viernes, 23 de abril de 2010

House y las series formulas.

A estas alturas y con 6 temporadas ya a sus espaldas es bastante complicado decir algo de House que no haya dicho ya, sin embargo en el repaso que últimamente vengo haciendo de las series que estoy siguiendo no podía faltar la referencia al emulo de Sherlock Holmes metido a medico, tanto por la serie en si, como por lo que esta representa.

Más allá de la fuerza de sus personajes, de la enormidad de Hugh Laurie en el papel de House, de los inteligentes “homenajes” al personaje de Conan Doyle, si hay algo que me llama la atención de esta serie, es sus estructura.

Todos los episodios empiezan con una escena cotidiana en al que de repente alguien (al principio el que menos te esperas, a estas alturas justo el que piensas que va a ser) se pone muy malo, tras la entradilla le presentan el caso a House que en principio no parece mostrarse interesado para luego descubrir que es un caso raro y que por tanto le interesa en la medida de que le supone un reto, investigan, prueban mil teorías, hay algún dilema ético, House hace locuras y de repente le viene la inspiración y descubre que tal o cual cosa es la causa del problema, fin.

House es la quintaesencia de las series formula, la inmensa mayoría de sus episodios son así, y lo han sido durante 6 temporadas, y sin embargo funciona, ¿cómo es posible que contando una y otra vez lo mismo la serie consiga seguir siendo interesante?, (no deja de ser curioso que esto lo pregunte un fan de los comics de superhéroes, el tema empieza a encajar) la clave bajo mi punto de vista (y aquí se diferencia de otras series formula como CSI o Bones, que al menos a mi no me han conseguido enganchar ni siquiera un poquito) esta, en que en el fondo, el caso de la semana es absolutamente irrelevante, la trama no importa, importan los personajes, sus relaciones, sus apariencias de cambio (de nuevo los superhéroes y su “todo cambia para que todo siga igual” revolotean en el ambiente, y sigue), su evolución, sus golpes de efecto, hacen que la serie siga interesando y cuando parece que llega la rutina, que definitivamente se ha perdido la magia ¡bum!, llegan episodios totalmente distintos a los habituales, que como es natural son los mejores de la serie, “La Cabeza de House”, “El Corazón de Wilson”, el reciente episodio centrado en Cuddy , House en el psiquiatrico, el viaje en plan Road Movie de Wilson y House con destino al entierro del padre de este último, o aquel episodio con la chica violada (que sigue siendo mi favorito) en el que atisbamos a ver algo del alma de House, después por supuesto vuelve la formula, pero para entonces ya te has olvidado de esas sensación de rutina que amenazaba con arruinarlo todo y vuelves a quedar enganchado.

Es curioso, y tal vez un poco absurdo, pero la conclusión que saco de todo esto es que House me gusta por lo mismo que me gustan los comics de superhéroes, te cuenta lo mismo una y otra vez pero lo aguantas por que te crees a los personajes, te interesan, hasta empatizas con alguno, justo cuado crees que la cosa ya no da para más aparece algo que te devuelve el interés (en el caso de los comics un Miller en Daredevil o un Simonson en Thor, en el de House los episodios antes mentados), tiene cambios brutales en el status quo...y luego te tragas y hasta te termina gustando cuando la cosa vuelve a estar más o menos como al principio (en los superhéroes valdría como ejemplo los X-Men de Morrison y lo que paso luego, en el de House el cambio de colaboradores, para que al final volvieran casi todos otra vez), en fin, que probablemente son paranoias mías, pero la verdad es que cuanto más lo pienso más convencido estoy de esta relación entre House y los supertipos, además Bryan Singer (director entre otras cosas, de los dos primeras X-Men y del ultimo Superman) es productor (o algo así) en la serie, el asunto cada vez esta más claro...claro que tal vez todo sea culpa de escribir estas cosas acusando una terrible falta de sueño (eso de acostarse a las tantas y levantase a las 7 de la mañana no puede ser bueno), en lugar de esperar al fin de semana y hacerlo algo más despejado, quien sabe.

