lunes, 19 de enero de 2009

Del Tebeo al Manga: Una historia de los comics. Tomo 4, Marvel comics, un universo en constante evolución.

Una de las iniciativas más interesantes que Panini ha tenido desde que empezó a editar comics en España, es esta historia de los tebeos estructurada en 12 tomos de los que hasta ahora han salido cinco, el cuarto, dedicado a Marvel Comics en el objeto de este post.

Quien más quien menos, el que está metido en este mundillo de los comics de superhéroes conoce la vida y milagros de la Casa de la ideas, al fin y al cabo si algo hizo bien Forum (e hizo muchas cosas bien), fue un proselitismo marvelita en ocasiones excesivo, pero siempre divulgativo, que, quieras que no terminaba calando en el lector, por eso el interés de este libro es relativo, y más teniendo en cuenta la existencia de este maravillo libro de Les Daniels, sin embargo el precio más contenido del tomo de Panini, su vocación integradora (no es lo mismo tenerlo todo en un libro de referencia que desperdigado en cientos de artículos repartidos por multitud de comics), el formar parte de una colección más global, el contar entre sus firmas con gente más que avalada por su buen hacer (mi admirado Laitxo, gran parte del staff de Zona Negativa, la gente del Universo Marvel, de Es la Hora de las Tortas, Julián Clemente o incluso Raimon Fonseca que si consigues obviar su entusiasmo glorificador hay que reconocer que de Marvel sabe un huevo), y el tratarse de una colección dirigida por el gran Toni Guiral (una de las personas que más sabe de tebeos en este país), son suficiente justificación para que, si te interesa el Universo Marvel este tomo sea una compra más que atractiva, al menos a priori.

Entrando ya en el tomo en sí, este, al igual que los anteriores se estructura en diferentes capítulos que analizan las diferentes etapas de la editorial, cada capítulo se organiza a su vez en un cuerpo central que analiza la trayectoria editorial durante esa etapa y en una serie de separatas que se centran en alguno de los aspectos más destacados de los temas tocados en el capitulo, esta organización, aunque se antoja visualmente atractiva, en ocasiones entorpece en exceso el desarrollo de la lectura, que sin embargo si la enfocas correctamente (leyendo primero separatas y luego el cuerpo central o viceversa) se torna ágil y entretenida, sobre todo las separatas.

A falta de completar las últimas páginas, hasta ahora si he podido apreciar tres defectos más o menos relevantes en el tomo, primero (y esto es algo común a toda la colección), se abusa en exceso del dato, el cuerpo central del texto, apenas si es una sucesión de datos tras otra, “tal colección tuvo tal artista en tal año y tal otra se creó en este otro año”, esto se puede hacer en ocasiones algo cansino, falta algo más de reflexión y sobra tanto dato, claro que si hablamos de una obra con vocación enciclopédica tal vez este sea el camino a seguir; el segundo gran defecto que se aprecia en el tomo es que pasa demasiado deprisa por las décadas sesenta (fundacional de la editorial tal y como la conocemos hoy) y setenta (un autentico hervidero de creatividad), centrándose mucho en lo que sucede de los 80 en adelante e incluso con demasiadas páginas dedicadas a la más reciente actualidad (Civil War y demás) época de la que tal vez se carezca de la suficiente perspectiva histórica para juzgarla en una obra de esta características; el tercer gran defecto del tomo es a mi entender el más grave, el tomo es demasiado “hagiográfico” (torciendo un poco el significado del término), se pasa de puntillas sobre la marcha de Kirby en los 70, apenas se toca la polémica de la no devolución de sus originales, y el tema de los derechos de autor, las menciones al polémico carácter de Shooter apenas si ocupan un par de líneas…en fin, que el tomo es más una “historia oficial” de Marvel que otra cosa, centrándose en los claros y obviando concienzudamente los oscuros (salvo quizá en la década de los 90, con la sequia creativa, la especulación y la bancarrota, temas en los que sin embargo, no se profundiza demasiado), algo que por otra parte se aprecia casi desde el titulo porque eso de “en constante evolución”, tiene tela.

Dejando esto aparte, el tomo es una buena fuente de datos, contiene textos de gran calidad, y en general es una obra bastante amena, y una fuente de información atractiva, ¿merece la pena?, realmente creo que sí, no solo este tomo si toda la colección, que espero que cuando se complete podamos ver en bibliotecas por toda España, ya que se trata de un proyecto valiente e interesante, que sin duda merece ser aplaudido.

3 comentarios :

Ismael Fancito. dijo...

El principal defecto es que es en papel. Yo creo que para una enciclopedia como esta bastaban un par de discos. Imagina todas las portadas, fotos y dibujetes que podrían incluir. ¡Hasta audios y videos! Yo me maravillo sobre todo con lo que sería poder ir ampliándola año a año gracias a 'un simple click'. Si fuese posible personalizarla y ampliarla con notas y otros chismes por uno mismo ya sería la leche (me han enseñado una edición digital del Peregrino querubínico que podeia ser violada de mil formas para volverla inmaculada apretando una sola teclita).
Al final ha quedado chula para tenerla en una biblioteca escolar o municipal, pero como 'consultatorium' no me la veo yo.
Todavía tengo la enciclopedia Fauna, por las fotos. Pero desde que soy mayor no he vuelto a leerla porque es fácil encontrar libros dedicados a este u ese otro bicho en español. En cambio con los libros sobre tebeos... Creo que las traducciones deben ser carísimas y no les compensará pagar por ninguno.

Ismael Fancito. dijo...

Creo que siempre repito lo del disco y la edición ampliable y personalizable. ¡Me entra una tiritona cuando pienso que podría hacerse algún día!

fer1980 dijo...

Personalmenteb prefiero un libro, para leer un libro solo necesito el libro y ganas de leerlo, para leer un CD ya necesito un PC, el CD y las mismas ganas, vale los soportes en papel tenderán a desaparecer en el futuro, pero en mi caso donde este un libro (o un comic vaya) que se quite todo lo demás, sigo necesitando el papel para disfrutar de verdad.