martes, 29 de enero de 2013

“Mis comis” del 2012 y II.

Segunda y última parte del top ten de las novedades que en el campo del cómic más me han llamado la atención a lo largo del año recién finalizado.


5.- Criminal 6 de Ed Brubaker y Sean Philips (Panini-Icon/Marvel): Adecuadamente titulado como “El último de los inocentes”, Brubaker y Philips muestran en este tomo una mirada cínica y feroz en torno a toda una institución del cómic americano: Archie Cómics. Aunque en España son casi desconocidos, los cómics de Archie y sus líos adolescentes y pseudo amorosos con Betty y Verónica son todo un éxito en los USA, incluso hoy en día. “El último de los inocentes” nos sitúa con un sosias de Archie (Riley Richards) ya crecido que metido en una situación imposible regresa a su pequeño pueblecito (Brookview sosia a su vez del Riverdale de los cómics de Archie) para observar como todo, incluso él (sobre todo él) ha cambiado radicalmente. Pasión, asesinatos, sexo, odio y celos se entremezclan en una historia dura y directa que te golpea en el estomago y no te deja respirar desde el principio. Una historia sobre la inocencia perdida y de la imposibilidad de volver a recuperarla y uno de los mejores trabajos de una serie plagada de grandes trabajos.


4.- Rasl 2 de Jeff Smith (Astiberri-Cartoon-Boocks): Tras el arrollador éxito de Bone, Jeff Smith decidió cambiar radicalmente de registro con una historia de corte más adulto, donde un ladrón interdimensional se veía arrastrado a una peligrosa conspiración gubernamental con elementos personales de por medio. Una historia construida en torno a la fascinante figura de Nikola Tesla fabuloso inventor y casi personificación del “ científico loco” tan querido al mundo de los cómics. Smith construye una historia de narrativa prodigiosa marcada por la violencia, el amor, la traición y la venganza. Un relato magnifico que gana leído en su conjunto (había pasado demasiado tiempo entre la publicación de su primer tomo) y que confirma a Smith como uno de los autores más potentes del otro lado del Atlántico.


3.- Batman INC. de Grant Morrison Yanick Paquette, Chris Burnham yy otros (ECC-DC): Que la etapa de Grant Morrison al frente del hombre murciélago esta haciendo historia es algo innegable a estas alturas. Tiene ahora incluso especial merito ante la brutal interrupción en sus planes que ha supuesto todo el tema de New 52. Este tomo publicado a mediados de año por ECC y que recoge las primera de las dos partes que componen la última fase de la etapa del guionista de Los Invisibles al frente del caballero oscuro, no viene más que a confirmar lo dicho con anterioridad. Alejado de la gravedad de RIP o de El Regreso de Bruce Wayne, Batman INC. resulta una lectura dinámica, entretenida que ahonda en el gusto por lo pop del escoces y que incluye incluso una de esas sorpresas finales tan habituales en sus trabajos con los superhéroes. A todo esto se añade que en este tomo los dibujantes si acompañan construyendo una de los relatos superheróicos más gratificantes no solo del año recién finalizado, si no de lo que llevamos de década.


2.- Scalped: El final de la senda de Jason Aaron y R. M. Guéra (ECC-Vertigo/DC): Scalped es ya de manera innegable, una de la grandes obras que ha dado un sello (ya por desgracia condenado a la extinción) plagado ya de por si grandes obras como, La Cosa del Pantano de Alan Moore, el Sandman de Neil Gaiman o el 100 Balas de Brian Azzarello y Edurado Risso Lo que demuestra el calado de la serie de la que estamos hablando. El último tomo que pone fin a los 60 números con los que finalmente ha contado el cómic tiene además la virtud de poner termino de forma adecuada a todo lo que se había venido narrando, sin ambigüedades y sin temor a afrontar la consecuencias de lo hasta entonces contado. Aaron y Guéra nos relatan un final violento (no podía ser de otra forma) pero justo con los personajes. Muchas grandes series tiene el defecto de un final que no deja satisfecho a casi nadie, hasta en eso Scalped es grande. Su final no es solo perfecto si no casi el único imaginable para una obra de genero negro descarnado con personajes extremos y situaciones al limite.


1.- Flex Metallo de Grant Morrison y Frank Quitely (ECC-Vertigo/DC): Segunda obra de Morrison en el top, tercera de Vertigo y quinta de ECC, esta claro por donde han ido este año mis gustos. Resulta innegable que esta obra tenía algo de mítico detrás suyo, incluso antes de que pudiéramos verla en España. En primer lugar derivaba de esa maravilla que es la etapa de Morrison en Doom Patrol, una bendita locura que tenía uno de sus puntos culminantes con la aparición de Flex Metallo. En segundo lugar, la misma concepción del personaje, un poderoso justiciero que podía alterar la realidad flexionado sus músculos, ahí es nada. En tercer lugar era la primera colaboración de una de las parejas creativas más solidas y potentes del cómic americano: Morrison y Quitely. En cuarto y último lugar parecía una obra maldita destinada a no ser nunca publicada por los sempiternos problemas de derechos. Así, cuando se anuncio el cómic las expectativas eran bastante altas y lo cierto es que no han sido defraudadas en absoluto. A medio camino entre al autobiografía y el análisis metalingüístico de los superhéroes tanto en su historia como en su concepto mismo, Flex Metallo resulta una obra que aunque por momentos pude parecer demasiado críptica, es un autentico espectáculo visual y narrativo que desnuda la esencia misma del superhéroe y que nos muestra con una explicitud nada habitual el sistema de creencias de su guionista. Una maravilla en todos los aspectos.