martes, 21 de abril de 2009

Daredevil: Historia de un hombre sin miedo: Parte CIII: Dibujantes sin miedo III.

Tercera parte de los post dedicados al hombre sin miedo, en este caso con algunos de los dibujantes más importantes y talentosos que han pasado por las páginas del personaje, que por otra parte no puede quejarse en este aspecto.



Klaus Janson: Entintador durante la primera etapa de Miller en la colección, Janson se ocuparía de acabar los bocetos y finalmente del lápiz completo en los últimos números de esta etapa además de ser el dibujante de los primeros números de la etapa O´Neil, en concreto Janson dibujaría los Daredevil volumen I números 173-190 y 192-197.

Más conocido en su faceta de entintador (donde realiza una excelente labor, aunque al dejar tan marcada su impronta no es un entintador para todos los dibujantes, adaptándose como un guante a gente como Miller o Romita Jr.) que no en la de dibujante, su nombre en la industria estaría, al menos en sus inicios, ligado al de Miller además de por su colaboración en Daredevil por ser el entintador de DK.

Dibujante dotado de una solida narrativa, con un trazo feista en apariencia descuidado y con gran dominio de los juegos de luces y sombras, su labor como dibujante además de al cuernecitos se asocia sobre todo a Batman(a lo largo de diferentes miniseries y en su variadas series regulares, destacando sobre todo “Gotico” en Legends of Dark Knight con guiones de Grant Morrison)y Punisher.

Willian Johnson: Dibujante de la colección en el “interregno” que supuso la marcha de Janson y la llegada de Mazzuchelli, Johnson sería el encargado de dibujar el mítico Daredevil 2000 que con una gloriosa portada de John Byrne supuso el regreso de Bullseye, bajos sus lápices encontraríamos los Daredevil volumen I 197-202, el 205 y el 207.

Autor de esquiva y oscura trayectoria, sus lápices pueden ser vistos en colecciones tales como GIJOE, Amazing Spider-man o Conan el Barbaro, autor gris aunque eficaz su labor como dibujante si bien no ha pasado a la historia si merece ser recordada como uno de esos artistas que pulularon por las grandes editoriales y que sin llegar a hacerse un hueco en la industria si realizaron un digno trabajo.



David Mazzuchelli: Dibujante de los Daredevil volumen I números 206, 208-217, 220-223, y 225-233, ver su evolución en las páginas del hombre sin miedo fue un autentico privilegio, su presencia, contribuiría de manera decisiva a convertir Born Again en el mejor comic de la historia del personaje.

Curioso lo de este artista, encumbrado al éxito por su labor en Daredevil y posteriormente (de nuevo junto a Miller) con Batman: Año Uno, Mazzuchelli abandono el comic comercial para iniciar una prometedora carrera como autor independiente de la que apenas si saldría diversas páginas para antologías y la adaptación de un relato de Paul Auster llamado City of Glass, demasiado poco para un artista lleno de talento y dotado de una inmensa capacidad narrativa.

Louis Williams: Dibujante de los Daredevil volumen I números 237, 239-240 y 243-244, fue lo más parecido a un dibujante regular con lo que contó Ann Nocenti antes de la llegada de John Romita Jr., lo cual no es mucho decir habida cuenta la cantidad de números que dibujo.

De nuevo en la línea de Willian Johnson nos encontramos ante un artista de escasa y difusa carrera en esto de los comics cuyos trabajos más destacados precisamente sea su colaboración con Nocenti en Daredevil, autor de estilo clásico fue el dibujante de gran parte de los comic del personaje que permanecen inéditos en España.



Rick Leonardi: Dibujante de los Daredevil volumen I 248-249, 277, 354, 356 y 377, su colaboración con el personaje dice mucho (al igual que en el caso de Sal Buscema) de su carrara entre las grandes del comic americano.

A pesar de innegable talento, y de que no es un dibujante lento, lo cierto es que Leonardi, más allá de Spiderman 2099 junto a Peter David y en menor medida Capa y Puñal con Bill Mantlo apenas si ha tenido la posibilidad de realizar una etapa más o menos amplia en alguna colección, autor por tanto que ha pasado por mil y un colecciones, bajo sus hábiles lápices (cargados de angulosidad, buen ritmo narrativo y excelente dominio de la composición de página) han pasado coleccioness como Amazing Spider-man, Uncanny X-Men o Nightwing.



John Romita Jr.: No deja de ser curioso que un dibujante (y un apellido) tan explícitamente ligado a Spiderman haya realizado (aún a día de hoy) uno de sus mejores trabajos para Daredevil (por otra parte el personaje favorito de su padre), Romita Jr. sería el encargado de dibujar los Daredevil volumen I números 250-257, 259-263, 265-276, y 278-282, además de ser el dibujante de la miniserie de cinco números Daredevil: El hombre sin miedo, donde bajo guiones de Miller se recontaba el origen del personaje.

Ser hijo de un artista tan legendario como John Romita Sr. puede ser tanto una ventaja (de cara a abrirte puertas) como una desventaja (la eterna comparación, y más si no se da la talla), el que a Romita padre se le haya añadido el Sr. después del nombre muestra a la claras la importancia y calidad de su hijo, que le han llevado si no a superar si cuando menos a igualar la importancia su importancia para la Casa de las Ideas.

Tras unas primeras (y algo verdes todavía) colaboraciones en Spiderman, Romita Jr. se haría un hueco en la industria gracias a su magnífica etapa en Iron Man junto a Micheline y Layton (cuyo entintado realzo sus lápices), después regresaría a Spiderman para marcarse una brillante etapa junto a Roger Stern para pasar a los X-Men de Claremont, donde su estilo anguloso y algo sucio en ocasiones no termino de convencer del todo en su momento, sería Daredevil la colección a la que acudiría a lamerse las heridas y consagrarse definitivamente como una superestrella, y a partir de ahí apenas si ha habido personaje Marvel que no haya tocado: de nuevo Iron Man(con guiones de Byrne) y los X-Men (dibujando el mítico Uncanny X-Men 300), multitud de etapas en Spiderman (especialmente significativa su colaboración con JMS), Hulk (destacando su etapa con Bruce Jones o World War Hulk), Thor (en los inicios de la larga etapa de Dan Jurgens en la colección), Los Eternos (junto a Gaiman) etc, etc.

Un autor polifacético y cargado de fuerza, cuyo trabajo recuerda más a Kirby que a su padre; sin Romita Jr. sería imposible imaginar la Marvel no ya de los últimos años, si no de las últimas décadas un autor que a lo tonto ya lleva 30 años dando lo mejor de si en cada proyecto y siendo aún hoy uno de los mejores artistas de la editorial.