14 comentarios :

Conner Kent dijo...

Yo diría, además, que incluso si quisieran podrían profundizar más en el resto de personajes y llenar con ello una temporada enteresa. Demostrado queda con el episodio de Cuddy, que creo se merecía y que ha sido (para mí) el mejor de la temporada.

Conner Kent dijo...

si hiciéramos (perdona la segunda intervención XD) analogía de personajes, House sería la némesis de Jacob en Lost puesto que su misión es demostrar que puede sacar lo peor de las personas

Goku_Junior dijo...

Lo has clavao con la serie tio. TODOS los capitulos son iguales, a veces me da pereza verla, pero luego veo a House hacer de sus putadas y es que tengo que seguir con él a la fuerza.

Vamos y ya no hablemos de los capitulos que se salen de tonica, no es que sean los mejores de la serie, es que son de lo mejor que he visto en muchas series!
¿El de house cuando le pegan un tiro? lo vi dos veces seguido, brutal. ¿El de los 3 casos el penultimo de la primera temporada? no me canso de verlo.

¿el doble capitulo "la cabeza de house" y "el corazon de wilson"? con el primero estube 5 min. con la boca asi :O y con el segundo LLORÉ.

En resumen, series tipo caso hay un montonazo, pero con personajes con la fuerza que tiene House muy, muy pocas.

Yota dijo...

Alguien que dice la verdad, menos mal, esta serie está tremendamente sobrevalorada, todo se basa en la consistencia que se le quiera dar al papel del protagonistas.

Gran artículo Fer

guevillos dijo...

Me considero mas cabron que House, hoy en el fnac a un hombre que pedia una recomendacion al dependiente de turno le he recomendado el tomo de Ultimatum de Loeb

MWAJAJAJAJAJAJA

que House supere eso...

Jero dijo...

Yo dejé la serie en la tercera temporada precisamente porque se repetía como el ajo y la dinámica de "todo cambia para volver a ser igual" me sacaba de quicio (igual que me saca de quicio en Marvel y DC: asumir que los comics de super-héroes sólo pueden aspirar a eso me parece uno de los males endémicos más limitantes del género).

House es un personaje que no puede evolucionar. Lo veo muy similar a John Constantine, que al final siempre tiene que demostrar que es más bastardo que nadie (aunque después de 200 números uno piense "ya lo sabemos, ya lo sabemos"). Los guionistas llegan cada temporada con ideas nuevas para ampliar los horizontes del personaje pero al final no se le puede sacar de su reducida conducta habitual precisamente porque eso es el alma de la serie. House no puede ser feliz, no puede curarse, no puede enamorarse. O puede hacerlo, pero al poco todo volverá al status quo inicial. Y así uno se aburre cosa mala y prefiere invertir su tiempo (que cada vez escasea más) viendo series de apreciable evolución, donde después de tres o cuatro temporadas el arco de cada personaje esté bien definido y además uno no sienta que los capítulos a mitad de temporada están ahí para justificar las 22 emisiones anuales.

Creo que "House" era una serie entretenida en sus orígenes y actualmente sobrevaloradísima, que debería haber durado un par de temporadas a lo sumo... Con el paso de los años acabará envejeciendo tan mal como "McGyver" o "El equipo A" mientras que "The Wire", "Six feet under" o "Los Soprano" quedarán en el recuerdo a la altura de "Twin Peaks" o "Yo, Claudio"...

David dijo...

Yo la dejé al terminar la segunda temporada. No dudo de que los episodios que no tienen la apariencia de "formulario" serán un oasis y fantásticos (recuerdo el de aquel en el que comentaban tres casos y al final se descubría que era el de House)... pero me acabó por cansar tanta repetición. No sé... De todas formas no soy muy seguidor (por ahora) de seriales televisivos (me acaban cansando todos, incluso los buenos... esa necesidad de buscar nuevos giros y tramas.. me quedo ocn la duración de una peli) Un saludo.

yagoelmoreno dijo...

Gran artículo, escribes punto por punto lo mismo que pienso yo de la serie.

