martes, 22 de abril de 2008

BM: Un homenaje a la mejor línea editorial de la historia de Marvel en España: Los Vengadores.

El grupo marvelita por excelencia contó como no podía ser de otra forma con su propia BM lanzada a la vez que la de los 4F y aunque presidida por la irregularidad, se trata de una de la BM más interesantes de cuantas han salido.

Los primeros 16 números de Los Vengadores son un autentico prodigio de espectacularidad, epicidad y cambios constantes, si los 4F eran imaginación y creatividad desbocadas Los Vengadores eran aventura desenfrenada y acción desbordante, un pletórico Jack Kirby acompañado por un inspirado Stan Lee sientan las bases de una colección en la que sus miembros se peleen continuamente, uno de ellos abandona el grupo en el segundo número o encuentran “leyendas vivientes” congelados en el hielo durante décadas.

Los compromisos de Kirby y la dificultad de escribir un comic en la que todos sus miembros tienen colección propia, configuran el que será a partir de ese momento una de las señas de identidad clave del grupo; el cambio constante; todos los miembros fundadores abandonan el grupo, y el Capi se convierte en líder de una banda de exvillanos que todavía han de ganarse el apelativo de “Los Héroes más poderosos de la Tierra”, un cambio valiente y atrevido que abre una de las etapas más soporíferas de la colección, la que va desde la marcha de Kirby a la llegada de Roy Thomas a los guiones, un Lee cansino y repetitivo acompañado de un flojo Don Heck (muy hábil en rostros y expresiones, bastante limitado en todo lo demás), configuran una colección que parece perder el rumbo entre historias que rozan lo absurdo y que ponen en brete la capacidad de Lee como guionista cuando no cuenta con un dibujante creativo que aporte elementos a los guiones.

Será la llegada de Roy Thomas primero y de John Buscema después los que permitan recuperar el rumbo a una colección que poco a poco vuelve a ganarse un merecido prestigio, inaugurando una edad de oro para la serie que permite convertirla en lo que siempre debió ser y que en solo en los 16 primeros números pareció serlo, Los Vengadores se tornan así en el eje central del Universo Marvel, la colección que configura y aglutina el concepto de universo compartido, si los 4F expanden sus fronteras, y Spidey es casi el representante del lector en el mismo, Los Vengadores son el pegamento que aglutina todo, es la colección que se debe leer para comprender que es el Universo Marvel; la llegada de la Visión, la guerra Kree-Skrull, El Escuadrón Siniestro/Supremo, el Caballero Negro, Ultron, Los Invasores etc, todo esto y mucho más en una etapa que tiene su culminación el mítico número 100 y que muestra a las claras que es a lo que se refiere la gente cuando dice de los Vengadores de Bendis “estos nos son los Vengadores de toda la vida”, esos Vengadores se construyeron aquí y Roy Thomas fue su principal artífice.

Tras la marcha de Thomas llego Steve Englehart, el cual con un gran número de dibujantes entre los que destacarían los hermanos Buscema, firma la saga de la Madonna Celestial o el mítico crossover Vengadores/Defensores, otra nueva y brillante etapa que incluso se sitúa en calidad por encima de la de Thomas (aunque no en importancia histórica) una etapa plagada de epicidad, romances, aventuras y magia y que por meritos propios se ha convertido en la favorita de autores de la talla de Kurt Busiek o Carlos Pacheco, los cuales firman en Avengers Forever un homenaje a los Vengadores en general y a esta etapa en particular (de hecho esta serie se vio enormemente favorecida en España por su coincidencia editorial con esta BM).

Tras la marcha de Englehart y tras unos titubeos presididos por un bariburrillo de autores muy dispar, se produjo la llegada de Jim Shooter a los guiones, que firma la que es mi etapa preferida de siempre la colección, ayudado por autores de la talla de George Perez o John Byrne, Shooter eleva la epicidad al máximo firmando obras del calado de La Saga de Korvac o la Trilogía del Conde Nefaria, lo que además se ve incrementado por el final de la majestuosa Saga de Thanos de Jim Starlin, de nuevo el fin de la era Shooter trae una época de incertidumbre que se ve rápidamente solventada gracias a llegada de David Michelinie el cual en estado de gracia por aquel entonces y con la colaboración de Byrne o de Perez firma otra nueva gran etapa en una colección plagada de ellas, el final de su etapa de nuevo presidido por la irregularidad es lo último que vimos en la BM de un grupo que en el horizonte tenía otra época de grandeza la de Roger Stern y John Buscema.

Es curioso observar como la colección se configuro en trono a grandes etapas con interludios de baja calidad que daban paso (como la calma que precede a la tormenta) de nuevo a grandes etapas, tal vez demasiada irregularidad, pero la grandeza predomina claramente sobre la mediocridad durante los más de 200 números incluidos en esta BM.

Como experiencia personal con esta BM solo mencionar que al contrario que en el caso de los 4F, esta si fue una BM que pille enseguida, de hecho y como cuando regrese a los comics ya estaba empezada y al poco salió una segunda edición quincenal, hubo meses en los que estuve pillando tres tomos al mes de una BM que desde el principio me engancho, en fin para acabar y como siempre solo decir, ¡A MI DADME BIBLIOTECA MARVEL!.

