jueves, 12 de julio de 2007

Supreme Power, un balance personal.

Tomando ejemplo de Lord, y su semana del Escuadrón Supremo hoy voy a adaptar un poco un post que es su día escribí sobre Supreme Power para comixaría y lo voy a poner también por aquí.

El Escuadrón Supremo nació a principios de los 70 en las páginas de los Vengadores de la mano de los ya mítico Roy Thomas y John Buscema, el primeo ilusionado con la posibilidad de realizar un cruce entre la JLA y los Vengadores (lejos quedaban todavía los crossovers entre editoriales) decidió crear la versión Marvel del poderoso grupo de la Distinguida Competencia, así primero como el Escuadrón Siniestro y más tarde ya como el Escuadrón Supremo los personajes pulularían por la páginas de los Vengadores durante muchos años en historias de calidad variable (aunque generalmente alta), entre sus miembros encontraríamos a personajes tales como Hyperion (trasunto de Superman), Doctor Spectrum (Green Lantern), Princesa Poder (Wonder Woman) o Nighthawk (Batman).

La importancia de estos personajes aumentaría exponencialmente cuando a medados de los 80 Mark Gruenwald escribiera una miniserie de 12 números sobre los personajes en la que estos se hacían con el control de la Tierra contando prácticamente solo con la oposición de Nightawk, la historia de altísima calidad puede ser considerada por derecho propio como un clásico absoluto de la historia de Marvel y su influencia en importancia en el género sería mucho mayor de no haber prácticamente coincido en el tiempo con obras cumbre como Watchmen (con la que comparte algún planteamiento temático) o Dark Knight.

Tras esto los personajes seguirían apareciendo en distintos proyectos y serie regulares hasta que en el año 2003 el prestigioso guionista J. Michael Straczynski lanzó la idea de recuperar la esencia de los personajes con un nuevo proyecto en el cual se realzaría una especie de versión Ultimate del Escuadrón Supremo clásico (una versión de una versión, lo cual no deja de ser curioso), el proyecto que se llamaría Supreme Power, contaría con los lápices del excelente Gary Frank y se enmarcaría en la línea Max (la línea adulta de Marvel) con el objetivo de eliminar cualquier tipo de restricción creativa.

La historia parte de la llegada de Hyperión a la Tierra (un calco de la Superman, hasta que se produce un matiz clave que lo diferencia todo) y a partir de ahí se centra en la existencia de varios seres con superpoderes influidos por la llegada del mismo narrando así la antesalade la creación del poderoso supergrupo, el comic juega una vez más con la pregunta ya clásica de ¿cómo seria el mundo si los superhéroes existieran de verdad?, idea múltiples veces tratada en el género y que más allá del trabajo de Gruenwald ha dado lugar a obras maestras de la talla de Watchmen o Miracleman (ambas de Alan Moore); y es precisamente la existencia de estas obras lo que en gran medida perjudica a Supreme Power, ya que al tener tal planteamiento la comparación se hace inevitable y son pocos los comics que resisten la misma con semejantes trabajos, JMS tal vez consciente de ello, asume e incluso homenajea (o imita depende como se mire) a Miracleman a lo largo de su obra.

Más allá de esto y analizada individualmente, Supreme Powerse trata de un magnifico comic excepcionalmente dibujado, JMS nos presenta un mundo duro y cruel, peligrosamente parecido al nuestro, donde el cinismo y la mentira están al orden del día, un mundo en el que Hyperion se ve incapaz de marcar una diferencia, y en el que al final solo quiere que le dejen en paz, un mundo capaz de encumbrar y vilipendiar aun héroe con la misma facilidad que uno se cambia de camisa.

Bajo este prisma Supreme Power comparte similitudes temáticas con Authority y Ultimates, pero carece de la violencia gratuita y la simpleza de la primera y del mero fuego de artificio que supone la segunda, mostrándose a si muy superior a ambas, mucho más inteligente y madura, en Supreme Power la violencia es significativa y cruel, el mundo no se puede cambiar simplemente derribando gobierno que no gusten y los personajes son algo más que clichés con patas diciendo frases “molonas”, los 18 números que dura Supreme Power, sin ser (ni estar cerca de ser) una obra maestra, si se muestran como una obra inteligente en la que el autor sabe lo que quiere contar y como quiere contarlo, asumiendo sus limitaciones y conociendo sus virtudes contando además para ello con un excelente dibujante casi perfecto para esta obra.