A mi engancha cosa mala. Eso sí, dosificada en episodios semanales, no como perdidos, dexter o madmen que me puedo tragar 3 o 4 de una sentada.

Desde luego me pareció una gran serie las 2 o incluso 3 primeras temporadas, luego ya si entiendo que la gente la encuentre repetitiva (de hecho, creo los capitulos "corrientes" no resisten bien posteriores revisionados, cosa que con otras series no ocurre tanto), pero como todo, va en gustos.

Supongo que la serie acabará por evolucionar, en el sentido de cambiar de secundarios (Taub y el mismo Foreman los veo bastante estancados), pero es que House, Cuddy y Wilson, junto con el caracter del enfermo en curso (como me reí con el niño malvado) me parece que dan mucho juego.

Y hablando de gustos, creo que contar con unos personajes femeninos fuertes, con caracter y tan atractivos como 13 y Cuddy, pues ayuda (por el contrario Cameron nunca fue de mi agrado)

En definitiva, una de mis series que, con todos sus (supuestos y reconocidos) fallos, está entre mis favoritas.

fer1980 dijo...

Conner, bien vito lo de Jacob-House, si señor, el de Cuddy también es el episodio que más me ha gustado de esta temporada (de momento claro que aún no ha acabado), pero no creo que la serie funcionase si House no fuese al figura central, para episodios puntuales vale, pero más allá de eso, no lo veo.

Goku, eso es todo el rato lo mismo y cuando te empiezas a cansar ¡zas!, te engancha de nuevo, que cracks.

Yota, esta claro que House es lo que es por el personaje central, lo dice ya desde el titulo, aún así el resto de los personajes, pese a ser dependientes de la figura central, creo que son bastante interesantes, por lo demás no me gusta mucho esa palabra “sobrevalorado”, ¿sobrevalorado por quien?, es decir hay gente a la que le gusta algo y lo dice, y si mucha gente coincide sobre que algo le gusta, no creo que ese algo este sobrevalorado, solo creo que hay mucha gente que piensa parecido sobre algo.

Guevillos, que mala gente, ¿qué te había hecho el pobre hombre?, xd.

Jero, tiene razón en lo de “"todo cambia para volver a ser igual" me sacaba de quicio (igual que me saca de quicio en Marvel y DC: asumir que los comics de super-héroes sólo pueden aspirar a eso me parece uno de los males endémicos más limitantes del género)”, pero la verdad es que, y ahora hablo de los comics de Marvel y DC, ese dicho es totalmente cierto, guste o no, es lo hay, o lo aceptas o lo dejas por que es así, totalmente de acuerdo en tu valoración sobre al imposibilidad de evolucionar en House, en realidad creo que el día que pase alguna de las cosas que señalas, y se quede de forma permanente asistiremos al final de la serie.

David, bueno a mi de las series me gusta precisamente ese vueltas y revueltas (siempre que estén bien hechas claro) y en general disfruto más con las series que con el cine, aunque este también me gusta claro.

fer1980 dijo...

Yago, te me colaste, xd, es verdad que Taub y Foreman están algo estancados si señor, a ver si les dan más cancha, coincido también en que la mayoría de los episodios formula aguantan mal un revisionado (estro enlaza con la que dice Jero sobre la valoración futura de la serie), pero pese a todo, y como a ti, a mi House me gusta bastante.

guevillos dijo...

Fer la verdad es que hoy me sentia un poco conserje de scrubs, con ganas de hacer el mal y encontré un victima propicia y una putada muuuu gorda:P, creo que tiene que ver algo con la feria de abril

fer1980 dijo...

Je, je, pues fuera de bromas, el tomo ha agotado su primera tirada (que tampoco creo que fuera muy larga la verdad), así que vender ha vendido lo suyo.

guevillos dijo...

Lo cual podria ser usado como un argumento en contra del evolucionismo, no deberia de quedar criatura alguna capaz de comprar esa basura a sabiendas.

fer1980 dijo...

Y si hubiera salido en grapa (por aquello del completismo) todavía, ¿pero en un tomo caro?, realmente me sorprende que haya triunfado.