miércoles, 21 de marzo de 2007

¿Cuáles son los problemas del comic de superhéroes actual?

¿Vivimos una nueva edad dorada?, ¿han vuelto los 90?, son cuestiones interesantes para las que supongo todos los aficionados al género tenemos nuestras propias respuestas, aquí van las mías.

Sin duda la cuestión planteada en el titulo es bastante compleja y de difícil respuesta, vivimos una época de contrastes en la que para muchos, estamos ante una nueva edad dorada del comic de superhéroes pareja a la vivida en los 80, mientras que para otros vivimos unos nuevos 90 algo más camufladillos al ser las estrellas los guionistas y no los dibujantes, y lo cierto es que ambas vertientes tienen sus argumentos para justificar sus ideas, así los primeros aducen la calidad de colecciones como el Capitán América de Brubaker, el Daredevil de Bendis o los Nuevos Titanes de Johns, mientras los segundos señalan, no sin razón, el regreso de las portadas múltiples, los crossovers anuales o los fichajes de relumbrón a golpe de talonario (independientemente de la calidad del artista en cuestión) para justificar su postura.

Sea como sea, bajo mi punto de vista si existen ahora una serie de elementos en el comic superheroico actual que no terminan de convencerme, no significa que esos elementos sean males como tal, si no que para mi lo son, a continuación paso a señalar algunos de ellos:

- Ya no existe la sorpresa,
los grandes cambios arguméntales, las muertes, los cambios (o supuestos cambios que todos sabemos de que va esto) en el status quo, ya no se leen en los comics, tanto Marvel como DC se encargan de reventarlos a través de las previas, haciendo que esa sensación impactante de leer una historia sin saber prácticamente nada de ella haya desaparecido, no se, tal vez en este aspecto sea un nostálgico, pero cuando yo empecé con esto de los comics me gusto (e impacto) enterarme de la conversión de Angel en Arcángel en la propia Factor X, hoy en día la historia se hubiese spoilerado por la propia editorial para ganar ventas, y eso resta impacto a unos comics cuya concepción hoy en día ha cambiado mucho.

- La lenta muerte de la grapa
me parece un realidad cada vez más clara, no estoy hablando de la muerte del formato, si no de la muerte del concepto mismo que lo sustentaba, contar una historia en 20-24 páginas que pudiese enganchar al lector y que permitiese disfrutar de un buen rato de entretenida lectura, hoy tanto por la forma de contar las historias (el decompressive storytelling famoso), como y sobre todo por la continua estructuración de las historias en arcos arguméntales de mayor o menor duración, hace que la misma existencia de la grapa se vea cuestionada, un tebeo de 24 páginas se despacha en poco más de cinco minutos, y en demasiadas ocasiones no cuenta gran cosa, resulta sorprendente la cantidad de veces (y sobre todo la cantidad de autores no solo con Bendis) en las que hoy en día se dice, “la historia gana mucho leída de un tirón, mes a mes se hace algo pesada”, y eso es para mi un gran problema, ya que en el momento en el que un comic como tal no consigue llenar o contar algo interesante por si mismo, es que algo no se esta haciendo del todo bien.

- Los crossovers,
ya hable de este tema hace poco, así que solo decir ahora, que para mi los crossovers son necesarios, ayudan a ganar cohesión y coherencia a los universos de ficción construidos por Marvel y DC en sus décadas de existencia, sin embargo el problema actual estriba en que al igual que sucedió en los 90 parecen estar convirtiéndose en cita anual obligatoria lo que trae consigo una serie de consecuencias muy negativas. Para empezar el evento como tal (y como muy bien señala Lord_Pengallan) pierde trascendencia, desde el momento en el que sus consecuencias e impacto quedan reducidas a tan solo un año (con la llegada del nuevo evento) la importancia del mismo se ver reducida por la propia naturaleza del nuevo evento que se supone traerá nuevas consecuencias que relegaran en importancia las del anterior, por otro lado y al ser una cita anual casi ineludible, se pierde todo factor sorpresa y la situación se convierte en un mero “haber que inventan este año”, y por último se perjudica y mucho la faceta creativa de las series regulares cuyos autores habrán de condicionar sus historias en función del evento de marras, restando trascendencia y autonomía a lo que debería ser el pilar de estos universos de ficción, las series regulares

-El excesivo “realismo”, por regla general me encantan los comics que fuerzan los limites del género, que juegan con la esencia misma de los héroes y tratan de llevarlo un paso más allá, son aquellos comics que buscan un mayor acercamiento del concepto de superhéroe a la realidad, y que como tal buscan llevar al genero por caminos peliagudos, de estos planteamientos han salido obras maestras como Watchmen, Miracleman o Ruleta o comics cuando menos interesantes como Crisis de Identidad, sin embargo este tipo de planteamientos están bien como algo puntual, intentar llevar al genero por esos caminos de forma permanente, no solo es peligroso, si no que supone el riesgo de acabar con el genero mismo, ya que si acercas el concepto de superhéroe a la realidad estas poniendo en jaque la “suspensión de la incredulidad” uno de los pilares en los que bajo mi punto de vista se asienta el género y a partir de ese momento, este puede quedar muy tocado y casi desnaturalizado.


