martes, 13 de febrero de 2007

Daredevil: Historia de un hombre sin miedo. Parte XXVII: De Diablo a Caballero.

Habiendo finalizado ya el volumen uno del personaje, es ya el turno de iniciar el análisis del volumen dos del personaje enmarcado dentro del sello Marvel Knights, sello del que nuestro particular diablo sería estandarte durante tantos años, sin embargo antes de entrar en harina con la etapa en cuestión procederé a realizar un breve análisis, de lo que supuso el sello en su momento, la elección de los autores y su reciente reconversión.

En cierta medida podemos considerar el fallido Herores Reborn como un antecedente del sello Marvel Knights, y es que al igual que entonces Marvel ponía algunos de sus personajes en manos de un sello editorial ajeno a la compañía si entonces lo hizo con los Extreme Studios de Rob Liefeld, y Wildstorm de Jim Lee, ahora hacía lo propio con Event Comics, pequeño sello independiente propiedad de Joe Quesada y Jimmy Palmiotty, de donde saldrían personajes como Ash o Painkiller Jane. Sin embargo las semejanzas acaban aquí, y es que al contrario que en Herores Reborn, la historia de los personajes que pasaban al sello Event, no se reiniciaría desde 0, y además estaría ambientada en el Universo Marvel tradicional, por otro lado tampoco serían primeros espadas quienes pasaría a manos de ese sello, si no más bien personajes más oscuros que o bien contaban con una irregular trayectoria en la Casa de las Ideas en lo que a series regulares se refiere (Doctor Extraño, Pantera Negra, Inhumanos), o bien eran personajes que pese a ha haber tenido gran popularidad durante gran parte de los 90, llevaban unos años de capa caída, (Motorista Fantasma, Punisher), la única excepción a esto podía ser Daredevil, personaje que se convirtió desde el primer momento en la estrella de Marvel Knights, y que sin embargo llevaba prácticamente desde la marcha de Chichester/McDaniel, siendo la serie regular menos vendido de Marvel, pese a esto sin embargo nos encontrábamos ante un personaje creado en plena Era Marvel con más de 30 años de serie regular a sus espaldas, y que había contado con autores tan míticos, como Stan Lee, Gene Colan, John Romita Sr. Marv Wolfman, Ann Nocenti o John Romita Jr, y que sobre todo había contado con dos míticas etapas de Frank Miller, que habían convertido al personaje en un clásico imprescindible de la Casa de las Ideas.

Marvel Knights, nacía con la intención de ser un sello más adulto, donde se contasen historias alejadas de lo que se suponía era el canon superheroico tradicional, y donde tuvieran cabida autores que en principio hubiera sido difícil imaginar trabajando para Marvel, el sello se convirtió en trampolín para Joe Quesada, que se gano el favor del por entonces presidente de la compañía Bill Jemas, permitiéndole ocupar el cargo que aun hoy ocupa el de editor in chieff de la Casa de la Ideas.

Echando la vista atrás, en el sello Marvel Knights, uno puede encontrar autenticas joyas, como gran parte del Daredevil publicado bajo este sello, o los Inhumanos de Paul Jenkins, el sello llegó a contar con un cierto prestigio que hizo incluso que series clásicas relanzadas para la ocasión como el Capitán América o Lobezno pasasen a publicarse bajo el mismo, sin embargo y pese a todo esto, no es menos cierto, que Quesada y Palmiotty (fundamentalmente Quesada, ya que Palmiotty muy rápidamente se quedo atrás) fracasaron rotundamente a la hora de relanzar a personajes como el Doctor Extraño, Punisher o El Motorista Fantasma, e incluso fueron incapaces de mantener la periodicidad mensual de Daredevil al principio, llegando a pasar muchos meses entre la publicación de las primeras sagas (por ejemplo el Marvel Knights: Daredevil 12 se publico en Junio del 2000 y el 13 en Octubre de se mismo año), por lo que el balance cabe ser presentado cuando menos como irregular, lo que no que óbice para el meteórico ascenso de Quesada.

A medida que fue pasando el tiempo, sin embargo el sello fue perdiendo su razón de ser, la mayoría de los cómics que se publicaban bajo el, apenas se diferenciaban de las colecciones “normales” de Marvel (salvo honrosas excepciones) y a mediados del año pasado, se decidió llevar a cabo una profunda reconversión del mismo dejándolo solo para proyectos especiales y sacando de el todas las series regulares que quedaban. Así el DD 81 (ultimo de la etapa Bendis) ha sido el ultimo publicado con el sello Marvel Knights, para el recuerdo quedara una línea editorial que permitió la llegada de la “Era Quesada”, y que trajo consigo a autores como Kevin Smith o David Mack que rara vez se podían haber imaginado escribiendo un cómic Marvel.

4 comentarios :

Nacho M. G. dijo...

Mencionas la maxiserie de Los Inhumanos... jo, que maravilla. La disfruté como pocos. Esa si que es carne de un buen BoM.

FOXXXXXXXXXXXXXXXXX

fer1980 dijo...

La he leido, pero no la tengo, me encantaria que la reditasen, pero si es en BoM como que paso, sus precios me parcen abusivos.

Ternin dijo...

Pues lo de los Inhumanos está a precio de saldo en mi librería habitual ¿es recomendable?

fer1980 dijo...

Si, a mi me pareció muy buena, tal vez algo alargada por momentos, pero muy buena, si esta de saldo yo que tu no dudaba.