lunes, 13 de octubre de 2008

BM: Un homenaje a la mejor línea editorial de la historia de Marvel en España: Iron Man.

Primera de las BM publicadas por Panini en solitario en España, y tal vez la única cuya publicación y cierre pueden ser calificadas de lógicas, algo bastante complicado para una editorial cuya trabajo en el campo de los clásicos solo puede calificarse de desastroso.

Cuando Panini decidió editar directamente los comics Marvel en España en lugar de vender los derechos a Pda fueron muchos los lectores que temieron por la línea clásica, los mensajes además no eran tranquilizadores, que si no vendía tanto como se decía, que si ya veríamos, que si la línea clásica se la podía quedar Pda, en fin que la cosa no estaba muy segura, por eso cuando en Enero del 2005 en los quioscos y librerías especializadas vimos que Doctor Extraño, Hulk y Spiderman seguían adelante sin mayores problemas (salvo el cambio a mensual de estas dos últimas), la tranquilidad fue generalizada, y más cuando se anuncio que en Febrero por fin iba a llegar la esperadísima BM: Iron Man.

Sobre Iron Man había empezado a surgir una especie de leyenda negra, desde 1999, y cuando quedo claro que el formato BM era un éxito , la petición de una BM dedicada al Hombre de Hierro era continua, su llegada se iba posponiendo, y parecía que nunca sería su turno, hasta que cinco años después del surgimiento de la línea y de la mano de Panini por fin llego la BM: Iron Man.

La salida al mercado de esta colección parecía mostrar que Panini quería ganarse la confianza del lector español (¡ que ingenuos éramos entonces!)y que apostaba por la continuidad con la labor de su antecesora que había alcanzado cotas de calidad muy elevadas, sin embargo muy pronto se puso en evidencia el porque del retraso de esta colección, lejos de tonterías tales como que Viturtia le tenía manía al personaje (la BM vio la luz cuando este todavía no había sido contratado por Panini), el problema residía en la popularidad del personaje y sobre todo en la calidad de sus historias, Iron Man no era un personaje (no como ahora) excesivamente popular en España, sin embargo esto también había pasado con el Capi, y eso no impidió que su BM fuera un éxito, dada la calidad de sus comics, por otro lado los primeros números de Thor eran infumables, y sin embargo eso no impidió su éxito dada su pronta mejoría, sin embargo Iron Man....el problema con Iron Man era bien distinto, pese a contar con autores de la talla de Stan Lee, Gene Colan o Archie Goodwing, la calidad de la serie no solo no aumentaba si no que parecía decrecer a pasos agigantados, lo que se veía aumentado por el mediocre trabajo de autores como Don Heck (gran retratista, pésimo dibujante de acción) o George Tuska, a esto se le unía un personaje mal construido (playboy millonario que se transforma en Iron Man por que.....¿si?), carente de claras motivaciones, excesivamente politizado (el superhéroe Marvel que más se embarco en la guerra fría contra la URSS) y que además se dedica a fabricar armas a tutiplén lo que hace que su carácter heroico sea cuando menos cuestionable.

Así las cosas la colección instalada en la mediocridad narrativa no empieza a mejorar (y solo ligeramente) hasta la llegada de Bil Mantlo a la colección lo que más o menos se produce a la altura del número 18 de la misma, demasiado tiempo para esperar la mejora de una colección que esta permanente a la deriva y sin rumbo fijo, Mantlo al menos trata de centrar al personaje darle una motivación más concreta y desarrollar los personajes secundarios, no es su mejor trabajo pero se deja leer, sin embargo el definitivo despegue de la colección no llegaría hasta el número 23, con la llegada de David Micheline/Bob Layton a los guiones y John Romita Jr./Bob Layton a los lápices/tintas, una etapa que tendrá como elemento cumbre la primera crisis alcohólica de Tony Stark (en la saga conocida como “El demonio en una botella”), y que sirve para dotar al personaje de una etapa definitoria referente para futuros trabajos, y para entender la manera de ser pensar y actuar de Tony Stark, más de 150 números (22 volúmenes de BM) hicieron falta para esto, no esta mal no señor, a partir de ahí la colección culmino en el número 28, después de 6 tomos finales magníficos, entremedias la colección paso de mensual a bimestral (antesala de la cancelación), dejo de distribuirse a quiosco (su hábitat natural) y se llego incluso a temer por que se llegara hasta el fin de la primera etapa Micheline/Layton, por suerte por una vez Panini cumplió lo que prometió y la colección alcanzo un final lógico.

Con todo lo dicho ¿recomendaría la BM: Iron Man?, pues más allá del interés arqueológico, salvo los últimos seis números, la colección no merece mucho la pena, auque ahora que Iron Man esta tan de moda con el tema de la Civil War y demás tal vez esta BM cobre relevancia para poder conocer de primera mano los orígenes del personaje, en fin sea como sea y como digo siempre ¡A MI DADME BIBLIOTECA MARVEL!

2 comentarios :

Hiperion dijo...

Wenas Fer,

pues llámame raro, pero a mí la etapa que comprende los Tales of Suspense de Lee y Colan y la primera etapa de la serie propia (con Tuska sin ser entintado por Colleta) me parece muy entretenida, con las apariciones de mucho personaje mítico y un dibujo bastante bueno (en el caso de Colan, magnífico).
Lo que viene después sí que flojea más. Hay un tomo, creo que el 10 o así, que se me atragantó cosa mala.
De la etapa de Michelinie/Romita Jr/Layton está todo dicho y no seré yo quien recalque lo obvio XD.

Saludos.

fer1980 dijo...

No se, aunque si es cierto que Colan (como siempre) hace un gran trabajo, esos números me parecen....aburridos como poco.