martes, 26 de febrero de 2008

Adiós 4F, adiós.

Aprovechando la renumeración, y aún a costa de dejar incompleta la serie de la Cosa (que tampoco es que fuera gran “cosa”, je, je), dejo atrás una serie que lleva demasiado tiempo ya languideciendo en la mediocridad y en el desgaste

Nunca he sido un gran fan de los 4F de pequeño los que “molaban” eran los Vengadores (con sus continuos cambios de miembros, sus aventuras entre míticas y épicas, y su trío de grandes héroes), y la Patrulla X (muchas veces más un culebron que un comic de superhéroes, con personajes que cambiaban, se enamoraban y se desamoraban, viviendo de paso aventuras grandiosas e interesantes), los 4F sonaban a viejo, a tópico, Reed Richards, el sempiterno científico sabelotodo que casi nunca se equivoca, La Cosa el típico gruñón de buen corazón y mal carácter, La Antorcha Humana el sempiterno adolescente pijo incapaz de madurara, y la Chica Invisible poco más que una mujer florero de poderes ridículos, como muchos de los prejuicios infantiles (y no tan infantiles), eran ideas sin verdadero sustento, ya que los que leíamos comics de aquélla en el colegio (apenas 3 personas) no se si habríamos leído 4 o 5 comics del grupo y los conocíamos más por sus apariciones como secundarios en las series que si seguíamos, aún y así para nosotros los 4F eran viejos y no “molaban”, no había más que decir.

Con el paso de los años y mientras mis amigos se fueros alejando de esta afición nuestra yo seguí profundizando en la misma, al menos en su lado marvelita, compre más comics, conocí más personajes y me implique más en este universo de ficción, sin embargo los 4F,¡ahí los 4F!, seguían lejos, muy lejos de mis intereses comiqueros, con el paso del tiempo y tras un periodo alejado de los comics (las chicas, las copas y sobre todo que los comics atravesaban un época mala, mala que me llevo a decir ¿pero en que coño estoy gastando mi dinero?), a mi regreso y con algo (no mucho) más de dinero, las maravillosas bibliotecas marvel me abrieron la posibilidad de recuperar el pasado de la editorial que llevaba tantos años leyendo, regrese con el percal ya iniciado, pero no me costo demasiado ponerme al día...excepto de los 4F que volví a dejar atrás, al menos inicialmente, ya que finalmente me decidí a comprobar la veracidad o no de mis prejuicios infantiles, y para ello ¿qué mejor que una BM que narra desde el principio las aventuras de los personajes aun precio más que apetecible?, empecé a pillar la BM: Los 4F por sus primeros números...y lo que allí encontré fue simplemente maravilloso, imaginación desbordante, sorpresas continuas, una abrumadora Trilogía de Galactus, tal vez más resulta (un Deux Ex machina en toda regla), pero brillantemente planteada, los comic de Lee-Kirby, se tornaron en la autentica maravilla de la que tanto había oído hablar pero no había podido comprobar, tras su marcha el asunto bajo un poco, pero ya era tarde los 4F me habían conquistado y era momento de recuperar el tiempo perdido, Pda y su excelente política de precios populares ayudo a ello con el coleccionable de los 4F de Byrne, que de nuevo resultaron ser tan buenos si no mejores de lo que se decía (donde de paso descubrí que lo poderes de la ahora por derecho propio Mujer Invisible no eran tan inútiles como en un principio pudiera parecer, y es que Sue alcanzo en este etapa fuerza propia convirtiéndose en uno de lo personajes más interesantes del Universo Marvel), conseguí algunos números de la etapa Simonson y aquello seguía siendo una maravilla, aunque claro los números que pille de la etapa Englehart demostraron que no era oro todo lo que relucía, sin embargo el nivel de la serie parecía alto, muy alto durante la inmensa mayoría de la misma, y eso me animo a pillarme etapas más cercanas, siendo muy difícil conseguir la etapa de DeFalco-Ryan (la gran desconocida para mi), pille primero la muy mediocre etapa de Jim Lee con Heroes Reborn y poco a poco fui pillando la de Heroes Return con Claremont y Larroca, mientras coleccionaba la de Pacheco-Marín-Merino y aquí empieza el meollo de la cuestión.

La etapa Claremont-Larroca estuvo presidido por la mediocridad, un Larroca primerizo y flojo, muy flojo se veía acompañado por un Claremont que no parecía encontrar el sitio, un Claremont que escribía a Excalibur solo que con los 4F y que no conseguía dar con la voz de la serie, cuando la cosa parecía despegar con la saga del Doctor Muerte (muy bien tratado por Claremont), el equipo creativo dejo la serie de regreso a los mutantes, unos mutantes de los que el guionista nunca debió haber salido, o en su defecto a los que nunca debió haber regresado, pero ese es otro tema, tras la marcha del dúo Claremont-Larroca, le toco el turno al trío gaditano (aspecto este que fue aprovechado en España para traer consigo la primera de las muchas renumeraciones que tendría la serie), un trío al que pronto se unió Loeb como dialoguista y un sinfín de dibujantes que hacía que aquello pareciera un concurso (“y por 100 euros ¿quién dibujará los 4F este mes?”), la etapa se inició plagada de buenas ideas, una megacorporación en la sombra, viajes a partes nunca vistas de la Zona Negativa, intentos de evolucionar a los personajes (La Cosa en este caso), pero pronto, muy pronto, uno sospecha que por injerencias editoriales, aquello se convirtió una vez más en un espectáculo mediocre, es el que el permanente cambio de dibujantes no hacía si no restar solidez al conjunto y en el que las tramas no parecían ir a ningún lado, el hastió y el tedio se apodero de una colección que de nuevo sería relanzada (y de nuevo renumerada en España) con un nuevo equipo creativo, en este caso Mark Waid y Mike Wieringo, un dúo de garantías que parecía ideal para relanzar una serie que llevaba mucho tiempo de capa caída, y así pareció al principio con unos guiones frescos y un dibujo alegre y desenfadado: todo resulto ser sin embargo un espejismo, pronto Waid empezó a revistar y a banalizar lugares comunes (convertir a Galactus en un mero humano no debería tener perdón de DISO!), y pese a números puntuales todo volvía a estar en su sitio, nada nuevo bajo el sol, en una etapa que una vez tuvo la mediocridad por bandera; de nuevo un cambio de equipo creativo permitía abrir una leve luz en tan gris horizonte, la llegada de JMS y Mike McKone (que de nuevo fue aprovechada para una enésima renumeración), causo grandes expectativas, JMS que había alcanzado fama mundial son su serie televisiva de ciencia ficción Babylon 5, tenía ante si la posibilidad de manejar a los exploradores definitivos, al grupo que se suponía debía abrir y expandir los horizontes del Universo Marvel, el grupo de imaginautas que llevaba ya demasiados años transitando solamente por lugares comunes.....la decepción fue mayúscula, demasiado implicado en crossovers y demás mandangas y sin encontrar nunca su propia voz, JMS ni siquiera termino la saga que estaba narrando y tras apenas 18 insustanciales y mediocre números dejaba atrás una colección que de nuevo era solo mediocridad, pura mediocridad, eso si muy bien dibujada, pero claro ese aspecto rara vez había fallado en los últimos años.

