miércoles, 6 de febrero de 2008

Future Shocks, Alan Moore y la ciencia ficción.

Continuando con las reseñas a lo mejor del 2007 le toca ahora el turno a esta recopilación de relatos cortos publicado por la editorial Kraken, aunque gran parte de estos relatos ya estuvieran publicados en nuestro país el que una parte relevante de ellos fueran inéditos posibilito su inclusión en mi top ,veamos por que.

Recopilación de diversos relatos cortos de ciencia ficción, Future Shocks se trata de un trabajo primerizo de un Moore que se vera acompañado por los por entonces no menos primerizos, Dave Gibbons, Alan Davis o Steve Dillon (entre otros), los relatos realizados para la mítica revista británica 2000 AD se sitúan por lo tanto antes de la llamada “invasión británica” del comic americano que con tanto éxito liderara Alan Moore.

Como decíamos por tanto Future Shocks es un trabajo primerizo si, pero no por ello deja de ser notable cuando no sobresaliente por momentos, y es que aunque como (casi) toda antología Future Shocks esta presidido por la irregularidad, en el caso de Moore y salvo contadas excepciones esta irregularidad solo implica variaciones de lo interesante a lo sumamente interesante.

Estructurada en cuatro partes bien diferenciadas la más destacada de todas es la que agrupa los relatos bajo el epígrafe de Time Twister, relatos cortos (que ocupan unas 40 de las 200 páginas del comic), en las que Moore partiendo siempre de la premisa del viaje en el tiempo, establece toda una serie de relatos que en el fondo hablan dela vida, del respeto a lo diferente, o de las distintas percepciones de la realidad; sin querer pormenorizar todos los relatos que componen esta parte, el que más relevante es el titulado “El hombre reversible”, donde en solo tres páginas Moore nos narra la vida completa de un hombre que acaba de sufrir un ataque al corazón, y que ve pasar toda sus existencia ante sus ojos, pero eso si, percibiéndola al revés, un relato conmovedor e impactante en el que Moore sabe dosificar los tiempos, y mostrarnos que la realidad depende en muchas ocasiones (si no siempre) de la percepción que cada uno tenga de ella, más allá de este relato, en Time Twister encontramos la particular explicación de Moore al eslabón perdido, la existencia de una cuestionable y casi kafkiana policía espacio temporal, o una interesante reflexión a medio camino entre el humor y el pavor, sobre la inmensa capacidad destructiva de la humanidad.

Más allá de Time Twister, el grueso del comic (unas 100 páginas sobre 200) lo ocupa la recopilación de los relatos denominados propiamente Future Shocks, diversos relatos cortos, en los que el tono humorístico e irónico esta presente en todo momento con sutiles pero despiadadas criticas al capitalismo, parodias de los relatos de espada y brujería, ofertas de empleo espaciales (¿quién no quiere ser un barrendero planetario?), o relatos para niños de moralejas bastante cuestionables, en tan amplio espectro de historias, lo cierto es que casi ninguna destaca por encima de las demás, tal ves si acaso por su humor y socarronería sea relevante destacar “El libro de frases español/phlondrutian”, una curiosa guía para el turista en un planeta al que no parece muy recomendable viajar.

La tercera parte de la antología recopila a lo largo de 20 páginas cuatro historias no adscritas bajo ningún epígrafe, donde encontramos un nuevo relato de moraleja cuestionable, el concierto de rock más brutal de la historia o una nueva variante de los viajes en el tiempo y la incapacidad de percibir las variaciones efectuadas una ves en el presente, pero sin duda de todos estos relatos el más interesante es “Hot Item”, ambientado en un tenebroso futuro en el que la energía se ha agotado el relato dibujado por John Higgins finaliza con una brillante conclusión acerca de los muy diferente tipos de energía existentes.

Finaliza el tomo la cuarta parte, tal ves la menos lograda de todas, y que recopila las desventuras de Abelard Snazz , patético personaje pagado de si mismo y que se considera un autentico salvador, pero que por el contrario no hace más que sembrar el caos allá por donde va, son una serie de relatos graciosos y entretenidos pero que llegan a cansar ante lo insoportable de su personaje central.

Furture Shocks se trata en definitiva de un comic bastante interesante más allá del mero coleccionismo “mooriniano” que tiene relatos que alcanzan la maestría y que cuanta con una edición una tanto mediocre por parte de Kraken (sin impedir la lectura, las letras son demasiado pequeñas) aunque a un precio bastante ajustado teniendo en cuenta lo pequeño de la editorial.

6 comentarios:

Julio Lleonart i Crespo dijo...

Por lo mismo que dices, de que los relatos van de un moore interesante a un mooore muy interesante, y que no podía morirme sin haber traducido una obra de este insigne señor, acepté la traducción de la obra.

Eso si, la edición original de 2000Ad que tuve en mis manos y el destrozo que hizo Kraken con la edición española, cambiándome incluso alguna que otra palabra que hace perder el sentido a la frase en la primera historia de los Grawks no tienen ni punto de compraración.

Daniel Santos dijo...

A mi las de Snazz me parecieron muy divertidas.

Eso si, hubo dos que me parecieron de un genio impresionante (como no podía ser de otra forma) y son las que comentas, la del tiempo "al revés" y la de la energia, alucinantes.

Etrigan dijo...

fer1980, vuelves a tocar con este post mi fibra sensible, después de analizar estupendamente Elekta Asesina, vuelves a dar en la diana con otra estupenda obra como es Future Shocks, recopilación de relatos de la época inglesa de Moore donde trabajó para 2000AD. Como bien señalas El hombre reversible es un gran relato, para mí el mejor de la recopilación, toda una genialidad del barbudo en la que nos cuenta la vida de una persona al revés, pero aprovechando el artificio para mostrarnos una visión absurda y pesimista de la vida.

También coincido en que la edición de Kraken es flojita con esa letra tan pequeña y con una calidad de impresión muy discutible.

De todas maneras. quiero resaltar que Moore está muy bien acompañado por unos dibujantes británicos de gran altura.

fer1980 dijo...

Julio, si esta claro que la edición de Kraken deja bastante que desear, pero vaya aun así creo que merece la pena tenerlo, Moore realemte se sale.

Daniel, la verdad es que esas dos historias son sobresalientes, sobre lo de Snazz, bueno al principio si era divertido, luego se me hizó cargante.

Etrigan, si la verdad es que los dibujantes hacen por lo general una gran labor, pero al ser tantos es un poco coñazo mencionarlos todos, por lo demás veo que hay coincidencia en señalar la genialidad de "El hombre reversible", un relato realmente magnifico.

Julio Lleonart i Crespo dijo...

El hombre reversible es de los que más disfrute traduciendo. Aunque el de los Grawks me pareció bastante cachondo. Time Twisters en general es lo que más me llamó y las historias sueltas entre Times y Snazz.

fer1980 dijo...

Si Time Twister es lo mejor, y el de Grawks, es muy bueno también si, lo de Snazz a mi me gusto menos pero vaya que debe haber sido una gozada tener el material original en las manos.