A grandes rasgos estas son mis ideas sobre los principales males que azotan a las dos grandes (Marvel y DC) hoy en día, es posible que haya más o que muchos de los expuestos sean harto discutibles, en todo caso y pese a lo dicho arriba, creo que el momento que están viviendo ambas editoriales desde el punto de vista creativo (y por lo que se esta publicando en España, que es lo que sigo) es bastante bueno, aunque observo detalles que me hacen recelar del futuro, en fin y como siempre el tiempo dará o quitara razones.

3 comentarios :

Ricky dijo...

Muchos de los problemas que mencionas son la evolución de lo que ya pasaba en los 80 y 90:
En los 90 nos dimos cuenta de que un buen cómic necesita un buen guionista, y por eso ahora se llevan los guionistas Hot, y no los dibujantes.
En los 90 y 90 ya estaban de moda las historias-río, y yo vel el descompressive storytelling como una evolución, quizás como consecuencia de lo bien que están funcionando los recopilatorios.
En cuanto a los crossovers, si se dejaron es porque el mercado entró en recesión a finales de los 90 y no se podía forzar la maquinaria. Ahora que las cosas vuelven a encarrilarse, es normal que vuelvan, sobre todo porque si una de las dos grandes saca crossover y la otra no, se come el mercado (por eso después de Dinastía de M nos anuncian Civil War y después de la Crisis y 52 nos viene Countdown).

El único que realmente es de nuevo cuño es el de la falta de sorpresa, consecuencia de que ahora vivimos en un mundo informatizado, y sobre todo de que en los EE. UU. se compra vía previews (es decir, que si anuncias algo gordo para el nº25, es posible que el 24 se venda también muy bien y necesite una 2ª tirada).

lord_pengallan dijo...

Yo creo que los 2 primeros puntos son bastante irresolubles, porque responde a la evolucion de las costumbres. Aunque yo estoy dispuesto a donar mis organos a la grapa si es necesario. Pero para que triunfe de nuevo, se necesita un cambio radical en editores, autores, compradores, etc. En la industria en general.
En el punto de los crossover totalmente de acuerdo. Supongo que es ciclico, cada 10-15 años toca atracon de crossovers. Supongo que esto se resolvera solo, ya que el comprador y las coles regulares se acabaran resintiendo de seguir siempre la estela de estos megacrossovers. Aparte de que los que les pille esta situacion de nuevas, pronto se daran cuenta de que siempre es lo mismo, mucho marketing pero nunca pasa nada de nada.
En cuanto a lo del realismo, completamente de acuerdo. Puede acabar por incluso hacer desaparecer el genero como en los 50. Pero yo creo que sobre todo se debe a que ya la gente, principalmente los guionistas, no creen en heroes. No se creen que alguien con superpoderes sea una persona buena y cuerda, o esta chalada o intenta abusar de su poder en su beneficio. Si alguien piensa que los supers son gente legal, no escribe Crisis de identidad o Authority por ejemplo.

fer1980 dijo...

Bueno, Ricky si es cierto que lo que esta pasando ahora es una evolución del género desde los 80 y los 90, y que lo del decompressive, puede ser el resulatdo lógico de esa evolución, pero lo cierto es que es una pena por que poco a poco se esta acabando con la fuerza del comic de 24 páginas que por si mismo esta empezando a carecer de valor, es cierto que en los 80 ya se estilaban las historias-rio, pero cada número tenía (casi siempre) peso o valor por si mismo, justifica en si el precio que costaba, hoy en día eso se esta perdiendo, y los comics adquieren su valor, solo cuando se completa la saga, sobre los crossovers, pienso igual que tu, en cuanto se asentado el asunto han vuelto, pero no deja de ser una lastima que la hsyan hecho de esta manera.

Lord, yo tembién creo que los dos primeros puntos tienen dificil solución, o al menos yo no se la veo, en especial al segundo punto (el primero con todo, me parece menos grave) como señala Ricky, lo que ha sucedio a este respecto forma parte de la evolución del género y no creo que cambie, sobre los crossovers, bueno seguirán siendo casi anuales mientras vendan, y de momento no es que vendan es que arrasan, así que nada es lo que toca, por lo que se refiere al realismo poco que añadir me gustan mucho este tipo de historias, pero cuando se apoderan del género algo va mal.