6 comentarios :

Anónimo dijo...

Simplemente, esta BM se merece las mejores criticas: la llegada de la vision, la guerra kree-skrull, la troligia de Nefaria, algunos de los mejores autores, las relaciones entre los Vengadores, lo innovador que fue el comic en si (con eso de cambios de alineacion, quedarse miembros pocos conocidos, riñas entre ellos, etc).

A mi la etapa de Stal Lee y Don Heck no me aprecio mala, aunque se noto bastante el bajon de calidad cuando cambio tan radicalmente la formacion. Te corrijo una cosa. Don entro en la serie en el numero 9. El numero 16 fue dibujado por Kirby, el numero que cambio la alineacion, pero vamos, que Heck ya estaba de antes del cambio

Con razon los Vengadores esta considerada como un pilar en el Universo Marvel

Jaime Sirvent dijo...

Me encanta Los Vengadores desde siempre, desde que los descubrí en los ya lejanos en el tiempo cómics de Vértice. Cuando Forum empezó con su mítico volumen 1 yo esperaba ansioso mes a mes a que salieran Los Vengadores, recuerdo la lucha contra el Conde Nefaria, La saga de Korvac, la del Coleccionista con nuestros héroes desapareciendo misteriosamente, luego la etapa de Roger Stern, en fin grandes momentos, y antes la etapa de David Michelinie con Byrne y Pérez. Posteriormente Forum sacó su serie de grapa Clásicos Marvel y leí la Guerra Kree Skrull, la saga de la Contratierra, la saga de Vengadores y Defensores, maravillosas todas.

Lamentablemente las bibliotecas marvel me pillaron en mis años de alejamiento del cómic, poco a poco me voy haciendo con ellas. Lamentablemente gracias a Panini son ya una especie en extinción. Ahora estoy disfrutando la de Thor, y he adquirido otras de un sólo tomo como Pantera Negra de Kirby, Viuda negra o el Nick Furia de Lee y Kirby, y tengo pedidas a Planeta las de Capitán Marvel y Los Eternos de Kirby.Es una pena que esta iniciativa editorial tan espléndida que permite completar lagunas clásicas y leer etapas que de otra forma no hubieran podido estar nunca al alcance de los lectores, me hubiese pillado en esa etapa de abandono de los tebeos.

lord_pengallan dijo...

Puff, pues a mi hasta que llegó Englehart me pareció una serie aburrídisima. Recuerdo que el primer tomo se me hizo muy cuesta arriba, menudo sopor.
Después, con Engle, en mi opinión, la cosa mejora mucho y empieza lo bueno, lo de los Defensores, Korvac, Inmortus, Nefaria, etc.
Es una pena que no tuviese continuidad. Aunque no sé yo, porque me he leído la mitad de la etapa Stern y me pareció muy aburridos.
Creo que lo que favoreció mucho a la cole fue Busiek, ya que paralelamente se publicaban sus vengatas y sus aventuras hacían referencias a aquellas BM de modo que te picaba la curiosidad y te hacía sentir que eran necesarias leerlas. Ahora, ya da igual, nadie se acuerda de aquellos comics. Creo que por eso han muerto las BM. Yo, por ejemplo, me compré la de los vengatas, la de Thor, la de los Eternos y la del Capitán Marvel y desde entonces nada. No me interesaban y nadie me las hizo atractivas (ni editorial, ni autores).

fer1980 dijo...

Gracias por el dato anonimo, hablaba desde el recuerdo y se me colo lo de Heck, por lo demás y como bien dices un pilar clave del UM.

Jaime, a mi tambien me pillo al principio en la época en la que había dejado los comics, cuando volvi debía ir por el 20 o así, pero entre la segunda edición y tal lo fui pillando, es una colección buenisima y con un nivel medio, muy, muy alto.

Lord, la etapa de Thomas es fantastica, a mi me encanta, luego con Englehart la cosa incluso mejora, pero Thomas hizó un grandisimo trabajo, tienes razón en lo de la sinergia surgida entre la etapa de Busiek y esta BM, pero esa sinergia es muy dificil de conseguir, yo personalmente compro las BM por que me gustan de por si no por otros factores, aunque claro muchas las he comprado por completismo como la de la Cosa que la he terminado hace poco, o la de Iron Man que la deje, la recupere con la etapa de Micheline/Layton y acabo de recuperar los atrasados.

lord_pengallan dijo...

Pues ya te digo, hasta Englehart la cole me pareció un coñazo, la habría dejado si no me hubiese gustado este guionista porque ya estaba quemado.
Lo que quería decir es que esa sinergia fue parte del éxito de las BM, algo que no se dice. En mi opinión, no fue sólo el precio, la madurez del mercado o la nostalgia, también fue el back to the basis. Aquello revalorizó los clásicos. En cambio, ahora, los crossovers y que los comics miran para el futuro y se olvidan del pasado, hacen que el comprador tipo no este muy interesado, ni tenga dinero para los clásicos.

fer1980 dijo...

Si en eso tienes razón,hoy en día este tipo de sinergias son muy complicadas, tal vez con Hulka, pero ni aún así.