domingo, 27 de septiembre de 2015

Historia de un hombre sin miedo especial: Elektra de W. H. Blackman y Mike del Mundo.

Desde que en los fatídicos noventa D.G. Chicheter y Scott McDaniel decidieran traer de vuelta a Elektra durante las páginas de la saga de infausto recuerdo, Caída del Paraíso, tres han sido la serie regulares de las que ha “disfrutado” el personaje. Esta tercera y de momento última ha sido la más corta de las todas con tan solo once número en su haber, números recopilados en España por Panini en dos tomos de la línea 100% Marvel.

En una época en la que Elektra ha ido adquiriendo más protagonismo que nunca (desde su discutible papel en el evento Invasión Secreta, hasta su reciente paso por colecciones como Héroes de Alquiler o Thuderbolts con affair con el Punisher incluido) el que tuviera una nueva serie regular no es extraño, que la misma no haya llegado ni al año si puede llamar más la atención...a menos que se lean los cómics en cuestión, claro.

Y es que el trabajo de Blackman (Batwoman) a los guiones solo puede calificarse de rutinario y apenas si sirve para traer de vuelta a un personaje del que Mark Waid había sacado petroleo en su nuevo estatus dentro de la serie regular de Daredevil, pero que aquí vuelve a sus habituales andadas de nuevo con La Mano de por medio. No resulta en todo caso sorprendente que el trabajo de Blackman no haya servido para consolidar la serie regular de Elektra en el mercado ya que con la notable excepción de Greg Rucka (el único que intento hacer avanzar a Elektra con aquel “has tenido dos vidas y en ambas has sido una asesina, no crees que ha llegado la hora de cambiar”) ningún guionista (y los ha habido muy bueno, Peter Milligan, BM. Bendis, Robert Rodi...) ha terminado de pillar el truco al personaje que siempre ha acabado convertida en una suerte de antiheroina que quiere hacer el bien, banalizando (estereotipando más bien) al personaje creado por Frank Miller.

Así la historia que nos cuenta Blackman no ofrece nada nuevo dentro de este esquema. Elektra como asesina freelance acepta un encargo que se acaba enredando y le lleva a tener que proteger a dos personas mientras demuestra por el camino sus inmensas habilidades marciales. Ni siquiera la recuperación del olvidado Gremio de los Asesinos surgido en los X-Men noventeros de Jim Lee impide que el guionista caiga en lugares comunes como son La Mano o el enemigo final. Cabe mencionar si acaso el villano central de la primera saga (los primeros cinco números) tanto por lo escatológico de sus métodos, como (sobre todo) por su plasmación visual o la “imaginativa” manera en la que Elektra vence a una “hipervitaminda” Lady Bullseye.

Con todo, si por algo destaca este tercer volumen, si por algo merece la pena su existencia es sin duda por la labor de Mike del Mundo. Desde sus muy personales y llamativas portadas prodigio de composición, síntesis y variedad de estilos, hasta sus interiores, con clara influencia de Bill Sienkiewickz en un estilo pictórico que no pierde en ningún momento fuerza narrativa y que hacen de esta Elektra un prodigio visual y de del Mundo un dibujante a seguir allá donde vaya. El que además haya sido capaz de completar 9 de los 11 números que componen la colección (los otros dos a cargo de un Alex Sanchez que cumple pero que están muy lejos del trabajo del filipino) dan muestra de una profesionalidad y capacidad de trabajo no muy común en estos tiempos.

Lo que a grandes rasgos viene a demostrar este tercer volumen dedicado a Elektra son las tremendas dificultades que muchos guionista de gran talento encuentran para conseguir hacer brillar a un personaje que más allá de las manos de Frank Miller, no parece tener quien le escriba. Uno se pregunta si no hubiera sido mejor dejar a Elektra en ese limbo mítico de personajes cuya fuerza e influencia es mayor por su ausencia que no por su presencia, un limbo que en esto de los cómics de superheroes cada vez es menor, pero que sigue existiendo con personajes como Ben Parker, Jack Murdock, Gwen Stacy o Thomas y Martha Wayne. Un limbo en definitiva, del que, visto lo que se ha hecho con el personaje desde su regreso, Elektra nunca debió volver.

2 comentarios :

Dani Campoy dijo...

Muy interesante, ta paso mi blog , soy dibujante, a ver que te parece ys i lo puedes seguir

http://danicampoy.blogspot.com.es/

Fer1980 dijo...

Interesante blog. Añadido a mis enlaces.