miércoles, 17 de enero de 2007

Batman: Año Uno.

Frank Miller es una de mis debilidades maestro de la narración y magnifico guionista, aunque en los últimos años parezca haber perdido el rumbo es innegable que su talento fue decisivo en el paso adelante que dio el genero de superhéroes durante los 80. Habiendo escrito ya en el blog sobre su legendaria etapa en Daredevil (quedan unas cosillas que caerán antes o después), me apetece ahora escribir sobre su (hasta ahora) trilogía de uno de los iconos más reconocibles del mundo superheroico: Batman, empezando por su obra, Batman: Año Uno.

Cuando a mediados de los 80, DC decidió hacer borrón y cuenta con su universo superheroico a través de la magnifica maxiserie Crisis en Tierras Infinitas, tuvo a bien encargar el relanzamiento de sus tres principales iconos (Superman, Batman y Wonder Woman) a figuras casi ya legendarias en el mundo del comic-boock, y así mientras que Superman fue a parar a manos de John Byrne y el destino de Wonder Woman recayó en George Perez, la situación en Batman fue algo distinta y es que al contrario que en los casos anteriores el responsable del relanzamiento no vendría para quedarse una larga temporada, de hecho estaría en la serie solo durante cuatro números, lo justo para relatar el año uno del personaje, el elegido no fue otro que Frank Miller, algo perfectamente razonable, habida cuenta de que apenas un año antes había sido el responsable de la para muchos definitiva historia de Batman en su Dark Knight Returns, historia que además de redefinir uno de los iconos por excelencia de DC, supuso una autentica revolución para el género de superhéroes revolución que todavía se deja sentir hoy en día.

Miller, llegaba ahora para contar el inicio de una leyenda a la que el mismo había puesto fin, en esta ocasión no se encargaría el mismo de los lápices, si no que estos recaerían en la hábiles de David Mazzucchelli, el cual ya había colaborado con Miller en la magnifica Born Again otro comic cuya influencia, todavía se deja sentir, con estos parámetros se puso en marcha una de las mejores historias jamás contadas sobre el hombre murciélago, una historia que sentó las bases en torno a las cuales se mueve hoy el personaje.

En tan solo cuatro números Miller y Mazzucchelli, narraron la historia de un hombre marcado por una desgracia, un hombre dispuesto a todo para que nadie más tuviera que pasar por lo mismo que el paso, pero sin embargo solo un hombre, y como tal incapaz de luchar solo, así Batman: Año Uno, es tanto la historia de Batman, como la historia del futuro comisario de policía James Gordon. En una trayectoria casi paralela que al final se entrecruza, Gordon y Wayne, llegan a Gotham a la vez, uno perseguido por lo errores de su pasado, y buscando en cierto sentido la redención, se encontrara con los poderes fácticos de la ciudad (con su corrupta comisaría de policía a la cabeza) en frente, el otro dispuesto a marcar la diferencia, a cambiar Gotham, necesitara primero encontrar un símbolo (el murciélago) y luego un aliado (Gordon), para poder hacer frente a su misión.

Pero Batman: Año Uno no es solo la historia de estos dos hombres, es también la historia de Gotham antes de la llegada de los "freaks", una Gotham corrompida hasta sus mismos cimientos, en manos de la mafia alcanzaba a casi todos los poderes públicos; es también la historia de Selina Kyle y la influencia de Batman en ella, con el nacimiento de Catwoman, es la historia del fiscal del distrito Harvey Dent, un Harvey Dent amigo y aliado de Batman, un Harvey Dent por tanto antes del atentado que cambiaría para siempre su vida, un Harvey Dent antes de Dos Caras; pero ante todo y por encima de todo, Batman: Año Uno es la historia de una amistad, una amistad que cambiaria para siempre la ciudad.

Escrita entre Febrero y Mayo de 1987 (Batman 404-407), y por tanto superado el vigésimo aniversario de su publicación, resulta cuando menos sorprendente todo lo que Miller y Mazzucchelli, fueron capaces de contar en tan solo cuatro números, sin duda hoy la misma historia hubiese durado por lo menos el doble pero los 80 eran otros tiempos; sea como sea lo que resulta innegable es que Batman: Año Uno, es hoy en día un manual perfecto de cómo contar el origen y motivaciones de uno de los personajes más icónicos jamás creados, un comic que funciona hoy incluso mejor que el primer dia, y eso amigos es pura magia.

5 comentarios :

emiliano dijo...

Hola, la verdad estan muy buenos los articulos, me gustan mucho sobre todo los que se refieren a la continuidad de Daredevil: una guia perfecta para comprender toda su historia.
Lo unico que queria comentarte es que Batman Ano Uno se publico en Batman 404 al 407, y no en Detective Comics.
Felicitaciones por el blog.

fer1980 dijo...

Muchas gracias por la corrección (mira que soy cenutrio tenía los comics delante y aun así meto la pata).

Nacho M. G. dijo...

En mi opinión una obra maestra a la altura del DK, con un dibujo absolutamente perfecto y con la que probablemente sea la mejor narración del origen de un personaje que he leido nunca.
No veas la de ellos que regalé a mis amigos cuando Planeta sacó esta obra por un solo euro.

FOXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

lord_pengallan dijo...

A mi me gusta mas que el Dark Knigth. Como siempre esta muy bien narrado y con un ritmo magnifico, que es el verdadero punto fuerte de Miller, mas que sus argumentos o su capacidad literia. Pero a mi me encanta sobre todo por Mazzucheli. En este comic esta ENORME. Para mi este y su Born Again, son los mejores comics de superheroes dentro de la continuidad mejor dibujados de todos los tiempos.

fer1980 dijo...

Que decir que no hayais dicho ya sobre el trabajo Mazzucchelli, la verdad es que tanto aqui como en Born Again alcanza cotas increibles, observando sus números iniciales en Daredevil, se puede ver como poco a poco va evolucionando, mejorando número a número de forma impresionante, lastima que se prodigase tan poco.

Por lo demás aunque en calidad pueda ser tan buena (o incluso mejor) que DK, lo que pasa es que Año Uno no ha tenido el peso y la influencia de aquella, y claro eso se nota.

Por cierto Nacho, yo también compre muchos Año 1 de Pda para regalar, pero para mi me quede la edición de Norma, que ete comic si merece una edición de lujo.