jueves, 7 de febrero de 2008

Robocop 2, ¿Miller escribió esto?

Pues si lo escribió....o bueno más o menos, lo cierto es que Miller salió poco contento de la experiencia y trataría de resarcirse en Robocop 3...con resultados aun peores.
 
Tras el atronador éxito de DK Miller se convirtió en un autor de moda y no solo en el mundo del comic, Holllywood siempre atento al surgimiento de nuevos talentos que explotar se fijo en él y le propuso escribir el guión de la secuela de Robocop. Miller gran aficionado al cine, uno de los elemento definitorios de su excelente técnica narrativa ha sido desde siempre la utilización de recursos de claro origen cinematográfico, decidió muy ilusionado aceptar el proyecto.

Varios eran los elementos que hacían que la situación tuviera buena pinta, para empezar Robocop era un personaje muy, por decirlo de alguna manera “comic”. La exitosa primera película de manos del genial pero irregular Paul Verhoeven narraba en clave de ciencia ficción la andanzas de un ciborg superpolicía que trataba de aferrarse a los tenues restos de su humanidad. Tanto la estética, como el concepto en si del personaje, así como sus actitudes, y el propio “clima” que envolvió la película perecían sacados directamente de un comic de superhéroes, además el carácter de héroe trágico, pero firme en sus convicciones, y el entorno de corrupción política y empresarial que se atisbaban en la primera película hacían de Robocop un personaje casi ideal para caer en la pluma de un Miller, un Miller que además estaba motivadísimo.

Pero hete aquí algo con lo que Miller no contaba, y es que si bien en el mundo del comic era una estrella, para Hollywood apenas era un recién llegado con pretensiones. Además con todas las cortapisas y limites a la creatividad que las grandes del comic puedan poner a sus artistas, lo cierto es que estas se tornan en mera nimiedad con las que Hollywood impone en aquellas películas con vocación meramente comercial, y más si eres un “simple” guionista, en Hollywood. Quien lleva las riendas del asunto es el productor, si acaso el director, al guionista aparece en demasiadas ocasiones como un mero escriba, una mera rueda en el mecanismo que ha de postrase a los deseos de quien realmente tiene el poder,. En estas el guión de Miller fue tacado de “irrodable”, y fue reescrito una y otra vez pasando además por muy diversas manos, así el resultado final que pudimos ver en la película, poco, muy poco tiene que ver con lo que Miller tenían en mente. Años después (y hace poco en España de la mano de Aleta) pudimos ver en cierta medida (ya que el guión fue reinterpretado para el comic por otro autor, y no por el propio Miller), lo que Miller realmente quería para la película Los resultados son claramente distintos y mejores a la edulcorada visión que se trasladó a la pantalla.

Robocop 2, sin ser una mala película, se queda a medio camino de lo que podía haber sido buscando tal vez una mayor corrección política. Miller muestra una Detroit decadente y arrasada en manos de una gran megacorporación  que se ha hecho con la ciudad en colaboración y aquiescencia con un poder político que según Miller nunca ha servido al ciudadano. En la peli, la ciudad esta endeudada hasta las cejas por culpa de un alcalde incompetente, pero aun así este lucha denodadamente para impedir que la ciudad caiga en manos de la corporación, si Miller nos muestra el mal simbolizado en esa corporación, que trata de ahogar la individualidad y que trata de socavar una de la últimas líneas de defensa de la ciudadanía, simbolizada curiosamente por un cuerpo represor como es la policía, con el objetivo final de sustituir a estos por su propio grupo de mercenarios, que estarían solo a sus servicio. La película, ignora este tema y pasa de puntillas por el asunto de la huelga policial, además de introducir un villano de opereta, un camello con ínfulas mesiánicas, que poco o nada aportan a una trama que debería ir por otros derroteros.

Aún y con estas la película tiene sus aciertos, matizados y simplificados, pero no por ello menos interesante. Así la película sabe mostrar esa brutal decadencia en la que Detroit es presentada en el guión de Miller, la decadencia no parecen venir de las mismas causas, pero los resultados si son parejos, también. La película muestra la lucha interna de Robocop por mantener su humanidad y su triunfo final, triunfo frente a un nuevo Robocop, una bestia deshumanizada que supone un retorcido espejo en el que se refleja el protagonista. Por último es también reseñable señalar como unas de las señas de identidad de Miller, el usar como hilo conductor de la historia a los noticiarios televisivos, es utilizado por la película con singular éxito.

En definitiva Robocop 2, es una película decepcionante que queda bien lejos de lo que Miller pretendía en un principio y que además sirve para desilusionar a un Miller, que aunque más tarde escribiría Robocop 3 (ya hablaremos de esta por aquí), ya no se pasaría todos los días por el rodaje para aprender cosas de un mundo del que salió muy decepcionado y al que solo volvería muchos años después en un contexto radicalmente distinto.

7 comentarios :

Nacho MG dijo...

Yo solo se que cada vez que veo esta película entiendo aun menos como Kershner fue capaz de hacer una obra maestra como "El Imperio Contraataca".

FOXXXXXXXXXX

Bruce dijo...

A mí sí me parece una mala película, no le llega a las suelas a la 1ª.

fer1980 dijo...

Je, bueno si es mala, pero no mala, mala, no se si me explico, es decir es mucho peor que Robocop, pero infinitamente mejor que Robocop 3, y aún y con todo tiene algún acierto.

Bruce dijo...

Pero no los anuncios, que eso ya estaba en la 1ª.

fer1980 dijo...

Bueno, si pero en esta peli también esta bien usado, repito es mala, pero no mala, mala como la 3.

Bruce dijo...

¿Pero en la 3 no volaba como Mazinger Z?
¡Impagable..!

fer1980 dijo...

Bueno en Robocop 3 hace muchas cosas....y pocas merecen comentario siquiera.