Sin embargo todas estas virtudes, se ven algo deslavazadas por su propio éxito, la colección que se convirtió en la más vendida con diferencia del sello Max, genero hasta tres spin-off de calidad harto variable, el primero centrado en al figura del Doctor Spectrum escrito por la protegida de JMS, Sara “Sam” Barnes y dibujada por un mediocre Travel Foreman, supuso un autentico fracaso creativo, ya que el intento de penetrar en la mente y motivaciones del personaje solo consigue provocar tedio y una sensación de pretenciosidad vacua, no mucho mejor es el segundo spin-off en este caso centrado en la figura de Nighthawk, realizado por el clon malo de Ennis, Daniel Way y dibujada por Steve Dillon la miniserie consiste en comic lleno de violencia gratuita que trata de marcar las diferencias entre este personaje y Batman, pobre, pobre y ni siquiera el trabajo de Dillon consigue sobresalir de la mediocridad de un guión malo y lleno de tópicos, más relevancia tiene el tercer spi-off, centrado en la figura de Hyperyon realizado por el propio JMS en el guión con Dan Jurgens al dibujo, el comic supone la transición perfecta desde Supreme Power hasta Supreme Squadron ya que en el se sientan las bases del futuro supergrupo, se trata de una miniserie de calidad muy superior a las otras dos pero que desgraciadamente se encuentra muy lejos de Supreme Power en cuanto a calidad, JMS cierra varias tramas de manera poco original y convincente y sienta las bases del futuro grupo cuyo primer tomo se acaba de publicar en España y que sigue claramente las tendencias marcadas en Hyperion, un comic entretenido sin más, pero lejos muy lejos de los planteamientos y la calidad de Supreme Power.

13 comentarios :

lord_pengallan dijo...

Yo no diria muy lejos, pero es cierto que se nota la dejadez del autor y el cambio a un sello mas restrictivo. El problema es que la historia se alaraga demasiado, en general todos sabemos a donde quiere llegar Stra y como todavia no hemos avanzado nada en todo este tiempo, esto hace que la obra pierda interes.

fer1980 dijo...

Si la verdad es que avanza de forma muy lenta, pero lo que no me ha gustado es la resolucion de la trama de Supreme Power en el tomo de Hyperion, una resolución totalmente convencional y que no me gusto en exceso, pero bueno sigue siendo un comic interesante.

lord_pengallan dijo...

La resolución ha resultado un poco facilona y el modo va un poco en contra del tono de la serie, pero Stra tenía planeado llegar allí. Lo hbría hecho así de no salir del selli Max? Lo habría hecho así de ocuparse de ella con más interés?

fer1980 dijo...

Yo creo que la clave esta en lo que tu has dicho ya varias veces, creo que JMS empezo muy motivado e ilusionado con este proyecto y eso se nota en Supremen Power, pero creo que a medida que ha pasado el tiempo ya sea por otras ocupaciones ya sea por falta de ilusión lo ha ido dejando de lado, y eso se nota y en mi opinión y mucho.

Ismael dijo...

¡No hay estructura! Este es el problema, se tiene una idea (quizás una serie de argumentos interesantes) pero nunca un guión completo. Superhéroes, estado represivo, reclutamiento social y manipulación creativa publicitaria, dominación mundial, ansia por transcender la condición humana en un contexto de dominación mundial... Sí, muchos motivos pero no hay una emisión intencional del guionista por ninguna parte. ¿Sabia lo que deseaba expresar o sobre que línea del mensaje profundizar? Yo creo que no, solo tenía un montón de imagenes chulas en la cabeza (por eso comenzo desde cero).
Mucho mejor la fabulación del Gruenwald. Es más sencilla y puede que discurra siempre en la misma dirección (una narración de lo más típica entre los supers) pero al menos sirve para mantener un mensaje dirigido por el autor.

lord_pengallan dijo...

