma lo más lógico era dejar inéditos los números 14, 16 y 17 al no tener que ver con Namor, así que uno incluso podía entender que se publicase a parte (pese a que como digo, Super Villain concluia tramas que venían de la cancelada serie regular del personaje)...siempre y cuando se publicase la colección completa, el problema esta cuando se actúa como lo hizo Panini, publicar la colección aparte, pero solo lo relacionado con Namor, y dejar sin publicar cuatro míseros números (el 14, el 16, el 17 y el 16 de los Campeones), si solo vas a publicar los números relacionados con Namor, publícalos en la colección de Namor, joder, si los vas a sacar a parte (con, no olvidemos un 25 % de sobreprecio con respecto a las BM) publica la colección entera, no hagas una chapuza, que por otra parte es lo único que hasta el momento Panini ha sabido hacer con su línea clásica.

Dejando de lado el tema editorial (que me conozco y me enciendo enseguida), y hablando (escribiendo) un poco sobre la BM en si, lo cierto es que la BM: Namor, es una de las BM de menor calidad de cuantas se han publicado, discutiendo durante el puesto de peor BM larga con el Iron Man pre Micheline/Layton/Romita Jr, y eso que una vez más, la colección cuenta autores de primer nivel, como Stan Lee, Gene Colan, Bill Everett (creador del personaje en los 40), Roy Thomas o los hermanos Buscema, y además estando ante un personaje con un gran potencial para contar historias sobre él (monarca absoluto de un reino acuático a medio camino entre la espada y la brujería, y la ciencia ficción, héroe orgulloso para su pueblo, enemigo de los hombres de la superficie, personaje con una clara vertiente ecológica, etc).

El problema estriba en algo que Lord señala muy bien en este magnifico post sobre Operación Tormenta Galáctica, en los comics de superhéroes se crean grades imperios, muy complejos y muy poderosos, que luego apenas sin son esbozados, presentado unas estructuras de poder ridículamente sencillas, y haciendo que la simplificación se adueñe de conceptos llamados a la grandeza, así en Namor, se nos presenta una Atlantis mítica, poderosa, orgullosa de su herencia milenaria, y presunta dueña de los 7 mares...para luego mostrarnos realmente una pequeña ciudad, habitada por mezquinos y manipulables ciudadanos que tan pronto alaban a Namor, como se deja convencer una y otra vez por arribistas como Byrrah para derrocarle, una ciudad (no ya un imperio como se dibujaba en un principio), absolutamente dependiente para su defensa de un único hombre, Namor, que concentra en si mismo todas las estructuras de poder de una urbe que tan pronto tiene senado como no, que tan pronto tiene jueces con solo cuenta con Namor para impartir justicia; en fin un potencial brutal enormemente desperdiciado, y es que para más inri, Atlantis apenas si es usada como damisela en apuros en masa y poco más, si a esto añadimos que la colección repite esquemas (contradictorias además), una y otra vez (primero me alió con los hombres de la superficie, luego los ataco, primero quiero la guerra con ellos, después me quitan el reino por defender la paz, primero Atlantis es una amenaza de la ostia, luego es vencida por cuatro bombas de un barco cutre...), a uno no le sorprende que la colección fuera cancelada en el número 72, no señor, a uno lo que le sorprende es que durase tanto, y es que Namor se antoja más como un personaje que gana enteros como secundario de lujo, y que sin embargo como protagonista principal parece perder fuelle en manos de unos guionistas incapaces de desarrollar algo coherente con tanto potencial, si acaso de la quema habría que salvar a Bill Everett, que parecía empezar una etapa interesante cuando desgraciadamente falleció.

Ante este panorama, ¿cuál es el interés de la BM: Namor?, pues meramente arqueológico y completista, más allá de eso la BM: Namor no es que merezca excesivamente al pena la verdad, pero claro entre que uno que tiene todas las BM, y que le gusta esto de los clásicos, pues de vez en cuando ha de cargar con algún que otro mal comic, en fin sea como sea, y pese a todo, como digo siempre, ¡A MI DAMDE BIBLIOTECA MARVEL!

3 comentarios :

lord_pengallan dijo...

A raíz de nuestra "conversación" sobre O:TG me vino a la mente Aquaman y Namor. Qué cosas!
Tienes toda la razón en cuanto a la sencillez con la que se abordan conceptos sociopolíticos que podían dar mucho juego en el género: los océanos poblados con diferentes especies inteligentes, la colisión entre sistemas autocráticos y democráticos, el aprovechamiento egoísta de los mares por la superficie, etc. En fin, si lo miras así esos super tienen un potencial inagotable de historias que, como no se desarrolla, es lógico que sean muy irregulares editorialmente, porque pocas veces sus comics explotan su tremendo potencial.
Pero bueno, es que los superhéroes son así, simplísimos y personalistas para poder publicar cada mes y llegar a to dios. Eso, a veces, es una lástima.

Hiperion dijo...

Otra de las BMs que compraba mes a mes, pero la verdad es que he empezado con ella hace relativamente poco (anoche me leí un número del tomo 4, casualidades de la vida). Por ahora la verdad es que bastante modesta, con un Lee no demasiado original. Eso sí, respecto a los dibujantes no tiene nada que envidiar a otras. No solo el omnipresente Colan, sino Everett, que me tiene ENAMORADO.

Saludos.

fer1980 dijo...

Como bien señalas en los comentarios de O:TG, el tema es una cuestion de continuidad, en los más de 72 números de Namor y los no secuentos Strange Tales, estoy seguro de que había tiempo más que de sobra para dar un poquito más de profundidad a Atlantis, pero...

Hipe, si Bill Everett dibuja muy bien, y además en lo que al guión se refiere su etapa en la colección es de lo poco potable, ya lo leeras.