viernes, 5 de agosto de 2011

Carnivále, destino y libre albedrío en la Gran Depresión Américana

Solo fueron dos temporadas de las seis inicialmente previstas, y es que incluso la HBO es esclava de los costes de producción, pero la serie creada por Daniel Knauf (co-guionista, junto a su hijo de una interesante etapa en Iron Man, y del fallido relanzamiento de Los Eternos), se ha transformado por méritos propios, en una serie de culto cuyos fans llegaron a colapsar a peticiones a la cadena para evitar su cancelación.

Más allá de las consideraciones acerca de la trama, los personajes y la enorme cantidad de referencias que contiene la serie, si Carnivále destaca por algo es por su cuidada ambientación, la fotografía y la dirección artística son las que dotan a la serie de esa entidad propia que la hacen realmente especial.

Con una estética sucia y lejos del glamour asociado tradicionalmente a las ferias ambulantes que van de ciudad en ciudad llevando su espectáculo, Carnivale ambientada en los años 30, en plena Gran Depresion  y transcurriendo en la América más profunda, nos muestra un país en crisis, donde las privaciones y la supervivencia están al orden del día. Los lugares por los que va pasando la feria bien podrían salir de La Mataza de Texas, son sitios desérticos, sin apenas vida y en los que, la poca que hay es tenebrosa y oscura, son lugares en los que la maldad y la decadencia casi se puede palpar en el ambiente, así en Carnivále, los distintos emplazamientos por los que pasara la feria se tornan en algo más que el sitio donde transcurre la acción, transformándose casi en personajes con entidad propia que contribuyen a acrecentar la permanente sensación de opresión.

La serie cuenta dos historias paralelas, destinadas a chocar antes o después, la historia de Ben Hawkins, un joven dotado de una asombrosa habilidad que intenta ocultar por encima de todo, ya que la ve como una maldición y la de Justin Crowe un reverendo metodista que se encuentra en el momento más débil de su fe, hasta que descubre una habilidad que le hace creer de nuevo, aunque al principio no sabe bien en que.

Carnivále, se centra ante todo en la dicotomía entre el destino y el libre albedrío, quedando la posibilidad real de elegir cuestionada, cuando acontecimientos previamente orquestados parecen fluir en una dirección clara....pero el ser humano es complejo y no todo puede ser previsto de antemano, con multitud de referencias bíblicas y míticas, la serie juega con la presencia de la magia y lo sobrenatural, para narrar un arquetipico combate entre el bien y el mal en sus esencias casi más puras.

Concebida inicialmente para durar seis temporadas estructuradas en tres libros, la serie sufrió la cancelación prematura, ante lo elevado del coste de su producción, lo que llevo a la cadena a poder asegurar como mucho una tercera temporada, así, ante la posibilidad de, aún dejando algún frente abierto (aunque la trama central si se concluyo), cerrar al menos el primer libro, se opto acabar en esta segunda temporada antes de correr el riesgo de dejar a medias el segundo libro, en todo caso Knauf ha prometido que intentará contar todo lo que quería contar de una forma u otra, esperemos que lo consiga.

Parecía claro que una serie tan oscura y compleja lo iba a tener muy difícil, pero al menos desde un primer momento recibió el apoyo mayoritario de la critica, y contó con un muy fiel grupo de seguidores, que pese a no poder evitar su cancelación, si consiguieron que Carnivále se convirtiera en una serie culto y muy valorada por su calidad y atrevimiento, sin duda sus dos únicas temporadas son un producto de gran calidad al más puro estilo de lo mejor de la HBO, siendo una de sus series más conseguidas, y eso tratandose del canal que se trata ya es mucho.

5 comentarios :

Yota dijo...

Una serie que veré dentro de poco (espero) siempre la he tenido en la recamara e incluso me compré los dvds de oferta en Londres hace tiempo, pero hay tantas series...

Gracias por la reseña.

Fer1980 dijo...

La serie es corta, solo 24 episodios, pero es muy intensa, realmente merece la pena.

guevillos dijo...

Coñe esta me la apunto, que aun no le habia echado el ojo.

Yota dijo...

Por cierto fer, gracias por tus coments del otro día, en los últimos meses es realmente chungo conseguir coments.

Fer1980 dijo...

Guevillos, pues nada a ver si te gusta.

Yota, si la verdad es que últimamente lo de los comentatios esta muy flojo, la vacaciones supongo.