El fin de la Civil War trajo consigo la llegada de un nuevo equipo creativo, el formado por Dwayne McDuffie y Paul Pelletier, situación que se ha vuelto a aprovechar (¡como no!) para una nueva renumeración, lo cierto es que mirando un poco atrás, los 4F desde Heroes Reborn llevan años instalados en la más absoluta de las mediocridades, transitando solo lugares comunes, no expandiendo el Universo Marvel, yendo de Doctor Muerte a Galactus y de allí a la Zona Negativa, nada nuevo bajo el sol, unos 4F que debería haber sido claves en Aniqulación ni siquiera fueron vistos por allí; ahora esperan Millar y Hitch en el horizonte, no se tal vez les eche un ojo, pero pocas esperanzas tengo ya, demasiadas veces ha pasado lo mismo y uno se cansa de estas cosas, así que lo siento mucho, pero adiós 4F, adiós, espero veros en mejores circunstancias.

11 comentarios :

Ternin dijo...

Amigo, mió. Los 4F forman parte de un rincón del UM que no me interesa lo más mínimo.

Yota dijo...

Pues yo llevaba comprando su serie desde Heroes Reborn, pero la etapa de Strazcynski me hizo abandonar, que soberano coñazo.

Bruce dijo...

Me cansan, solo me compraría algún arco de Byrne o de Lee y Kirby (el de Galactus ya me lo compré)

lord_pengallan dijo...

Yo nunca he podido superar el prejuicio a los 4F como tú. El concepto de familia no me atrae nada.

Buzz dijo...

Pues yo, rompiendo los esquemas, soy de la Primera familia para siempre,

y tambien tengo que decir AMEN, todo lo que dices es desgraciadamente cierto, los 4f llevan mucho mucho mucho tiempo, como decirlo, muertos, en comparacion con lo que podian ser y fueron,

pero siempre queda rezar porque algun dia se abra el horizante, los crossouvers pasen de..moda? y a los guionistas les pique la codicia por realizar trabajos que realmente merezcan la pena leer y por supuesto comprar, y esto no se queda solamente arropado a los 4f si no a muchas series, como todos ya sabemos...

Solo comentar que bueno, que Galactus tuviera sus numeros de humano dejo una unica cosa buena, el Gran devorador de Planetas intentado zamparse una bola de billar, ale xD

Hellpop dijo...

Yo también soy muy de los 4F (esos Vértice y esos Bruguera), aunque estoy de acuerdo en que, a partir del Heroes Reborn no han vuelto a levantar cabeza apenas.

fer1980 dijo...

Bueno yo consegui quitarme esos prejuicios gracias a las etapas de Lee-Kirby, de Byrne y de Simonson, son comics, buenos, muy buenos en realidad, pero desde Heroes Reborn, la cosa esta floja, floja y uno ya se cansa, aunque como señala Buzz eso pasa en bastante series, casi todas las demás han tenido etapas más o menos interesantes, la Patrulla con Davis y Morrsion, los Vengadores con Busiek, Thor con la ultima etaoa de Jugers, DD con Bendis o Bru, Iron Man o el Capi la etapa actual etc, pero los 4F nada de nada.

Jaime Sirvent dijo...

Yo no soy fan de los 4 f, pero tampoco les tengo manía y reconozco haber pasado muy buenos ratos leyendo las etapas de Lee y Kirby , y la de Byrne, de la de Simonson no he leído nada, habrá que echarle un ojo.

Sí que es verdad que hace muchísimo que no me interesan, porque las etapas no han acompañado y como tú bien dices los demás personajes han tenido alguna etapa reciente interesante, pero ellos nunca. En fin, a esperar tiempos mejores.

fer1980 dijo...

Y el problema es que el horizonte no se atisba nada bueno, por que Millar es solo fuegos de artificio, al menos Hitch dibuja muy bien, pero no se hasta que punto compensara el asunto.

el gotico dijo...

Millar da todo el sense of Wonder que los 4F necesitan, donde numero a numero, lo mismo hay una pelea de robots, que un vuaje en el tiempo. Muy recomendable

fer1980 dijo...

Si a mi también me esta gustando mucho los 4F de Millar, pero parece que va a ser una etapa corta, en fin habrá que disfrutarla mientras dure.