martes, 19 de febrero de 2013

MetaMaus: deconstruyendo una obra maestra.

De la mano de Random House Mondadori llego por fin a España una de las obras teóricas más interesantes y esperadas de las publicadas al otra lado de Atlántico: MetaMaus un análisis exhaustivo y a tumba abierta de una de la obras más importantes de la historia del medio de manos de su propio autor.

Señalar que Maus es una de las obras más trascendentales del medio resulta obvio a estas alturas. El estado actual del cómic de autor, el llamado movimiento de la “novela gráfica” no se puede entender sin Maus. La obra de Art Spiegelman abrió un camino apenas si explorado para el cómic y fue clave para demostrar las posibilidades de este como medio de expresión, para mostrar su validez para contar cualquier tipo de historias enfocadas a un público adulto. La importancia de Maus se refleja en MetaMaus, donde se narra de manera profusa la enorme odisea que supuso la concepción de un clásico que tardo más de una década en acabarse y que aún hoy persigue a Spiegelman haya por donde va. El grueso del libro, además de infinidad de material extra, es una extensísima entrevista al autor que se centra en contestar las tres preguntas clave que siempre se han cernido en torno a la obra: ¿por qué el holocausto?, ¿por qué ratones? y ¿por qué un cómic?

Son tres preguntas a las que el autor ha tenido que estar respondiendo casi desde el mismo momento en que concibió el cómic y que espera (tal vez de manera ingenua) que este libro de respuesta de una vez por todas. Estructurado en torno a esos grandes interrogantes, MetaMaus cuenta el enorme esfuerzo personal que supuso una obra del calado de Maus, obra que además de centrarse en uno de los momentos más oscuros de la historia de la humanidad lo hace además en torno a la figura de un familiar, con toda la carga emocional que eso suma a la complejidad y enormidad del tema. Las difíciles relaciones entre padre e hijo se plasman ya en las páginas del cómic y Spiegelman ahonda un poco más en el tema a lo largo de al entrevista. Como ahonda también en la compleja, exhaustiva y por momentos enfermiza reconstrucción realizada por el autor. Reconstrucción que se llevo a cabo tras una ingente labor investigadora que incluyó leer casi todos los libros publicados sobre el holocausto en aquel momento así como viajar dos veces a Polonia para poder ver Auschwitz. La obsesión por los detalles del autor, por ser fiel a la realidad y a lo que paso le lleva a buscar elementos en apariencia tan irrelevantes, pero para él claves para la credibilidad de lo que quiere contar, como son por ejemplo la forma de los baños del campo de concentración.

Más allá de la carga personal y emocional de la obra, si por algo ha trascendido Maus es sin duda porque se trata de una obra concebida para ser contada única y exclusivamente en cómic, lo que ha condicionado en gran medida el rechazo del autor a que se adaptara a otros medios. La utilización de recursos gráficos y narrativos que solo se pueden ver y entender en el medio cómic es una de la señas de identidad de la obra y Spiegelman se explaya a gusto a lo largo de la entrevista sobre el uso de esos recursos. Aquí vuelve a mostrar sus carácter obsesivo con sus continuas vueltas en torno a la mejor forma de componer la página, a la estructura de cada viñeta y la transición entre una y otra. Soluciones todas que hablan de un medio con un lenguaje narrativo propio y diferencial que tiene su propia tradición y que ha de buscar sus propias soluciones. Esta es, probablemente la parte más interesante de la entrevista donde Spiegelman se muestra como un entusiasta del medio y de sus posibilidades a la vez que habla de sus limitaciones y problemas.

A parte de la entrevista MetaMaus incluye muchísimo material extra donde destaca sobre todo la vertiente gráfica que permite visualizar la forma de trabajar del artista (y que complementa a la perfección sus explicaciones), acceder a materiales nunca vistos sobre la concepción de la obra o conocer diferentes trabajos del autor. Destaca también la reconstrucción del árbol genealógico familiar, a transcripción de las charlas mantenidas con su padre y que dieron origen a todo o el intento de reconstrucción de la historia de su madre. A esto se añade un CD cargado de material, desgraciadamente en inglés que incluye números artículos sobre la obra o la grabaciones de la charlas entre Art y Vladeck entre otras muchas cosas.

Con MetaMaus estamos pues ante obra imprescindible para conocer el “como se hizo” de un clásico fundamental de la historia del medio además de para entender tanto las claves que configuran los principales elementos narrativos de este, como su concepción desde el punto de vista del cómic de autor, un cómic de autor cuya actual relevancia no se podría entender sin la existencia de Maus.