domingo, 1 de enero de 2017

“Mis Comis” de 2016 I.

Pese a que cada vez escribo menos por aquí, si me apetece seguir con la tradición de los tops del año, empezando por el tema central del blog: los cómics. Este año me ha parecido en general más fructífero que el año pasado y me ha sido imposible quedarme con sólo cinco cómics. Sin más preámbulos ahí va el top de mis lecturas comiqueras del año:


10.- Secret Wars de Jonathan Hickman y Esad Ribic: (Panini/Marvel). Estas Secret Wars son, para quien esto escribe el mejor evento de cuantos ha leído (y ha leído unos cuantos) de toda la historia del Universo Marvel. Culminación de una larguísima historia río iniciada por Hickman en los 4 Fantásticos allá por 2009, Secret Wars es en el fondo el enfrentamiento definitivo (o todo lo definitivo que puede serlo en un cosmos de ficción interminable como es el Universo Marvel) entre Reed Richards y Victor Von Muerte o lo que es lo mismo, va sobre las raíces mismas sobre la que se sustenta el Universo Marvel que en cierta medida se reinventa tras el evento. Es curioso que una idea tan deudora de Crisis en Tierras Infinitas de DC (único evento de las dos grandes que a mi juicio esta por encima, en cuanto a ambición, de este cómic) sea a la vez tan quintaesencialmente marvelita. Una maravilla, imperfecta, pero maravilla al fin y al cabo.


9.- Paletos Cabrones de Jason Aaron y Jason Latour: (Planeta/Image). Curiosa traducción del Southern Bastards original, Paletos Cabrones es el típico cómic que podía ser emblema de Vertigo si DC no se hubiera cargado el mítico sello. Un Aaron mucho más cercano a lo que hizo en Scalped que no a nada de lo que esta escribiendo en Marvel, cuenta una historia de un pequeño pueblo de la América profunda donde el exitoso entrenador de su equipo de fútbol americano es una especia de tirano indiscutible hasta que alguien regresa al pueblo años después y pretende cambiar las cosas. Con un Latour que demuestra ser una elección más que acertada para el tono que requiere la historia, Paletos Cabrones es un cómic duro, sucio, sin concesiones, con pocos o ningún personaje realmente positivo y donde nada es tan simple como parece.


8,- Ragnarok de Walter Simonson: (Panini/IDW). Viendo las ultimas colaboraciones en Marvel de Simonson, pareciera que estabamos ante un autor cansado que ya había dicho todo lo que tenía que decir....este Ragnarok viene a demostrar que con la motivación suficiente Simonson sigue siendo el glorioso autor completo que en los 80 se postulara como el más digno heredero de Kirby en términos de fuerza y épica. Tal vez no es que Simonson haya vuelto, tal vez nunca se fue y solo necesitaba libertad para contar lo que realmente le apeteciera. En Ragnarok retoma su querida mitología nórdica y vuelve a usar a Thor pero sin las limitaciones que siempre supone trabajar para Marvel. El artista se desata en un autentico espectáculo para los ojos cargado de energía que deja con ganas de más y que impacta desde la primera página.


7.- Noche Oscura, una historia verídica de Batman de Paul Dini y Eduardo Risso: (ECC/DC-Vertigo). Exorcismo personal por parte de su guionista Paul Dini, Noche Oscura es una reflexión autobiográfica sobre los demonios personales, el miedo, el poder de la imaginación y la fuerza de los iconos. El cómic narra el brutal asalto y robo sufrido por Dini cuando trabaja para la Warner en la serie animada de Batman y en Looney Tunes y como consiguió superar tan traumático suceso gracias entre otras cosas a la ayuda de Batman y su entorno, así como a un episodio clave que puso en valor y dio perspectiva a su trabajo, que le parecía tan ridículo frente a lo que le había pasado. El magnifico de Eduardo Risso termina por convertir este cómic en de las lecturas más estimulantes del año.



6.- Lazarus de Greg Rucka y Michael Lark: (Norma/Image). Un año más Lazarus vuelve a estar en el top consolidandola como mi serie regular favorita de cuentos se publican en España a día de hoy. Este año hemos contado con dos tomos de esta suerte de Juego de Tronos posapocaliptico donde además de seguir profundizando en todos los personajes y su mundo ha terminado por estallar una guerra de imprevisibles consecuencias entre dos de las principales familias corporativas que gobiernan este mundo y que en función de las distintas alianzas amenaza con convertirse en mundial. Lectura absorbente al igual que Paletos Cabrones, Lazarus demuestra a las claras lo merecido que tiene el titulo de “nueva Vertigo” la editorial Image.

3 comentarios :

Tarquin Winot dijo...

Magistral Jason Aaron y me apunto de la Rucka que es uno de lo grandes. Saludos y feliz año.

Javier dijo...

Totalmente de acuerdo con lo que dices sobre las Secret Wars. Un broche magnífico a una grandiosa historia río.

Del resto de títulos sólo he leído el "Paletos Cabrones", muy bueno también, y espero poder incarle el diente a los demás que nombras en un breve espacio de tiempo, porque todo lo que he oído de éllas son cosas buenas. Feliz año y esperando la segunda parte de este post.

Fer1980 dijo...

Tarquin Winot, feliz año a ti también, Aaron y Latour están geniales en Paletos Cabrones si señor, Lazarus merece mucho la pena.

Feliz año Javier. Una de las cosas que más me gusto de Secret Wars es que al contrario que la mayoría de los eventos Marvel era un buen cómic en si mismo y no tanto por las consecuencias que traía. Siempre me acuerdo que se decía "lo mejor de Civil War-Dinatía de M o Invasión Secreta es el escenario que deja". En el caso de Secret Wars lo mejor son las Secret Wars en si mismas y eso me gusta.