domingo, 8 de mayo de 2016

Historia de un hombre sin miedo especial: Daredevil la serie, segunda temporada.

Estrenado hace ya casi dos meses, la segunda temporada de Daredevil estuvo marcada por las enormes expectativas que había generado el rotundo éxito de la primera. Con todo había varios factores que marcaban la diferencia con respecto a esta, la marcha de los responsables del éxito de la primera temporada y el que por fuerza esta segunda debería tener un tono más superheroico que la primera. Todo esto hacía que no todo pareciera estar a favor de repetir el éxito inicial, aunque la presencia del Punisher y Elektra eran puntos a favor muy a tener en cuenta.

Si la primera temporada supuso una libre adaptación de la miniserie de Frank Miller y Romita Jr, El hombre sin miedo, esta segunda temporada ha sido claramente influida por la etapa Miller/Janson en la colección regular de Daredevil. De nuevo estamos ante una adaptación muy libre de la misma que coge cosas aquí y allí y que en lo que a caracterización de personajes se refiere deja entrever huellas de otras muchas etapas no solo del personaje central. Sin embargo la influencia de la primera etapa Miller con el personaje se deja ver tanto en al presencia de Elektra como en todo lo que tiene que ver La Mano, elementos centrales en esos números. Además la presencia del Punisher también muestra ecos (más lejanos esos si) de esos números, no en vano el primer encuentro entre ambos personajes se produjo en la hoy mítica historia Child's Play”.

Con todo y más allá de las influencias que se dejan ver en esta segunda temporada la serie tenía ante si un reto muy importante, no en vano las dos principales fuerzas motoras de la primera temporada, Drew Goddard y Steven S. Deknight había dejado el proyecto. Los nuevos showrunners Douglas Petrie y Marcos Ramirez (también, como los anteriores, "Whedonboys", con experiencia en el Buffyverso) debía de estar a la altura de una serie que había cimentado su prestigio en su tono oscuro, pegado a la calle, muy a ras de suelo y casi alejado de la estética más puramente superheroica. El problema estaba en que debían hacerlo con un Daredevil ya tornado en héroe con su traje y todo y trayendo personajes como Elektra o La Mano que, mal llevados, podían alejar el foco de ese tono más urbano que tanto éxito tubo la primera temporada.

En general y con matices se puede decir que Petrie y Ramirez salen con éxito de la empresa. Esta segunda temporada se estructura en torno a dos grandes arcos. Por un lado la llegada del Punisher y todo lo que esto representa, con Jon Bernthal enorme que muestra el gran tino del casting. Aquí, la serie consigue mantener el tono y estética de la primera temporada, acierta de lleno al plantear el choque ético entre ambos personajes, haciendo especial hincapié en aquello que les une, mostrando como Daredevil si pierde el control puede convertirse en lo mismo que Punisher. Destaca en otras, la escena de la chimenea, inspirada en un cómic de Garth Ennis, donde los responsables de al serie demuestran conocer mucho mejor al personaje que el guionista de Predicador. Además en este episodio asistimos también a una espectacular escena de lucha en unas escaleras que recuerda a la del pasillo del segundo episodio de la primera temporada y que resuelta en un falso (pero maravilloso) plano secuencia lo que se empieza a convertirse en una suerte de sello de estilo del show.

En esta parte de la trama además de profundizar en el tono de la serie, juega también muy bien con la faceta de abogado del personaje y el show que muchas veces parece, al menos visto desde lejos, el sistema judicial americano. Destaca sobremanera la figura de Karen Page, mucho más activa y protagonista de lo que quizá lo fue nunca en los cómics y que termina siendo una figura clave en la resolución de al trama. También se profundiza en como la labor de Matt como Daredevil le afecta tanto en su trabajo como en sus relaciones personales lo que desemboca en el final abierto de la temporada.