Buen Ismael puede ser, razones no faltan, pero igual son los tiempos de hoy, donde las historias se alargan y se entretienen en detalles superfluos pero molones, lo que provoca eso.
Yo creo que JMS si tiene un final y un plan, que es contar lo que hizo Gruenwald, pero aprovechando el posmodernismo y la propia experiencia de Gruenwald para hacerlo mejor. Ademas, creo que se considera mejor que este, sino porque ponerse a hacer una version del ES?

fer1980 dijo...

Yo también pensaba que JMS tenía un plan, lo que pasa que ahora que parece que abandona la coleccion tras el n´mero 7 no se que pensar, un obra que debiera ser de autor y cerrada va a pasar a manos de otro guionista con sus propias ideas y planes, no se es una autentica decepción.

Por lo demás Ismael, creo que es cierto que SP puede resultar en ocasiones demasiado pretenciosa y buscar golpes de efecto, pero aun así creo que esta bien contada y parece haber un camino al que dirigirese, aunque claro visto lo visto solo era apariencia.

lord_pengallan dijo...

También me he enterado y lo encuentro absurdo. Es decir, la única razón de existencia de esta cole es que JMS quería versionar a Gruenwald, ahora que eso no va a ocurrir, qué sentido tiene continuar?
Lo van a convertir en un supergrupo más? Va a ser una versión de Authority o de los Ultimates? Lo van a meter en el UM?
Es que la cole es universo en si mismo, hay que ser muy buen guionista para sacar historias sin tener pasado y muchos pjs a los que recurrir. Yo de momento, me leeré en la FNAC esos números (si los publica Panini), porque no confio mucho.
Menuda mierda, el JMS nos ha dejado a todos colgados.

fer1980 dijo...

Si la verdad es que es un poco una estafa, yo creo que, como ya dije JMS empezó muy, muy ilusionado con el proyecto y poco a poco a ido perdiendo gas, en fin, a ver quien es el sustituto y si merece o no la pena el asunto.

Hellpop dijo...

Madre mía, QUÉ COÑAZO de cómic. ¡Pero si todo lo que cuenta está más visto que el tebeo (y, para mas inri, en tebeos)!

Supreme Power sólo me sirve para recordarme que, Gruenwald, sin ser un genio ni mucho menos, al menos sabía hacer un tebeo interesante con una dirección definida.

Eso sí, es mejor que los 4F de Straczynski, que ahí sí que es directamente para lapidar al tío.

fer1980 dijo...

Si, es verdad que todo lo que se narra en Supreme Power esta muy visto, pero aun así esta bien narrado, y parece que JMS sabe a donde quiere ir a parar, lo malo es que solo lo parecia ya que visto lo visto va a ser que no.

Sobre los 4F totalmente de acuerdo contigo malos, malos, lo que teniendo en cuenta que la etapa de Waid me pareció mediocre, la de Pacheco y Marin mala con avaricia, la Claremont y Larroca floja, floja....en fin que al menos para mi llevamos ya demasiado tiempo leyendo comics entre mediocres y malos de los personajes, a ver sus sustituto que tal pero como no mejore la cosa me bajo.

Hellpop dijo...

A mí la de Pacheco no me disgustó... De hecho, tiene momentos que me parecieron bastante buenos y con los personajes muy bien caracterizados, que es lo que echo a faltar en Los 4F desde Heroes Return.

Para mí, a Straczynski me lo sacas de sus cinco años de Babylon 5 y... buf, qué mediocre me parece.

fer1980 dijo...

Bueno la etapa de Pacheco empezó bien y tal, pero para mi acabo degenerando cosa mala, la saga de la Zona Negativa y la Abraxas me parecieron malas, malas, por lo demás a mi el Spidey de JMS y Romita Jr. si me gusto mucho y su Midnight Nation también, por otro lado no he visto Babylon 5 no me gusta demasiado la Ciencia Ficción pura.