viernes, 16 de noviembre de 2007

Martha Washington Goes to the War, de por que segundas partes nunca fueron buenas.

Tras el excelente resultado de Give Me Liberty, Miller y Gibbons decidieron hacer una segunda parte de la historia, decisión que si bien comercialmente resulto rentable, desde un punto de vista creativo la situación fue bien distinta.

Martha Washington Goes to the War, fue originalmente una miniserie de cinco números publicada bajo el sello Legend de Dark Horse entre 1994 y 1995, en España ha tenido al menos dos ediciones de la mano de Norma siendo la última un bonito tomo recopilatorio en cartoné publicado a finales del 2005.

Si bien es cierto que Martha Washington Goes to theWar no es ni mucho menos un mal comic (casi lo contrario), no es menos cierto que la obra dista mucho en profundidad, atrevimiento e inteligencia de esa maravilla que es Give Me Liberty, obra de la que al ser la segunda parte se antoja inevitable la comparación, y es que si por algo destacaba Give Me Liberty pese a ser claramente una obra de Miller contando con muchos de sus tics y obsesiones, era por que al contrario que en otras de sus grandes obras , la trama pese a girar en torno a una figura central, se centraba en el entorno, un mundo en decadencia, demasiado parecido al nuestro y lleno de referencias de cadente actualidad que invitaban a la reflexión; Goes to theWar por el contrario se nos muestra como una obra centrada en la vida y milagros (sobre todo en los milagros) de Martha Washington, transformándose de esta manera en un comic mucho más convencional y de mensaje mucho menos poderoso que su predecesor.

Martha Washington de la que en Give Me Liberty asistíamos al crecimiento y formación, aparece ya en Goes to theWar como un personaje plenamente formado, un personaje al más puro estilo Miller: duro, seguro de si mismo, y con un sentido del honor y del deber por encima de lo normal. Además sus cualidades sobrenaturales (¿superheroicas?) tan comunes en casi todos los personajes de Miller se manifiestan en hechos como en su capacidad para sobrevivir al aplastamiento por un muro solo a pura fuerza de voluntad. Martha Washington se convierte así en el personaje absolutamente central de la obra quedando el entorno casi como algo secundario que reacciona casi en función de sus acciones,. La obra permite de esta forma profundizar en el personaje y su relación Pluma Roja y en menor medida con Andrajann la cual si embargo tuvo un mayor papel en la primera parte,. Por otro lado en Goes to the War el paralelismo político resulta mucho menos evidente y la trama gira en torno a la existencia de unos supuestos fantasmas que se dedican a matar a los grandes mentes de la época y que hacen que todo, todo, funcione mal, evitando de esta forma los supuestos esfuerzos de Pax por restaurar el orden y la unión en un país divido y fragmentado en reinos de Taifas. Será como no, Martha Washington la que desentraña el misterio, y descubre detrás de los fantasmas una sociedad utópica, que pretende extender la paz y la libertad por todo el mundo, contando con la oposición de los dirigentes de Pax que incluso han matado al presidente y lo han sustituido por un robot (la figura del poder político como un pelele en manos de los poderes en las sombras es algo muy común en la obras de Miller), con el objetivo último de mantener la guerra permanente, clave para sus intereses económicos y de control político, elementos ambos irresolublemente unidos.  

Goes to the War, narra por tanto una historia del individuo contra el sistema, una historia de un bien en apariencia absoluto (veremos en la tercera parte que no es así) contra un mal total e irremediablemente absoluto, una historia (con matices) mil veces contadas por Miller, pero que a diferencia de otras veces no logra causar ese impacto emocional que los mejores comics del autor siempre tienen, quedándose un poco a medio camino y siendo por tanto una obra demasiado convencional (que incluso cuenta con un villano de opereta al más puro estilo del comic de superhéroes, en este caso simbolizado en el Cirujano General, quien ya tuvo un papel más secundario en Give Me Liberty) dentro de “comicografía” de Miller. Gibbons por su parte realiza un muy buen trabajo, a altura (él si) de la primera parte de la saga, un estilo claro, expresivo y atractivo que hacen de Goes to theWar una obra visualmente, si no sobresaliente si muy interesante, algo de agradecer ante lo relativamente decepcionante del guión.

6 comentarios :

lord_pengallan dijo...

Post muy certero.
Los he releido hace poco (pero no anime para hacer un post) y me preguntaba el porque del bajo y no daba con ello. Tienes razon, las continuaciones dejan de ser un relato de CF, para centrarse en el pj y hacerle pasar por una trama muy convencional, con lo que se perdio todo lo bueno.
Por cierto, hoy he ido a la tienda y he visto que otra historia mas. Algo asi como la muerte de Martha, no se no me he fijado bien. Tu que sabes de eso? Han sacado Miller y Gibbons otra continuacion sin avisar?

fer1980 dijo...

Si, es Martha Washington Dies, se supone que es la última historia del personaje, Norma dijo que la iba a publicar...aunque no dijo cuando, en este enlaze de entrecomics tienes más datos:

http://www.entrecomics.com/?p=7142

lord_pengallan dijo...

Joder, ni me habia enterado. Para eso leo blogs? Los de ZN no daban noticias?

fer1980 dijo...

Pues en ZN no me suena que lo pusieran no, solo me acuerdo de haberlo visto en Con C de arte y en Entrecomics, pero vaya no lo se fijo, a ver cuando lo saca Norma.

Anónimo dijo...

este tomo es un plagio en la actitud de la Martha de Halo Jones.

ultimamente se le empiezan a ver demasiado las "referencias" a Miller.

experimento 626

fer1980 dijo...

No se no he leído Halo Jones, pero la actitud de Marthe es bastante lógica y coherente con lo narrado en Give Me Liberty así que a mi por ese lado no me chirria nada.