El segundo gran tema gira en torno a la llegada de Elektra y aquí los responsables no consiguen estar tan afinados como en el caso del Punisher. La Elektra que nos muestra el show recuerda más al personaje mostrado por Miller y Romita Jr. en la miniserie de El hombre sin miedo que no al personaje creado por el propio Miller para la serie regular del cuernecitos. Estamos antes un personaje plagado de demonios interiores, incapaz de controlar su sed de sangre, que disfruta no solo luchando, si no matando y que solo parece encontrar algo de paz en su amor por Matt. Elektra al igual que el Punisher, pondrá el foco en el dilema ético al que se enfrenta Matt cada vez que se pone el traje de Daredevil y como este dilema le hará plantarse su papel como héroe. El problema estriba en que por un lado la serie no se atreve a ir tan lejos como debería con el personaje, quedando un poco a medio camino entre lo que debería ser y lo que es y que por otro lado Élodie Yung no muestra ser tan buen acierto de casting como Bernthal siendo incapaz de trasmitir todo el tormento interior de un personaje tan complejo como Elektra.

Pese a estas pegas y a que todo lo relacionado con La Mano ya no es tan impactante como lo fue en su momento (ahora la cultura japonesa no es tan desconocida, tan exótica, como lo era en occidente cuando Miller creo estos cómics) la historia se sigue con interés e incluso termina convergiendo de manera bastante orgánica con la presencia del Punisher. Presencia esta, que junto a la evolución de los tres personajes centrales (destacando el papel de Foggy como conciencia del héroe, muy en la línea de como fue tratado el personaje por Bendis) se tornan en lo mejor de una segunda temporada que sin ser quizá tan redonda como la primera sigue siendo una serie magnifica, sin duda la mejor de las múltiples series superheroicas actuales.

4 comentarios :

Paco bravo rojas dijo...

Pues a mí,habiendome gustado mucho la primera temporada,la segunda me ha gustado aún más.Por supuesto,destaco el personaje de punisher que está impresionante.Me encantó cuando se dedicaron a contar la historia carcelaria de kinping y punisher que se me antojó corta y me hubiera gustado que se hubiera alargado pero hay que reconocer que la serie es daredevil y no punisher en la cárcel.
Y para mí, el momentazo de la segunda temporada( y lo es porque de verdad que se me puso la piel como escarpias)fue el momento de asalto de los ninjas al hospital.
En definitiva,espero con muchas ganas la tercera temporada.Mientras,llevo tres episodios de alias y a ver qué tal.

Fer1980 dijo...

La parte del Punisher es espectacular, cierto, pero creo que la temporada esta algo desequilibrada ya que la parte de Elektra siento que es bastante inferior. Con todo sigue siendo una gran serie.

.marc dijo...

Está siendo un vicio tremendo haber descubierto este blog, con tanta información como aportas sobre uno de mis top 3 (super)héroes favoritos, DD.
Suscribo todo lo que dices sobre la primera y segunda temporada. La primera me pareció sublime. No solo era una buena serie de superhéroes, era una muy buena serie. Sensaciones parecidas a las que consiguió Nolan con su Batman, hacer una buena peli (que además era de super-héroes). La primera temporada de DD me parece estar a años luz de cualquier otra serie de superhéroes. Todas las demás me parecen sólo... entretenimiento, sin llegar a entusiasmarme. La primera de DD me dejó francamente alucinado con el buen hacer en temas de caracterización del personaje (principal y secundarios), ambientación, drama y dirección.
La segunda en mi opinión, y de forma general, no ha llegado a rallar el mismo nivelazo de la primera salvo en algún momento con Frank Castle y la pelea en el edificio estilo The Raid. Coincido en que Elektra no ha dado tanto de sí y en su global la segunda temperada ha tenido altibajos.
Por cierto, entiendo que el malo del "ataúd" que se presenta para la 3a temporada es el Bullseye que aparece a media etapa de Waid, no?

Gracias por todo esto :)

Fer1980 dijo...

Los momentos con Punisher de la 2ª creo que llegan a estar a la altura e incluso por encima de la 1ª, pero esta me parece mucho más sólida en conjunto. Yo lo del ataud lo interpreto más como una posible resurrección de Elektra, no se veremos, que con el tema de Los Defensores al 3ª Temporada esta en barbecho.